Galleria Borghese

Como os decía en una de mis opis anteriores, durante el fin de semana que pasamos en Roma decidimos que el domingo por la mañana lo íbamos a destinar a conocer La Vila Borghese con todos sus jardines y especialmente el Palazzo Borghese, hoy reconvertido en la Galleria Borghese, uno de los museos más desconocidos y sin embargo más importantes de la ciudad de Roma.

En una opi anterior he hablado sobre la Vila Borghese mencionando únicamente de pasada al Palazzo Borghese, porque realmente en lo que me fijé fue sobre todo en el paseo por los jardines y no en el museo en sí. Hay que decir que en este lugar existen dos grandes museos que merece la pena ver, uno el Palazzo Borghese, que aunque tiene otras obras sobre todo resulta imprescindible por las esculturas de Bernini. El otro, la Vila Iulia, que tienen en su interior los fondos del Museo Etrusco. Pero como éste me ha quedado pendiente para otra visita a Roma en el futuro, de momento voy a comentar mis impresiones sobre la Gallería Borghese y ya en el futuro veremos…

La Galería Borghese y la Vila Borghese

La familia Borghese fue una de las más preponderantes familias de la Roma renacentista; el más conocido de sus miembros fue el Cardenal Scipione Borghese, y un sobrino de él fue el artífice de que hoy en día podamos visitar la magnífica colección artìstica que se reúne entre las paredes del Palazzo Borghese. La Vila Borghese ocupa una inmensa extensión de jardines y parques en lo que eran las afueras de la ciudad de Roma; actualmente se encuentra muy céntrica, pudiendo acceder a ella bien por la conocida Via Veneto o por la magnífica Piazza del Popolo. Es un lugar muy querido por los romanos que lo tienen como el gran pulmón verde de la ciudad y el parque más importante de toda Roma. En la actualidad además, a los jardines de la Vila Borghese se le han unido los jardines del Pinchio para el uso y disfrute de todos los romanos y de todos lo viajeros que queramos disfrutar de ellos.

Pero de la Vila Borghese y sus jardines ya me extendí suficientemente en mi opinión anterior, por lo que ahora en esta opinión de lo que quiero hablar específicamente es del Palazzo Borghese, más conocido como la Gallería Borghese, uno de los museos más interesante de Roma y que además suele estar fuera del circuito habitual del turismo. Pero aún así merece realmente la pena y además en ciertas fechas y los fines de semana resulta realmente difícil encontrar entradas. Nosotros tuvimos bastante suerte porque cuando llegamos estaba colgado el cartel de «no hay entradas», pero mi novio tuvo la ocurrencia de ir y preguntas, a pesar de que el cartel seguía bien puesto en la puerta. Casualmente un grupo había anulado su reserva, y gracias a ello pudimos entrar en la Gallería Borghese, que si no, menuda decepción, llegar hasta allí y luego no poder verlo. Porque ya si sabes por adelantado que no tendrás entradas, vale, pero llegar un fin de semana fuera de temporada, en octubre y encontrarte con eso, ya era demasiado.

El precio de la entrada, ya que para que vayáis informados, es de 10,50€, ya sé que un poquito caro, pero en primer lugar he de decir que realmente lo que hay dentro merece la pena. Y además, si uno está pasando unos días en Roma, qué menos que gastarse algún dinero extra en este tipo de cosas, no??

Los fondos de la Gallería Borghese, o el Universo Bernini

Este museo es conocido porque alberga unos fondos artísticos realmente valiosísimos. Cuando una estudiaba arte en COU hace unos cuantos añitos aprendió que ciertas obras de arte estaban en ciertos recintos específicos, bien fuesen iglesias, museos… esos conocimientos los utilizó posteriormente cuando pudo visitar ciertas ciudades, y por ende esos lugares. Allá por el año 1998 en mi año de COU aprendí quién era Bernini y cuáles eran sus principales obras. Bernini quiso ser y fue el nuevo Miguel Ángel en Roma; hijo de otro escultor (que hizo entre otras cosas la Barcaza de la Piazza Spagna) fue el gran sucesor de Miguel Ángel en el barroco, ese genio que supo devolverle al mármol la fuerza y crear grupos escultóricos inimaginables. Si uno piensa en las obras de Bernini creo que así de bote pronto se nos vienen tres a la cabeza, tres que para más señas están en Roma. Yo personalmente asocio a Bernini con su obra más conocida, «El éxtasis de Santa Teresa», que está en una iglesita de Roma, Santa María de la Victoria, que si no sabes dónde queda pasarás frente a ella sin siquiera saber que semejante obra de arte duerme en su interior. Pero además de ella las dos grandes obras escultóricas de Bernini con su famosísimo «Apolo y Dafne» y «El rapto de Proserpina», ambas se pueden ver en la Galería Borghese, y solamente por ellas los 10,50€ de la entrada merecerían ya la pena.

