Cerceda es un simpático Concello situado estratégicamente en la carretera entre Santiago de Compostela, la capital de Galicia, y La Coruña.

Allí, en una zona de interior, han creado este parque acuático, para promocional el turismo y poder competir con la playa, siendo un Concello de interior.El parque está a pocos kilómetros de carretera comarcal de la propia general La Coruña – Santiago, y muy cerca de otros núcleos de población importantes como Ordenes.

Cómo llegar al Aquapark de Cerceda

Las veces que he ido ha sido en tren por lo tanto es un poco de jaleo ya que los trenes no pasan con demasiada frecuencia pero bueno la combinación tampoco no es muy mala que digamos. Bueno un poco si, si vas con amigos aun porque el camino no se te hará tan largo pero para ir con los pekes en tren y todo como que no. Mas que nada porque luego el tren te deja en medio del campo jaja y tienes que llegar hasta el aquapark, pasando antes por huertos, vacas, caballos… Es toda una excursión.

Si venís en coche, estas son las distancias aproximadas desde las ciudades más cercanas:

  • Dista de la ciudad de A Coruña una media hora.
  • Desde Santiago quizás algo más de media hora.
  • Y ya desde el sur, desde Vigo más o menos dos horas.

Una vez que has llegado, tienes que aparcar. Hay poco aparcamiento libre, pero en varias fincas del entorno, te dejan aparcar por 1,5 euros, lo que tampoco es demasiado caro por todo un día.El parque tiene una gran zona ajardinada, parte de la cual es libre, y luego varias praderas grandes en la zona ya de pago.

El parque acuático de Cerceda

Entras a la zona del parque por un gran portalón con un camino por el que pasa perfectamente un camión.

Hoteles cerca de Aquapark Cerceda
Booking.com

Encuentra actividades, visitas guiadas, excursiones, tours gratuitos y más en La Coruña
Buscar

Digo la zona del parque porque realmente no es el parque, ya que para entrar en el parque hay otra puerta. Esta primera zona es gratuita, y hay varias mesas, mucho césped y un riachuelo que si disculpais mi ignorancia no sé ni como se llama.

Justo antes de llegar a la caseta de venta de entradas hay una caseta circular donde hay unos aseos.
A 20 metros otra caseta circular, más pequeña donde una «atrofiada» nos vende las entradas. 5 euros pagamos los adultos, el niño gratis por ser menor de 4 años, que por cierto en la web ponía que era gratis hasta los 5.

Enfrente justo de esta caseta está la puerta de entrada, donde una chica nos recoge la entrada. Si queremos salir de la zona del parque esta misma chica nos pondrá un sello en la mano, con el que podremos entrar y salir las veces que queramos. Lo cual es bueno porque encontrar sitio dentro para tirarse a la bartola es realmente complicadísimo, y sin embargo fuera se encuentra perfectamente.

Nada más entrar, al ver al suelo observamos que el camino que nos lleva de un lado a otro es «una autovía roja», esto según mi hijo, jeje, pero bueno es un camino de color rojo.

Las dos primeras piscinas que encontramos, a ambos lados del camino son las infantiles, a la izquierda una que cubre unos 20cm toda la piscina, la cual llaman «piscina de chapoteo», en esta apenas estuvimos.

Enfrente de esta está la otra infantil, que tampoco cubre, la diferencia es que tiene una zona donde no cubre más que los pies. En esta piscina hay tres alegres toboganes. El primero por el que se tiró mi hijo es un conejito, es un tobogán pequeñito, ideal para los más peques, a mi hijo le encantó este tobogán, porque se caía de culo y se mojaba todo el bañador. El segundo tobogán, también pequeñito, es un pulpo chulísimo en color rosa y rojo. Y el tercer tobogán es ya para niños expertos, jeje, era como una especie de dragón, más alto que los otros dos y con curvas, por este ya ni quiso probar. A mi hijo le encantó esta piscina, se pasó casi todo el rato ahí, haciendo que nadaba y salpicándome.

