Referente a Dalí es muy conocido el Museo Dalí de Figueres y la casa de Dalí en Port Lligat. Pero no lo es tanto la casa de la que os voy a hablar a continuación. Se trata del Castillo Gala Dalí de Púbol.

Este castillo lo compró Dalí para Gala para que fuera su fortaleza. Cuando Dalí lo compró estaba muy mal conservado y Dalí puso tono su talento en convertir ese lugar en el templo de su amada Gala.

Yo, la verdad, es que no había estado nunca antes ahí así que lo descubrimos junt@s! Personalmente me pareció un palacio encantador, con presencia y toques de Dalí peor no de manera exagerada.

El precio de la entrada es de 6 euros, 4 si vais en grupos de 30 o si tienes carnet de jubilado o carnet joven.

A parte, con el precio podréis hacer una visita guiada por la casa que os aclarará todas las dudas que podáis tener.

Nuestra guía era una chica joven, muy amable y sus explicaciones fueron muy interesantes. realmente merece la pena hacer la visita guiada porque os explicará muchísimas curiosidades del lugar.

Castillo Gala Dalí, ¿dónde está?
Booking.com

La visita dura aproximadamente una hora o hora y media que pasa rápidamente. Luego tu puedes volver a visitar el castillo tranquilamente, sin el grupo, para poder ver mejor las cosas.

Cómo llegar

En coche: Si vienes desde Figueres por la nacional II se tiene que ir en dirección a la Bisbal . En el cruce de Parlavà girar a la derecha hasta la C66 donde tendréis que girar a mano derecha en dirección a Girona y a unos dos kilómetros girar a la izquierda hasta La Pera y después hasta Púbol.

El Castell Gala Dalí

Sólo al entrar encontramos una sala de información, donde se pide la visita guiada, un mapa del castillo… Y donde encontraréis un enorme caballo blanco disecado que regalaron a Dalí y a Gala.

Subiendo unas escaleras de piedra entramos en la casa. Lo primero que encontramos es la sala de los escudos donde hay, si no recuerdo mal 4 escudos pintados por Dalí. Y el “trono” de Gala. En el techo hay pintado una olivera (porqué Dalí llamaba a Gala “olivita” ) entre muchas otras cosas…
En esta sala también hay una falsa puerta que anteriormente daba a la cocina, Gala la quiso cerrar pero como traía mala suerte Dalí decidió pintar la cocina en la puerta, como si esta estuviera abierta.

La visita sigue por la puerta de la izquierda. Entramos en la sala del piano. Pero ni Gala ni Dalí sabían tocar el piano, éste era sólo para que tocaran los invitados. El piano se encuentra en la zona de la izquierda, y en la zona de la derecha se encuentra una especie de zona de descanso, con un sofá rojo y una mesa muy particular ya que las patas son de avestruz (dos de ellas son disecadas) y la mesa es de cristal, con lo que a través de ella ves el piso de a bajo, justo encima del caballo blanco. (véase la foto)

¿Quieres reservar una guía?

La habitación de la derecha es la habitación de Gala. Muy sobria pero con toques muy elegantes. (Mirad la foto) Una vez Gala murió Dalí fue a pasar una temporada en el Castillo y dormía en la habitación de Gala, pues una noche mientras Dalí dormía la habitación se quemó. Dalí se salvó pero no quiso volver nunca más al castillo. y pidió que volvieran a reconstruir la habitación de su amada.

Desde la habitación de Gala se accede al cuarto de baño de ésta. Según Dalí todos los grifos de este baño eran totalmente de oro pero actualmente se sabe que simplemente están bañados en oro.

Volvemos a la sala del piano. Ahora iremos a mano derecha y entraremos en la biblioteca. Aquí es donde Gala guardaba todos sus libros. Una vez Gala murió, su hija ( de su anterior matrimonio ) se llevó todos sus libros. Desde esta sala accedemos a la habitación de los invitados. Se trata de una sala muy simple.

Seguimos el recorrido y subiendo una escaleras encontramos “Las galas de Gala” una selección de vestidos y complementos de Gala.

Seguidamente entramos en una sala donde hay un reportaje fotográfico de distintos momentos de Gala y Dalí.

Y finalmente entramos en la cocina, donde se ve el toque de Dalí en la bajilla que hay en el cajón, inspirada en el tarot.

Ya desde el exterior podréis visitar la tumba de Gala, los coches de Dalí y los jardines. Estando en los jardines apareció una gatita blanca y la guía nos contó que siempre estaba mucho por ahí, que le gustaba dormirse en el jardín y pasar el rato. A lo que alguien sugirió que podría ser la reencarnación de Gala!!! 🙂

Castillo Gala Dalí de Pubol

Como datos curiosos os contaré que Dalí tenía prohibida la entrada al Castillo a no ser que fuera invitado formalmente por Gala. Esta le enviaba una nota invitándole a su “fortaleza”. Si no era de esta manera Dalí no podía entrar.

Y os preguntaréis… ¿porqué? Pues porque este era el lugar en que Gala descansaba de Dalí. Y en el que gala se encontraba con sus “amigos” todos ellos jovencitos a los que pagaba su carrera…

Bueno, aquí os dejo toda la información.
Espero que os haya sido de utilidad y que si vais a visitarlo os guste.

No me queda más que recomendaros el sitio.