El Vendrell, capital de la comarca litoral del Baix Penedès, se enmarca dentro de la Costa Daurada tarraconense en la gran comarca vinícola del Penedès, donde se producen el Cava, la Avellana, el Vino y el Aceite de Oliva Virgen Extra (cavas y vinos con su denominación de origen que destacan por su gran calidad).

Además de la agricultura el municipio tiene una importante industria de servicios para atender las necesidades del turismo. Limita con el mar Mediterráneo, por lo que cuenta con magníficas playas. El término municipal es cruzado por modernas autopistas que se dirigen a Barcelona, Valencia y Zaragoza-Madrid.

La villa cuenta con un importante patrimonio arquitectónico y cultural y cuenta en su fachada litoral con extensas playas y urbanizaciones costeras. Así sabemos que son muchos los lugares de interés que se ùeden visitar en esta pequeña localidad, sin embargo, ahora nos centraremos en uno, La Casa Museo de Angel Guimerá.

¿Quién fue Ángel Guimera?

Dramaturgo y Poeta. Nació en Santa Cruz de Tenerife en 1845, a la edad de 8 años, llegó al Vendrell, iniciando pronto su actividad poética, primero en castellano y después en catalán, con la guía de su amigo del Vendrell Jaime Ramon i Vidales. En 1870, conoció el ambiente de los poetas y escritores que se reunían en el certamen anual de los Juegos Florales, y se traslada a vivir a Barcelona. Allí forma parte de los primeros núcleos de catalanismo (La Jove Catalunya-“La Joven Cataluña”), y escribe en sus primeros órganos de expresión (La Renaixensa).

Como poeta, fue nombrado “Mestre en Gai Saber” en los llamados Juegos Florales (Jocs Florals), en 1877. Sus obras teatrales más representativas son:

  • Mar i Cel (1888)
  • María Rosa (1894)
  • Terra Baixa (1897)
  • La Filla del Mar (1900)

Su actividad literaria transcurrió paralela a sus compromisos políticos catalanistas. En vida, fue considerado un hombre con un simbolismo muy especial e idealizado, tanto que el 23 de mayo de 1909, se le rindió un multitudinario homenaje en la Plaza de Cataluña de Barcelona. Murió en Barcelona en 1924. Su funeral, debido a sus ideas políticas, fue totalmente prohibido, sin embargo, convocó a más de cincuenta mil personas, que quisieron despedirle y nombrarle padre del teatro catalán moderno.

Casa Museu Àngel Guimerà, ¿dónde está?
Booking.com

Casa Museo Ángel Guimera

Cal Ximet, así es como se conoce en el Vendrell a la casa familiar de los Guimerá. Está situada casi en el mismo centro del Vendrell. Esta casa, es la que liga para siempre el personaje de Angel Guimrá con esta villa, fue comprada por su bisabuelo en el año 1778, Agustín Guimerá Vidal, que se estableció en la casa para dedicarse a su oficio de botero, un oficio que alternaba con la agricultura y las viñas. Una de las botellas de vino que produjo su bisabuelo, se conserva todavía en el museo de la casa. En esta casa, nace Agustín Guimerá Fonts, padre del poeta, de la que sale en 1829 con destino a las Islas Canarias, donde conoce a Margarita Jorge Castellano, madre de Angel Guimerá.

Se entra en la casa por la puerta principal, que da a la calle de Santa Anna. La entrada es de una típica casa maestral, con el taller en la planta baja y la vivienda en el primer piso. En las escaleras que conducen al piso superior, vemos unas preciosas baldosas que decoran los frentes de los escalones. Estas baldosas, son las mismas que el propio Agustín Guimerá hizo instalar en 1778.

El recorrido del piso, se inicia en la Sala de la Chimenea, donde se puede ver un armario-librería con ejemplares de los libros de texto que sirvieron para que Angel Guimerá estudiase, tanto en el Vendrell (escuela Joseph Cruzat), como en Barcelona (Escuelas Pías) de la Ronda de San Antonio. Además se pueden ver expuestos todos los ejemplares de las obras que escribió. Las paredes de esta sala, están decoradas con retratos del poeta a lápiz y carbón. Desde esta sala se puede ver también la habitación donde murió, el 18 de julio de 1924, ya que la cama y todo el mobiliario que se puede apreciar en esta habitación, es el que tenía el dramaturgo en su piso de la calle Petritxol de Barcelona, y que fue trasladado desde allí a El Vendrell, para poderlo ver en esta casa familiar.

