Palacio de Versalles

En mi primera visita a París, nos animamos y en el RER, una especie de tren de cercanías, nos acercamos al palacio.

El Palacio de Versalles se encuentra al suroeste de París, en la ciudad de Versalles. Versalles pertenece a la región de Ile de France, pero no es parte de París, mas bien es parte del área metropolitana de la Ciudad de la Luz.

Cómo llegar

Existen 4 opciones de transporte para llegar al Palacio de Versalles desde París: RER, autobús público, taxi o auto.

Para llegar en RER, tendrás que usar la línea C y bajarte en la estación Versailles – Rive Gauche, el viaje es de aproximadamente 30 minutos. Toma en cuenta que la línea C del RER tiene varias terminaciones, asegúrate que el tren que tomes vaya en dirección a Versailles – Rive Gauche. Yo fuí así y está genial, el precio del billete es de 3 euros y te deja a 5 minutos del palacio.

Si vas a llegar en autobús, toma la línea 171 y bájate en Chateau de Versailles, a unos cuantos pasos de la entrada del Palacio.

Si tienes un coche, puedes llegar al Palacio de Versalles tomando la autopista A13 en dirección a Rouen, después toma la salida Versailles-Château. Existe un estacionamiento en place d’Armes, a unos pasos de la entrada al Palacio.

Hoteles baratos cerca de Palacio de Versalles
Booking.com

Por último, puedes tomar un taxi, el cual te cobrará aproximadamente 30€ hasta París. No es la opción mas recomendable aunque si una bastante cómoda.

Un poco de historia

Por fin, conseguimos entrar, y sólo puedo deciros una palabra: IMPRESIONANTE, sí en mayúsculas. Por algo hace treinta años fue declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad, y costituye una de las edificaciones más bonitas del arte francés del siglo XVII.

Versalles, fue construido en la época en la que la realeza francesa estaba en la culminación de su poder y Luis XIV, gastó en el castillo y sus imponentes jardines, con sus palacetes, gran parte de la hacienda del estado.

Allí vivió temporalmente la totalidad de la corte, unas 20.000 personas. Con ello la monarquía francesa quería demostrar, que en aquel momento, se encontraba en la culminación de su poder, aunque en su inicio fue un palacete de armas, que fue ampliándose.

Qué ver en el Palacio de Versalles

Dentro del Palacio de Versalles, podemos visitar un montón de sitios, aunque los más conocidos y los que fuimos a ver son: La Sala de los espejos, La casa de ópera y la capilla real. En las afueras, también podemos visitar los jardines.

La Sala de los Espejos es la más conocida y la que más me gustó. Es una sala bastante grande y en ella, además de espejos (de ahí su nombre) también vamos a encontrar en el techo un montón de pinturas que indican todas las aventuras que vivió Luis. En la sala de los espejos, nació la creencia de que si rompemos un espejos, vamos a tener 7 años de mala suerte y es que era eso, lo que se decia que les iban a pasar a los sirvientes que tenía Luis si rompían un espejo.

La Capilla Real, en el que como el mismo nombre indica, es una pequeña capilla en la que Luis escucha misa a diario. Dentro de la capilla, vamos a encontrar un montón de detalles arquitectónicos y esculturas tanto góticas como barrocas. La verdad es que es bastante impresionante, para ser una simple capilla, pero tiene una calidad muy buena.

La Casa de la Ópera también es una de las partes del palacio de Versalles más conocidos, porque aunque antiguamente no se utilizaba demasiado, actualmente se utiliza para un montón de conciertos y óperas. Es una sala muy grande, que tiene asientos para un montón de personas y desde ahí, la calidad de sonido era increíble.

La zona exterior del Palacio de Versalles también es impresionante y es que podemos encontrar un montón de jardines, impresionantes y muy bien cuidados. En ellos, Luis plantaba un montón de naranjos, y es que era el único que en París podía tener naranjos.

Entre los jardines, también vamos a encontrar el gran canal, que es un lago artificial bastante grande e incluso, tenemos la posibilidad de alquilar una pequeña barquita para pasearnos a lo largo del lago. En él, también vamos a encontrar un montón de patos, que harán, que la imagen del lago aún sea bastante bonita.

