Os voy a hablar de mi ciudad natal y en la que actualmente vivo. Girona se puede dividir en dos zonas: la capital o ciudad moderna y el casco antiguo o barrio viejo.

El atractivo turístico está en el barrio viejo dónde podéis visitar la catedral de Girona, los baños árabes, la muralla y los jardines circundantes, el barrio judío, la rambla y las tienditas.

En el centro de la ciudad podéis visitar las tiendas, tomar café en la plaza del león, pasear por el río y tomar un helado por ejemplo.

Historia

Girona fue fundada por los romanos en el siglo -I con el nombre de Gerunda. Ocupaba lo que actualmente envuelve la catedral y hasta la orilla del río Oñar. Estaba unida por carretera con la costa, en concreto con la actual Ampurias (Emporium entonces).

Los bárbaros la invadieron en el siglo III. Entre 714 y 785 estuvo en poder de los musulmanes, hasta que las tropas del general franco Carlos Martel no sólo impidieron su avance en Europa tras la victoria en Poitiers, sino que les hicieron retroceder y reconquistaron un pedazo de la península ibérica en el que se encontraban Gerona y Barcelona. La ciudad estuvo gobernada desde entonces por condes tanto francos como catalanes. Uno de ellos, Wilfredo I, unificó los condados de Gerona y Barcelona en el 878, los cuales se convirtieron en un Estado prácticamente independiente dentro de la unidad política de los francos, a los que los condes catalanes juraban fidelidad. Por diversas visicitudes políticas, Gerona se alejó de Francia y empezó a mirar hacia el Sur.

Gerona creció notablemente durante los siglos XI y XII, crecimiento diezmado por la epidemia de peste en 1348. En el siglo XV se recuperó, algo interrumpido por otra epidemia en 1650 y las continuas guerras contra Francia. Pero la más virulenta de todas fue la invasión napoleónica, que se consumó tras el tercer asedio a la ciudad, en 1809. Tras cinco meses de sitio y unos 4.000 muertos (la mitad de la población), Gerona pasó a ser la capital del departamento francés del Ter.

¿Quieres reservar una guía?

Expulsados los franceses unos años después, Gerona se convirtió en 1833 en la capital de la provincia del mismo nombre. En 1883 llegó el alumbrado público con patente francesa, siendo la primera ciudad de España en tenerlo. A partir de 1950 se inició una lenta recuperación económica y la mayor parte de la ciudad está edificada a partir de esa fecha.

Cómo llegar a Girona

Por su posición estratégica, Gerona es un nudo de comunicaciones que recibe autobuses (Eurolines principalmente) y trenes (Renfe y SNCF) de diferentes ciudades europeas que se dirigen a Barcelona o Madrid. Girona cuenta desde 1967 con un aeropuerto, a unos 10 km. de la ciudad, con vuelos a y desde ciudades como Madrid, París, Londres, Oslo o Moscú.

Qué ver en Gerona

  • Catedral. Una enorme y sobria mole visible desde buena parte de la ciudad ya que está encima de una pequeña colina. Construída entre 1312 y 1604. En su interior se encuentra el Tapiz de la Creación, un lienzo del siglo XII que representa episodios de la creación del mundo representados en dos grandes círculos concéntricos presididos por Jesús. Algunos estudiosos sostienen que esta obra fue bordada con hilos de lana de colores por unos ángeles que lo dotaron de poderes divinos. El mariscal francés François de Pickafort estaba convencido de que la posesión del tapiz le convertiría en el dueño del mundo y, tras una encarnizada lucha en el interior de la catedral, logró llevarse un trozo que todavía no ha sido encontrado.
  • Iglesia de Sant Nicolau (siglo XII)
  • Monasterio benedictino de Sant Pere de Galligans (hoy museo arqueológico)
  • Iglesia de Sant Feliu (o Fèlix), con sus baños árabes del siglo XII.
  • Plaça del Vi con el ayuntamiento
  • La galería de porchos de la rambla, jundo con la adyacente calle Nou la zona de compras de la ciudad.
  • Barrio judío. El mayor de Europa después del de Praga.
  • Bosque de la Devesa. Regalo de la ocupación francesa. Algo así como el retiro madrileño pero más solitario.

Girona en 2 días, guía de viaje

Os aconsejo que hagáis los recorridos a pie ya que el recorrido del autobús no pasa por las zonas de interés turístico.

