Semana Santa de Sevilla

Es sin duda la Semana Santa má importante y popular de todo el mundo, como dije antes, no hay otra como Sevilla en Semana Santa. Algunos la tachan de irreverente por considerar que es una fiesta cuando realmente lo que se conmemora es el dolor y la muerte de Cristo, y como tal hay que estar serios y en silencio. Pero quien va a Sevilla y vive su Semana Santa desde dentro, de la mano de un sevillano, verá que sí que es una fiesta, pero llena de devoción y de respeto. No tengo nada en contra de cómo se vive la Semana Santa en otros lugares como por ejemplo en Castilla, pero cuando era pequeña, y no tan pequeña, el mero hecho de ver a los nazarenos, callados, con aquel aspecto lúgubre… hacía que me recorriese un escalofrío.

En Sevilla la Semana Santa exalta la pasión y la devoción. Da igual que no seas creyente, vivirás tales momentos de intensidad, de pasiones dolorosas, que cualquier corazón con un poco de sensibilidad se sentirá emocionado. En Andalucía la pasión de Cristo se vive de otra manera, eso está claro, pero en ningún caso es de modo irreverente. Las familias preparan su Semana Santa durante todo el año, hay quien se viste de nazareno, quien se pone la mantilla para ir delante de su Virgen o simplemente para contemplar la Semana Santa en sí. Sin olvidar a los costaleros, que durante meses se preparan para desarrollar ese trabajo suyo tan duro y devoto, porque llevar sobre las espaldas los pasos, tan grandiosos como pesados, es un puro acto de fé. Y cuando una procesión no sale por la lluvia, llegan las lágrimas entre los cofrades, y es que visto desde fuera no se entiende, pero que no salga tu Virgen y tu Señor en Semana Santa es algo realmente duro.

La grandiosidad y la belleza de todas (o casi todas) las tallas de la Semana Santa sevillana es imposible de encontrar en otro lugar. Tallas magníficas también las hicieron personas como Salzillo en Murcia o Gregorio Fernández en Valladolid, sólo por poner un ejemplo. Pero es que Sevilla tiene decenas de tallas magníficas de escultores tan conocidos como Juan de Mena entre otros. En ninguna otra ciudad del mundo es posible encontrar una Semana Santa con tanta belleza, con tantas obras de arte en la calle, con la grandiosidad de sus palios y sus vírgenes coronadas con sus mantos bordados a mano con tanto cariño.

Por supuesto, también tiene inconvenientes, porque al ser una fiesta única en el mundo, medio mundo viene a verla. En un viaje en tren que hice hace años de Ferrara a Venecia conocí a una anciana veneciana que me habló de la Semana Santa de Sevilla. Yo entonces aún no la conocía, y ella me miró y me dijo que no hay palabras para explicarlo, pero que es única en el mundo. Ella había estado dos veces en Sevilla y lamentaba no poder volver a ir por su avanzada edad, pero que la Semana Santa sevillana no se le olvidaría nunca. Y la verdad es que no es para menos. Llega un momento en que no importa el cansancio, ni las aglomeraciones de miles de personas en las calles, ni la espera durante horas. Si por mi fuera, me iría el domingo de ramos y volvería el de resurrección y vería las decenas y decenas de cofradías que salen a la calle en estos días. Desgraciadamente este año llego el Jueves Santo por la tarde, por lo que ya han salido cofradías que no veré, pero el próximo año, no faltaré a mi cita de nuevo con Sevilla y si Semana Santa.

El origen de la Semana Santa en Sevilla se remonta al siglo XVI y la primera hermandad que fue establecida en el 1248 y recibe el nombre de El Santo entierro. Pero para encontrar la primera Cofradía que realice acto de penitencia hay que esperara hasta el siglo XVI en la que la Hermandad La Veracruz (entre el 1500 y 1520), realiza actos de penitencia como flajelaciones públicas y penitencias con cruces.