Mi experiencia

Es prácticamente imposible verse en un día, pero dentro del castillo hay que verse, como mínimo: la capilla, los salones de gala del primer piso, la famosa galería de los espejos y los aposentos privados del Rey y de la Reina.

Hay algo que me llamó mucho la atención, y me ha quedado grabado, y es el hecho de que cuando la reina daba a luz, estaba rodeada de mucha gente, obispos, gente de la corte, es decir, gente cercana al Rey, y todo era para ver cómo paría la Reina, y ellos certificaban que ese era el hijo del Rey, pues sí que tenía muy difícil engañarle, je, je, je..

Algo que ya no nos dio tiempo de ver como es debido, fueron sus jardines. Los pudimos ver desde las balconadas del palacio, y paseando un poco entre los jardines, estanques y estatuas. Pero realmente, no nos dio tiempo de verlo, como es debido. Bueno, así tenemos una buena excusa para volver.

Os aconsejo que llevéis algo para comer o salgáis de allí, porque el restaurante es muy caro.
Nosotros, tuvimos la suerte de salir del palacio, y en el pueblo encontramos un restaurante italiano, donde comimos pasta a muy buen precio, pero lo mejor de todo es que tenían copas de champán, evidentemente francés, al precio de una cerveza o una coca – cola en París, y lo mejor de todo es que nos abrieron la botella para nosotros.

Yo, si vais a París, dedicad un día para visitar este maravilloso palacio, y dedicadle, si podéis un día entero. Merece la pena.

Entradas

palacio de versalles

Recomiendo que compres la Pass Museum (sobre todo si vas a visitar algunos museos) ya que no tendrás que hacer cola para entrar. Lo único, que si hay alguna exposición temporal, o, como me pasó a mí, hay conciertos en los jardines, no entra en la pass tendrás que pagarlo a parte si quieres verlo.

El precio, dependerá de muchos factores, ya que principalmente los menores de 18 años, no va a tener necesidad de pagar entrada, mientras que los demás, dependerá de la hora de llegada, porque si vamos por la mañana nos va a salir más caro, que si solamente vamos por la tarde, ya que nos harán un precio reducido. Además, por lo que tengo entendido, hay ciertos días a lo largo del año en el que la entrada es gratuita para todos. Y por último, comentaros que también va a depender el precio de si queremos un guía o simplemente queremos ir viéndolo a nuestro aire.

Sus precios son:

  • Visita al palacio, palacios de Trianón y el Dominio de Maria Antonieta: 18 euros.
  • Entrada al palacio: 15 euros.
  • Entrada a los Palacios de Trianón y Dominio de María Antonieta: 10 euros.

Para terminar, deciros que es un Palacio digno de visitar, pero está claro que hay que ir con bastante tiempo, porque tendremos un montón de cosas que visitar. El interior del palacio es bastante bonito, tendrán unas imágenes y dibujos increíbles que vamos a encontrar tanto en las paredes como en el techo. Es un palacio que está lleno de grandes ventanales, desde los cuales vamos a poder disfrutar de los preciosos jardines que hay, todos simétricos y muy bien cuidados. De todo el interior, lo que más me llamó la atención fue la sala de los espejos, porque es una sala muy amplía, teniendo espejos por todos los lados aún lo parecía más, y muy bien iluminada. Los jardines, también eran muy bonitos, aunque no pudimos disfrutar de ellos como hubiésemos querido, porque nos salió un día lluvioso y sólo los pudimos ver desde el interior, una gran pena y algo que tendré que volver a visitar, porque nos quedamos con muchas ganas.

Así que para terminar, deciros que si tenéis tiempo para dedicar a visitar el Palacio de Versalles, disfrutaréis tanto de su interior como de los espectaculares jardines y el lado del exterior. Así que os recomiendo que vayáis a visitarlo.

¿Quieres reservar una guía?

Otros lugares que no te puedes perder

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Ignacio Cuesta
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: contacto@calculadoraconversor.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.