Aqualandia Benidorm

Muchos de vosotros habréis estado en él, sobre todo si sois de la Comunidad Valenciana y más aún de la provincia de Alicante. Me refiero al parque de atracciones acuáticas Aqualandia, en Benidorm.

Es el parque acuático más grande de Europa y una auténtica pasada de sitio, donde te lo pasas realmente pipa. Con lo adicta que soy a todo lo que tenga que ver con el mar, piscinas, nadar, etc.. me declaro total apasionada de Aqualandia, de hecho desde pequeña no he faltado un solo verano.

En Aqualandia se concentran muchas atracciones y zonas acuáticas de diversa índole: todo un paraíso para los enamorados del agua, de nadar, y por supuesto de la diversión. Y con estos calores desde luego es una gozada. Los fines de semana se peta al máximo de gente y te puedes morir del asco esperando en las colas para las atracciones, sobre todo en julio y agosto, por lo que es mucho más recomendable acudir un día entre semana, en los que hay menos gente.

Abre a las 10 de la mañana y cierra sobre las 7 u 8 de la tarde. Obviamente lo mejor es ir a pasar todo el día y a poder ser estar allí en cuanto abran y marcharse sobre la hora de cierre, para así aprovechar al máximo todas las posibilidades del parque y que nos cundan bien los 26 eurazos que cuesta la entrada. Si quieres comprar la entrada de Aqualandia con descuento, lo puedes hacer desde aquí y ahorrarte un 10%.

Ya sé que es un atraco a mano armada, pero creedme que cuando habéis pasado allí todo el día, sentís que habéis aprovechado ese dinero al 100%. De todos modos ese es el precio para adultos: para menores de edad, niños pequeños o grupos numerosos hay tarifas más baratas.

Para llegar a Aqualandia:

Hoteles cerca de Aqualandia Benidorm
Booking.com

Encuentra actividades, visitas guiadas, excursiones, tours gratuitos y más en Alicante
Buscar

  • O bien por la autopista, tomando la A7, salida 65 Benidorm, la playa de Levante
  • o bien por carretera tomando la N332, pero ten muy presente la playa de Levante, ya que también hay otra salida de la playa de Poniente, y esa no es, que puede haber equívocos.

Entrando en Aqualandia

Una vez llegamos y pagamos la entrada, nada más entrar veremos servicios varios, como taquillas: imprescindibles para dejar nuestras mochilas, llevando la llave en una pulserita que nos darán para que en cualquier momento podamos ir a coger lo que necesitemos, por ejemplo si queremos dinero para ir a comer o crema y toalla para ir a las zonas de tomar el sol. (Imprescindible usar crema solar con MÁXIMA protección aunque seáis más morenos que el Colacao, ya que en este parque pega un solazo que no veas y tantísimas horas a pleno sol no son moco de pavo aunque estemos todo el rato en el agua.

Os lo digo yo, que al ser tan morena jamás de los jamases me quemo y sin embargo de este parque he salido más pelada que una gamba en Nochebuena). Al lado de las taquillas también hay amplios vestuarios, servicio de información, fotografía, alquiler de colchonetas y tiendas de souvenirs y artículos varios, esencialmente de baño.

Aproximadamente hacia el centro del parque, disponemos de una zona con muchísimos restaurantes, hamburgueserías, pizzerías y chiringuitos de todo tipo, al gusto de todos. A destacar las zonas para pic-nic, en un entorno con mucha arboleda, muy campestre y bonito. Para ahorrar dinero yo suelo llevarme cositas para comer de casa, aunque algo «caliente» como un plato de algo o un buen bocata siempre suele caer y se agradece, porque yo en Aqualandia no paro quieta un momento de acá para allá y siempre acabo reventada.

