Os voy hablar de Guardamar del Segura, lugar al que llevo yendo desde hace 14 años, aunque he estado 3 años sin ir, y este año me he escapado sólo 5 días pero menos es nada.

Os preaviso que es un pueblo del que guardo tantos recuerdos y tan gratos que os lo voy a pintar como maravilloso, quizás más de lo que es, cuestión de gustos imagino. Yo desde luego siempre que voy me encuentro alguien conocido de aquí de Madrid… va muchísima gente.

Este pueblo está situado entre Torrevieja y Santa Pola, tiene unas fantásticas playas, de las mejores que he visto y recuerdo, no sé si tiene unos 15 Kilómetros de playa, cada cual con su encanto distinto, unas más llenas con otras, pero todas fantásticas.

Cuenta con una superficie de 35 Km. cuadrados que van desde los 11 kilómetros de playas, pasando por sus dunas y pinadas hasta llegar al pueblo en si, que incluso podemos tener la sensación de que el pueblo tenga hasta montaña por la gran elevación del terreno en uno de los extremos del mismo, una localidad con varias caras.

Cómo llegar a Guardamar del Segura

Para llegar contamos con dos aeropuertos internacionales en Alicante y Murcia muy cercanos a este pueblo, la autopista del Mediterráneo (A7) y la autovía (N-330) Alicante-Madrid al igual que estaciones de tren cercanas y de autobús en esta misma localidad. Para mas referencia citar su localización entre Torrevieja y Santa Pola, poblaciones más conocidas turísticamente.

Está a 35 kilómetros de Alicante y a 25 kilómetros de su aeropuerto en la localidad de El Altet.

Guardamar del Segura, ¿dónde está?
Booking.com

Las playas

Hace años me encantaba ponerme a andar por la orilla y perderme, andar y andar y no ver fin, si hacéis eso, pasareis por distintas playas, desde las que están a tope de gente (aunque es una playa muy muy ancha y nunca estará llena del todo), la playa casi vacía de las dunas, la playa del paseo marítimo también mas llena y menos ancha (esta no me gusta tanto), la playa de las casas de los pescadores con un encanto especial, y así hasta llegar al puerto, un lugar también bastante bonito.

Al otro lado del puerto descubrimos este año otra playa, para mí una de las mejores de Guardamar, donde no hay casi nadie, hay dunas y detrás de las dunas esta la pineda, fantástica pineda donde según avanzas en ella descubres distintas zonas, hay una zona de palmeras, luego la pineda en sí, luego una zona de eucaliptos… nosotros (aventureros en chanclas), decidimos acceder a esta playa atravesando la pineda entera, y cuando llegas a la última duna y ves a un lado la playa y miras atrás y ves todo verde…es una sensación fantástica. Bueno deciros que esta playa es naturalista, quizás por eso hay tan poca gente. Esta playa tiene bandera azul, como otras de Guardamar, que creo que tiene 2 o 3.

Si sigo hablando de la playa, me toca advertiros que el mar de esta playa es un poco traicionero, hay que conocerlo dado que hay muchas corrientes. La mayoría de personas que van ya la conocen , y estos últimos años han aumentado el número de socorristas y vigilantes que van delimitando las zonas donde no se deben bañar. Algún año han fallecido 3 personas en estas aguas, todas ellas por imprudencia imagino, esta muy vigilado.

Conociendo Guardamar

Dejando las playas de lado, paso a lo que es el pueblo. No es grande ni mucho menos, son callejuelas con casitas bajitas, las típicas de los pueblos de Alicante. Consta de un paseo marítimo de lujo….enorme, con mil terrazas, heladerías, y bares de pescaítos que no veas que ricos…. luego en la calle principal también hay de todo, terrazas, pubs, mas heladerías, mas terrazas, zapaterías, recreativos y ya al llegar al final, esta la rotonda del pozo…o molino…nunca he sabido cómo llamarle. Antiguamente llevaba agua, ahora ya no, pero para mí es algo característico de Guardamar.

Tras esta rotonda están los puestos de los «moros» (no ofenderse…. muchos no son moros pero toda la vida se han conocido así), una calle enorme llena de puestos que venden de todo, siempre te llevaras algo de ahí.

Antes había dos cines, hace unos 6 o 7 años cerro uno, y este año descubrí que el otro, el de verano, también lo han cerrado…una lástima, ahora la gente que quiera ir al cine ha de ir a Torrevieja o Santa Pola. También tiene un gran polideportivo con una piscinita muy maja, las pistas salen baratas alquilarlas, mis amigos lo hacen todos los años para echar algún partidito de futbol.

Desde hace ya unos años está mejor comunicado con la estación de autobuses, que está frente al centro de salud y delante del campo de futbol donde se celebran las fiestas de los Moros y Cristianos (de las que luego hablare).

Las discotecas han ido cerrándose poco a poco, antes, detrás de ese campo de futbol que he mencionado estaba el polígono, donde están las fábricas, y las discotecas, recuerdo que cuando eran a lo mejor las 4 de la madrugada, salías de la discoteca y te venia un olor a bollo….ummmmm, y te ibas a la fábrica de en frente y estaban vendiendo….que rico!! como sentaban a esa hora una napolitana recién hecha!!! Pero en el polígono sigue habiendo marcha, y de hecho ahora Bacabal y Barlovento son puntos de referencia en la fiesta de los sábados, ya que se pone hasta arriba.

Guardamar ha ido creciendo de manera progresiva durante estos años, siempre respetando la estética del pueblo…pero el afán marbellí ha llegado a este pueblecillo, y este año he podido observar bloques de pisos a las afueras, bloques tipo Benidorm que afean el pueblo, que rompen su estética y lo peor, construyen estropeando zonas de pineda…. muy triste.

