Vamos con otro pueblo más de los que he visitado en mis vacaciones en Galicia. Muros es el pueblo con el que más a gusto quedé, el que más me ha gustado, tanto por su ambiente como por lo que visité y las cosas que comí y vi; Muros.

Cómo llegar a Muros

Es fácil desde A Coruña. Debéis coger la carretera que va a Finisterre y luego en S. Comba coger el desvío a la C-545 y más tarde cogemos la que va a Muros.

La carretera a Muros, tiene muchas curvas, la verdad es que el firme está muy bien, pero tiene unas curvas bastante grandes, por lo que hay que tener cuidado.

Conociendo el pueblo

El ayuntamiento de Muros ocupa la el extremo norte de la ría de Muros-Noia, una de las más importantes rías gallegas. Está en la costa suroccidental de A Coruña y sus parroquias son: Esteiro, Tal, Torea, Abelleira, Serres, Sestaio, Muros y Louro.

Se declaró a la villa conjunto histórico-artístico en 1970. Tiene un precioso casco histórico en el que podemos observar como sigue intacta esa labor marinera, podemos pasear por sus soportales y sus calles estrechísimas. Tiene edificios medievales preciosos. Los nombres de las calles, son extraños y entretenidos de mirar: Esperanza, Paciencia, Soidade… LA verdad que yo en esto de los nombres de las calles no me había fijado, hasta que mi novio dijo que estábamos en tal calle y yo le dije, anda pues la de antes se llamaba Paciencia, y así nos fuimos fijando y leímos varios nombres curiosos.

Estuvimos en Muros el segundo día de nuestras vacaciones por la tarde. Después de comer en el camping tranquilamente, decidimos irnos a dar una vuelta por esa zona de la costa de la muerte, así que salimos de allí y pasamos por todos los pueblos que había antes, parando y observando sus distintas maravillas, como las «Islas Lobería» con su faro en medio del mar, el pequeño pueblo de Ézaro, donde se encuentra el único río de Europa, creo, que desemboca al mar en cascada, pero ese espectáculo no lo pudimos ver, ya que en la oficina de turismo de Corcubión, donde nos estuvieron explicando todo esto, nos dijeron que esta cascada solo la abrían Sábados y Domingos durante media hora los de la central hidroeléctrica. Luego nos paramos en un faro, el pueblo no recuerdo el nombre, solo puedo decir, que el faro esta al lado del campo de fútbol y que no es un faro muy bonito. Mas tarde paramos en un mirador ya cerca de Muros, donde podemos observar toda la ría y maravillarnos con el paisaje. También vimos la maravillosa zona de Louro, con la playa y ese peñón enorme que te lleva al faro de Punta Louro, aunque nosotros al faro no fuimos en coche.

Hoteles cerca de Muros
Booking.com

Encuentra actividades, visitas guiadas, excursiones, tours gratuitos y más en La Coruña
Buscar

Una vez en Muros, lo primero que hicimos fue dar un paseo por la plaza donde está el ayuntamiento y luego sentarnos en una terraza del paseo marítimo bajo los soportales a disfrutar de una cervecita tranquila. Hacía una tarde preciosa y tranquila. Luego nos adentramos por las estrechas callejuelas y entramos a la zona antigua, por donde pudimos contemplar bonitos edificios y los tan curiosos nombres de las calles y de allí salimos a la iglesia.

La iglesia de San Pedro, es una antigua colegiata llamada de santa Maria del Campo. Esta iglesia de San Pedro se construyó sobre la antigua románica y se acabo de construir hacia el año 1400. Por lo que nos explico el chico de la oficina de turismo, por dentro es de capillas de estilo gótico marinero y su única nave, tiene el techo de madera. También nos contó que hay sepulcros medievales, pero por dentro no pudimos ver nada porque ya era casi de noche y estaba cerrada.

