Tuve la oportunidad de estar en este Jardín Botánico el agosto pasado, cuando como cada verano estaba en Platja d’Aro.

Como cada día hacíamos algo diferente, un día después de la insistencia de un amigo nuestro para ir al Parque, cogimos el coche y al cabo de media hora estábamos allí. este chico es muy aficionado a la jardinería, es decir que íbamos con guía incluido.

Caixa de Girona, es quien tiene en propiedad este Jardín Botánico en la misma Costa Brava. Son los responsables de explotarlo y de mantenerlo cuidado y en condiciones, aparte que en el mismo, en temporada de verano, se organizan conciertos en entorno tan hermoso.

El Jardí Botànic, está situado encima de las rocas que dan a Calella de Palafrugell, en el paraje llamado Cap Roig, zona de bonitas playas y Caminos de ronda que hacen una agradable excursión.

Características del jardín botánico Cap Roig

Considerado uno de los jardines botánicos más importantes de la Mediterránea, y cuenta con más de 500 especies.

La situación geográfica y su orientación ofrecen unas condiciones climáticas y de sustrato favorables para sostener un amplio espectro de flora mediterránea y también de flora exótica, tropical y subtropical.

Jardín Botánico Cap Roig, ¿dónde está?
Booking.com

Un sendero recorre todo el circuito pensado para que el visitante pueda ver las especies de plantas cuidadas del jardín.

El Jardín Botánico de Cap Roig cuenta con 1.200 especies típicas de la flora mediterránea.

Sus fundadores y creadores

Hasta el momento sólo hemos hablado del Jardín Botánico, pero en este recinto también hay un Castillo, que lleva el miso nombre y que era la vivienda de sus fundadores.

El castillo y el jardín tienen su origen el 1927, cuando un matrimonio ruso, los Woevodsky decidieron instalarse en la Costa Brava. El coronel Nicolai Woevodsky, exiliado ruso, era aficionado al dibuix y a la arquitectura. Su mujer, Dorothy Webster, aristócrata inglesa y decoradora, era aficionada a la arqueología y jardinería. Esta sensibilidad artística hizo posible conseguir este paraje único en la Costa Brava.

El castillo en cuestión, está cerrado y no se puede visitar. Ni podemos saber como es por dentro, ya que no hay fotografias en ningún sitio y desconozco si según que eventos se pueden hacer dentro, alquilándolo.

Des del 1969, Caixa de Girona es propietaria de este lugar, que mantiene abierto al público para su visita.

Dependiendo de la época del año en que lo visitemos, podremos observar ciertas plantas con flor, fruto, o las caducas sin hojas. Quizás la mejor época será en primavera, ya que es cuando todo florece, aunque cualquier época es buena para ver el jardín y a sus pies, besándole, el mar.

Paseando por el jardín botánico

Partiendo del parking, accedemos al Jardín por una puerta a modo de muralla, que da acceso a un patio con una pequeña tienda donde se venden plantas y más adelante n paso estrecho que es donde se paga la entrada, cosa que no queda explícitamente indicada en ningún sitio.

Pagamos unos 3 euros (creo que son justos), un precio un poco elevado, considero yo. Al menos el año pasado había una señora mayor qe nos cobró, no muy amable, por cierto, y nos dio la entrada y un plano del Jardín.

Este plano nos marca un itinerario a seguir para que veamos la zona cuidada del mismo. Caminamos por un sendero amplio de tierra hasta llegar al espacio de plantas Mediterráneas a nuestra izquierda. este sendero es más estrecho y menos cuidado y hace subida. Siguiendo el recorrido, bajamos y encontramos una casita antigua, y algún árbol que no está indicado. En esta parte del jardín podemos ver, alcornoques, mimosas y arbustos propios de nuestro clima, así que son las plantas que no necesitan especial atención, ya que están en su clima.

Más adelante, encontramos el CASTILLO. Majestuoso se levanta enmedio de una plaza donde en las noches de verano se organizan dentro del Festival de Jazz de la Costa Brava, entre otros actos. Una amplia grada se instala en la misma plaza, para dar cabida a los asistentes.

