Disneyland París

Bienvenidos al mundo de la magia. Para leer esta opinión necesito que pongáis de vuestra parte, que estéis dispuestos a leerlo todo sin prisas y disfrutando del contenido. Va a ser largo, pero muy completo y con gran cantidad de información y trucos para disfrutar de Disneyland París.

¿Cuántos días hay que ir a Disneyland París?

Si es vuestra primera visita, deberíais plantear hacer una visita de unos 4/5 días. Por supuesto, esto depende de cada uno, de su presupuesto y de lo que esté dispuesto a gastar, pero hay mucha cosa que ver y un fin de semana puede ser poco (sobre todo en temporada alta). Hay que evitar los sábados, el parque Disneyland estará lleno vayas en la temporada que vayas.

Qué época es mejor

Una característica de Disney es que los veranos no son tan cálidos como los que tenemos en algunos puntos de España (ni de lejos). Esto tiene la ventaja de que muy pocas cosas son «de temporada». La mayoría de atracciones están cubiertas y preparadas para funcionar todo el año, salvo algún espectáculo que solo se hace en verano. Así que si queréis ir en primavera, otoño o invierno no tendréis más problemas que el frío pero podréis verlo casi todo.

Recuerda: Halloween y Navidad se celebran por todo lo alto en Disneyland con fiestas, atracciones y decoraciones especiales. Merece la pena verlo pero recordad que la afluencia de gente se multiplica.

Dónde alojarse

Más adelante viene una opinión sobre los hoteles del resort, que son los más caros pero los mejores dado el servicio que ofrecen, la cercanía a los parques y las entradas y desayuno incluidos. Hay otros hoteles asociados fuera de Disney pero muy cerca, y sino siempre está la opción de alojarse en París y venir en RER.

El viaje

Eurosdisney está en las afueras de París, en la parte Norte; es decir, hay que pasar París (esto quizás no os parezca importante -y no lo es si vais en avión o tren-, pero sí lo es si vais en coche).

Hoteles baratos cerca de Disneyland París
Booking.com

Formar de ir:

En avión

Es la forma más cómoda. Desde muchos aeropuertos españoles salen aviones directos a París y se plantan allí en una o dos horas. Yo fui una vez a París en avión desde Biarritz (en el sur de Francia, junto a la frontera con Guipúzcoa) y tardó escasamente una hora. Desde el aeropuerto de Orly me han dicho que sale un autobús que lleva directo a Eurodisney en algo más de una hora (de todos modos, unos amigos van en Semana Santa; ya modificaré la opinión si tardan más o me dicen algo destacable).

En coche

Desde Hendaya (sur de Francia, junto a Guipúzcoa) sale el tGV (train grand vitesse, es decir, el AVE francés), que se planta en la estación de Montparnasse en unas seis horas. Igualmente he ido en tren una vez a París (este mismo agosto). El viaje es cómodo ya que los vagones están en buen estado y disponen de servicios, cafetería, etc… En la estación de Montparnasse debéis coger el metro hasta la gare de Lyon (creo que son una o dos paradas) y allí coger el RER (trenes parisinos de cercanías) que os deja en Eurodisney en una hora aproximadamente. De todos modos, también hay trenes que van directos a Eurodisney desde España, pero no circulan todos los días (el tGV sí, y con una gran amplitud de horarios) y creo que no son de alta velocidad, por lo que el viaje será más cansado.
Por si os sirve, os pongo el plan que una amiga ha hecho en dos ocasiones: coge el tren nocturno hasta París, reservando un compartimiento con literas, tanto a la ida como a la venida. Así, logra estar en Eurodisney a la hora de apertura del parque y aprovechar completamente tanto el día de ida como el de vuelta, a la vez que se ahorra dos noches de hotel. Es una opción barata y cómoda si sois de los que podéis dormir en cualquier sitio. Los compartimentos son de cuatro literas (los de primera clase) y de seis literas (los de segunda).

Si vais en tren, intentad reservar con 3 meses de antelación ya que los más rápidos pueden conseguir la tarifa de 25 euros el trayecto. Así nos fuimos nosotros en agosto: el viaje de ida y vuelta Hendaya-París nos costo 50 euros por persona; como veis, un chollo.