Luego también dentro del pueblo está el parque Reina Sofía, un parque donde merece la pena perderse, observar el lago, sus cisnes y patos, sus ranas y peces. Detrás de este parque está la feria, con atracciones para los niños.

También algo característico del pueblo es su castillo, está en una montañita, no muy alta pero que cuesta subir ehhh!! recuerdo que antiguamente había un árbol de regaliz… bueno, de ese que coges sus raíces, las muerdes y saben a regaliz… ¿sabéis lo que os digo? y sin cambiar de tema, el castillo no es muy bonito (para mi gusto)… pero da un ambiente especial a Guardamar, sobre todo cuando en las noches esta ahí arriba, alumbrado, precioso.

¡¡Un dato importante!! es que hasta hace poco no había apenas bancos para sacar dinero pero,…por fin hay varios! cabe recordar que sacar dinero en otro lleva comisión, o lo que lo mismo…. un hachazo al bolsillo que no veas. Para más datos, está en una de las calles que llevan a la plaza del Ayuntamiento, y ya dando datos minuciosos, pues deciros que hay un Mercadona grandecillo, hay bastantes hostales baratos, hay hoteles, tiene 2 campings, hay restaurantes chinos, había un griego aunque no se si sigue abierto, hay doner kebab, hay karaoke, bolera, tetería…. hay para elegir.

En fin, que decir, faltaría espacio en esta opinión si os comentara otros aspectos como su gastronomía, patrimonio cultural, pinada, dunas, un pueblo que para mi sigue siéndolo en todos sus sentidos, algo superpoblado en verano pero polifacético todo el año, hay que visitarlo, a tener en cuenta y muy recomendado.

La fiesta de moros y cristianos

Ya una vez que os he contado un poco sobre las playas y el pueblo, paso a contaros sobre las fiestas de los Moros y Cristianos, fiestas en dónde pueden gozar todas las personas, niños, padres, jóvenes y abuelos….todos!! Las fiestas siempre son en Julio, más o menos entre el 18 y el 25 de Julio, varían día arriba día a abajo.

Respecto a estas fiestas, yo las he disfrutado como joven ejejje..pero bueno, os comento lo que se que hacen aunque nunca me ha dado por verlo. Hacen desfiles, están los dos bandos, hacen el desembarco real en la playa…este por lo visto muy bonito, mis padres iban todos los años.

Como joven es como más puedo hablar, os cuento, en el campo de futbol donde los polígonos que antes he mencionado, montan la conocida «barraca», ponen un escenario, música casi toda la noche, esta muy bien, hay buen ambiente y se pasa bien. Suelen ir 2 o 3 grupos de música a dar algún concierto, hace unos años vino Chambao y los años anteriores siempre grupos conocidos. Este año ha bajado la calidad y han traído a dos que apenas se conocían….

Cuando la barraca cierra, hay uno o dos días sin nada (depende del año será un día o dos), ya que montan las conocidas «kábilas», y son fiesta digamos a puerta cerrada, solo para los «cristianos» o los «moros». ¿Que son las kabilas? bueno, son como mini-carpas, donde ponen música toda la noche, venden bebida y comida, y hay muchas por el pueblo, están las cristianas (siempre vacías….) y las moras que siempre están llenas, la mejor kábila es la Touareg, que la montan donde estaba la barraca. Las fiestas son largas en las kábilas.

Pero no todo es esto en fiestas. Organizan espectáculos para los niños en el parque Reina Sofía, hay un mercado medieval alrededor del castillo que esta muy bien, es muy grande y hay de todo, hasta actuaciones bastante graciosas, títeres… de todo.

Luego están los fuegos artificiales de la playa, un espectáculo que es difícil describir…. ver la playa totalmente llena a la 1 de la mañana, con la única luz de la luna y de los fuegos es una pasada, y lo que nunca había visto…. lanzan fuegos al agua, estos caen al mar explotan ahí….precioso…es muy difícil de describir, este año lo grabé en video pero es que hay que estar ahí para verlo bien.

También una de las mañanas se puede ver otro espectáculo increíble, ya que saltan unos 60 paracaidistas desde varias avionetas, y van cayendo, algunas en la playa, otros donde pueden ejjejeje….

Para finalizar las fiestas están los fuegos del castillo…también muy bonitos, pero para mí los de la playa son más especiales.

En fin…este pueblo para mí es fantástico, su gente, todo…. yo recomiendo que vaya todo el mundo!!!! no conozco a nadie que haya salido indiferente, sobre todo en julio con las fiestas, en Agosto es más aburridillo, y más ahora que los pubs han decaído un poco al cambiar de dueños…. pero el encanto de este pueblo es único.

Para los que quieran conocer mas a fondo la historia de Guardamar el ayuntamiento de Guardamar dispone de una amplia pagina Web donde podréis leer con todo detalle toda la historia del municipio que va desde la Prehistoria hasta la edad contemporánea, pasando por la edad moderna, la edad media y la edad moderna, entonces comprenderéis el porqué de sus grandes fiestas de Moros y Cristianos que se celebran en verano por todo lo alto, coincidiendo muchas veces con el periodo vacacional de muchos de nosotros (25 de julio) y en honor a su patrón San Jaime, pero no todo queda ahí, a lo largo de todo el año siguen las actividades que podéis consultar en dicha Web.

En fin, que decir, faltaría espacio en esta opinión si os comentara otros aspectos como su gastronomía, patrimonio cultural, pinada, dunas, un pueblo que para mi sigue siéndolo en todos sus sentidos, algo superpoblado en verano pero polifacético todo el año, hay que visitarlo, a tener en cuenta y muy recomendado.