Por estar Sevilla dividida en dos mitades has cruzarla el Guadalquivir, hubo dos focos importantes de fe en Sevilla, la zona de Triana y la zona de Sevilla, al estar divididos se pueden observar distintas maneras en “llevar” los pasos, adornarlos y vivir la Semana Santa (llevar los pasos es una expresión que se refiere a la manera que tienen de mover el paso). A pesar de que han pasado varios siglos desde la fundación de la semana santa, estas diferencias aun se notan y creo que se seguirán notando por siempre.

Hoteles cerca de Semana Santa de Sevilla
Booking.com

Encuentra actividades, visitas guiadas, excursiones, tours gratuitos y más en Sevilla
Buscar

Las Hermandades “Sevillanas” hacían estación de penitencia en la Catedral de Sevilla, mientras las Hermandades “Trianeras” lo hacían en la Iglesia de Santa Ana (la catedral de Triana le dicen).A si que la Semana Santa estuvo dividida hasta que en el año 1830, en la que la Hermandad de La O cruzo el “puente de barcas” para hacer estación de penitencia en la catedral de Sevilla.

Actualmente el número de hermandades que hacen acto de penitencia en la Semana Santa Sevillana son 58 aunque hay varias hermandades que se quieren incorporar a la Semana Santa de Sevilla (como por ejemplo la que se encuentra en el barrio de Torreblanca).

Las 58 hermandades están repartida en 7 dias, desde el Domingo de Ramos hasta el Domingo de Resurrección.

Ahora os voy a poner el orden de las cofradías en pasar de mas temprano a mas tarde (y también de menos años a mayor) en pasar por la carrera oficial:

Domingo de Ramos

  • La Borriquita: Esta hermandad está formada por niños, la Borriquita pertenece a la Hermandad del Amor y algunos hermanos del Amor salen para vigilar y ayudar a los mas pequeños.
  • Jesus Despojado
  • La Paz: Es la primera hermandad en salir en estación de penitencia
  • La Cena: El “cristo guapo” se le dice a la figura de Jesucristo.
  • La Hiniesta
  • San Roque
  • La Estrella: Conocida como “La valiente” ya que fue la única en salir a la calle durante la república.
  • Amargura: Es conocido como el silencio blanco, ya que es una hermandad que no lleva música y sus nazarenos van vestido de blanco por completo. La primera virgen coronada canónicamente en la Semana Santa de Sevilla.
  • El Amor

Lunes Santo:

  • El beso de Judas o El Rocio
  • Santa Genoveva
  • Santa Marta
  • San Gonzalo: Tiene una manera especial de “andar” el paso de cristo.
  • Vera Cruz: La hermandad más antigua.
  • Las Penas
  • Las Aguas
  • El Museo

Martes Santo:

  • El Cerro: Fue la última hermandad en incorporarse a la Semana Santa y es la hermandad que mas recorrido tiene.
  • Los Javieres
  • San Esteban
  • Los Estudiantes: Su capilla esta dentro del rectorado de Sevilla.
  • San Benito: Su origen esta en Triana aunque en la actualidad su parroquia esta en Sevilla. A la virgen se conoce como la paloma que voló de Triana.
  • La Candelaria
  • El Dulce Nombre: A su virgen se le conoce como “La gracia de Sevilla bajo palio”.
  • Santa Cruz

Miércoles Santo:

  • La Sed: La virgen tiene los ojos azules
  • San Bernardo
  • Buen Fin
  • La Lanzada
  • El Baratillo
  • Cristo de Burgos: La figura del cristo es una copia de uno que se encuentra en una iglesia de Burgos, ya que esta hermandad fue formada por burgaleses.
  • Siete Palabras
  • Los Panaderos

Jueves Santo:

  • Los Negritos: Hermandad fundada por esclavos.
  • La Exaltación
  • Las Cigarreras: Hermandad fundada por cigarreras y que posee una muy buena banda de corneta y tambores.
  • Monte ~ Sion
  • Quinta Angustias
  • El Valle: La virgen tienes los ojos verdes.
  • Pasión: Para mi, es la figura mejor tallada de la Semana Santa, obra de Martínez Montañés, y es un cristo completo (lleva ropa interior) Una vez terminado el autor se lo mostró a un obispo, Y este le comunico a Martinez Montañés que la figura tenia un defecto, y asustado, el autor le pregunto cual era… y la respuesta del obispo fue “Es que no se le nota la respiración…”.

