Denia es una localidad bastante conocida y de las más concurridas en cuanto a época estival se refiere (aunque bien es cierto que se puede visitar en cualquier época del año, pues tiene mucho interés, más allá de playas, que digamos es uno de sus principales atractivos).

Gracias a una de esas excursiones que tenía ganas de hacer, pero de la que tampoco me esperaba mucho, y que en cambio me ha sorprendido gratamente, y me ha ofrecido mucho más de lo que hubiera podido imaginar… Pero mejor os cuento poco a poco, que Denia lo merece…

Datos de interés

Como digo, Denia, antaño Dianium (origen romano) y posteriormente Dianiyya (época árabe), pasa por ser una de las localidades más importantes de Alicante, tanto por su ubicación, como por su historia, o mismamente por ser una de las más turísticas de la provincia. Se encuentra en el norte, casi lindando con Valencia, algo que influye bastante a la hora de la lengua, ya que en Denia se habla más valenciano que en otras partes de la provincia. Famosa por haber sido uno de los mayores productores de pasas, hoy día sin embargo vive sobre todo del turismo, algo que la lleva a multiplicar su población en temporada alta.

Concretamente está situada a unos 100 km. de Alicante, en la comarca de la Marina Alta, y llegar hasta la misma, a través de las Nacional 332 nos supone cerca de una hora y media, más o menos. Digo la nacional, aunque tenemos la opción de ir por la autopista (unos 20 minutos menos), o bien de ir en tranvía (tomamos la linea L1 hasta Benidorm, cambiamos de tren, a la linea L9 y ya llegamos hasta Denia……el precio ida y vuelta está en torno a los 11 euros, y la duración del viaje es de unas dos horas y cuarenta minutos, aprox.). Personalmente creo que lo mejor, si puede ser, es ir en coche, y por la nacional, ya que además disfrutaremos de un agradable viaje, y tendremos la opción de pararnos donde queramos. Lo malo de ir en tranvía es que dependes del horario, y no sólo eso, sino que dependes también de los enlaces con la linea L1.

Volcada al mar, con muy buenas playas, y a los pies del Montgó, macizo que alcanza los 750 metros de altitud, posee todo el encanto de un pueblo pesquero, gozando además de la posibilidad de hacer senderismo por la zona.

La oficina de turismo se encuentra a un lado de la estación de tren (del tranvia) de la localidad, en la calle Dr. Manuel Latur, en una esquina, casi al final de la misma. No tiene pérdida, y hay varios carteles indicativos conforme vamos entrando al pueblo. Allí nos darán un plano y una guía con lo que ver y hacer. Destacar la buena atención de la mujer que hay allí.

Denia, ¿dónde está?
Booking.com

Qué ver en Denia

Si pensamos en Denia, quizá lo que nos venga a la mente sean sus playas, sus conexiones con las isla baleares, los «guiris», etc. Pero no. Denia es mucho más que todo eso y ofrece mucho para con el que la visita. De hecho, es el típico pueblo enfocado al turismo, aunque sin pasarse y sin perder su encanto. Y digo pueblo aunque es bastante grande y extenso, sobre todo por todas las urbanizaciones y barrios que se han ido creando en torno al casco urbano principal (esto nos lo destacarán en la oficina de turismo, y lo veremos claramente en el plano).

No obstante, salvo las playas (el termino de Denia se alarga en torno a unos 20 km. de costa), todo lo interesante está cerca, en el casco urbano y en la zona del puerto, y se puede ver perfectamente en medio día y caminando. Eso sí, ir con ropa cómoda, con botellica de agua y con buen calzado (sobre todo para ver bien todo el recinto del castillo), ya que lo necesitaréis. Pero bueno, mejor os cuento más detalladamente qué ver y qué hacer:

Castillo

De origen árabe, se trata de un recinto bastante grande, que consta por un lado de el «Albacar», que es toda la parte defensiva que lo rodea (incluyendo murallas y torres), y por otro de la «Alcazaba», en la parte superior.

La visita al mismo es obligada, primero por recorrer sus rincones, descubrir su historia y pasear por entre restos y cuantiosos árboles (la verdad es que la visita se hace mucho más que agradable, gracias a la sombra que proporcionan los pinos y demás vegetación que hay por todo el recinto), y segundo por el mirador que se encuentra en la parte más alta, y desde el cual gozaremos de unas espléndidas vistas de toda Denia, de sus costas, del Montgó, etc. Una muy buena panorámica que no nos podemos perder.

Personalmente me encantó la visita, y diría que es uno de los principales atractivos de la localidad.

El castillo está abierto todo el año, y la entrada al mismo cuesta 3 euros (1 reducida). Merece la pena! (además la entrada incluye la visita al Museo Arqueológico que se encuentra en el mismo recinto).

Museo Arqueológico

Como digo, se encuentra en uno de los edificios del castillo, en lo que antes era el Palacio del Gobernador y en él encontraremos piezas e información que nos van contando el origen de Denia (romano, aunque hay hallazgos anteriores), pasando por sus diferentes épocas (incluyendo la musulmana, y que es en la que mayor esplendor tuvo).

La entrada entro dentro de la del castillo, y el horario es similar. De 10 a 13:30 y de 15:30 a 19h. Es más bien pequeñito y se ve en poco tiempo.