Hoteles baratos cerca de Galleria Borghese
Booking.com

Pero además de eso la Galería Borghese tiene mucho más que ver. Además de tres de las grandes obras de Bernini, existen algunos cuadros muy importantes del tenebrismo de Caravaggio, así como otros lienzos importantes de otros artistas como Rafael o Tiziano. Pero fundamentalmente se trata de un museo en el que lo que destaca es la escultura. Se debe prácticamente en su totalidad al mecenazgo de Scipione Borghese, cardenal de la curia papal y mecenas entre otros de Gian Lorezno Bernini, a quien le proporcionó sus primeras oportunidades. Quizá por eso, casi toda la obra importante de Bernini está precisamente aquí.

Lo imprescindible de la Galleria Borghese

Estamos hablando de un palacio de dos plantas y de grandes dimensiones, caracterizado por sus enormes estancias de estilo barroco con altos techos. En dichas salas se encuentran decenas de obras de arte y he de decir que muy bien colocadas pero nada bien explicadas, ni siquiera tienen un cartelito al lado indicando cuál es cada una de ellas en la mayoría de las ocasiones. A pesar de eso, al haber tantas obras y algunas de ellas tan representativas la gran mayoría de ellas ni siquiera las ves con detenimiento. Y lo que suele pasar, como en todos los sitios de estas características, es que la gente se agolpa ante determinadas obras, especialmente las esculturas de Bernini, formando colapsos y teniendo en contraposición salas casi vacías.

Pero bueno, lo que quiero dejar claro es que resulta imprescindible ver en la Galería Borghese, las obras que uno no puede, o no debe perderse. Aunque no siga el orden que os encontraréis en la visita, quiero comenzar con la obra escultórica de Bernini, porque para qué engañarnos, yo personalmente fui precisamente a ver a Bernini, el resto resultó un buen complemento, pero en ningún caso el plato principal.

Gian Lorenzo Bernini, como decía antes, es hijo de otro artista, Pietro Bernini, cuya obra más conocida es la Fuente de la Barcaza, situada en la plaza Spagna de Roma. Aunque Gian Lorenzo no nació en Roma se pasó casi toda su vida en la ciudad y a la luz de la historia se ha convertido en uno de los más ilustres romanos de todos los tiempos. Bajo el mecenazgo de muchas de las grandes familias romanas desarrolló una obra basada fundamentalmente en la escultura y la arquitectura. A él le debemos obras tan diversas que van desde la Columnata de la Plaza de San Pedro del Vaticano hasta El Éxtasis de Santa Teresa, pasando por La Fontana del Tritone o el Baldaquino de San Pedro. Las obras que podemos ver en la Gallería Borghese de este incombustible artista son las siguientes:

APOLO Y DAFNE. Como buen fetichista que soy he tenido siempre una obsesión con esta obra, una de las más representativas de la época barroca. Siempre me ha fascinado el relato mitológico de la ninfa Dafne, que fue perseguida por el Dios Apolo y que para escapar de él decide convertirse en laurel. La escultura de Bernini capta precisamente el instante en que la ninfa comienza a convertirse en el árbol y sus manos comienzan a llenarse de hojas y sus piernas a convertirse en el tronco del árbol ante la estupefacción de Apolo. La escultura es de un realismo y de un movimiento increíbles, típicos del Barroco. Dafne presenta una expresión de terror y Apolo de osadía, es una obra vibrante, para mí la mejor de Bernini, y su ubicación en la Galería Borghese es sencillamente fantástica, aunque personalmente yo ubicaría esta obra en la sala central, sala que sin embargo la han destinado a otra, El Rapto de Proserpina, del que ahora hablaré. Apolo y Dafne representa la efusividad de la juventud y la belleza.

  • El Rapto de Proserpina: Se trata de otro de los relatos mitológicos clásicos más conocidos. En este caso la Diosa Proserpina es raptada por Zeus, el Dios supremo de todos los dioses. Tras este rapto Proserpina se refugió en el inframundo abandonando la tierra. La historia es similar a la del grupo escultórico anterior, también un rapto por la fuerza, pero en este caso realmente llevado hasta su último fin. Si Apolo y Dafne encarnaban la juventud, Zeus y Proserpina la madureza. El cuerpo del gran Dios es de un hombre fornido y musculoso de más de cincuenta años que puede conseguir por la fuerza bruta todo lo que se proponga, mientras que Proserpina, que ya no es ninguna jovencita intenta zafarse de él entre sus brazos sin conseguirlo. La fuerza expresiva y de movimiento de este grupo escultórico está en la línea del anterior, como máxima expresión del orden barroco.
  • Eneas, Anquises y Ascanio:  Si las dos obras anteriores representaban momentos de la mitología clásica griega, este grupo escultórico recoge uno de los momentos más rememorados de la guerra de Troya y que hemos recibido gracias a la Eneida. El Héroe Eneas consigue rescatar de la quema de la ciudad de Troya al anciano Anquises y su nieto Ascanio. No dudo de que también es otra obra escultórica impresionante, pero aunque se encuentre en la Gellería Borghese también en otra sala en la que se puede disfrutar de todo su esplendor, comparándola con El Rapto de Proserpina y con el Apolo y Dafne la verdad es que parece de segundo nivel.