Viernes Santo (Madrugá):

Esta noche Sevilla se viste de luto y de fiesta a la vez. Se ha muerto Jesús y las dolorosas salen a la calle en sus palios bajo los vítores de los devotos que observan los pasos desde las ventanas, balcones o a pie de calle. Es probablemente la noche más intensa del año, la más importante de la Semana Santa. En la madrugá se entremezclan sentimientos variados: la devoción, la fiesta, la alegría, la tristeza… pero os puedo asegurar que Sevilla es única en Semana Santa y en la Madrugá más aún. Sevilla entera se convierte en una fiesta, con miles de personas por sus calles, que van de procesión en procesión, intentando vislumbrar los palios y la imágenes.

Si mundialmente conocida es la Semana Santa sevillana, más aún la Madrugá. Se llama «Madrugá» a la noche que va del Jueves al Viernes Santo, la noche del día que murió Jesús. En Sevilla es especialmente importante porque es la noche en que salen las tallas más conocidas. Vivir la Madrugá es algo indescriptible, por mucho que os hable de ello, si alguna vez lo veis entenderéis que mis palabras suenan a poco, porque realmente no son nada.

En esa noche infinita que empieza cuando desaparece el sol del Jueves Santo y acaba a mediodía siguiente cuando se recoge la Esperanza de Triana, que es la última en retornar a su capilla. En esa noche larga, intensa y pasional, salen a las estrechas callejuelas sevillanas las Vírgenes y Cristos más famosos. Cada uno lleva su recorrido y sus horarios, y todo se lleva a rajatabla, con un respeto a tales recorridos y horarios. Hay que pensar que, si ahora no me falla la memoria, son nueve cofradías muy grandes en la calle, con mucha devoción entre el pueblo y miles de turistas viéndolos pasar. Desde un mismo punto, puede tardar en pasar incluso ochenta minutos una misma cofradía, desde que aparece la Cruz de Guía, que inicia la procesión, hasta el palio de la Virgen y las promesas que van tras su manto. Esto sucede así por ejemplo con la Esperanza Macarena. Los recorridos además se entrecruzan y a veces por una misma calle pueden pasar cuatro cofradías diferentes, por lo que el orden es absolutamente imprescindible.