A la vez, y de forma semipermanente hay exposiciones de escultura, algo que contrasta muchísimo con el entorno. Concretamente cuando fuimos nosotros, había una exposición de un escultor, del cual me costó mucho encontrar información, que hace unas esculturas de formas tubulares y redondeadas, en blanco o en negro, y muy grandes. Éstas estaban alrededor del castillo y al aire libre, con lo cual las podemos admirar sin problemas.

Algunos de los ESPACIOS a visitar, todos ellos recogidos en el Itinerario son: la Plaça del Castell, Jardí dels Enamorats, de Primavera, dels Cactus, Camí de Cap Roig, Passeig dels Geranis, Placeta del Te…

Algunos que sorprenden son:

  • Los del Cactus: Con una extensión enorme con muchos y distintos tipos de cactus, justo en la ladera que queda más cerca del mar. Una pequeña valla, nos separa de una paso, quizás un poco peligroso, más cerca todavía del agua, pero con una vista exquisita.
  • El Passeig dels Geranis (paseo de los geranios): Aquí, un camino muy largo, lleno de macetas con geranios que colorean el camino. Y justo desde aquí, a mano izquierda podemos ver Calella de Palafrugell. El azul del mar se funde con el rojo de los geranios y el verde de las plantas. Desde luego un mirador precioso, donde descansar un rato. Desde allí podemos ver el Cap Roig y les Illes Formigues.

Y como MIRADORES, tenemos también unos cuantos, el Mirador de la Lady, de les Formigues, Terrassa Basin…

Dicen que la mejor vista, está al lado de la tumba del matrimonio Woevodsky, que yo no vi, pero parece que están allí enterrados. Algo a mi parecer muy romántico, y para mi muy bonito, poder descansar, toda la eternidad en frente de la Costa Brava.

Conclusión

Quizás una mayor información (tanto colgada en la web, que la encuentro mucho a faltar), como escrita (la que se da en el jardín) y a nivel de indicadores por el camino, iría más acorde con la belleza del lugar.

Hay que valorar que mucha gente trabaja en el jardín, para que todo esté en condiciones 8es más, los vemos cuando avanzamos por el camino), ya que para mantener tantas especies diferentes se necesita mucho trabajo.

Por otra parte, el savoir faire, de Caixa Girona, al organizar Festivales en el Jardín, y el mezclar las esculturas en medio del verde. Pero que si que es cierto que estaría bien, que dieran más información sobre el Botánico.

Pero por último, algo que solo se debe a sus fundadores y por el buen gusto (o el montón de dinero que deberían tener…) por construir un Castillo y un Jardín Botánico que hoy podemos disfrutar, en un entorno tan precioso como es la Costa Brava, desde donde se puede admirar el mar.

Playas de la zona

Las playas de esta zona son muy bonitas. Al ladito mismo tenemos la playa de Calella de Palafrugell, una opción para después de visitar el Jardín Botánico es ir a tomar un baño, o si el tiempo no acompaña, una vuelta a Calella.

Ésta con su típica playa y un edificio de arcadas muy características, son atractivo turístico. tanto que si váis en agosto, será difícil, por no decir imposible, poner la toalla en la arena. Pero esto, es otra historia.

Cómo llegar

Desde La Bisbal: C-66 hasta Palafrugell donde una desviación nos conducirá hasta Calella de Palafrugell y a continuación hasta el Cap Roig y sus Jardines.

Si llegamos desde el sentido contrario, es decir de Palamós o Platja d’Aro, tampoco tiene pérdida, ya que por la misma carretera, debemos seguir sin desviarnos hasta llegar a Calella de palafrugell, y allí seguir indicaciones hasta la explanada-parking del Jardín Botánico.

Datos de interés

Paratge Cap Roig, s/n

Calella de Palafrugell (Girona)
Tel.: 972.614.582

Horarios de visita:

  • De octubre a marzo: diariamente de 9.00 a 18.00 h
  • De abril a septiembre: diariamente de 9.00 a 20.00 h

Precio 3 euros.

Parking incluido.