He hablado de la salida desde Hendaya, que es la que conozco; por supuesto, también hay trenes que salen desde Cataluña hasta París en condiciones similares. Si vivís por ahí, os conviene informaros porque es una forma barata, cómoda y rápida de ir a París.

En coche

Fue la forma que elegimos nosotros para ir a Eurodisney, pero no puedo recomendárosla. Ya partiendo de San Sebastián es un viaje largo y pesado, tanto más si salís de ciudades más alejadas de la frontera.

Ir en coche tiene algunas ventajas: vas a tu ritmo, te paras cuando quieres y, una vez allí, te puedes mover libremente. Las carreteras y autopistas francesas son buenísimas: casi rectas, muy bien asfaltadas y con zonas de descanso con baños cada muy pocos kilómetros.

El inconveniente es lo largo que se hace el viaje. A nosotros nos costó once horas, tanto a la ida como a la vuelta. Es verdad que se puede hacer en algo menos de tiempo pero, a la ida pillamos un atasco tremendo en los aledaños de París y a la vuelta la autopista estaba cortada por un accidente y tuvimos que desviarnos por carreteras secundarias.

Lo de que Eurodisney esté pasando París es una gran desventaja porque pasar los alrededores de la ciudad nos llevó una hora y cuarto. En mi vida había visto tantos coches juntos.

Si vais en coche os aconsejo que llevéis un GPs porque es un auténtico lío de carreteras y, aunque está bien indicada la desviación para el parque una vez que nos encontramos cerca, hasta llegar allí hay mil desviaciones, salidas, carreteras que se unen y se bifurcan. Nosotros estamos convencidos de que sin el navegador no hubiésemos conseguido llegar.

Y un consejo. Respetad escrupulosamente los límites de velocidad porque los franceses no se andan con tonterías y detienen a quienes pillen sobrepasando el límite, no soltándole hasta que paga la multa, si no tiene, paran el coche y un policía te acompaña a sacar dinero a un cajero.

En todo caso, debéis salir de la autopista en la salida 14 Val d’Europe, Parc Disneyland R.

Moverse en Disney

Si vienes de París, el RER línea A4 tiene como estación de destino Marné la Vallée – Chessy – Parcs Disneyland, y te deja allí en unos 45 minutos.

Para entender la zona hay que imaginarse un círculo enorme. En un lado están los dos parques. En el centro la zona hotelera y la Village y arriba los otros hoteles. Algunos están a 10 minutos andando de los parques, otros a unos 25.

FastPass

Se trata de un servicio gratuito que ofrece Disneyland en sus atracciones más concurridas de gente. Si vas al puesto Fastpass de una atracción recibirás un billete que indica la hora a la que tienes que volver para montar, enseñando el billete, sin hacer cola. No puedes sacar otro Fastpass hasta que no se consuma el que ya has cogido, aunque a veces esto no es así y puedes sacar hasta dos a la vez.

Un ejemplo del genial uso del Fastpass es este, para entendernos:

Llegamos a los Studios a las 10 en punto y vamos corriendo al express de Tower of Terror, que nos da hora para las 11. Durante esa hora tenemos tiempo a montarnos en Rock n’ Roller sin Fastpass, e incluso quizás sacar uno para volver a montar luego o ir a otra atracción en el tiempo que sobra. Cuando llega la hora subimos a Tower y en una hora nos hemos montado en las dos principales atracciones del parque más alguna otra casi sin hacer cola, en vez de ir una por una a esperar la cola de rigor.

El parque Disneyland París

disneyland paris

Es un parque de atracciones bastante grande, ya que tiene aproximadamente unas 6 hectáreas, por lo que tenemos que ir con tiempo si queremos recorrernos todo el parque. Como hay tanto terreno, lo vamos a encontrar dividido en varias áreas temáticas:

Main Street

Es la zona de entrada y representa los recuerdos de la ciudad en la que Walt Disney vivió su infancia. Es una larga calle por la que pasan caballos y tranvías y con unas casas de foto de postal, que terminan en la Plaza Gardens, punto de unión de los 5 reinos desde el que se puede acceder a todos ellos.

Las atracciones de esta zona son pocas:

  • Main Street Railroad: la estación del ferrocarril que cruza el parque tiene aquí su más bonita estación, justo a la entrada.
  • Coches y caballos: son unos coches de época y un tranvía tirado por caballos que cruzan la calle para darle un ambiente de época realmente conseguido.
  • Liberty Arcade: es una de las 2 calles interiores de Main Street, paralela a la principal y pensada para los días de lluvia.

