Conciergerie

Descubre las ofertas de hoy por Black Friday

Como algunos ya sabréis la Conciergerie es la antigua cárcel de Paris donde iba la gente por crímenes comunes (la Bastilla parece que estaba reservada a crímenes más bien «políticos»).

Durante la revolución sin embargo, la situación cambio y alguno de sus huéspedes más famosos como María Antonieta o Robespierre pasaron allí sus últimos días a la espera del tajo y la horca.

El perímetro del edificio sigue siendo actualmente inmenso (que me lo digan a mí que por culpa de un estúpido cartel le di toda la vuelta cuando tenía la entrada justo enfrente 🙁 ). Pero no os hagáis ilusiones.

Casi todo el edificio está dedicando a sus funciones actuales y está lleno de gendarmes. Sólo una pequeñísima parte se ha conservado para que pueda ser visitada. De hecho sólo podréis visitar 3 celdas (una por cada clase económica) y la de María Antonieta (la celda de Robespierre desapareció por modificaciones en la estructura pero sigue habiendo un letrero indicativo de su antigua posición en un pequeño pasillo).

Con esas celdas, la pequeña capilla y un patio minúsculo se termina la visita. No hay Audi guía ni guía de carne y hueso. Os tendréis que conformar con un par de letreros explicativos (también están en castellano no os preocupéis) que no están mal pero que por motivos lógicos son bastante breves.

Yo creo que como mucho en 3 cuartos de hora (tirando por lo alto) podéis realizar la visita completa y marcharos a la Saint Chapelle que está justo al lado (por cierto, allí se forman unas colas de impresión así que ojo).

Hoteles baratos cerca de Conciergerie
Booking.com

Es muy interesante ver esos agujeros oscuros y probablemente infectos donde metían a la gente más pobre y es curioso pensar que el dinero además de proporcionarte más comodidad también te protegía de todo tipo de cosas desagradables como violaciones o enfermedades contagiosas.

Las celdas para «gente bien» por lo menos tenían derecho a su ventanuco e incluso a un escritorio con velas y plumas para que el rico recluso pudiera escribir cartas o sus memorias antes de intentar escapar de allí con la complicidad de los guardias ( un hombre rico se fugó vestido de mujer).

Conciergerie

En conclusión, una visita interesante pero que desgraciadamente no da mucho de sí debido a la falta de espacio e información.

¿Quieres reservar una guía?

Otros lugares que no te puedes perder

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Ignacio Cuesta
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: contacto@calculadoraconversor.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.