  • El Silencio: Es probablemente una de las Hermandades más serias de Sevilla, recibe su nombre de la calle donde se encuentra su capilla, la calle de El Silencio. Está constituida por dos pasos: El Jesus Nazareno y la Santísima Virgen de la Concepción. Como decía, es una de las Hermandades más serias, caracterizadas por su compostura y su rigor, todos sus nazarenos miran siempre de frente y nunca hablan entre ellos.
  • Gran Poder: Es uno de los grandes de la Madrugá, constituida también por dos pasos: Nuestro Padre Jesús del Gran Poder y María Santísima del Mayor Dolor y Traspaso. La basílica del Gran Poder está en la Plaza de San Lorenzo, situada en un lugar muy céntrico, en pleno corazón de Sevilla. Ambas tallas son obra del grandísimo escultor Juan de Mena, y especialmente el Gran Poder tiene un realismo y una perfección admirable. Es denominado como el Señor de Sevilla. Sólo como dato anecdótico decir que es una de las cofradías con más nazarenos, junto con La Macarena y jamás lleva música. Ver al Gran Poder doblar una esquina, en riguroso silencio es una imagen difícil de describir, embarga una solemnidad y una devoción popular infinita.
  • La Macarena:¿Quién no conoce a la Macarena? Es sin duda una de las vírgenes más conocidas del mundo entero. Su candidez y su belleza es mundialmente conocida. La Macarena tiene dos caras, una sonriente y otra triste, pero su cara triste incluso parece que sonríe mientras le caen las lágrimas por las mejillas. Se la conoce como la Reina de Sevilla, aunque en este punto hay bastante controversia entre las dos Esperanzas, ya que tanto la Esperanza Macarena como la Esperanza de Triana compiten por este puesto. Está constituida por dos pasos: Nuestro Padre Jesús de la Sentencia y María Santísima de la Esperanza Macarena. Junto con el Gran Poder es la cofradía que más nazarenos lleva. Además de los tradicionales nazarenos y de las mantillas, la Macarena lleva dentro de su procesión a los Armados. Los Armados de la Macarena son un grupo de legionarios romanos ataviados al gusto de la época que escoltan a su Virgen por las calles de Sevilla, están situados
  • El Calvario: La carrera oficial lo sitúa entre las dos Esperanzas, la Macarena y la Trianera. Es una cofradía muy austera, que cumple en todo su orden el mayor rigor penitencial, realizando toda su procesión en completo silencio, sin música, al igual que el Gran Poder. Está constituido igualmente por dos imágenes: El Santísimo Cristo del Calvario (que es un crucificado) y Nuestra Señora de la Presentación.
  • Esperanza de Triana: Mi hermandad, para mi la mas bonita (es que es mi hermandad). Una banda de música impresionante, Un paso de cristo que representa las tercera caída de Cristo, con una manera de andar espectacular, una virgen de tez muy morena y es la patrona de los marineros… vamos, que para mi es lo mejor. Hay siempre en Sevilla una “rivalidad” por casi todo… y en la Semana Santa también (pero no es ofensiva solamente hay quien le gusta mas una que otra), esta rivalidad es La Mararena o Esperanza de Triana, hace muchísimos años (antes de que hubiera horarios establecidos) se encontraron las dos cruces de guia de estas hermandades, y como la que entrase primero en la “carrera oficial” tenia prioridad… pues se pelearon los nazarenos a ver quien entraba primero. Desde entonces entre estas dos hermandades pasa la cofradía de El Calvario.
  • Los Gitanos: También está compuesta por dos pasos y es una de las cofradías con mayor devoción de Sevilla. El primer paso es el de Nuestro Padre Jesús de la Salud y tras de él va la Virgen, María Santísima de las Angustias Coronada. Es una de las cofradías en las que más famosos son hermanos, desde la Casa de Alba hasta el Poeta Antonio Machado, precisamente al Señor de la Salud le dedicó una de sus más famosas poesías, La Saeta, que decía:

«Oh, la Saeta el cantar
al Cristo de los Gitanos,
siempre con sangre en las manos,
siempre por desenclavar…»

Viernes Santo (Tarde):

  • La Carretería
  • Soledad de San Buenaventura
  • El Cachorro: El cristo es un crucificado impactante al que se le ve echando el último aliento, la hermandad adquiere el nombre debido a la anécdota de cómo se tomo de modelo el rostro del cristo. El autor tenia la figura completa pero aún no sabía como tallar la cara y en las cercanías de taller apuñalaron en el costado de un gitano que tenia relaciones con una mujer casada, el autor al ver q no podía hacer nada por el gitano le tomo la cara como modelo ya que estaba muriendo asfixiado al encharcarse los pulmones (al igual que Jesucristo), el gitano tenia el apodo de “el cachorro”.
  • La O: La primera hermandad en hacer acto de penitencia en La Catedral de Sevilla y al cristo recibe el nombre cariñoso del “Jorobaito” por la manera que tiene de llevar la cruz a cuesta. Otro dato importante es el color de la túnica de esta hermandad… hay un dicho popular que es “eres más feo que un nazareno de la O”.
  • San Isidro
  • Monserrat
  • La Mortaja