Alrededor siempre mucho césped, pero poco espacio para poner toallas, ya que hay tal cantidad de gente que es prácticamente imposible tumbarse, pero bueno yo tampoco iba a eso.

Un pelín más a la derecha de la piscina infantil con toboganes hay otra piscina cercada, lo cual se agradece cuando se va con niños pequeños, porque en un despiste se van al agua, Esta piscina no cubría tampoco, pero ya no es infantil, aunque los niños se pueden bañar perfectamente. Por un lado a mi me cubría más o menos por la cintura, y por el otro lado me cubría por los hombros. A mi hijo le gustó esta porque él está acostumbrado a ir a la piscina y nadar con manguitos o churro, así que se dio en esta pisci un buen baño.

Siguiendo por el camino que separaba las dos piscinas infantiles nos encontramos varias ramificaciones, a la mano derecha casi todo es césped. A la mano izquierda un riachuelo que une varias piscinas: una piscina infantil también pero en la que cubre más, en esta piscina también hay varios toboganes, uno es una divertida rana gigantesca, los demás están disimulados entre las rocas.

El resto de piscinas para nosotros fueron más bien para ojear, muchas contaban con los mismos toboganes disimulados entre las rocas, pero según iba cambiando la altura del agua también eran más grandes los toboganes. Además hay una piscina con un géiser, en la que apenas estuvimos, porque el chorro la verdad que asustaba un poco. Hay una que es jacuzzi, piscina de olas,… Pero además están las de los típicos toboganes, el típico tubo cerrado, otro tubo pero abierto, un tobogán normalillo, uno llamado kamikace porque es más rápido, el típico por el que se tiran 4, uno por cada vía, y otro tobogán llamado Roller Coaster por el que se tiraban con hinchables y podían tirarse de uno en uno o de varios, todo depende del hinchable, este último no es un tobogán en sí, más bien es la típica U, como la de skate, pero muchísimo más grande, desde luego al verlos tirarse parecía que se lo pasaban en grande… cuando el niño crezca lo probaré, jeje.

Por supuesto también cuenta con cafetería y otros baños con duchas dentro del recinto.

Atracciones acuáticas

Aunque ya os he hablado de las piscinas y atracciones del Aquapark de Cerceda en el punto anterior, aquí os haré un resumen de las mejores por si no queréis leer todo lo anterior.

Hay un entramado de piscinitas sin profundidad para refrescarse o niños. Luego hay una piscina normal de mediano tamaño. Otra piscina con toboganes sencillos y medios para niños un poco mayores y luego tres atracciones ya para todos los públicos que son un tubo cerrado espiral, un grupo de tres toboganes de media altura y otro tubo espiral abierto. También una piscina burbujeante a la que denominan “jacuzzi”

Como atracciones superiores, para adultos o niños de más de 1.5 metros, hay una bajada larga con flotador tipo Donuts y un gran tobogán.La atracción estrella es una piscina con olas que incomprensiblemente sólo se pone tres veces al día un ratito.

Este es un listado de las más icónicas del parque:

  • Piscina de chapoteo. Nada más entrar hay una atracción para niños pequeños con un trampolín en forma de caracol. Ahí el agua está helada, y cuesta bastante chapotear, el agua te cubre hasta las rodillas. pero la sorpresa fue descubrir que las demás atraccines tenían el agua mas calentita. y ya digo, que para estar nublado se estuvo bastante bien.
  • Piscina infantil. hay 3 toboganes en línea y juntos un poco más grandes, pero que siguen siendo para niños pequeños y una rana muy graciosa desde la que se tiran a modo de tobogán. ahí el agua ya tiene más profundidad, a los niños les llega al cuello más o menos, aunque hay zonas menos profundas. también hay una seta, que te pones debajo y te cae el agua encima como si fuera una gran ducha. sin duda para los niños pequeños es lo más divertido y aprovechado. t
  • Piscina de olas. ahí si te pones detrás de todo o delante te ríes mogollón. es muy divertido, te caes, te empujan, intentas saltar las olas…. es super divertido.
  • Géiser. es una piscina redonda, el agua te llega al cuello y vas girando alrededor de un círculo. Se trata de un remolino, así que si te dejas llevar vas girando alrededor de una piscina y te partes de risa. ahí el agua está muy calentita. y puedes llevar a los niños montados a caballito a tu espalda
  • Jacuzzi. está a tope de gente. tiene asientos a los alrededores, pero está lleno, así que ni me metí dentro.

