Corbera d’Ebre es un pueblecito situado en la provincia de Tarragona, concretamente en la comarca denominada Terra Alta, limitando con la Ribera d’Ebre.

Este pueblo está dividido en dos ya que antiguamente se situaba en una colina, pero desgraciadamente, después de los bombardeos que el pueblo sufrió durante la famosa Batalla del Ebro, quedó completamente arrasado, quedando en pie únicamente las paredes de la iglesia de San Pedro y la plaza de esta, se trasladó a la ladera de la colina.

Esta parte del pueblo que hoy está aún derruida, es lo que se denomina Poble Vell de Corbera d’Ebre ( Pueblo viejo ) y está siendo rehabilitado, siempre siguiendo los patrones antiguos, para que se pueda ver con exactitud cómo era el pueblo en aquella época.

Así, visto el interés cultural que tiene este lugar, ha sido declarado » Lugar de interés Turístico» y es una zona que no hay que dejar de visitar si se está por las tierras de Tarragona.

Cerquita de Corbera esta la Sierra de Pàndols, que junto con el pueblo antes descrito, tiene mucha importancia en la antes mencionada batalla ya que fue en este lugar donde muchísimos militantes republicanos perdieron la vida contra los franquistas por defender las tierras y los derechos de los catalanes.

En lo alto de esta Sierra, se rigió un monumento, llamado el » Monument per la Pau » ( Monumento por la paz», en memoria de todos los fallecidos ( la llamada Quinta del Biberón) y desde el mirador del cual se puede ver toda la Ribera del Ebro y los lugares en los cuales tuvo lugar la tan cruel batalla… llegándose incluso a poder ver, en los días más claros, la desembocadura del Ebro ( de ahí que fuer aun lugar crucial y estratégico en la Guerra Civil ).

Hoteles cerca de Poble Vell de Corbera d’Ebre
Booking.com

Encuentra actividades, visitas guiadas, excursiones, tours gratuitos y más en Tarragona
Buscar

poble vell

La Quinta del Biberón, para explicar un poco mejor que es, fue el grupo de chiquillos que fueron llamados a filas durante el 38; chiquillos porque la mayoría no superaba los 17 años y muchos murieron allí. Por su juventud se les llamó la Quinta del Biberón.