Aquí os dejo un recorrido que podéis hacer en dos días así cómo algunos consejos 🙂

Girona, ¿dónde está?
Booking.com

Día 1

Volar con Ryanair es lo más conveniente ya que te deja directamente en el aeropuerto de Girona, sólo tienes que tomar un autobús que te transporta a la base central de autobuses (al inicio de la ciudad) te cuesta 3,5€ la ida (5€ si compras de ida y vuelta). Salen cada hora aproximadamente.
Si vienes de Barcelona, deberás tomar un tren (Renfe es el más barato), existen 3 tipos de tarifa (regional, media distancia, express), todos ellos llegan al mismo destino, lo que cambia es el tiempo que se tardan, cuanto más se tarde más barato es. Los precios oscilan de 10€ a 12€ la ida. Es importante conservar el boleto ya que el revisor del tren pasa a verificarlos y si no lo tienes te cobra más caro. Si dispones de “carnet jove” te hacen un descuento en taquilla.

Una vez en la base central de autobuses debes dirigirte al Hotel, tienes varias opciones, el más caro es el hotel Carlemany (90€ la noche) y el Melià (80€ la noche), Hotel Ultònia (70€ la noche) aunque este último algo ruidoso y pésimo, todos ellos están ubicados en el centro, si prefieres alhojarte en el barrio viejo puedes optar por “Hotel llegendes de Girona” (120€ habitación doble). De todas formas en el mapa que encontrarás en esta página encontrarás las mejores ofertas para la fecha en la que vayas a venir a Girona

Una vez te has instalado y estás list@ para salir, puedes empezar visitando algunos museos regionales, por ejemplo:

  • El “museu del cinema” (cobra unos 3€ a 5€ la entrada, si tienes carnet jove te hacen descuento), aquí podrás visitar una exposición de la historia del cine a lo largo del tiempo, con un apartado de ciencia en dónde puedes explorar con la ilusión óptica, existen también exhibiciones temporales de distintas temáticas. También tienen una tiendita en dónde puedes comprar cosas curiosas, libros, tazitas, etc.
    Más información: http://www.museudelcinema.org/ct/c1.html
  • El “museu d’art” i “museu d’història”: si te gusta el arte y la historia puedes visitar estos museos, son algo pequeños pero repletos de información, en el museo de arte tienes una exposicion de pinturas y herramientas utilizadas en la escultura. La entrada también es barata (3€ a 5€).
  • Temps de Flors: Si visitas Girona por mayo podrás ver una exposición llamada “temps de flors” en la que muchas casas privadas abren sus puertas para que la gente pueda ver la exposición floral en sus jardines, toda la ciudad se llena de flores.
  • Las ramblas: Son tienditas y bares que estan al principio del casco antiguo, allí podrás darte una vuelta, sentarte a tomar un helado, etc. Hay un lienzao muy bonito en la zona de los arcos (eleva tu mirada al techo) y también encontrarás algunos gravados en el suelo (hay uno que simboliza el cruce de los ríos).
  • El puente de piedra: otro “símbolo” característico de la ciudad es el puente de piedra y, en general, todos los puentes que cruzan el río, cada uno tiene una historia.

En este mismo puente encontraréis un trenecito que da una vuelta por el barrio viejo, si os convence lo podéis tomar y descansar un ratito con una vista agradable.

No visites Girona el lunes porque la mayoría de los comercios (museos también) cierran ese día en la mañana.

En la tarde puedes darte una vuelta por el centro de la ciudad para seguir viendo tiendas (de ropa la mayoría).

Descansa bien esta noche porque mañana tocará la caminata fuerte 🙂

Día 2

Hoy nos levantaremos temprano para visitar el casco antiguo y la muralla. Para ello debemos aprovechar bien el tiempo porque en muchos lugares cierran pronto.

Nos dirijimos de nuevo a la parte vieja, esta vez iremos a la catedral de Girona (la que tiene el circulito en medio), veremos que para acceder a ella necesitaremos subir 100 escalones (podéis contarlos jeje) después se paga la entrada (nose cuánto cobre ahora, antes era gratuito), merece la pena visitarla.

Después de visitar la catedral podemos dirigirnos a los baños árabes (cobran 2€), nos dan una guía explicativa y un recorrido, también puedes hacer un recorrido virtual desde la página web: http://www.banysarabs.org/

A continuación podemos visitar el barrio judío, hay una tienda y dentro ella encontramos las taquillas para acceder a la visita guiada, nos van a enseñar algunos patios privados, nos explicarán parte de la hitoria, la kabballah (o cábala), veremos algunos pergaminos y torah, etc. Es algo que recomiendo, también en la última parte del recorrido podemos ver una exposición temporal (cuando yo fui habían instrumentos musicales medievales).