Truco: esta calle termina en un camino que conecta directamente con Frontierland, pero no lo digamos muy alto porque casi nadie lo sabe… por lo que nadie lo usa 😉

  • Discovery Arcade: la otra calle interior, tan bonita y cuidada como la primera solo que esta no conecta con ninguna zona y termina en Plaza Gardens.
  • Plaza Gardens: es una mini-zona en sí misma, con una vista espectacular del castillo y que acoge los espectáculos veraniegos nocturnos de fuegos artificiales.
  • Restaurantes: tiene cierta variedad en cuanto al precio: un restaurante caro pero muy recomendable (Walt’s), varios bares de comida rápida y un buffet (Plaza Gardens Restaurant).
  • Tiendas: grandísima variedad de tiendas de artículos del parque, especialmente importante una de ellas llamada Emporium por ser la más grande del parque (y realmente es muy grande).

Frontierland

Bienvenido al lejano Oeste. Frontierland es una tierra que discurre por una larga calle que bordea un inmenso lago. Coronando la zona está la gran montaña rusa Big Thunder Mountain. Atracciones:

  • Big Thunder Mountain: esta montaña rusa es una de las mejores atracciones del parque, no por ser fuerte ni alta sino por ser muy bonita y estar tan bien lograda. Aunque la entrada a la atracción esté en tierra firme, todo el circuito se realiza en la montaña que flota sobre el lago, lugar al que alcanza por un túnel subterráneo. Incluye Fastpass.
    Mi experiencia: una montaña rusa para toda la familia. Es larga, bonita y muy decorada y ofrece buenas vistas. Casi cualquiera de la familia puede subirse.
    Puntuación: 10, imprescindible.

Truco: es la atracción con más cola del parque, por lo que deberías considerar subir en ella la primera de todas antes de que la mole de gente alcance Frontierland y aún esté entrando al parque. Si no es posible, ve corriendo a sacar un Fastpass para la hora siguiente y podrás entrar sin colas. Cuidado, algunos días los Fastpass pueden agotarse a mediodía y estar la atracción con colas de 2 horas durante toda la tarde.

 

  • Phantom Manor: esta casa del terror (inspirada por fuera en la de la película Psicosis) es un magnífico pasaje muy bien logrado, con una tematización maravillosa y de nuevo para toda la familia. Los niños pequeños se asustarán, pero los mayores no pues estamos más ante un pasaje que ante una casa del terror. Recuerda que vas montado en unas cabinas de dos personas que giran de repente para desorientarte y darte una sensación de pánico.
    Puntuación: 8,5, recomendada.
  • River Mesa Riverboat: un majestuoso y antiguo barco blanco de vapor que puedes coger para dar un paseo por Frontierland.
  • Restaurantes: otra zona con variedad. Aparte de los múltiples sitios de fast-food tiene un restaurante de mesa (Steakhouse, bastante bueno) y un buffet llamado Lucky Nugget Salloon que resulta muy caro por la «gracia» de tener a los personajes Disney amenizándote la comida.
  • Tiendas: pocas, para comprar vuelve a Main Street.

Adventureland

Esta frondosa selva es muy distinta de las anteriores. No se compone de una larga calle principal sino de varios senderos cortos en los que es fácil perderse y que conectan Frontierland con Fantasyland, además de tener acceso a Main Street por el bazar de Agrabah. Tiene algunas atracciones importantes.

  • Indiana Jones and the Temple of Peril: montaña rusa inspirada en Indiana Jones. Es bastante más fuerte que la de Frontierland, pero su recorrido es realmente sencillo, además de ser muy corta. ¿Su aliciente? Un looping bastante cerrado. Por lo demás, una atracción de currículum que se dice.
    Mi experiencia: me esperaba más de una montaña rusa así, pero me gustó aquel looping además de la decoración del sitio (punto en el que Disney se sale).
    Puntuación: 7, está bien.

Truco: tiene Fastpass pero no tantas colas como otras atracciones. Antes de cogerlo valora si realmente te vale la pena o si es mejor reservarlo para otra joya del parque.

