Hoy os voy a hablar de este paraje natural, visita imprescindible para los que vengáis a la Costa Brava.

Situación

Las Illes Medes están situadas en el extremo noreste de la península Ibérica, en un contexto marcadamente costero y mediterráneo. Desde el punto de vista territorial, se sitúan dentro del ámbito geográfico de la comarca del Baix Empordà (provincia de Girona) y, más concretamente, del término municipal de Torroella de Montgrí.

A pesar de su reducido tamaño, si las comparamos con otros espacios de estas características en el entorno del Mediterráneo, las Medes constituyen las islas de Catalunya por excelencia.

El pequeño archipiélago de las Medes se localiza enfrente del núcleo del Estartit – en el corazón mismo de la Costa Brava -, importante núcleo turístico que hasta mediados del siglo XX no pasó de ser un barrio de pescadores. L’Estartit se ha convertido, en estas últimas décadas, en un gran sector turístico y de servicios, en gran parte ligado a la presencia de las Illes Medes.

Características

Las Medes están conformadas por un conjunto de siete islotes de diferente orden, y que suman en su conjunto una superficie de casi 22 hectáreas. De mayor a menor son :

  1. La Meda Gran (18.71 ha, 2.914 m)
  2. La Meda Petita (2.59 ha, 1.402 m)
  3. El Carall Bernat o Cavall Bernat (0.28 ha, 214 m)
  4. Els Tascons Grossos (0.18 ha, 210 m)
  5. Els Tascons Petits (0.06 ha, 108 m)
  6. El Medellot (0.06 ha, 108 m)
  7. Les Ferranelles (0.04 ha, 81 m)

La morfologia de la Meda Gran parece una plataforma enmedio del agua, es la única de las islas a la que se puede acceder con cierta facilidad. En su cara oriental encontramos impresionantes barrancos de 70 metros de altura, mientras que en el sector oeste dominan las pendientes con una inclinación más variable. Es justamente por aquí por donde el visitante puede hacer pie y subir por un pequeño camino.

Illes Medes, ¿dónde está?
Booking.com

Es en esta parte también donde se pueden acercar las embarcaciones hasta un embarcadero que se construyó hace unos años.

En la parte superior y más central de la MEda Gran es donde se alcanza la altura máxima del conjunto del archipiélago sobre el nivel del mar. Aquí encontramos las instalaciones del faro y los restos de algunas antiguas construcciones.

En su parte norestes destaca un valle característico conocido como «Vall de Gregal», precisamente por estar abierto hacia la dirección donde sopla este viento: el gregal.

La Meda Petita se sitúa al sureste de la Meda Gran, a escasos 60 metros de distancia. Es prácticamente inaccesible y solamente se puede desembarcar con cierta facilidad en la zona de Portitxol, una pequeña playa con piedras que hace la función de puerto natural.

La parte sur es una pendiente más o menos pronunciada, donde se alcanzan casi los 67 metros de altura, punto más alto de este islote.

El Carall Bernat tiene una curiosa forma fálica y presenta una coloración blanquecina.
Mirándolo desde el lado del mar se observa que está dividido de arriba a abajo en dos mitades; la de la parte norte bastante más alta que la del lado sur.

Los Tascons Grossos y los Tascons Petits, son unas rocas accidentales con aristas pronunciadas, ligeramente inclinadas hacia el sur. Los Grossos, de una altura de 41 metros, se parecen bastante al Carall Bernat.

Las Ferranelles, el más pequeño de los islotes, es una especie de losa de grandes dimensiones, de superficie irregular y una altura bastante reducida.

En el extremo norte de las Islas Medias, prudencialmente distanciado de la Meda Gran, el Medellot recuerda por su formación al Carall Bernat, aunque es bastante más pequeño y con una ligera semejanza a una bota, con la punta señalando la dirección desde donde sopla la tramontana (viento característico de la Costa Brava).

Flora y Fauna

La vida vegetal

En la zona supralitoral, aproximadamente hasta los 4 metros por encima del nivel de las aguas, se encuentran los líquenes, la unión entre una alga y un hongo. Forma unas manchas negras incrustadas encima de la roca, que contrastan con el color blanquecino de las rocas.

En los alrededores de la Meda Gran encontramos poblaciones de invertebrados, tales como una serie de algas verdes como son «la lechuga de mar», se reconoce por sus hojas laminares que pueden tener hasta 20 cm de longitud.

También podemos observar comunidades de algas rojas con pocos centímetros de longitud.

En una mayor profundidad y en lugares poco iluminados, aproximadamente entre los 5 i 15 metros bajo el mar, se desarrollan un grupo de algas rojas que logran su máximo esplendor en primavera y verano.