Ahora que ya hemos visto los principales museos podemos empezar el recorrido por la muralla y los jardines circundantes, esto nos llevará aproximadamente unas dos horas, veremos que la muralla está construida en dos partes (datan de siglos distintos). Bajando a los jardines podemos detenernos un rato para observar el paisaje…

A continuación podemos visitar la universidad, también está ubicada en la zona vieja y es la parte final del recorrido de la muralla.

Bueno, espero que os haya gustado la opinión, este es un recorrido que aconsejo, también podéis visitarla en un día, eso ya depende de cuál sea el enfoque.

¿Dónde dormir y comer?

Ibis, NH Hoteles, Novotel y Meliá son grandes cadenas con representación en Girona. Más económicos son el hotel Peninsular y el hostal Coll, ambos muy céntricos. La oferta de restaurantes es ingente; mi preferido es el De Gust (en la calle Figuerola, en frente de la Devesa), con platos innovadores y divertidos (ver mi opinión al respecto).

El deporte en Girona

El fútbol y el baloncesto son los deportes que mejor han proyectado la ciudad al exterior. En los años 90 y 2.000 vimos baloncesto de élite en el pabellón de Fontajau gracias al Valvi, Casademont o Akasvayu Girona. Por razones económicas, el club se disolvió y el fútbol tomó el relevo.

El Girona FC se fundó en 1921 (si bien las primeras noticias sobre la práctica del fútbol en la ciudad datan de 1910) y sus colores tienen una clara influencia inglesa. Jamás ha militado en primera división. Ahora se encuentra en segunda, categoría que no ocupaba desde 1959, por lo que es una buena oportunidad para ver fútbol de cierta calidad. El estadio de Montilivi, con capacidad para unos 10.000 espectadores, se encuentra en las afueras de la ciudad, al lado de la Universidad.

Clima de Girona

girona

Moderadamente frío en invierno (mínimas alrededor de los 0ºC) y tremendamente caluroso en verano (máximas entre 35ºC y 40ºC, puntualmente 42ºC). La humedad raras veces baja del 70 %. Sin embargo, sin salir de la provincia, en Puigcerdà, hay que ponerse un abrigo durante las noches veraniegas.

Comunicación

Girona cuenta con una televisión de cierta calidad. Cadenas de radio como Onda Cero, Cope o los 40 Principales tienen sucursal en Girona. En cuanto a prensa, hay dos diarios: el Diari de Girona (antes Los Sitios, en homenaje a la lucha contra los franceses), con una línea bastante independiente, y El Punt, de línea españolista conservadora pese a su apariencia catalanista y progresista. Es habitual encontrar artículos firmados por miembros del Opus Dei y fue uno de los pocos periódicos catalanes que en su día no publicaron en portada el manifiesto en favor de un nuevo Estatut.

Inconvenientes

Además del calor infernal del verano, el principal inconveniente de Girona es la circulación. Una distribución y orientación de las calles con direcciones prohibidas y cortes que no vienen a cuento, en el mejor de los casos mal señalizados (en el peor ni siquiera señalizados), hacen que circular por la ciudad esté reservado a quienes ya la conocen y bien ya que de vez en cuando hay cambios sin avisar. La falta de parking es crónica y lo seguirá siendo mientras no haya una crisis de verdad, una crisis cojonuda que ponga el litro de gasolina a 50 € y entonces la gente que llora tanto para llegar a fin de mes se lo pensará dos veces antes de abrir la puerta del coche.

Aunque parezca increíble, en Gerona un semáforo en rojo puede significar que pases y al revés. Es por esto que desaconsejo circular en coche por ella a quien no sea de allí, ya que los gerundenses tenemos localizados los semáforos que van “al revés”.

No es de extrañar que Gerona sea la ciudad de todas las que he visitado en mi vida en donde se mata más gente si hacemos caso de las sirenas que se oyen. Gerona tiene un perpetuo sonido de sirenas (a veces más lejano, a veces más cercano). Se le acerca en este aspecto París, pero París (el París estricto) tiene unos tres millones de habitantes, mientras que Gerona cien mil. La proporción de muertos y heridos es, por tanto, tremendamente mayor.

Girona es mi ciudad pero, pese a su interés cultural y su situación estratégica, no es mi ciudad ideal que digamos.