Catacumbas de San Calixto

Hoy voy a hablaros de algo que a algunos puede pareceros, porqué no, tétrico…buuuhhhhhh shiuuuuuuu (sonidos tétricos para entrar en ambiente): Las Catacumbas de San Calixto en Roma.

Si vais a Roma os recomiendo la visita al menos de una de las mayores catacumbas de las 60 existentes.

¿Qué son?

Claro, a ti te dicen, voy a unas catatumbas, y a ver, muy claro no te queda lo que va a ver esa persona. Pues bien, unas catacumbas, según nuestra queridísima RAE es:

(Del lat. tardío catacumbae).

1. f. pl. Subterráneos en los cuales los primitivos cristianos, especialmente en Roma, enterraban sus muertos y practicaban las ceremonias del culto.

No es mal resumen, es una necrópolis subterránea. Hay diferentes teorías al respecto, por lo que he leído por ahí sobre sus orígenes. Hay historiadores que optan por la vertiente de alejar de la ciudad focos de infecciones que acarreaban los difuntos, otros que consideran que el inicio fueron unos pasadizos subterraneos para esconderse los cristianos de la época,…pero lo que vemos, es cual fue su última función, que es la de enterrar, bajo ritos cristianos a los difuntos en las afueras de la antigua Roma.

Hoteles baratos cerca de Catacumbas de San Calixto
Booking.com

Así pues, si vamos, lo que haremos será visitar unos túneles subterráneos, con tumbas cerradas con cal. En ningún momento veremos ni momias, ni cuerpos en descomposición, ni siquiera decoraciones elaboradas con huesos humanos como podríamos ver en algunas catacumbas sicilianas, es todo más “sobrio” y formal, al estilo cristiano que diríamos, huyendo de la polémica. Obviamente, no se verá sólo pasillos y pasillos y pasillos…también hay restos de criptas en mejor estado (exteriormente), frescos, diferentes abalorios, y algunas zonas de mayor reseña histórica, que nos irán explicando. Más adelante lo detallo.

Estas catacumbas tienen un total de 20 km de longitud, pero ni mucho menos veremos todo, se realiza un recorrido de unos 40 minutos por ellas, de manera guiada. Ya avisan que no hay que separarse del grupo, puesto que las probabilidades de perderse están ahí. Aún así, no todos los 20 km son accesibles, ya que a día de hoy todavía están bajo investigación, y hay puertas que restringen el acceso a algunas partes, pero bueno, siempre es mejor seguir las indicaciones.

La verdad que es un sitio frío y ligeramente tétrico. Deciros que las visité a mediados de septiembre, con bastante calor, y allí abajo, se hechaba en falta una chaquetita ligera o un suéter fino. Y digo allí abajo, porque la mayoría de la visita se realiza por debajo de los 10 metros de profundidad, entre piedra a la que no le da el sol, y hace fresquito, yo os aviso por si vais (los guías van siempre con su cazadora). Quizás resulte…raro, sobrecogedor, o como queráis llamarlo, el ir a ver unas tumbas subterráneas, pero sigue siendo una parte de la historia muy importante y una visita muy recomendable, igual que mucha gente va a los cementerios actuales, y yo siempre lo he dicho, la historia es cultura, y si las catacumbas son historia, también son cultura.

Dos de las zonas más reseñables de esta visita son la cripta de los papas, donde se sabe con certeza que hay enterrados 9 papas de la antigua Roma (perdonadme pero no me se sus nombres) y la cripta de Santa Cecilia, donde están los restos de la misma (no se ven) y donde podremos ver una escultura de lo que en teoría fue la causa de su muerte. Según vayamos haciendo el recorrido, se van dando explicaciones de las mismas, así como una explicación anterior a la entrada a las criptas para ponernos en situación.

Al salir de la cripta de Santa Cecilia, volviéndose a la izquierda se llega a un largo corredor, que constituye uno de los dos núcleos más antiguos del cementerio (galería B). Al terminar se accede a la galería C en la que se encuentra la hermosa lápida de Augurino con la paloma que tiene la ramita de olivo en el pico.

La visita guiada por las catacumbas es la única forma de acceder a ellas. No existe la opción de verla por nuestra cuenta sin guía, y su precio es de 5€, no es demasiado caro. Además esta visita se realizará en grupo, de unas 25/30 personas y podremos escoger el idioma de nuestro guía entre inglés, castellano, francés, italiano, alemán y polaco. Este último me hizo gracia, y deduje que es por la procedencia del anterior papa, Juan Pablo, de origen polaco.

Se nos comentó también algo que a mi me pareció curioso: la posibilidad de realizar ceremonias privadas en el interior de las catacumbas. Os explico, en el recorrido, hay algunas salas dentro de las catacumbas que son más grandes que otras, entonces hay la posibilidad (previo pago y reserva…como no) de realizar una eucaristía privada, de unas 5/6 personas en las mismas…quien quiera…que hable con ellos.

También comentar que aquí, como en el Vaticano, debido a ser zona sacra hay que respetar unos mínimos sobre la vestimenta pero tampoco son muy tajantes, por lo que el acceso con depende que ropa no está permitido. A ver, cuando yo fui, pasaron chicas con pantalones cortos y no hubo ningún problema, pero por si acaso tampoco hay que tentar la suerte e ir con transparencias y escotes escandalosos. No digáis que no estáis avisados.

Cómo llegar

Estas catacumbas están un poco alejadas de lo que es el centro de la ciudad (via Appia Antica 110), de ahí algunas de las hipótesis de sus inicios, pero bueno, son de fácil acceso mediante el transporte público.

La forma más sencilla de ir, y que es la que usamos nosotros en nuestra visita a Roma fue coger el autobús 118 en Plaza Ostia, a la cual podemos llegar con la línea B de metro, la para de Piramide. Justo delante de la salida del metro, hay marquesinas y una de ellas es la del 118, que pasará justo por delante de la entrada a las catacumbas de San Calixto (en el interior de las cuales, no está permitido la realización de fotografías). Para volver de las catacumbas al centro, el mismo autobús, sin pérdida.

También comentar que desde la parada de bus (en Via Appia Antica), hasta la entrada de las catacumbas hay 1 km de distancia. Tenedlo en cuenta porque hay que recorrerlo a pie.

Además, el horario de visitas es de 9.00 a 12.00 y de 14.00 a 17.00, exceptuando los miércoles que cierran.

Conclusiones

catacumba de san calixto

Es una visita curiosa, como he dicho, es una parte de la historia de Roma, de la que os recomiendo al 100% empaparos, y como tal hay que ver las catacumbas, muy curiosas, diferentes al resto de visitas, más…podríamos decir culturales, esta es diferente, es más histórica que cultural, ya os he dicho que no se ven grandes obras faraónicas como podría ser el Anfiteatro Flavio, u obras de inigualable valor como la Capilla Sixtina, es diferente, pero no por ello peor.

También os digo una cosa, si hubiese estado menos días y no me hubiera dado tiempo para todo, este es uno de los sitios que habría dejado para una próxima visita, hay que priorizar, pero habiendo tiempo, recomendable su visita. Hay más catacumbas en Roma, pero después de leer por ahí algo, estas son las más importantes y las de más fácil acceso.

¿Quieres reservar una guía?

Otros lugares que no te puedes perder

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Ignacio Cuesta
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: contacto@calculadoraconversor.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.