En la provincia de La Coruña están las lagunas de Corrubedo. Es una zona protegida que acoge dos lagunas litorales encerradas entre acantilados rocosos; las separan un cordón de dunas y la playa. El paisaje que podemos contemplar allí es excelso, ya que la roca y la arena conjugan la vegetación de pinos, robles y alisos.

Hay unos 35.000 individuos de 35 especies de aves migratorias que aprovechan la riqueza piscícola y la tranquilidad de las lagunas como lugar de descanso.

Cómo llegar a las Dunas de Corrubedo

Las Dunas de Corrubedo se encuentran en la provincia de A Coruña, en el término municipal de Riveira.

Si queréis visitar las lagunas de Corrubedo, os indico cómo llegar: Desde Santiago de Compostela debéis tomar la A-9 hasta Padrón y allí coger la vía rápida hasta Ribeira, donde la comarcal en dirección a Corrubedo os llevará al parque.

En unos 15 minutos aproximadamente llegaréis a la playa ya que a partir de ahí trayecto está señalizado, aunque por eso no dejas de tener que ir bastante pendiente ya que es fácil perderse (y lo digo por experiencia).

El aparcamiento es bastante grande y por lo menos en las veces que yo he estado allí nunca ha habido problemas de plazas. Uno de los principales inconvenientes es que si pretendes dejar el coche a la sombra es muy dificil y además se encuentra muy distante de la playa por lo cual no es recomendable ir cargado con sombrilla, bolsa nevera, sillas…

Hoteles cerca de Dunas de Corrubedo
Booking.com

Encuentra actividades, visitas guiadas, excursiones, tours gratuitos y más en La Coruña
Buscar

Qué vas a ver en las Dunas de Corrubedo

Al llegar al parking que hay a unos 500 metros vemos una gigantesca duna de unos treinta metros de altura y unos dos kilometros de larga (increible, para los que vemos dunas por primera vez). Al acercarnos a ella vemos una inmensa cantidad de arena que al principio es divertido subir pero luego cansa bastante, pero lo bueno es cuando llegas arriba y ves una gran playa, a la cual todavía nos quedá un kilometro por lo menos.

Y desde arriba miras hacia abajo y te dices «joe» me ha costado subir pero QUE DIVERTIDO ES BAJAR RODANDO. Después de hacerlo un par de veces llegas a la playa te bañas un par de veces y descansas para la vuelta puesto que tienes que subir y bajar varias veces por que es como una droga, buena claro.

Mi consejo dejaos impresionar por la duna y su paisaje, puesto que no os he hablado de él, esta en una especie de valle rodeado por montañas y por el mar, por la parte que no da al mar al lado de la duna tenemos una gran reserva de aves y de otros diversos animales, lleno de lagunitas y alguna que otra laguna.

En las lagunas de Corrubedo podéis observar alcatraces, y el buceo de los araos y los cormoranes. Las aves limícolas están representadas por correlimos, ostreros, vuelvepiedras y chorlitejos. Además, abundan la garza real, la garceta común, la espátula, la cerceta y el ánade real y, en verano, es frecuente la presencia del aguilucho lagunero.

La riqueza faunística abarca también a mamíferos, representados por zorros y nutrias, mientras que el anfibio más característico es el tritón.

Eso sí, aún deberán pasar algunos años y realizarse nuevos censos para poder cuantificar los daños causados a algunas especies de aves marinas por la catástrofe del Prestige.

Para mí, el mayor atractivo de las lagunas de Corrubedo es su gran duna móvil, única en Galicia, que tiene más de un kilómetro de longitud.

La playa

La verdad que esta es una de esas playas que impresionan por su longitud, ya que no alcanzas a ver el final. Es muy recomendable tomar precauciones en cuanto a la exposición al sol (cremas y esas cosas) ya que aunque parezca que está medio nublado, el sol quema igual.

En relación al bañarse, es una cosa que tampoco recomiendo, o al menos yo solo me bañaría en dias en el que el mar estuviese muy en calma ya que es bastante peligrosa y aunque hay algún socorrista como la playa es tan larga te puedes ahogar antes de que llegue… (no hay que olvidar que esto es mar abierto y no ría)

Otra advertencia es: cuidado con el rio que hay!, ya que para pasar a otra parte de la playa, solo se puede hacer cruzando una especie de rio (digo una especie porque no se muy bien si es un rio, o una especie de lago creada por las mareas), cosa que no es muy complicada cuando la marea está baja, pero que cuando sube más de una persona se ha quedado atrapada o al menos lo ha pasado mal para cruzarlo por culpa de la corriente.

Pese a todo este tipo de inconvenientes no deja de ser un paraje natural precioso digno de visitar, añadido a la diversión de las dunas, sobre todo si se lleva niños pequeños.

Solo dispone de un bar pequeño situado en un extremo de la playa (a la derecha mirando hacia el mar) cercano al pueblo y nada más; cosa que por otro lado tiene su encanto, ya que es una playa más salvaje y de otra forma se convertiría en el Benidorm gallego.

Otra información útil

Dunas de Corrubedo

Si queréis alojaros en las proximidades os recomiendo el hotel donde me alojé yo, que se llama hotel Rectoral Artes, y está situado en la Ribeira. Este hotel es un bonito edificio histórico de fachada gótica.

Para comer, el restaurante Balieiros ofrece buenos mariscos y empanadas, pero yo os aconsejo que probéis su delicioso arroz con bogavante.

Para más información sobre las lagunas de Corrubedo, en el parque hay un centro de recepción de visitantes, en el que disponen de una exposición permanente sobre el parque y su entorno, así como de información sobre dónde localizar las áreas recreativas y cuáles son los horarios de visita del observatorio de la Laguna de Visán. Por tanto, allí os darán una información muy detallada sobre el parque y no vais a tener ningún problema con la visita.

Para terminar decir a todo el mundo que no dejen de visitar esta playa porque aunque no sea la mejor para disfrutar del agua, merece la pena el paisaje…