Museo Etnológico

Dejamos la parte histórica, y nos centramos en sus costumbres, centradas sobre todo en el comercio de la pasa, que antaño, en el s.XIX, era uno de los puntos fuertes de Denia. Y esto y mucho más lo encontramos en el Museo Etnológico, ubicado en pleno casco urbano, en la Calle Caballers, en un edificio histórico.

El museo está dividido en dos plantas, aunque es bastante pequeño y se ve enseguida. Tan interesante es lo que se expone, como dónde se expone.

La visita es gratuita!, y abre todos los días, de 10:30 a 13 h. y de 16 a 19 h. (menos los domingos y los lunes, que solo abre por la mañana).

Museo de Juguetes

Ésta fue sin duda una de las sorpresas gratificantes de la visita, ya que no sabíamos que había un museo de este tipo y mucho menos que si hubiera uno sería tan amplio y tan atractivo como es. En el museo encontraremos piezas antiguas, todas ellas fabricadas en Denia (antaño industria juguetera, aunque no en tan gran escala como en otros puntos de Alicante), y la mayoría hechas en metal y madera.

Para los amantes de los juguetes el museo es una delicia y una auténtica nostalgia. La iluminación es perfecta, y la exposición también. Y todo ello en un edificio que antes era la estación de ferrocarril.

La entrada es también gratuita, y además incluye exposiciones temporales (en nuestro caso la exposición era de ninots de las Fallas 2011, que también se celebran en la localidad). Está en la calle Calderón, y abre todos los días de 10 a 13 h. y de 16 a 20 h.

Plaza de la Constitución

Es uno de los puntos principales, y en ella se encuentran el edificio del ayuntamiento (de estilo neoclásico, y con su torrecita de reloj incluida), y así como la Iglesia de la Asunción, de estilo barroco y con origenes en el s.XVIII (aunque se nota que está bastante restaurada y reformada).

Convento de las Agustinas.

Del s.XVII, es otro de los puntos de interés de Denia, y además por su ubicación, en pleno casco histórico.

Otros

El Barrio de Roques (situado en torno a la zona del castillo, y barrio histórico de la localidad, siendo interesante darse un paseo por entre sus calles, de casitas bajas y colores claros, destacable calles Caballers y Loreto), el Barrio Baix la Mar (se trata del barrio pesquero que hay a los pies del castillo, frente al puerto, igual de interesante y atractivo y con unas casas un tanto más coloridas), la Plaza del Convento, la Glorieta, la Calle Marques de Campo (la principal de Denia, y una de las más comerciales), la Explanada Cervantes (que transcurre paralela al puerto, y dónde encontramos diferentes establecimientos enfocados al turista), etc.

Y como no, la parte de costa……sus muy buenas playas (Playa de Les Marines, Playa Punta del Raset, Playa de la Marineta Cassiana, etc), su puerto pesquero (con vistas al castillo), su puerto deportivo, comercial y turístico conocido como Marina de Denia, dónde podemos dar un agradable paseo por una pasarela que lo recorre hasta el final, y dónde también podremos comer, etc….

Deciros, además, para los interesad@s, que en Denia se celebra el mercadillo semanal los lunes (junto a los nuevos juzgados, cerca de la Finca Torrequemada), y así como un rastro lo viernes, en la misma zona.

Los alrededores de Denia

En Denia y en torno a la misma, también tendremos la opción de visitar el Paraje Natural del Macizo del Montgó, y realizar rutas senderistas y disfrutar de las vistas que desde el se nos ofrecen, o mismamente dirigirnos a la Reserva Marina del Cabo San Antonio.

A ambos parajes se llega con relativa facilidad desde Denia, aunque si tenemos más bien poco tiempo, lo mejor decantarse por el segundo, desde el cual también tendremos muy buenas vistas de toda la costa, y de las localidades de Denia y de Jávea, principalmente.

Dónde comer

Como sitio turístico que es, tiene infinidad de restaurantes, sobre todo en la zona que da al puerto, por la parte de la explanada y así como en el centro del mismo. No obstante, el que os voy a recomendar yo queda en la Marina de Denia, que como ya os comentaba antes, es el puerto deportivo, comercial y turístico de la localidad. En esa zona se concentran muchos establecimientos.

¿Recomiendo ir a Denia?

denia

Como veis, Denia es mucho más que playas, y de ello queda constancia durante el recorrido por la misma. Puertos con encanto (incluyendo la Lonja, a la que también es interesante acudir), puertos modernos, un castillo muy a la altura, museos originales para toda la familia, infraestructura turística perfecta, posibilidad de realizar senderismo en las cercanías, trato agradable, buen clima….Si aún diciendo todo esto, no queda claro, lo repito. Sí, recomiendo ir a Denia y pasar un día con amigos, en familia o incluso solos…..A mí me ha sorprendido para bien, me esperaba mucho menos y he disfrutado cual enano de la «excursión».

Solo hay una cosa que no me gusta de Denia, y es en lo relativo a sus fiestas…..allí se celebran las Fallas, Les Fogueres de Sant Joan, Moros y Cristianos, etc……hasta ahí todo perfecto……lo malo es que en julio llegan sus fiestas «mayores», en las que se incluyen los famosos «Bous a la mar», de la que no soy nada partidario, pese a que digan que no se «maltrata» al animal…..

En fin, esa sería la única nota discordante que destacar, ya que por lo demás, insisto, merece muchísimo la pena darse una vuelta por la localidad alicantina! Ya sólo me queda esperar haber sido de ayuda para futuros visitantes!!!