Termas de Caracalla

Hoy en día mucha gente va a los cada vez más afamados SPA, a las saunas para rejuvenecer, tonificar y limpiar hasta límites insospechados cada uno de los poros de su piel, tratamientos de belleza, depilación, etc…claro son cosas muy, muy modernas, de nuestros días como diría alguien…

ejem,ejem ¡¡Pero si los romanos ya hacían todo esto!! Además, el término SPA, según algunos (la mayoría) filólogos es un acrónimo de la frase «salus per aquam», o lo que es lo mismo, «salud a través del agua», vamos, que proviene del latín. Así que ya me diréis…Es por ello que en la época de la Roma Antigua, ya existían grandes centros de salud. Las termas no son nada nuevas, tienen más de 2.000 años de antigüedad.

Así pues, en Roma nos encontramos con estas Termas de Caracalla. Para aclararos las cosas…hoy en día no veremos unas termas, veremos un gran complejo, con sus jardines, en el que nos encontraremos con los restos de estar termas. Todavía quedan en pie paredes de más de 30 metros de altura, cúpulas, restos de mosaicos, etc…pero en algunos lugares hay que hacer un ejercicio de imaginación para interpretar realmente lo que los restos que quedan.

Un poco de historia

Su construcción comienza en el año 212 d.C. por Caracala y se inaugura en el año 216 d.C, fueron terminadas por Heliogabalo y Alejandro Severo. Las termas de Caracala, son las más magnificas y mejor conservadas de todas las Termas Imperiales. La extension de la terma es de 11ha, rodeadas más tarde por una muralla. Podían alojar a 1.600 bañistas. Funcionaron perfectamente hasta el año 537 d.C, año en que los Godos de Vitige destruyeron el acueducto Antoniano que alimentaba las grandes cisternas capaces de contener 80.000 litros de agua.

La Termas estaban formadas por un complejo central rectangular de edificios para bañarse, rodeada de jardines y a su vez circundadas por un inmenso recinto.

A cada lado de las termas había dos amplias plazas semicirculares con columnas y diversas salas para reposar, hacer deporte, ejercicios, masajes o reuniones.

Hoteles baratos cerca de Termas de Caracalla
Booking.com

En el fondo estaba situado el estadio y al lado las bibliotecas griega y latina con sus gradas adosadas a las cisternas.

A partir de Adriano, al principio del siglo II, los horarios se modificaron para recibir sucesivamente a mujeres y hombres, y cerraban a la puesta de Sol.

A lo largo del vestíbulo estaba situado el Frigidarium (Para baños fríos) el Tiepidarum (Para baños templados) y al final el Calidarium (Para baños Calientes), formando por una gran sala circular cubierta por una inmensa cúpula.

Gracias a las excavaciones del 1500, Las Termas han dado a la luz una cantidad inmensa de esculturas que adornaban las Termas y en la decoración también estaban las paredes adornadas con estucos y mármoles de todo los sitios del Imperio. Dichas estatuas entre las que destacan El Toro y El hércules Farenese, que se encuentra en La Galería Farnese.

Las Termas de Caracala, en la actualidad, sobre todo en verano, este enorme edificio sirve de escenario para espectáculos líricos al aire libre.

Cómo llegar y cuándo

Además de llegar andando desde cualquier punto de Roma, que depende donde estemos alojados puede ser un paseo bastante importante…la manera más fácil de llegar es el metro. Hay dos formas de llegar:

  • Circo Massimo, línea B. Al salir del metro cogemos la Via delle Terme di Caracalla y en 5 minutos llegamos hasta la entrada de las termas. Sólo hay que subir una pequeña cuesta.
  • Piramide, línea B. Esta parada queda un poco más lejos, pero podemos aprovechar para ver la pirámide de Caio Cestio, de 36 metros de altura y recubierta de mármol blanco. Desde aquí podemos ir por Vialle Giotto y llegar a las termas después de unos 15 minutos andando.

