En esta ocasión quiero contaros mi experiencia sobre un sitio maravilloso en el que estuve pasando el día con unos amigos. Se trata de la Cala Blanca, una magnifica playa rocosa situada en la bahía de Jávea.

Nos costó un poco encontrarla, ya que se encuentra pasando la avenida principal de Jávea, dirección Granadella. Tuvimos que preguntar a varias personas hasta que nos indicaron que había que desviarse en el cruce de la farmacia (V.Salort. Carretera Cabo de la Nao 165).

Una vez allí tuvimos la suerte de encontrar sitio rápidamente, descargamos todas las cosas y nos dirigimos a la cala. Cuando la vimos en primer lugar nos llamó la atención que el suelo estaba formado por grandes rocas, en su mayoría puntiagudas, por lo que nos costo encontrar sitio para clavar la sombrilla, pero al final nos hicimos con un sitio en frente del bar. Éste tenía una piscina de agua salada en la que te podías dar un baño sin el peligro de las rocas, aunque para bañarte antes tenias que consumir.

Como antes de ir a la cala nos habíamos informado un poco sobre ella, supimos que era una buena zona para el buceo, por lo que mis amigos y yo decidimos comprarnos aletas, gafas y tubo para disfrutar del fondo marino. Fue un poco difícil zambullirse en el agua con las aletas puestas, ya que éramos un poco inexpertos.

Una vez dentro del agua nos quedamos asombrados con la variedad de peces y plantas marinas que habitaban la zona. Podías encontrar desde erizos marinos hasta peces de colores, e incluso algún pulpo.

Fue una experiencia inmejorable, y os animo a todos a que si vivís cerca y tenéis tiempo, os paséis por allí. Os aconsejo que os compréis una cámara de fotos sumergible en el agua para poder inmortalizar esos momentos.

Cala Blanca, ¿dónde está?
Booking.com

Cala Blanca de Jávea

Por último deciros que durante el verano visitaré diferentes calas de la Comunidad Valenciana y os dejaré mi opinión sobre ellas esperando que os sirva de ayuda, algunas de las que me acuerdo ahora mismo son:

  • Cala de la Barraca
  • Cala de la Granadella
  • Cala del Pope
  • Cala Ambolo

Y algunas más que ahora no recuerdo, pero yo en concreto me quedo con la Cala Blanca de Jávea que a mis niños y a mí, nos encantó. No dejéis de visitarla.