Atracciones de Aqualandia

  1. Tenemos un anfiteatro muy cuco donde hacen espectáculos y exhibiciones de leones marinos y delfines. Yo la verdad es que prefiero las instalaciones «activas», por lo que del anfiteatro suelo pasar, aunque nunca está de más ir cuando estás cansado de las otras atracciones y ver tranquilamente a los animalitos mientras recuperas fuerzas.
  2. El geiser: es una pequeña zona de agua con cuevas, grutas, cascadas, lagos y chorros varios, muy tranquila. Está muy cerca de la entrada del parque y es ideal para el primer chapuzón e ir «rompiendo el hielo».
  3. El agujero negro: Una de las atracciones estrella, y de las más emocionantes. Son un conjunto de tubos negros entrelazados y cerrados con flujos de agua. Por dicho tubo te tiras con una colchoneta especial que es para una o dos personas, y entonces vas o vais descendiendo por dentro del tubo a una velocidad brutal, dando diversas vueltas y giros y todo ya digo rapidísimo, para acabar en una piscina. Si eres «sensible» o propenso a mareos, esta atracción no es para ti. Es la leche aunque por eso mismo siempre hay unas colas que madre mía.
  4. Pistas blandas: Las de toda la vida y las que hay en cualquier parque acuático, aunque éstas son mucho más largas y logradas. Muy agradable deslizarse por ellas.
  5. Amazonas: Es una piscina en círculo simulando un rio, de corriente tranquila y en donde puedes nadar o ir en colchoneta, o simplemente dejarte llevar, relajarte y charlar en compañia. Rodea a la piscina de olas y zona de tumbonas.
  6. Piscina de olas: Es una piscina realmente inmensa, donde cada poco tiempo activan una especie de olas artificiales. El efecto está muy conseguido y sobre todo si estás en la zona más profunda, es la leche
  7. Zona de aventura: Especialmente diseñada para los más pequeños, aunque yo me he metido ahí y me lo he pasado bomba xDDD. Es una zona con casetas, trampolines, toboganes, lanza-aguas, setas gigantes, piscinas con bolas, laberintos, redes, etc etc… muy coloridos y donde los niños y no tan niños se lo pasarán bomba.
  8. Niágara: No es una atracción en sí pero a mí me encanta. Es una amplia zona de agua que simula un paraje tropical, con grutas y cascadas muy chulas, ideal para relajarse o hacer el mono entre las cascadas y grutas.
  9. Los rápidos: Un pasón de atracción, aunque si hay mucha gente puede ser un pelín agobiante. Se trata de una serie de zonas de agua, en las que te va llevando la corriente y al final de cada zona vas descendiendo por una rampa, todo en una colchoneta con forma de donut gigante y entonces llegas a otra zona, y así todo el rato. Es ideal para hacer el subnormal y picarse a lo bestia en plan de empujar con brazos o piernas a los donuts de tus colegas para que se caigan por la rampa, tirarlos del donut…. Tremendamente divertida.
  10. Laguna: Es una zona activa y de retos por excelencia, ideal para los más deportistas y para no estarse quieto un momento. Zonas de agua que tienes que intentar atravesar colgándote de anillas, barrancos elevados por los que lanzarte al agua en caída libre, pasarelas, zonas a cruzar en redes o barras, tirolinas (éstas son la leche sobre todo cuando no te has impulsado lo suficiente y te quedas suspendido en el aire, a mitad de camino y con toda la gente de la cola mirándote, y con el orgullo y el instinto deportivo forzándote a seguir, o por el contrario, admitir el ridículo que estás haciendo y que tienes menos forma física que una ameba, y dejarte caer al agua xD)
  11. Zig-Zag: Cinco tubos blancos enlazados y semi abiertos, larguísimos y con constantes giros. A diferencia del agujero negro, en éstos te tiras sin colchoneta. Cada tubo tiene una forma y recorrido diferente, por lo que mejor probarlos todos. Seguramente la atracción más popular y frecuentada del parque. Muy muy molona
  12. Mini Zig-zag: Igual que el anterior pero un poco más pequeño, y sobre todo que el Zig-zag grande los niños pequeños no pueden usarlo, pero éste sí. Pese a ello, es igualmente idóneo para adultos, o para probar antes de ir al Zig-zag grande.
  13. Zonas verdes: Espacios amplísimos de césped y arboleda, para relax total o tomar el sol tranquilamente.
  14. Splash: Conjunto de rampas como las pistas blandas pero muuucho más enormes, con seis rampas en vez de cinco y más estrechas. A diferencia de las pistas blandas en las que te tiras tal cual, en el Splash te tiras sobre una colchoneta, boca abajo y bien agarrado a ella. La velocidad es de vértigo, es una atracción sensacional.
  15. Kamikaze: Son dos rampas abiertas en las que te lanzas boca arriba a una velocidad aún más bestia, muy divertidas e intensas.
  16. Big-Bang: Y para acabar, la única atracción de este parque a la que le tengo un cierto respeto. Está justo pegada a la Splash, y consta de tres tubos, uno cerrado (el verde) y los otros dos abiertos (el azul y el amarillo), por los que te lanzas. La altura es tremenda y los tubos al ser abiertos, casi rectos y no estar nada inclinados, es lanzarte y la sensación de que vas a salir despedido del tubo, de verdad que es es acojonante, sobre todo con el amarillo. Con el que es cerrado evidentemente no pasa, pero con los dos que son abiertos, hay que echarle valor eh… Hay otro abierto de color rojo, pero más inclinado y bajo y por lo tanto, menos «imponente» (pero igualmente divertido)