También encontramos vegetales marinos tales como la posidonia. Su aspecto es inconfundible ya que presenta unas hojas verdes, planas y alargadas, que pueden llegar a medir hasta 1,5 m de longitud. La flor, aparece en otoño y no siempre cada año. Sus frutos son una especie de bolitas de color oscuro que luego se encuentran en la orilla de la playa, por el efecto de los temporales. Tiene una importante función de estabilización del fondo marino, hecho que le otorga una importante relevancia ecológica.
En Islas Medias, la posidonia se encuentra a 13 metros de profundidad, por el sector suroeste de la Meda Gran i la Meda Petita.

En una mayor profundidad de donde crece la posidonia, aparece la zona donde se desarrollan las poblaciones de coral.

La fauna invertebrada

Desde las partes inmediatamente por encima de la superfície del agua hasta las profundidades submarinas de las illes Medes, los primeros invertebrados que se observan son unos pequeños crustáceos conocidos como bellotas de mar, que se caracterizan por vivir atrapados en la roca en los sectores donde llegan las olas. Son animales muy resistentes a toda clase de condicionantes ambientales. En su extremo superior presentan una pequeña apertura por donde se alimentan.

La lapa punteada y el caracol negro son dos especies más que viven en este medio natural. La lapa punteada se conoce por crecer atrapada en la roca y por su forma típicamente piramidal, y el caracol negro es un diminuto gastrópodo de entre 3 y 4 mm. de longitud que se diferencia de otras especies similares por su tamaño y color.

En la zona directamente bañada por las olas vive el mejillón de roca y otra especie de bellota del mar.

También encontramos otras especies como la estrella de mar, fideos de mar, esponjas, erizos, la botifarra de mar, cangrejos, pulpos, corales rojos, langostas, gambas, etc.

Los vertebrados

Los fondos marinos de les Illes Medes son uno de los espacios del Mediterráneo donde más peces se pueden observar.

Hay muchísimas especies, algunas tan poco conocidas como el corcón, salema, sargo, castañuela, doncella, cabrilla, sargo imperial etc.. otros más comunes como la boa, mero, dorada, lubina, salmonete de roca, lenguado, y un largo etcétera.

En el entorno más inmediato de las illes Medes la presencia de cetáceos constituye un hecho ocasional, casi anecdótico.

Se han encontrado algunos delfines en la zona cercana a las islas pero siempre se ha tratado de especies solitarias que se habían perdido, desorientado, o que estaban malheridas.

En aguas más profundas de la Costa Brava sí que es bastante habitual la presencia de delfines, sobretodo mulares. La especie más grande de cetáceo que se puede observar en nuestras aguas es la del torcual común, aunque dificilmente se acerca a menos de 10 o 15 millas de la costa.

Lo que más sorprende al visitante que por primera vez se acerca a visitar las islas, es la gran cantidad de aves que sobrevuelan el cielo y que te dejan sordo con sus gritos.

La gaviota argéntea tiene en las illes Medes una de sus colonias de reproducción más importantes de todo el Mediterráneo. Es un pájaro de blanco plumaje y que tiene una envergadura de más de 130 cm. Se caracteriza por la tonalidad de su dorso y la parte superior de las alas, así como por el blanco uniforme de las zonas inferiores. Las patas son amarillentas y los extremos de las alas negros. El pico es también amarillo con una pequeña mancha roja en la parte baja.

La gaviota reidora, de caracter invernal y bastante menos abundante que el anterior, se reconoce por su aspecto mucho más esbelto y enblanquecido, con una manera de volar que parece el típico de mariposa.

Presenta una mancha negra pequeña en la cara, las alas son de un blanco casi inmaculado y el pico es de color rojizo y con la punta oscurecida.

Cerca de las rocas encontramos el cuervo común. Otras aves que se pueden observar son el halcón, el vencejo real, el alcatraz, etc.

Las cavidades submarinas

En el archipiélago de las Medes, la cueva superficial más destacable se localiza en la Meda Gran, en el sector del embarcadero del Francés. El hecho de estar situada en un ambiente con bastante sombra y en un rincón de la roca hace que para mucha gente pase desapercibida. La entrada, que se levanta poco menos de un metro por encima de la superficie del agua, da paso a una gran nave de aspecto más bien desolado, presidida por una playa pequeña de naturaleza arenosa.

De entre las cuevas propiamente dichas, la que se sitúa en el lado sureste de la Meda Petita es la de características más notables y a la vez más conocida de todas. Es conocida como la cueva de los biólogos.

La entrada de la cueva, poblada por toda clase de organismos, se sitúa a 10-15 metros por debajo de la superficie del agua. A medida que se avanza a lo largo de una galería de casi 50 metros, el paisaje es cada vez más carente de vida, de tal manera que en su extremo prácticamente se observa la roca solamente. Al final de la  cavidad se llega a una gran cámara de aire donde el submarinista puede salir del agua y sentarse un ratito mientras descansa debajo de una inmensa cúpula de roca.