Cuando acabamos de ver la zona de la iglesia, nos fuimos a dar más paseos, subimos por una zona que tiene unas escaleras enormes y luego de nuevo a la plaza del ayuntamiento. De allí a ver el paseo marítimo precioso por cierto. Cuando acabamos con los paseos decidimos buscar un lugar donde poder cenar así unas racioncillas de algo y enseguida por la zona del puerto encontramos el lugar idóneo. Allí en la calle sobre unos barriles que servían de mesa nos comimos unas raciones de pulpo que es lo más típico de Muros (y mi novio que es un gran aficionado al pulpo, me jura que es el mejor que ha comido en su vida), almejas y navajas y por fin probé las ostras, que es un lugar bueno para pedirlas, porque estaban muy baratas (la unidad por 0,90 €). La verdad es que no me gustaron demasiado las ostras, además eso de comerte un bicho vivo y ver que se movían me daba asco.

Playas

Muros tiene playa, pero la verdad es que son mejores las playas de los alrededores, por ejemplo la playa de Louro, es una pasada de playa. No estuve en ella bañándome, pero si que estuve viéndola y está bastante limpia y es grande. Al lado hay un camping, pero es tranquila.

Los Petroglifos

Para aquellos amantes de la arqueología y del arte, Muros también tiene su rinconcito, este LAXE DE AS RODAS.

Son unas inscripciones hechas en la edad del Bronce en las rocas. Hay inscriptos espirales, combinaciones circulares, laberintos, cazoletas,…

Aun no se sabe que es exactametne pero se cree que es un calendario lunar de los antiguos celtas que poblaronGalicia.

El acceso a este es bastante complicado. Hay que adentrarse en el monte y preguntar a la gente del lugar par que te indique. Ármate con ropa cómoda y con un machete para ir apartando los toxos.

Qué más hacer en Muros

Después de nuestro primer día allí, vimos otra cosa que podíamos hacer, pero como es una actividad que solo se realiza dos veces al día decidimos que el día que nos fuéramos, volveríamos a Muros por la mañana, lo haríamos y luego visitaríamos Noia, para luego coger la carretera a Santiago, que a su vez nos enlazaría con la que va a Lugo y podríamos volver a coger la A6 y volver a casa, así que hay estábamos plantados otra vez el último día de las vacaciones. Nos levantamos pronto en el camping y recogimos todo enseguida, por lo que a las 10 ya nos estábamos marchando rumbo a Muros de nuevo.

La actividad que teníamos pensar realizar, era un paseo en barco, porque hay dos salidas al día desde el puerto de Muros, en un barco de recreo que te lleva a conocer la ría entera desde el puerto hasta punta Louro.

El barco en cuestión cuesta 12 euros por persona, menos los niños que pagan 5 hasta los 15 años creo recordar. Es un buen precio para un paseo por la ría de una hora de duración y os diré porque. En el barco te explican todo lo que vas viendo, nos explicaron la historia del puerto pesquero de Muros, las fabricas de conservas y luego nos acercaron a las bateas de los mejillones y nos contaron como se hacían de que estaban construidas y como había barcos trabajando, nos explicaron las toneladas que sacaban, los barcos que iban y venían al día, lo que costaba una batea y las producciones. En la zona nos dijo que había alrededor de 50 bateas. Luego nos llevó a ver el fondo marino. Sí, tiene en el fondo del barco una sala acristalada, donde puedes ver todo lo que hay en el fondo, desde los corales, hasta todo lo que habita allí. Vimos muchos peces, necoras, mejillones, corales y unas preciosas estrellas marinas. Más tarde nos acercó a ver el faro de punta Louro desde el barco y de allí a ver las playas de Louro, pero lo mejor de todo es que al regreso, te dan una degustación de empanada gallega y vino de ribeiro, así que vosotros me diréis si por 12 euros no está genial el paseo.

Lo que nos quedamos sin ver, fue la lonja, que nos explicaron que podíamos ir a las cinco de la tarde cuando los pescadores llegan y se podía ver como se vendía el pescado, que es una cosa que yo tengo ganas de ver y que solo he visto por la tele, los regateos y demás.

Además el día que nos marchamos, había mercadillo, y las calles de Muros estaban llenas de puestos para vender de todo, ropa, comida, vamos como el mercadillo de cualquier pueblo, pero como hacía muy bueno estaba muy animado.