Y eso es todo. Es un parque que combina perfectamente zonas verdes y de descanso con preciosas zonas de agua y sobre todo sus divertisísimas atracciones acuáticas, por no hablar de que es admirable lo limpísimo que está siempre. Un parque que vale totalmente la pena visitar, aunque mucho cuidado que engancha que no veas… 😉

Consejos para ir a Aqualandia

aqualandia benidorm

La mejor época para ir a Aqualandia es al principio de verano, cuando todavía no todo el mundo está de vacaciones.

Para las mujeres. Siempre que uséis una de las atracciones y la finalicéis (generalmente, acabando en una gran piscina), lo primero que debéis hacer, enseguida y antes de salir del agua, es aseguraros de que lleváis en su sitio la parte de arriba del bikini. Del impacto en el agua no sería la primera vez que una chica no se de cuenta y salga de la piscina con los dos pechos fuera del bikini, para regocijo y aplausos del público masculino (Esto por suerte NO me ha pasado a mí, aunque en Aqualandia lo he presenciado billones de veces xD). A las chicas les aconsejo que lleven bañador y no bikini si no quieren acabar haciendo topless.

Llevar protección solar, si puede ser alta, de factor 30, mejor, ya que al estar todo el día expuesto al sol y bañandote no lo notas, pero es cuando más te pega y cuando más te quemas.

Agua, beber mucha agua, aparte de la que te puedas tragar.

Llevad dos pares de bañadores, a parte del que lleves puesto, otro más por las incidencias que puedan haber, por enganchones en algún tubo o perdidas en el transcurso de la tirada y quedarse en bolingas, no sería la primera vez.

Y ahora una sola advertencia seria de verdad y para todos: Como en todos los ámbitos de nuestra vida, tenemos que ser plenamente dueños de nuestro cuerpo, obtener su pleno control, cuidarlo y procurar que no sufra daños. En el caso de Aqualandia lo digo porque pese a que lo primordial es la diversión (y la tendremos con creces), es también aconsejable ir con un poco de cuidado en algunas atracciones y zonas, ya que cualquier resbalón tonto en el agua o mal movimiento o caída, puede hacer que regresemos a casa con alguna herida, moratón o algo mucho más grave. Y qué decir si vais con niños pequeños: no perdedlos de vista jamás de los jamases.

Dicho esto, recomiendo encarecidamente la visita de Aqualandia a quien no lo haya hecho todavía, sobre todo si queréis pasar un día divertidísimo y sois unos enamorados de los chapuzones y de todo lo acuático. Si además te quieres ahorrar un 10% comprando la entrada, lo puedes hacer desde aquí. Besitos!

Otros lugares que no te puedes perder

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Ignacio Cuesta
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: contacto@calculadoraconversor.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.