Sábado Santo:

  • Los Servitas
  • La Trinidad
  • El Santo Entierro: Es un paso en el que salen representantes de todas las hermandades de la Semana Santa, El cristo aparece en una urna y también hay un paso alegórico al que se le llama “la canina” ya que aparece una esqueleto apesadumbrado y sentado sobre el mundo.
  • Soledad de San Lorenzo

Domingo de Resurrección:

  • El Resucitado: Es el único paso del Domingo de Resurrección. El cristo aparece levitando.

He aquí las hermandades que procesionan y los días y orden en que lo hacen. Siempre abundan en la ciudad libritos o cuadernillos más o menos completos con la información de cada cofradía y lo mas imprescindible un cuadrante con las horas y las calles en que se encuentran.

semana santa de sevilla

¿Cómo conocí la Semana Santa Sevillana y su Madrugá?

La historia viene de tiempo atrás, cuando estuve de Erasmus en Italia viví con una chica sevillana y nos hicimos muy amigas. Un año me invitó a ir a ver la Semana Santa sevillana porque según me dijo, creía que me iba a encantar. Yo no soy nada creyente y soy bastante escéptica en ese sentido, pero como todo el mundo hablaba tan bien de la Semana Santa de Sevilla, y además ante todo soy una viajera empedernida, pues me animé a ir a conocerla. Sólo tengo que decir que de esto hace cuatro años y que esta es mi quinta Semana santa consecutiva. Me hice hermana de su cofradía y salgo de mantilla de la Virgen, así que os podéis imaginar lo que me ha enamorado la Semana Santa sevillana. Ahora, es sólo acercarse la fecha, o ver cualquier cosa relacionada en la tele y me sube un no sé qué, que no sé cómo explicarlo.

No he visto todas las cofradías sevillanas, ni muchísimo menos, aunque he de decir que con el paso de los años he visto bastantes de ellas. La Semana Santa de Sevilla es increíble, casi mágica, pero también ver las cofradías en los pueblos, especialmente en el Aljarafe, es especialmente bonito. Allí no hay los mogollones que hay en la capital y es más fácil poder ver los pasos y fijarte en los detalles, ya que en Sevilla para ver algunas cofradías, o tienes un balcón, o te pasas tres horas esperando en la calle a que pasen.

He de decir, que he tenido el privilegio de ver al cristo de los Gitanos en capilla antes de salir, y a nivel anecdótico indicar que a esas horas siempre está Cayetano de Alba allí. Personalmente, me gusta especialmente un Cristo, que no sale en la Madrugá, sino en la tarde del Viernes Santo, es el Santísimo Cristo de la Expiración, más conocido como «El Cachorro», cuya basílica está muy cerca del puente de Triana, también conocido como el Puente del Cachorro, por donde trasncurre su paso en la procesión del Viernes Santo.

Algunas anécdotas

Hay algunas anécdotas simpáticas, extrañas o simplemente anecdóticas (valga la redundancia) que me gustaría compartir con vosotros. Por ejemplo, ahí van alguna de ellas:

La Macarena

De La MACARENA hay varias. La más célebre es que La Virgen Macarena era de propiedad privada y su dueño la cambió por un reloj de pared. Desconocemos lo valioso que fuera el reloj o lo bonito, pero nadie entiende como la Macarena, que es la Virgen más bonita que yo haya visto ha podido ser cambiada por un reloj. Como dije, además tiene dos caras, la sonriente y la llorosa.

En las procesiones de Semana Santa sale luciendo su máximo esplendor (no hay que olvidar que es la Virgen más rica del mundo), pero en una ocasión se vistió de luto, el año que se murió Manolete. En el 2004, cuando los atentados del 11M se pensó que volvería a salir de luto, pero no lo hizo.

