Si os cuento que el lugar que voy a describir a continuación, El Parque Samá, lo descubrí por casualidad, pensaréis que una cosa tan mágica no puede estar escondida,… y no lo está en realidad…pero cuando decidimos ir al Aquatonic, en Montbrio, Tarragona,… no tuve mucho tiempo de buscar lugares de interés, y por una vez lo dejé todo al azar.

Guardando la carretera se alza majestuosa una torre «extrañísima» que perece estar construida encima de una roca apunto de desmoronarse,… la valla exterior no invitaba a entrar, y el «supuesto» jardín botánico estaba «abandonado», decidimos parar y hacernos unas fotos en la torre,… Nuestros amigos comentaban que era una pena que aquel sitio era precioso, recuerdan que había una casa y un lago,.. Cuando ya nos íbamos, comprobamos que cerca de donde estábamos parados, había varios coches y decidimos cotillear,… Allí entraban personas con cestos de picnic, y cajas de pizza,… al menos debía de haber un sitio para sentarse y comer,….

Los seguimos y encontramos un cartel con el precio de las entradas, así nuestra primera impresión había sido errónea, y aunque su aspecto exterior no es muy bueno, el lugar se visitaba:

El horario de 10 a 19 h en primavera y de 10 a 21 horas en verano. El precio de las entradas 3 €.

¿Qué es el Parque Samá?

Se trata de la realización del sueño de SALVADOR SAMÁ Y TORRENS, Marqués de Marianao,…Un conjunto formado por un enorme palacio que es una réplica perfecta de una mansión colonial de Cuba rodeado de 14 Hectáreas de jardines y plantas exóticas traídas de un montón de sitios.

Y es que el marqués, por supuesto forradísimo de dinero, era el heredero de una familia noble establecida en Cuba,….y quiso trasladar toda la grandeza de la época, a su tierra. Para hacer su sueño real contrato al arquitecto José Fontseré y Mestres, que hizo el parque de la ciudadela en Barcelona y fue maestro del genial Antonio Gaudí. La obra comenzó en 1861 y duró hasta 1933.

Parque Samà, ¿dónde está?
Booking.com

El marques mandó construir alrededor del recinto, varios habitáculos, de un estilo muy particular, en conjunto con el parque para alojar los animales de su Zoo privado. Por desgracia este zoo desapareció en la guerra civil, hoy solo quedan los edificios vacíos, y algunas especies: loros, pavos reales, truchas y tortugas.

Algunos edificios, uno de ellos la torre que comentaba al principio, están realizados con piedras calizas (rocalla) unidas entre sí por sulfato de hierro, este elemento de agarre hace parecer las piedras un todo, una roca muy gastada por el tiempo,.. así imaginar la cara que se nos quedó al ver el trabajo y la imaginación que todo lo hay dentro supuso.

Paseando por el Parc Samà

El trazado del parque se diseñó siguiendo dos métodos, uno por ejes,… caminos delimitados por diferentes especies de árboles, y otro por grandes espacios abiertos que rodean a los edificios.

Es un lugar muy tranquilo, lleno de aire puro que invita al paseo, y al relax, con algunas pequeñas cataratas. Y algunos puentes que conectan la «Gruta del pirata» – en el centro del lago – con la glorieta.

La gran mansión y el lago son los centros del parque. Le siguen en importancia «la torre» y «la cascada», y como edificios secundarios los habitáculos que os he comentado del zoo.

El paseo principal que lleva a la mansión está formado por dos filas de «plataneras» de 20 metros de altura. A ambos lados, plantaciones de mandarinos y robles.

Delante justo de la casa, en una pequeña plaza hay algunos árboles centenarios, como un tilo, castaños de Indias. La fuente central es espectacular pues está realizada por caparazones de caracolas marinas y conchas gigantes, tanto que parecen artificiales,…en su día, toda la superficie estaba cubierta de nenúfares,.. hoy su cuidado, deja mucho que desear.

Continuando el verde paseo a nuestro paso vamos encontrando palmeras, palmitos, Yucas Brasileñas, junto con algunas «rarísimas» especies tropicales.

A la izquierda de la casa como si surgiera del suelo hay un gran jarrón con flora y fauna oriental rodeado de plantas. Es de Vichy (Francia) del año 1881.

Por cierto desde cualquier punto la panorámica de la mansión era espectacular y majestuosa. Lástima que sea lo único que no se puede visitar del parque. Una de sus paredes está cubierta por una enredadera, rarísima, de flores lilas. Su entrada parece de una película de terror: una amplia escalera tapizada, hoy por la hiedra, y vigilada por dos estatuas, dos perros enormes en mármol blanco que parece vayan moverse.

En la parte sur del parque está la torre mirador que os he comentado o torre Angulo. Las piedras forman una cueva abovedada,…las fotos allí son curiosas. Próximo a la torre está el pabellón de los loros, una gran construcción que como su nombre indica está llena de loros y pájaros exóticos,…

En nuestro paseo continuamos viendo especies arbóreas exóticas, aunque los carteles apenas se ven, y algunas pasan desapercibidas. Los pavos reales, que están bastante acostumbrados a las visitas pasaban a nuestro lado para dejarnos claro quien mandaba allí,.. Muchos visitantes salían corriendo cuando algún «pavo» se acercaba en actitud desafiante,…

Así, entre pinos gigantes y pavos reales llegamos al gran lago, de una hectárea de tamaño. En él hay tres islas unidas por puentes hechos de cemento imitando troncos de madera. En la isla central sobresale una montaña hecha de piedra artificial, que forma otra cueva con embarcadero. Sobre ella un templete que es un mirador ( A muchos de estos sitios no pudimos llegar por que había demasiados pavos reales y me daba miedo).

parque sama

En la isla más especies exóticas, esta vez mejicanas, y un árbol gigante, de hojas amarillas. Aunque nos explicaron que en verano se ponen de color verde y en otoño roja. Es la especie más original del parque pues sus raíces crecen y viven en el agua.

EL canal lleva a una cascada,.. que es casi un santuario, ya que abastece de agua a todo el Lago. Esta agua viene de una mina subterránea de 5 Km, que fue construida para el mantenimiento del parque.

Cuando llegamos hasta la cascada nos dolían los pies , habíamos estado 3 horas allí dentro, en otro mundo, y ni nos habíamos dado cuenta. Ni siquiera llevábamos comida para hacer picnic y el estómago lo notaba, jajaja.

Como veis para una visita sin planear la cosa nos salió redonda,…Si alguna vez estáis por la provincia de Tarragona o alrededores o pasáis por la carretera, os recomiendo que deis un vistazo. El sitio os dejara huella., lástima que no esté todo lo cuidado que merece un lugar como este, pero claro el mantenimiento debe ser costosísimo,…

Otros datos útiles

Como datos de interés os cuento que:

  • Las paisajistas Carmen Añón Feliú y Mónica Luengo lo citan en su obra «Jardines de España», publicada por la editorial Lunwerg con la colaboración de la Sociedad Estatal para Exposiciones Internacionales. El apartado en el que lo incluyen es jardines extraordinarios junto con el Parque Güell de Barcelona.
  • Por cierto que Eusebi Güell, que conoció a Gaudí en 1878, había comprado al marqués de Marianao la finca de 20 ha de la Montaña Pelada, quiso convertir este lugar en una ciudad-jardín o en un suburbio-jardín. El planteamiento que Güell hará a Gaudí está pensado tras visitar y quedarse maravillado con el parque Samá de su amigo el Marques de Marianao.
  • Una buena fecha para visitarlo es agosto pues allí se celebra el FESTIVAL DE MÚSICA DE CAMBRILS.