  • Piratas del Caribe: una espectacular atracción. Un paseo en barca donde verás piratas, bucaneros y alguna que otra sorpresa como un par de caídas inesperadas. Merece la pena.
    Truco: tiene Fastpass, sin embargo no es la atracción con más cola porque la cola se divide en cuatro lo que agiliza mucho las cosas. No dejes de ver la zona de colas, es preciosa.
    Puntuación: 9, magnífica.
  • La cabaña de los Robinson: una cabaña árbol a la que se puede subir y visitarla. Es un capricho bastante bonito que vale la pena.
  • Adventure Isle: el centro de Adventureland es una isla a la que se accede por puentes y que tiene algunas preciosidades que ver como la roca calavera o los puentes colgantes.

Truco: lo que parece unas simples calles es un entrevesado conjunto de caminos que puedes visitar si te aventuras a recorrer la zona. Tiene más de un secreto guardado.

  • Restaurantes: un buffet y muchos sitios de comida rápida, además de un auténtico restaurante que es el Blue Lagoon, marisquería preciosa y cara con vistas a las barcas que pasan por Piratas del Caribe.
  • Tiendas: poca cosa, lo mismo que Frontierland.

Fantasyland

Un pequeño pueblo salido de un cuento de hadas y el gran castillo de Cenicienta. Un lugar para los niños pequeños cargado de atracciones para ellos. Sin embargo, aquel que se aventure a explorarlo encontrará pequeñas maravillas del parque que a simple vista pasan totalmente desapercibidas.

  • El castillo: mucha gente solo cruza el castillo para acceder a Fantasyland, pero pocos se dan cuenta de que se puede subir a la planta de arriba para ver unas bellas vidrieras de colores y alguna cosa más. A los pies del castillo, lagos, ríos y cascadas, además de la entrada a una mazmorra en la que duerme un espectacular dragón. Visita obligada.
  • Alice Labyrinth: un laberinto vegetal excepcionalmente cuidado y lleno de muñecos de la película Alicia en el país de las maravillas. Otro lugar en el que perderse. Si se va por buen camino se termina accediendo a un pequeño castillo al que se puede subir y ver unas bonitas vistas de la zona.
  • It’s a Small World: si no has estado aquí no has estado en Disney, y te preguntarán a la vuelta si viste esto y no sabrás que decir. A simple vista es una curiosa fortaleza de colorines y objetos ingeniosos que parece que se vaya a caer si sopla el viento, pero realmente es un embarcadero a un pequeño mundo que se desarrolla dentro. Sube a la barca y presencia una increíble reproducción de nuestro mundo hecha con muñecos y figuritas de cuento, con una música totalmente pegadiza que todo el mundo recuerda. Es lo más bonito del parque.
    Mi experiencia: la primera vez en esta atracción no se olvida. Uno está maravillado de cruzar en barca un mundo tan pequeño y bonito.
    Mi puntuación: 10, imprescindible.

Truco: no suele haber grandes colas, pero nunca está desierto.

  • Peter Pan’s Flight: una de esas joyas de la zona. Parece mentira que a la gente le guste tanto una cosa tan simple, pero que cautiva bastante. Subes a una curiosa cabina colgante que te hace volar con Peter Pan. No voy a revelar muchos más secretos de la atracción.
    Mi puntuación: 8,5, recomendable.

Truco: el Fastpass puede llegar a ser casi obligatorio en algunas fechas (me imagino que en Navidad también, por la gran venida de familias con niños). ¿Puede ser una buena atracción de primera hora? Seguramente.

Hay muchas más pero no voy a nombrarlas todas. La mayoría son atracciones de niños o son pasajes similares a Peter Pan aunque no tan bonitos.

  • Restaurantes: mucha variedad, desde comida rápida hasta un restaurante de lujo auténtico, pasando por pizzerías y self service.
  • Tiendas: el castillo tiene una muy curiosa, donde cuando fui había a la venta una representación del castillo hecha a cristal por 25000€.

Discoveryland

No es justo entender esta zona como la del futuro. Es la zona de los descubrimientos y sus descubridores, un tributo a los imaginarios que vislumbraban cómo sería el mundo en el siglo XXI. Alberga atracciones buenas.

