La Platja del Crit (el Grito), es una bonita playa rústica, para amantes de la naturaleza. Esta playa no se descubre al paso del pasajero casual, sino de aquél que lo conoce o del que recórre el Camí de Ronda.

Esta playa pertenece al térnimo municipal de Mont-ras, entre Platja d’Aro y Palamó, y en este tramo de costa, encontramos playas a las que hay que acceder a pie, que nos deslumbraran mostrándonos una belleza salvaje, que no encontramos en las playas urbanas.

Situación y acceso

Esta playa queda, a continuación de Cala Estreta, quizás la playa más bella que nunca he visto.Estos alrederodes son vírgenes y solitarios.

Para llegar a la cala, debemos tener en cuenta la temporada que es, ya que a partir del 1 de junio hasta el 15 de setiembre, se considera que es temporada de verano, y en la que se cierra el paso a vehículos por el camino que se llega a esta zona, desde el parking de la Platja Castell (en Palamós) o desde el Cap Roig (hacia Calella). Sea como fuere, si queremos ir en verano, que es cuando todos tenemos más facilidades para estar por la zona, tendremos que andar un buen rato.

La vez que he estuvimos en El Crit, fue en temporada baja, un octubre, así que hice el camino en coche, hasta que ya no puedes avanzar más y debes aparcarlo en la misma pista forestal, para continuar a pie. Unos letreros muy característicos de fondo verde, nos anuncian que sólo se puede seguir a andando y la Cala a la que vamos a parar siguiendo el mismo.

Desde el camino, hasta la playa, pueden haber 20 minutos tranquilamente. El sendero no presenta ningún tipo de dificultad, ya que es bastante amplio, menos en el último tramo, donde no está tan bien cuidado y encontramos unas escaleras muy empinadas que nos dejan en la misma arena.

¿Cómo es?

No esperéis encontrar una cala cerrada, ya que El Crit tiene más bien forma de playa pero pequeña. En un extremo hay unas rocas que son bañadas por el mar, al otro lado, una pequeña obertura en la roca que separa la playa contigua, nos invita a acercarnos.

A las dos, les da un toque exótico, este paso, que una vez pasado, nos muestra una pequeña cala de rocas redondas y grandes en contraposición con la del Crit, que es de arena granada.

Algunos datos

  • Longitud: 90 m.
  • Ancho: 18 sm.
  • Tipo de arena: Grava
  • Entorno: Natural
  • Nucleo más próximo: 4,5 km.
  • Acceso: A pie.

Cuando fui a la Cala, encontramos un tronco en la arena, seguramente transportado por algún temporal, que le daba un aspecto más auténtico. Unas casas de pescadores, como ya es habitual encontrar en esta zona, con pintadas en la pared que piden un lugar protegido, dan el toque especial para terminar la vista.

La leyenda del Crit

cala del crit

Esta cala lleva en su nombre, escrita, una leyenda.

Cala del Crit, ¿dónde está?
Booking.com

Cuentan que en la época de los piratas, se refugiaron unos en cala Fontmorisca a causa de la niebla que les impedía navegar. Se conocía que en la zona vivía una familia con dos hijas, una de ellas era muy bella, y el capitán de los piratas se la quiso llevar al barco. La chica, se resistió fuertemente al secuestro y mordió un dedo del pirata.

Éste, completamente ofuscado por el reto, con un golpe de espada cortó el cuello de la chica. Después del suceso, el cuerpo de la chica quedó en el suelo y los familiares fueron presos y la casa quemada. La leyenda también cuenta que el grito de la chica al ser asesinada, fue tan fuerte, que se escuchó desde muy lejos, aunque otros opinan que fue el grito del pirata al darle el mordico la bella chica.

Os recomiendo una paseada, ahora que viene la primavera, por esta zona, no os dejará indiferentes.