Todo está muy cuidado, porque todo está muy nuevo.

El problema de esta instalación es que tiene un aforo limitado en las atracciones, y la afluencia en el corto verano gallego es muy alta. Eso se traduce en colas pesadas y largas. Si te toca un dia poco soleado como fui yo, pasas MUCHO frio, esperando en una plataforma alta, con brisa y mojado.Pueden incrementar el aforo, poniendo la piscina de olas más a menudo, pero contratando más socorristas para no sacrificar las atracciones.

Conclusiones

aquapark cerceda

En general, salvando este problema de colas, la instalación está bastante bien. Su mayor defecto es el clima. Está en una zona interior, bastante más extrema que la costa y por ejemplo en este verano, apenas hubo días buenos en Agosto, y sólo trabaja poco más de tres meses al año.Como complemento, hay un bar con restaurante de comida rápida, y una tienda de recuerdos, que en cosas como helados, tenía precios inferiores que el propio bar, distante unos metros.

En general nos lo pasamos bien, pero le pondría algunas pegas:

  • Lo primero es que el parque sí tiene parking, pero no llega ni para la mitad de las personas que están dentro, esto es un fallo grandísimo.
  • Otro fallo es que estaba a rebosar, como dije antes, apenas puedes estirar la toalla, y vamos no me parece normal. Ya sé que estos sitios suelen estar llenísimos, pero vamos tendría que haber más control.
  • Un fallo del cual no tiene la culpa el parque, y es que lo tenemos lejos. Siendo la climatología de Galicia como es, me parece sumamente extraño que fueran a montar un aquapark hacia el norte en vez de hacia As Rías Baixas. A ver si algún día lo montan y así puedo ir más a menudo, porque este de Cerceda me queda a casi 2 horas.
  • Por otra parte está el fallo del dichoso «microclima» que tenemos en Galicia, que vamos a 5 km puede estar cayendo una buena y donde tú estás, día de playa. Por eso tendrían que hacer uno más al sur, porque se asegurarían mejor el buen tiempo.
  • La piscina normal, típica de natación, debería ser más grande ya que tiene el tamaño típico que puede tener casi en una casa individual, y bueno, se hace pequeña.

Yo creo que si vivís cerca y no habéis ido, vale la pena probarlo al menos una vez, pero no en fin de semana, y si os gusta, repetir.

Es un sitio al que ir a pasárselo bien, y lo recomiendo para personas que vivan en Galicia o pasen mucho tiempo aquí en verano, sin embargo no lo recomiendo si venís a pasar una temporada corta porque la verdad que Galicia tiene cosas preciosas para ver y disfrutar.

Nosotros lo pasamos muy bien, pero que este año no repetiremos, volveremos el próximo verano y a ver si puede ser mejor entre semana porque fuimos en festivo y aquello estaba que parecíamos sardinillas en lata. Además de que cuando llegamos había una cola de más de 20 minutos, y a ver cómo aguantas con un niño de 2, casi 3 años, 20 minutos en una cola. Si vais y os pasa esto, y veis que se os echa encima la hora de la comida, yo os diría que hicierais como nosotros, que decidimos comer primero, en la zona del parque exterior que tiene mesas, un riachuelo y muchísimo espacio para disfrutar. Así la cola fue pasando, y al final entramos a la zona de las piscinas a las tres de la tarde y sin hacer cola.