  • Space Mountain Mission 2: la verdadera gran montaña rusa del parque, totalmente cubierta y que fue actualizada en 2005 para hacerla más actual. Como montaña rusa no es gran cosa, vale, pero aparte de sus inversiones lo verdaderamente importante es la oscuridad total y la aparición de efectos especiales como luces, hologramas, etc.
    Mi experiencia: cuando monté mi impresión fue mejorando por momentos. El lanzamiento está totalmente desfasado, coasters lanzadas de todo el mundo de dan mil vueltas con los sistemas nuevos que utilizan por ejemplo las accelerator. Pero me gustó el efecto del humo en la lanzada. Por dentro es brusca para algunas personas (yo no lo noté) pero con unas luces que te acompañan por todo el recorrido. No quiero revelarlo todo para no chafar la sorpresa, pero el último efecto de luces de la atracción es sencillamente espectacular y perfecto, y te deja con un buen sabor de boca.
    Puntuación: 10, imprescindible.

Truco: cuidado, esta atracción atrae gente como la miel y el Fastpass puede acabarse rápido. Yo me monté un sábado por la tarde comiéndome toda la cola y si hay algo que agradecer es la velocidad de carga y descarga. No suele llegar a las 2h, pero es una de las importantes. ¿Primera hora? Buena idea. Y sino tira de Fastpass, merecerá la pena.

  • Buzz Lightyear: atracción interactiva en la que te armas de tu pistola láser para disparar a los enemigos consiguiendo puntos. La nave hace varios giros y el aliciente de competición gusta.
    Truco: coge el Fastpass. Es una atracción relativamente nueva y exitosa.
  • Star Tours: simulador de Star Wars. Hay que decir que se ha quedado desfasado, pero tiene una zona de colas muy bien decorada. Tiene Fastpass.
  • Restaurantes: no muchos, pero hay variedad en comida rápida y self-service.

Y así termina esta rápida vuelta por el parque principal del complejo. Ahora toca ir a visitar su predecesor.

Walt Disney Studios Park

Un parque en evolución, en pleno cambio. Un parque del que se han dado cuenta a tiempo de sus fallos y los están arreglando todos. Lo que antes parecía una zona industrial y ahora parece un parque Disney. 4 zonas inspiradas en el cine.

Front Lot

La entrada de los Studios, con una bonita plaza y un pasaje para sacar fotos hasta gastar el carrete. Es como Main Street pero en este parque.

  • No hay atracciones, a parte de algún espectáculo callejero que suelen hacer en el interior del estudio.
  • Restaurantes: me gustó mucho En Coulisse, aunque es el típico sitio de comida rápida pero tiene un aire bastante agradable.
  • Tiendas: tiene una gran tienda en el sector izquierdo llena de productos y souvenirs para darse una vuelta.

Toon Studio

El lugar donde existen los dibujos animados es este. Contiene 3 pabellones y varias atracciones interesantes, como estas:* Animagique: espectáculo sobre los dibujos animados presentado por Donald. Es realmente aburrido pero a los niños les suele gustar. Está en el pabellón de Studio 3.

  • Art of Disney Animation: te enseñan cómo crean los dibujos animados desde los primeros bocetos hasta la aparición en la pantalla. No lo recomiendo mucho, es una pérdida de tiempo en mi opinión.
  • Crush’s Coaster: la montaña rusa de Nemo es la nueva gran atracción del parque. Está en el pabellón de Studio 5. Una decoración más que buena para una sorprendente montaña rusa con unas colas de espanto. Se suele decir que es una atracción a la altura de Disney con un sistema de colas a la altura de Tibidabo.
    Mi experiencia: me gustó mucho la decoración marina. El recorrido está muy bien y el aliciente de spinning (coche giratorio) siempre es bueno. Unas curvas más que buenas que hasta llegan a marear o desorientar. No es solo para niños aunque lo parezca.
    Mi puntuación: 8, recomendada.

Truco: súbete a primera hora o a última, porque es una atracción sin fastpass muy popular con unas colas que oscilan entre 1h y 2h. Montar hacia atrás hace divertida la rápida subida en el lift.
Estas son las principales, pero hay bastantes más.

  • Restaurantes: como en todo Studios, solo unos puestos de comida y poco más.
  • Tiendas: muy pocas.

