La Torre del Oro es una construcción albarrana, es decir, separada de la muralla, realizada al final de los reinos de taifas en el primer tercio del siglo XIII.Se desconoce el nombre del constructor pero se sabe que se levantó por orden del regidor Abridola y que desde su fundación se llamó Borg-al-Azajal, que significa torre del Oro.

Todavía se sigue discutiendo si el nombre se debe a que estuvo revestida de azulejos dorados, que resplandecían cuando les daba el sol como si fueran de oro, o si se llama así porque fue el emblema del puerto donde se descargaron las ingentes cantidades de oro de América.

La torre, además de servir como puesto de vigilancia, tenía la importante misión defensiva de cerrar la entrada al puerto con una gruesa cadena, que cruzaba el rio y se sujetaba en una torre, ya desaparecida, en la orilla de Triana. Fue ésta la cadena que tuvieron que romper los marinos de Ramón Bonifaz con la flota de la Reconquista en 1248.

Tiene planta dodecagonal y está dividida en tres cuerpos; el superior, circular, es un añadido realizado por Sebastián Van der Borcht en 1760. El segundo cuerpo es de planta hexagonal, construido, al gusto almohade, en ladrillo visto; presenta paños rectangulares con decoración de rombos curvilíneos y arcos ciegos. En el cuerpo bajo se superponen tres plantas, cubiertas con bóvedas de arista. Los muros se terminan con vanos semicirculares y troneras. En el remate, separando el nivel intermedio del bajo, se ven arcos ciegos lobulados, con columnilla central o ajimez.

En el siglo XVI se encontraba en estado ruinoso y fue necesario hacerle una importante obra de consolidación. El monumento aguantó hasta el siglo XVIII pero quedó fuertemente afectado por el terremoto de Lisboa en 1755. En 1760, cuando se añadió el cuerpo alto, se arreglaron los desperfectos. Poco después se planteó su demolición para ensanchar el paseo de coches, que en aquella época estaba a orillas del rio. La torre se salvó gracias a la oposición de los sevillanos, que incluso llegaron hasta el rey para evitarlo.

Un siglo después, con la revolución de 1868, la torre se puso en venta para aprovechar sus materiales de derribo y, una vez más, la acción popular logró que se quedara donde está.

Hoteles cerca de Torre del Oro
Booking.com

Encuentra actividades, visitas guiadas, excursiones, tours gratuitos y más en Sevilla
Buscar

Esta torre no podía escapar de la leyenda y mucho menos de las que se relacionan con el rey Pedro I. Hay una tesis que dice que la torre se llama del Oro por los tesoros que al rey de Castilla guardaba allí, otras mas contrastadas, dicen que lo que el rey guardaba allí eran los más preciados tesoros de su corazón, sirviendo la torre de refugio para las damas que cortejaba. Uno de los amoríos más celebres fue el que mantuvo con Doña Aldonza, la hermana de su gran amor imposible, Do ña Maria Coronel, que vivió en la torre custodiada por caballeros de confianza del rey mientras Maria de Padilla, la que fuera reina después de muerta, vivía en el alcázar.

Además de todo esto, la Torre del Oro sirvió como capilla y prisión, después como almacén de pólvora y sede las Oficinas de la Compañía del rio Guadalquivir. En la actualidad es el Museo Naval de la ciudad.

A la izquierda se ve el puente de San Telmo, construido entre 1925 y 1931, el cual tenía un tramo central móvil, que dejaba pasar las grandes embarcaciones hasta el puerto histórico. La abertura se sustituyó por un tramo fijo en 1960, con lo que quedó definitivamente desplazada la actividad portuaria hacia el sur.

torre del oro

Por ultimo, una curiosidad para quienes no lo sepáis, en la ribera derecha del rio se encuentra la popular calle Betis, trianera cien por cien.

Es una visita cortita ya que la torre es muy pequeña pero merece la pena. Además cuando terminamos nos podemos dar un paseo por el rio que está a sus pies y tomarnos un refresquito en algunas de las muchas terrazas que hay en su orilla disfrutando del ambiente y del olor de Sevilla.