También, desde esta sala, se puede acceder a la cocina, que conserva gran parte de los elementos originales, como son los fogones y los fregaderos. Unas piezas destacables aquí también son las baldosas que cubren la pared de la chimenea sobre los fogones, y que están pintadas a mano, y realizadas a mediados del siglo XVIII. El comedor, es una estancia no muy grande, bien decorada, con un aparador, mesa y sillas del siglo XIX. Del techo destaca una lámpara de bronce de la época, de gas. En las paredes se pueden apreciar fotos del poeta con la familia Aldavent, con sus compañeros de tertúlias o con un grupo de poetas intelectuales. También se pueden ver bocetos de las decoraciones teatrales realizados por el escenógrafo Salvador Alarma, y algún dibujo de la tribuna del homenaje de 1909. En un rincón del comedor se encuentra un armario rinconero, donde un juego de copas con el pie de plata, luce decorado con las iniciales de Angel Guimerá. Aquí es donde se expone la botella de vino nombrada antes de las últimas uvas de Cal Ximet.

Del comedor se pasa a la sala de música y a la alcoba. Al entrar en la habitación, se ve una cajonera con una virgen de los Dolores, y un mueble bajo con un sobre de mármol donde está expuesta, dentro de un globo de vidrio, una imagen de Cristo. También se puede ver una cama de estilo Alfonsino, trabajada con madera de caoba. La sala de música es una de las estancias más acogedoras de la casa. Amueblada con un juego de sillas unas butacas y un sofá de la época, es el lugar donde se reunía la familia para las tertúlias. El piano se encuentra en una esquina de la sala y destaca que al frente tiene la imagen de perfil de L.V.Beethoven. En la pared de detrás del piano se exponen retratos de Pedro Aldabent, Enrique Borrás y el propio Angel Guimerá con la actriz Maria Guerrero y otra con Benito Pérez Galdós, en algunas también posa solo. Hay dos ventanas que iluminan perfectamente la sala, entre ellas destaca una consola con un precioso espejo y sobre éste una escultura de bronce. Muchos retratos de actores y actrices que interpretaron sus personajes, en sus obras teatrales, pero destacan también los de las hermanas Sara y Adriana Aldavent.

Volviendo por la Sala de la Chimenea se accede a la habitación en donde se exponen los diplomas y los nombramientos honoríficos que recibió el poeta y dramaturgo durante toda su vida, además de la mención del gobierno de Francia al nombrarlo Caballero de la Orden de la Legión de Honor el 12 de febrero de 1916. Sobre un mueble secreter, encontramos un libro con firmas que le ofrecieron los vecinos del Vendrell con motivo del homenaje que se le dedicó en el año 1909. A un lado de la sala se puede ver un mueble, original de la casa. Es una cajonera hecha de madera de roble con marquetería, fue fabricada en el último cuarto del siglo XVIII, encima de la misma se aprecia un busto del poeta.

El recorrido por la casa, acaba en la sala donde se encuentra el escritorio, se podría decir que es la joya de la casa. En este mueble, Angel Guimerá, escribió “Mar i Cel” y “Terra Baixa”, inspirada en unos hechos ocurridos en una casa de la comarca del Baix Penedés. En la pared se puede ver una foto del poeta con 8 años, poco antes de salir de Santa Cruz de Tenerife, y las fotos de su padre y su madre. En una consola de estilo isabelino, se puede ver un busto de barro del actor Iscle Soler, interpretando el personaje de “el Gepa” de la obra de Maria Rosa.

En esta casa, Angel Guimerá, conoció el amor a una mujer, que no fue correspondido, y a la que le dedica muchas de sus poesías.

Y esto es más o menos todo lo que se puede ver sobre la casa de Angel Guimerá, ahora convertida en museo. Pero no puedo dejar de banda el comentaros que ahora, en los bajos de la casa, se encuentra el museo arqueológico de El Vendrell, del que os hablaré otro día en su correspondiente lugar. Sin embargo, os comento que la entrada a la casa museo y al museo arqueológico, ah! y a la Casa de Pau Casals, se venden juntas y son muy económicas, aquí os dejo los datos y los horarios. Las visitas son guiadas y explican lo que os he expuesto en esta opinión, la verdad es que la visita es muy amena e interesante, sobretodo para ver la forma de vida de la época y acercarse a la figura de uno de los dramaturgos catalanes de la época. Es un aliciente más de los muchos que es capaz de ofrecer esta tierra, cargada de historia y tradición, sorprende además, el contraste entre la arqueología y la casa tradicional de la región.

Horarios

Casa Museu angel Guimera

Laborables:

  • 15 – 9 / 30 – 6: 10h – 14h / 17h – 19h
  • 1 – 7 / 15 – 9: 10h – 14h / 18h – 20h

Sábados:

  • 11h – 14h / 17h – 20h

Domingos y festivos:

  • 11h – 14h

Lunes cerrado

Visitas guiadas. Precio de la entrada combinada con el Museo Arqueológico y La casa nativa de Pau Casals – 1Euro

También hay una tarifa reducida para grupos-0,50 euros

¿Qué más se puede pedir por 1 euro?