Production Courtyard

Un homenaje a las historias y aventuras que cuentan las películas con importantes novedades últimamente. Sus grandes atracciones:

  • Cinemagique: en el pabellón 2 está este espectáculo tan bonito que merece la pena. Es una especie de vídeo que rememora los mejores momentos del cine durante su historia. Un puntazo.
  • Tower of Terror: la grandísima novedad del parque. Es un enorme edificio (realmente espectral de noche) en el que subes a un ascensor que resulta accidentado en una noche de tormenta y que cae al vacío, y sube, y cae, y sube y cae.
    Mi experiencia: una caída controlada genial, una decoración magnífica y una intensidad poco vista en Disney.
    Mi puntuación: 10, imprescindible.
  • Studio Tram Tour: un recorrido en tranvía para conocer los secretos de los Studios. En el fondo es una tontería, pero no está de más ver esta atracción para descansar un poco de las grandes colas.
  • Restaurantes: tiene el único restaurante real del parque, el Café des Cascadeurs, de precio normal para lo que es Disney y cierta variedad.
  • Tiendas: muy pocas, nada más que puestos de venta de souvenirs.

Backlot

En el extremo del parque se encuentra la zona que al verla recuerda cómo era antes el parque, porque no ha recibido ninguna novedad. Tiene 3 atracciones que representan los efectos especiales, la intensidad y la espectacularidad (aunque alguno ya esté para jubilarse).* Armaggedon: sí, me refería a este. Una atracción en la que entras en una especie de reactor con efectos especiales de fuego y humo que se han quedado anticuados. No merece la pena salvo para ver las caras de indiferencia de todos cuando termina (verídico 100%).

  • Stunt Show Spectacular: un espectáculo de coches, motos y piruetas con fuego y explosiones. Es interesante y a mucha gente le gustará. Dura unos 45 minutos y se puede decir que pasa el aprobado.
  • Rock n’ Roller Coaster starring Aerosmith: la Rn’R es, por fin, la gran montaña rusa de Disneyland París (más de uno pensará que ya era hora). Asistimos en primicia al rodaje de un videoclip de Aerosmith y parece que les hacemos falta para la grabación. Tras ver sus estudios llenos de discos de oro y guitarras eléctricas nos encontramos con ellos en un vídeo decidiendo qué música van a ponernos. Finalmente se abren las puertas y llegamos al estudio de rodaje. La tensión es máxima, todo está preparado. Estamos en un estudio muy bien logrado que acoge a la estación. El sistema de carga y descarga es admirable, realmente rápido. Entonces el descapotable acelera y entra en la lanzadera. Tras una cuenta atrás el coche acelera por una larga pasarela hasta meterse en un looping y, bueno, lo demás os lo podéis imaginar. Según qué canción os toque las luces cambiarán.
    Mi experiencia: me pareció una montaña rusa muy buena y divertida, con buenos loopings y una verdadera aceleración (no como Space Mountain).
    Mi puntuación: 9,5 espectacular.

Trucos: coge un Fastpass si la cola lo requiere, aunque realmente no suele hacer falta por la velocidad a la que va la descarga de los trenes.

  • Restaurantes: solo uno, estilo self service.
  • Tiendas: puestos al aire libre de souvenirs, nada más.Aquí termina este parque temático. Queda explorar la Village. Vamos al tajo.

Cabalgatas y desfiles

Desfile del mediodía

En este caso encontraréis el tren de Disneyland con varios de sus famosos personajes a bordo bailando y repartiendo besos al aire. El desfile pasa por Main Street U.S.A hacia Central Plaza (delante del Castillo de la Bella Durmiente) y vuelve de nuevo a Main Street U.S.A. para retirarse. Deciros que es posible sacaros fotos con el tren lleno de muñequitos de fondo y quedan bastante chulas, así que no os lo perdáis.

Cabalgata de la tarde

Lo mejor que podéis hacer es tomaros un descanso en los asientos preparados en la zona de la derecha del castillo de la Bella Durmiente, donde podréis sentaros cómodamente a esperar el desfile.

Por la tarde, a las 18h en punto en nuestro caso, comienzan a desfilar un sinfín de carrozas con Mickey, Pluto, El Rey León, las Princesas Disney, y unos grupos de bailarines que le dan un aire mágico al desfile y que van desde Fantasyland hacia Main Street U.S.A.

Personalmente creo que merece la pena verlo, nosotros lo vimos dos tardes porque nos gustó bastante y grabamos algunas de las carrozas en video.