Por otro lado, los armados de La Macarena antes de salir van a visitar al Gran Poder para pedirle la venia para que La Macarena pase delante de él, ya que aunque tradicionalmente lleva muchos años haciéndose así, por orde, el Gran Poder debería ir delante de La Macarena.

Jesús del Gran Poder

El Jesús del GRAN PODER también tiene una historia reseñable. Dicen que había un comerciante ateo que no creía en nada, y alguien de su círculo le instó a que se reconciliase con Jesús antes de morir, pero él dijo que no creería a no ser que viniese el mismísimo Gran Poder a su casa.

Pues bien, una Madrugá, comenzó a llover y cuando esto pasa, las imágenes se refugian en el lugar más cercano, y ese lugar era una nave de este señor que no creía. Y aquella noche el Gran Poder fue a verlo a su propia casa, como él había dicho. Sólo de pensar en la cara que se le quedaría al buen hombre… os puedo asegurar que el Gran Poder impresiona sólo de verlo, si además tenemos en cuenta que entraba encima del paso y que la persona que le abrió la puerta estaba a pie de tierra, tuvo que ser una visión indescriptible.

El Cachorro

La anécdota del Cachorro comienza por su apodo, ya que su nombre real como dije es el de Santísimo Cristo de la Expiración, pero en toda Sevilla es conocido como El Cachorro. Su autor recibió el encargo de realizar una talla del momento de la Expiración de Jesús, algo realmente difícil de hacer, similar a lo que le ocurrió a Bernini cuando tuvo que hacer El éxtasis de Santa Teresa.

El caso es que mientras trabajaba en la talla del Cristo de la Expiración, el autor de la misma asistió al apuñalamiento de un gitano de Triana.

El gitano, que recibía el nombre del Cachorro al parecer estaba liado con la mujer de un rico comerciante, y éste lo hizo matar. En el momento en que lo acuchillaban el escultor del Cachorro estaba allí e hizo la talla a imagen del gitano muerto. Al año siguiente, el Santísimo Cristo de la Expiración salió a la calle y todos dijeron «ese es el Cachorro», «mira, el Cachorro». Y así se quedó, hasta nuestro días.

Tradiciones de Semana Santa en Sevilla

En Semana Santa hay muchas tradiciones en toda España: desde las inevitables torrijas y demás dulces navideños hasta la costumbre de llevar los Ramos a bendecir el domingo de Ramos. En Sevilla, también se llevan a cabo estas tradiciones. En cuanto a los dulces, además de las torrijas, también puedes comer los riquísimos pestiños, rosquillitas de anís y demás. También es muy habitual comer las tortitas de bacalao durante toda la semana y un cocido de garbazos y bacalao, que recibe el nombre de «el amarillo». Hay que pensar que son días de fiesta en los que todo el mundo se echa a la calle, por lo que la comida se hace los días previos, de manera que cuando haya que comer se caliente y se pueda comer sin perder mucho tiempo.

Los balcones de toda Sevilla se adornan con crespones y tapetes junto con enormes ramos de palma que engalanan las casa al paso de la cofradía. No hay que olvidar la importancia de estos balcones, desde los que los saeteros cantan hermosísimas saetas a las imágenes a su paso. La devoción es increíble, la gente que no cree sí que cree en las imágenes de su cofradía, es difícil de explicar, pero cuando sale la Virgen y suena el himno o cuando se recoge y la gente rompe en aplausos la emoción es intensísima, al igual que al escuchar las hermosas e intensas saetas.

Conclusión

Sin duda, la Semana Santa también es un negocio en el que el dinero se mueve en unas cantidades desmesurada, para salir de nazareno o costalero, primero hay que pagar una cuota anual (la cuota de Hermano) y en varias hermandades, también hay que pagar una papeleta de sitio (para permitir salir de nazareno), en mi hermandad salir de nazareno (cuota de Hermano + papeleta de sitio) cuesta unos 60€.