La Bahía y el Monte Louro

Esta zona también ofrece la posibilidad de disfrutar de parajes naturales como son el Monte Louro y la Bahia.

Al monte Louro podéis ir a hacer trecking o escalada, muy recomendable el ir, son impresionantes las vistas que podéis disfrutar desde aquí.

En la punta de Queixal hay un faro que podéis acceder en carretera o a pie a través del Monte. Yo he ido de las dos maneras, recomiendo la de a pie. Disfrutas de todo el monte, del mar, de vistas impresionantes y de la naturaleza en si. Parece que estas en un sitio llamado libertad y cuando llegas al faro y notas como te da el viento en la cara parece que te vas a caer en esos acantilados, una experiencia que no debes perder.

La Bahia es un lugar que solo conocen unos pocos y los del lugar. Para llegar a él tienes que salir del camping de A’Bouga e ir por todas las rocas rodeando la costa. Hay que tener mucho cuidado y conocer las mareas. Solo debes ir con alguien que lo conozca, ya que solo se puede ir en marea baja. Esto es por que cuando sube la marea hay que regresar por las rocas mas altas y el acceso a estas es mas difícil. Nos paso mas de una vez el quedarnos atrapado en la Bahia y tener que volver a nado (cagados de miedo) o tener que subir monte arriba y volver por la carretera.

Bien pues volviendo a la bahía, es una ensenada que se encuentra en Punta Bouga donde te puedes bañar y donde hay un gran paraíso natural ideal para bucear. Como te guste el submarinismo este es tu lugar. Los arrecifes están llenos de vida y como tiene una gran profundidad es inexplorable. Para los chavales es ideal por que las rocas de alrededor hacen de trampolín.

Dónde alojarse

muros

Cerca de Muros tenéis en camping de «san Francisco» que está al lado de la playa. Hay también otros dos, el de A Vouga y el de Ancoradoiro. También podéis alojaros en el mismo Muros, aunque no hay hoteles grandes, solo pensiones y hostales o si queréis podéis buscaros un apartamento o casa en alquiler.

En el mapa que os hemos puesto podéis encontrar las mejores opciones de alojamiento en Muros.

En el camping de A Vouga me tengo pasado yo veranos enteros por lo que lo conozco como la palma de mi mano. Esta situado en la carretera Muros-Fisterra en el Km 3 y son estos los kilómetros que distan del camping del pueblo. Fueron muchas las veces que tenemos ido al pueblo en bici en plan excursión pero generalmente íbamos en coche.

La playa esta justo al lado del camping y solamente hay que bajar unas escaleras, este tiene una buena zona de acampada, agua caliente, cafetería, super, y columpios.

Durante una buena temporada estuvo cerrado y de capa caída por problemas familiares pero ahora lo están intentando recuperar. Hace años que no voy por lo que por experiencia propia no os puedo hablar ahora pero sé de gente que acaba de ir este verano y me ha asegurado que esta igual que siempre. Lo malo es cuando llueve que se embarra mucho, pero eso es por la calidad de la tierra del lugar.

Opinión personal

La verdad es que es un pueblo muy agradable y con mucha animación en verano, a mi no me importaría volver, porque me gustó mucho tanto el pueblo como el ambiente que se vivía por allí.

Es un pueblo que está bastante limpio y cuidado, y la gente parecía bastante agradable, hay muchos sitios donde comer y donde relajarse a la orilla del mar. La ría tiene unas vistas preciosas y es enorme. Yo por supuesto que es recomiendo que paséis por allí si podéis porque salí maravillada de el. Lo que más me gustó fue la zona del casco viejo, con esas callejuelas, los soportales, las bellezas de los edificios todos muy rústicos y bien cuidados. Es muy agradable pasear por el paseo marítimo.

No es un pueblo demasiado grande, pero la verdad es que tiene bastante animación. No se como será en invierno cuando no hay turismo, pero la verdad es que en verano es genial, por lo menos lo que yo vi.

Bueno, puesto es todo lo que os puedo decir de este pueblo maravilloso.