Lo peor para mi gusto son las madres que te intentan meter a los 14 niños que tienen entre los suyos y los de los amigos a trompicones delante y de malas formas y jorobandote tu video. Podréis estar pensando que un niño no molesta porque es bajito y tal, y realmente no te roba plano, pero lo que a mi personalmente si que me molesta con las personas que vienen avasallando y sin respetar que igual tú llevas ahí sentada bastante rato para coger un buen sitio donde grabar para que a última hora, y ya comenzado el desfile te vengan empujando y sin modales te metan primero al niño, y como el niño no quiere estar solo pues acaben también ellas fastidiando.

Esto solo me pasó uno de los dos días pero me sentó fatal, ¿es que la gente no entiende que para coger sitio a veces hay que aguantar un poco la espera?, es que lo que de verdad no soporto es a los espabilados que siempre llegan a última hora y pretenden ponerse los primeros, es algo superior a mi paciencia…

Disney Village

Donde la fiesta nunca acaba. Un lugar lleno de marcha, con restaurantes, bares y tiendas además de una discoteca y muchos espectáculos.

La zona abre cuando abren los parques (a las 10h) pero no cierra hasta las 4 de la madrugada en temporada alta. No tiene precio darse un paseo por aquí cuando cierran los parques.

Restaurantes principales

  • Planet Hollywood: esa esfera tan vista también está aquí. La comida es normal, nada del otro mundo, pero es un lugar interesante.
  • Annete’s Dinner: una restaurante de los años 50 totalmente americanizado, con actuaciones eventuales de Elvis. Si recordáis un capítulo de los Simpson, sale algo muy parecido a esto.
  • Buffalo Bill: cena espectáculo típica del oeste con caballos y demás parafernalia. No lo he visto pero recordad que hay que reservar anticipadamente. Es bastante caro y tiene 1º clase y 2º clase según el sitio del asiento.
  • Rainforest Café: un lugar tropical con cascadas y elefantes en el que cenar rodeado de vegetación.
  • Steakhouse: un auténtico restaurante de carne bastante caro.
  • Starbucks Coffee: nueva incorporación, un café de la famosa empresa ha llegado a Disney Village.

Entretenimiento y diversión

La discoteca Hurricanes está abierta toda la noche.

La zona entre la Village y los hoteles se llama la Marina, y en verano acoge actividades varias en el lago además de ser la estación del globo Panoramagique.La Village es un lugar donde se está realmente bien, lo recomiendo para los visitantes de hoteles (la mayoría tendrán que pasar por aquí para llegar a su hotel).

Hoteles

Solo voy a hablar de los hoteles en lo que se llama el corazón de la magia, que son los que están realmente dentro del recinto Disney. Oscilan entre 4 y 2 estrellas, incluyen las entradas para todos los días y vienen con desayuno incluido.

Tienen 1 ó 2 restaurantes de diferentes precios. Recordad el servicio de autobús gratuito que está disponible en todos los hoteles excepto el Disneyland (por su cercanía) y el Davy Crocket (por su lejanía) para llegar al parque.

  • Disneyland Hotel:  Es el hotel más pijo y caro de la zona, un auténtico lujo. Está en la entrada a Disneyland Park y a dos minutos de Studios. 4 estrellas bien merecidas.
  • New York Hotel: Mi opción predilecta. Siempre me he alojado aquí las dos veces que he ido porque me parece muy bonito y no tiene un precio tan desorbitado como el Disneyland. Tiene 4 estrellas y está situado a 10 minutos de los parques, justo en la entrada a la Village y delante del lago. Todas las opiniones que he leído de él son muy buenas, y la mía también.
  • Newport Hotel: Hotel de 3 estrellas en el lado opuesto del lago, frente al New York. Es muy grande y tiene una calidad intermedia. Su estilo es inglés. Está a unos 15 minutos de los parques y a 3 minutos de la Village más o menos.
  • Sequoia Lodge Hotel: Otro hotel de 3 estrellas situado frente a la Village y con vistas al lago. Muy similar en cuanto a características al Newport, bastante grande y recuerda a los parques nacionales americanos, con mucha vegetación y edificios de madera. A 15 minutos de los parques y un par de minutos de la Village.
  • Cheyenne Hotel: Hotel de 2 estrellas a unos 20 minutos del parque. Inspirado en el tema del oeste, es bastante sencillo por unos precios asequibles.
  • Santa Fe Hotel: Hotel de 2 estrellas a 25 minutos del parque. Inspirado en México, es el hotel más barato y peor tematizado con diferencia. No es la mejor opción, ya que por un poco más tienes el Cheyenne más cerca aún.
  • Davy Crocket Ranch: Este hotel es muy distinto al resto. Tiene 2 estrellas y es un conjunto de cabañas individuales (simulando un rancho) completamente funcionales que te permiten llevar una vida de «apartamento». Sus desventajas, la gran lejanía a los parques que impide que se pueda llegar andando y el hecho de que no hay autobuses. Requiere coche particular.