A parte de eso, hay que comprar la vestimenta, la “túnica de nazareno· los precios son variables, desde los 120€ que cuesta la mas barata hasta las que cuesta la mas cara (La de la Esperanza de triana que es de terciopelo completamente y lleva capa). A parte de eso están las estampitas, los llamadores, llaveros, videos, cintas de música, cuadros, figuras, libros, los abonos de las sillas en la carrera oficial… la Semana Santa mueve muchísimo dinero

Como veréis no puedo negar que soy una auténtica enamorada de la Semana santa sevillana, quizá no demasiado devota, o sí de mis imágenes pero no de la fe católica, difícil de entender, pero es así. Reconozco que la Semana Santa de Sevilla a veces agobia porque no cabe un alfiler, cuando estás en las callejuelas estrechísimas y no puedes ni moverte a veces incluso parece que te da hasta angustia. Aún así, es algo hermosísimo, digno de ver. Además, yo tengo la inmensa suerte de poder verla con gente de Sevilla, que realmente te enseña las cosas como se merecen, de modo que yendo simplemente de turista no lo verías. Yo he estado en balcones viendo procesiones, he entrado de la mano de hermanos a varias cofradías, he visto a los pasos más significativos de cerca. Pero también he vivido las cofradías en los pueblos, que repito que se ven mucho mejor, me he reído, he llorado y he vivido y sigo viviendo la Semana Santa de un modo intensísimo.

Para mí la explosión de pasiones es tan absoluta, que por muchos inconvenientes que haya, por aglomeraciones, por difícil que es recorrer la ciudad, por lejos que tengas que aparcar el coche, a pesar de todo, merece la pena. Me pongo la mantilla y la llevo durante horas en mi cofradía, con lo difícil que es llevar una mantilla sin dejarte las cervicales en el intento, casi no duermo esos días, voy de calle en calle, de balcón en balcón, de capilla en capilla. Cuando vuelvo a mi casa después de estos días estoy hecha polvo, con el olor del incienso impregnado en mis ropas y esas vívidas imágenes y sentimientos en mi cabeza, que recordaré el resto del año. Da igual los inconvenientes, merece la pena.

Os recomiendo la Semana Santa sevillana, porque como me dijo la anciana señora de Venecia en aquel tren en Italia, no hay otra como ella en el mundo, es inolvidable. Y la noche de la Madrugá, a pesar del cansancio, de las aglomeraciones, de las horas de pie, de que te duele todo, de que quieres dejar tus pies en una esquina porque no los aguantas más… a pesar de todo, merece la pena. Si alguna vez tenéis la oportunidad de ir, no la dejéis escapar, quizá os encante o quizá no os guste, a gustos colores, pero a nadie deja indiferente. Cuidado con los bolsos en las aglomeraciones, los robos son frecuentes y no te das ni cuenta, no llevéis cosas de valor, sólo lo imprescindible. Llevad algo de comida en el bolso y agua para las largas horas de espera y sobre todo, olvidaros de las incomodidades y disfrutad de cada instante, porque os puedo asegurar que es único. No se puede decir en palabras, todo queda pequeño para expresar esos momentos tan intensos.

Pido perdón a todos los hermanos de Hermandades que se sientan mal por no haber nombrado a su hermandad o bien haber nombrado muy poco, lo siento, y si queréis dejar algún comentario sobre vuestra hermandad, lo colocaré con gusto.

Lo dicho, una visita por esas fechas es imprescindible para ver lo diferente que se vive allí la Semana Santa, pero si eso no es lo tuyo no vayas por ese tiempo, no encontrarás lugar para hospedarte y por todas partes te encontrarás cofradías, grandes y pequeñas, celebrando su fiesta, elige otra fecha para el resto de opciones, que hay muchas.

¿Quieres reservar una guía?

Otros lugares que no te puedes perder

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Ignacio Cuesta
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: contacto@calculadoraconversor.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.