Indicar que los tres grupos escultóricos se encuentran en la planta baja del Palacio, El Rapto de Proserpina en la gran sala principal y cada una de las otras en una sala lateral. También en el Palacio Borghese se encuentra EL DAVID de Bernini, que representa al héroe hebreo, pero qué queréis que os diga, en este caso, aunque Bernini quiso siempre emular a Miguel Ángel y en ciertas ocasiones incluso lo superó, el David de Miguel Ángel no tiene parangón, y a su lado cualquier otra representación del mito, incluída la de Bernini, parece insignificante.

Además del capítulo Bernini, existen otras obras que merece la pena ver y disfrutar en la Gelería Borghese. En ella existe una amplia colección de copias renacentistas de originales de época romana. Pero también existe una escultura de gran renombre en la que debemos reparar, se trata de la representación de PAOLA BORGHESE, hermana de Napoleón Bonaparte, representada como Venus y que está realizada por ANTONIO CÁNOVAS.

Abandonando la parte escultórica, la Gallería Borghese también puede ser considerada como una pinacoteca de importancia. Entre las pinturas que se pueden contemplar en ella destacan EL AMOR SACRO Y PROFANO, de TIZIANO, que representa a una misma mujer de formas rotunda, piel blanquísima y melena pelirroja representada vestida y desnuda, encarnando respectivamente el amor sacro y el amor profano del que habla el título de la obra.

Aparte de ellos, Scipione Borghese fue un gran enamorado de la corriente artística denominada Tenebrismo, encarnado principalmente en la figura del pintor CARAVAGGIO, del que podemos admirar algunas de sus pinturas más conocidas, como sus autorretratos y algunos de sus cuadros de naturaleza muerta.

Finalmente, no puedo acabar esta opinión sin nombrar por lo menos uno de los cuadros más famosos de RAFAEL, El Entierro de Cristo, que se encuentra también en la Galleria Borghese.

Mi experiencia

Galleria Borghese

La verdad es que yo tenía muchas ganas de conocer la Galería Borghese y la Vila Borghese y en mis visitas anteriores a Roma no había podido visitarla. Así que esta vez organicé las visitas del fin de semana para no pasar sin verla. Como he reconocido, realmente lo que no me quería perder por nada del mundo eran las esculturas de Bernini, especialmente El Apolo y Dafne. Creo que en general tuvimos muchísima suerte al encontrar entradas, porque llegar hasta la puerta y no haberlo podido ver hubiera sido una absoluta decepción.

La Gallería Borghese me gustó mucho y creo que aunque la entrada es bastante cara, (en total nos gastamos 21€ los dos) merece la pena invertirlos en su visita. No había mucha gente y se veía bien, aunque en ocasiones (especialmente en la escultura de Apolo y Dafne) había aglomeraciones. Sin embargo, la razón por la que le doy cuatro estrellas en lugar de cinco es porque creo que está muy mal organizada. Ver la planta baja es lineal, ya que vas de sala en sala, pero luego hay una salida a la mitad que no tiene mucho sentido. Las obras de arte no están especificadas, y yo sabía más o menos lo que quería ver porque llevaba una buena guía con una excelente sección de la Gallería Borghese, pero allí no te dan ninguna información. Quizá lo peor de todo es que ni siquiera sabes que hay una planta alta, a la que se accede por la sala principal y que también está sin señalizar. Eso lo descubrimos también gracias a la guía que llevábamos, que a pesar de ser general para todo Roma tenía una sección de varias páginas dedicada específicamente a la Galleria Borghese y allí descubrimos que tenía dos pisos y que en el piso superior había obras importantes. Así que preguntamos a una de las personas encargadas y nos dijo por donde subir, que si no, ni nos enteramos. Estoy segura de que mucha gente se va pensando que sólo hay una planta.

En cualquier caso, si tenéis tiempo, os recomiendo que vayáis. Es un lugar que realmente merece la pena.

¿Quieres reservar una guía?

Otros lugares que no te puedes perder

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Ignacio Cuesta
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: contacto@calculadoraconversor.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.