A la hora de elegir hotel debéis recordar que los precios incluyen entradas y unos cuantos Fastpass gratuitos para entrar rápido a las atracciones. Si al precio de la habitación le restáis el precio de las entradas cada día el precio resulta bastante más atractivo.

Mi consejo es que si queréis un 4 estrellas os decidáis por el New York, si es de 3 el Sequoia y si es de 2 el Cheyenne, pero por supuesto esto es totalmente subjetivo.

Servicios

Además del parque de atracciones en sí, y de las atracciones y los espectáculos de los que podemos disfrutar, también vamos a tener otros servicios:

  • HOTELES – Tenemos una amplia gama de hoteles que vendrá muy bien sobre todo para aquellos que quieren dedicar varios días a conocer el parque de atracciones y a aquellos que van con niños, sobre todo si éstos son pequeños. Son unos hoteles que están muy bien ya que incluso los vamos a poder encontrar con piscina, con gimnasio… Los que se instalen en los hoteles, tienen la posibilidad de disfrutar de pequeños espectáculos por la noche o de disfrutar en los bares y discotecas.
  • RESTAURANTES – Al parque de atracciones no vamos a poder meter comida, por lo que vamos a tener varias opciones: o salir del parque para comer lo que hayamos traído, o ir a alguno de estos restaurantes. Muchas veces, nos van a pillar mejor estos restaurantes, sobre todo si nos encontramos lejos de la salida, ya que así no perderemos demasiado tiempo. Además, para aquellos que se quedan en algún hotel, van a tener la posibilidad de contratar media pensión.
  • TIENDAS – Vamos a encontrar una zona bastante grande con un montón de tiendas, en las que vamos a poder encontrar un montón de recuerdos diferentes. La verdad es que son algo carillas, pero yo creo que todo el mundo acaba comprando algo, aunque sólo para tener un pequeño recuerdo.
  • Baby Switch – Cuando queramos montarnos en alguna atracción a la que no pueden acceder los niños, vamos a tener la opción de dejarles bien cuidados mientras disfrutamos de la atracción. Es un servicio gratuito y que nos puede venir muy bien en cualquier momento.

También, vamos a disponer de la posibilidad de alquilar una silla para los niños, para aquellos que van con niños demasiado pequeños. Así, podremos seguir disfrutando del parque mientras los niños están tranquilamente descansando. Normalmente, para alquilarlo, vamos a tener que dejar una pequeña señal, que nos devolverán en el mismo momento en que la devolvamos, pero hay que tener mucho cuidado, cuando no la estemos utilizando, de no tenerla a mano, por si nos la quitan.

A lo largo de todo el parque, también vamos a encontrar cambiadores, microondas, mecedoras, calienta biberones… así que es un parque en el que vamos a encontrar todo aquello que vamos a poder necesitar. Es un parque que me gusta, porque está todo muy a mano y es muy fácil acceder a ello.

Resumen

Este viaje es algo obligatorio para cualquier amante de los parques temáticos o para los fans de Disney. Un mundo aparte que está mucho más cerca de lo que parece, con atracciones para todos los gustos y con hoteles de ensueño en los que pasar una jornada de vacaciones ideales. Curiosamente, el parque suele estar lleno de españoles (o eso, o somos los que más nos hacemos notar) por lo que el idioma no es problema y el viaje tampoco, por las facilidades del tren y el avión.

Puntuación general: 10. Se lo merece totalmente y casi no tiene puntos negativos. Además hablamos de una empresa sin problemas económicos, que ha derrochado y sigue derrochando cuanto dinero quiere en este capricho que son sus parques temáticos.

¿Quieres reservar una guía?

Otros lugares que no te puedes perder

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Ignacio Cuesta
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: contacto@calculadoraconversor.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.