La espectacularidad de las cavidades submarinas alcanza su máximo grado con la presencia de varios túneles que recorren los interiores del archipiélago. En la Meda Gran, se encuentra el túnel de la Vaca. El acceso, en el lado sur, se hace por dos entradas de diferente orden separados por una especie de columna, la más grande a una profundidad que va entre los 10 y los 15 metros. La salida, orientada al norte, tiene lugar por una apertura todavía mayor que llega hasta casi los 25 metros de profundidad. La cavidad, que tiene una longitud de unos 35 metros, es lo bastante grande como para que se desplacen cómodamente por su interior varias personas a la vez.

En el sector de levante de la Meda Petita es donde hay la red de túneles y cuevas más espectaculares del archipiélago. El túnel Largo, de 75 metros, comunica la punta de la Ferral con la de la Ressagosa, extremo donde se accede a través de dos aperturas de grandes dimensiones. Justo antes de salir al exterior, una nueva galería nos lleva hasta el túnel del Dofí (túnel del Delfín), que tiene una longitud de 35 metros. Este entramado de pasadizos submarinos, de cerca de 150 metros de longitud, es uno de los principales atractivos para los visitantes de les Medes y conjunto emblemático de la actividad acuática en la zona.

El túnel del Dofí debe su nombre al hecho de que en su boca sur fue anclada, el 25 de mayo de 1.976, una pequeña escultura de este animal, símbolo del Centro de Actividades Subacuáticas de la Costa Brava, entidad pionera en la dinamización de las actuaciones inmersivas en este sector del litoral.

La primera de las imágenes, hecha de hierro a una altura de 0,5 metros, fue sustituída el 9 de mayo de 1.993 por otra más ligera construída en bronce, que es la que en la actualidad se puede observar.

La entrada sur del túnel del Dofí se sitúa a unos 10 metros de profundidad y tiene una altura de entre 2 y 3 metros. Cerca del túnel del Dofí se encuentra una excavación de cerca de 15 metros de altura conocido como el «pou del Nero» (el pozo de Nero), tiene un orificio en el techo de unos 2 metros de diámetro, que permite a los submarinistas sacar la cabeza a la superfície.

Visitas turísticas

Hay diferentes opciones para visitar las islas, dependiendo de las preferencias de cada persona. Se puede optar:

Submarinismo

Existen dos tipos de oferta:

  1. La de las empresas turísticas que se contratan en el puerto de l’Estartit. Se suministra el material y se realiza la visita con guía acompañante. Disponibles desde Semana Santa hasta el mes de noviembre
  2. Los Itinerarios Submarinos Comentados ( «Seawatching»). Se contratan en la Oficina de Turismo de l’Estartit. Es necesario hacer reserva con antelación. Se realiza una explicación previa en una aula y la visita guiada en grupos reducidos. Está disponible todo el verano, desde junio a finales de septiembre.

Escafandrismo

Es decir, bucear con equipos de respiración (botellas).

Es necesario tramitar los correspondientes permisos en la oficina de la Dirección General del Medio Natural, situada en el puerto de l’Estartit. Para ello hará falta aportar la acreditación de escafandrista, la documentación de la barca y abonar la tasas correspondientes.

También se puede hacer a través de empresas turísticas, que suministran el material y tramitan las licencias. Están disponibles todo el año.

Barco

La manera más simple de visitar les Medes es con una embarcación con fondo de cristal. Los viajes, que suelen tener una duración de entre una y dos horas, se pueden hacer con barcos desde los cuales se observa el fondo marino ya que tienen cristales en la parte inferior y puedes ir observando todo el paisaje marino, que la verdad que es una pasada..

La empresa, Subaquatic Vision, tiene excursiones con salida desde diferentes puertos de la Costa Brava.

El precio varia dependiendo de la duración del trayecto y, por tanto, de donde salgas.

Partiendo del Estartit, un barco con visión submarina por las illes Medes, de duración una hora y 15 minutos, costaría 12€ a los adultos y 6€ a los niños. Hay diferentes excursiones, algunas van por las ruinas de Empúries, otras llegan a Cadaqués, etc.

Información práctica

illes medes

Cómo llegar

  • Autopista AP-7 por las ssalidas 5, 6 i 7 dirección Costa Brava, siguiendo la indicación Torroella
    de Montgrí-L’Estartit.
  • N-II, enlazando con la carretera de Verges a L’Estartit

También podéis llegar a l’Estartit desde Barcelona, con la flota de autobuses que parten desde la Estació del Nord.

Otros lugares de interés

Por la zona, contáis con muchos sitios de interés aparte de las illes Medes para visitar. Os contaré más detalladamente cuando haga la opi de la Costa Brava, pero para adelantaros algo en esta opi, sugiero:

  • Torroella de Montgrí: Museo del Montgrí , castillo y núcleo antiguo.
  • Empúries: ruinas griegas y romanas.
  • Ullastret: poblado íbero.
  • Pals, Peratallada, Monells: núcleos medievales.
  • La Bisbal d’Empordà: cerámica.
  • Parque Natural dels Aiguamolls de l’Empordà
  • Los Aiguamolls de Pals.

Y nada más por hoy me despido, espero que la opi os haya sido de interés y no dudéis en visitar les Illes Medes si tenéis oportunidad.