O si alguien se atreve a ir en coche (ya sábeis la fama que tienen los romanos conduciendo) aquí tenéis su dirección exacta:

Terme di Caracalla. Termas de Caracalla
Viale delle Terme di Caracalla, 52.

También podremos llegar a las mismas mediante cualquiera de las dos líneas de autobús: 93 y 628.

Los horarios de apertura son de Octubre a Marzo de 9:00 a 18:00 y entre el mes de Abril y Septiembre de 9:00 a 13:00.

El precio de la entrada es de 6€.

Aquí hacer dos observaciones: si habéis adquirido la tarjeta ROMA PASS podéis entrar enseñándola, ya que está entre los lugares en los cuales podemos entrar gratis.

Además está la posibilidad de alquilar una audioguía en vuestro idioma por un precio de 4€. La verdad que la recomiendo ya que las explicaciones que nos da son bastante interesantes y nos ayudará mucho a comprender mejor el complejo de las termas. Además con una audioguía por pareja sirve, ya que con el volumen de la misma es más que suficiente, puesto que en este lugar el ruido ambiental es muy bajo y no nos molestarán ni coches, ni ruido de gente ni nada (así que aquí podéis ahorrar 4 euros para tomaros una pizza o un par de capuccinos 😉 no es la racanería catalana jajajajaja)

¿Qué nos encontraremos?

Como he comentado, no nos encontraremos con edificios ni instalaciones en perfecto estado (no es una basílica de San Pedro lo que hay). Podéis observarlo en las fotos que he añadido. Por ello…exceptuando a los que tengan un «Máster en Termas de Caracalla» o a los descendientes de los romanos que las construyeron y que conservan fotos de entonces…os recomiendo ir con algún panfleto, guía, etc que os muestre una reconstrucción de las mismas (si alquiláis la audioguía os proporcionarán una) y de esta manera si que disfrutareis la visita. Sino puede resultaros aburrida…y quien avisa no es traidor.

Así pues nos encontraremos con un complejo bastante grande, con una planta simétrica y unas dimensiones de 225 m de largo, 119 m de ancho y como os he comentado, construcciones de más de 30 metros de altura.

Las partes principales que forman el complejo son tres, con tres salas de aguas a diferentes temperaturas: el frigidarium (donde no había frígidos sino agua fria), el tepidarium ( con agua tebia) y el calidarium ( con agua caliente), donde los romanos iban accediendo de manera controlada, como en unas termas actuales.

Además de los vesturarios, también había gimnasio para que se entrenaran, baño turco e incluso una biblioteca, junto con jardines para el esparcimiento de los romanitos.

Como dato curioso, también había salas para la depilación masculina…en las cuales el depilador hacía cantar al depilado mientras le depilaba para hacer más llevadera la sesión jajajaja o al menos eso decía la audioguía :p

Además de todo esto, podremos ver restos, y si alquilamos la audioguía, explicaciones, de la tecnología usada por los romanos para calentar el agua de las termas, mediante sistemas y conductos muy avanzados para la época.

Conclusión

Termas de Caracalla

Como he comentado más arriba, las termas de Caracalla no es un monumento con el cual salgamos con la boca abierta babeando, ni mucho menos. De todas maneras es un lugar muy curioso para visitar, próximo al centro de Roma, donde podremos volvernos a asombrar con las costumbres romanas, muy parecidas a las de hoy en día pero hace 2.000 años. También nos llamará la atención las mega-construcciones romanas, la magneficiencia de las mismas. También podremos ver restos de mosaicos, darnos cuenta de muchos de los lujos que tenían los romanos, de las tecnologías que usaban, vamos…de lo mejorcito, ideas que nos parecerán absolutamente ingeniosas para los medios y conocimientos que se tenían en la época.

En definitiva…si vais a estar dos días en Roma pues yo aprovecharía para ver otras cosas sinceramente. Sin embargo si estáis más días y no sabéis que ver ,a parte de los lugares de peregrinación obligatoria, las termas es un candidato más que idóneo para visitar.

¿Quieres reservar una guía?

Otros lugares que no te puedes perder

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Ignacio Cuesta
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: contacto@calculadoraconversor.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.