Un Museo que en su momento me impresionó, un hombre que impresionaba a su paso… mi aportación a que quede constancia de su obra.

El Teatro-Museu Dalí, fue inaugurado en el 1974, y fue construido sobre los restos del antiguo Teatro de Figueres. Este Museo contiene el más amplio abanico de obras que describen la trayectoria del artista, Salvador Dalí.

Hace unos años, estando de vacaciones en la Costa Brava, fuimos a pasar el día a Figueres, y concretamente al Museu Dalí. No habíamos estado nunca y decidimos conocerlo.

Recuerdo haber hecho una cola larguísima a pleno sol, antes de que abrieran las taquillas por la tarde.

Recuerdo como me impresionó aquel Museo, y es que había oído hablar de Dalí, y en casa teníamos cuadros suyos (copias, por supuesto, no os vayáis a pensar…) pero nunca había estado allí, y realmente no tenía claro lo que iba a ver.

En este Museo se pueden observar las obras del genial artista desde sus primeras obras hasta sus últimas creaciones.

¿Quieres reservar una guía?

Recuerdo que me sorprendió no sólo ver pintura, y es que Salvador Dalí, exploró en diferentes áreas.

Toda la colección de obras del artista las gestiona la Fundación Gala-Salvador Dalí.

El artista realizó algunas obras expresamente para el Teatro-Museo de Figueres como la Sala Mae West, la Sala Palau del Vent, el Monument a Francesc Pujols y el Cadillac plujós (lluvioso, que es un coche con una escultura, todo debajo de la gran cúpula tan típica de este Museo.

Y es que realmente Dalí, concibió el Museo para ofrecer al visitante una verdadera experiencia y hacerlo entrar en su propio mundo.

Museo Dalí en Figueres, ¿dónde está?
Booking.com

Dalí toco diferentes obras, desde la pintura, dibujo, escultura, gravado, hologramas, estereoscopia, fotografía, etc. De estas, unas 1.500 están actualmente en la exposición al Teatre-Museu Dalí de Figueres.

Distribución

Con el nombre de Teatre-Museu Dalí se incluyen tres espacios museísticos diferenciados, que proponen un recorrido libre por las diferentes salas:

  1. El Teatre-Museu, propiamente dicho, formado por el viejo teatro incendiado, convertido en Teatre-Museu a partir de los criterios y el diseño del propio Salvador Dalí. Este conjunto de espacios forma un único objeto artístico donde cada elemento es parte indispensable del todo.
  2. Los grupos de salas. En estas salas se exponen obras del legado del artista, y nuevas adquisiciones realizadas por la Fundación.
  3. Las salas de exposición Dalí Joies (Joyas) inauguradas en el 2001.  Esta exposición presenta las treinta y siete joyas de oro y piedras preciosas de la antigua Colección Owen Cheatham, dos joyas más tarde realizadas y los dibujos y pinturas que Dalí hizo para diseñarlas.

Dalí experimentó con muchos movimientos artísticos diferentes, el impresionismo, el futurismo, cubismo, y como no el surrealismo, Galarina (1944-45),

El Teatro-Museo Dalí de Figueres representa una experiencia única para poder observar, vivir y disfrutar de la obra y el hacer de un genio. Tal y como explicó el mismo Dalí: “Es evidente que existen otros mundos, eso seguro, pero como he dicho muchas otras veces, estos otros mundos están en el nuestro, residen en la tierra y precisamente en el centro de la cúpula del Museu Dalí, donde hay todo el nuevo mundo insospechado y alucinante del surrealismo”.

Un lugar apropiado

Salvador Dalí decidió, a principios de los 60, construir su museo aprovechando las ruinas del viejo Teatre de Figueres.

Este edificio es obra del arquitecto Roca i Bros, i fue construido entre 1849 i 1850 pero fue destruido por un incendio a finales de la guerra civil española, el 1939.

Quedó destruido su estructura periférica. El techo de platea había caído, sólo quedaban los pasillos de acceso y del escenario, el arco de la boca de escena y los almacenes laterales. El vestíbulo y el salón de descanso fueron las únicas partes que quedaron, más o menos, enteras.

Fue en 1961, cuando Ramon Guardiola, entonces alcalde de Figueres, propuso a Dalí hacer un museo dedicado a su obra. Que mejor lugar que aquél Teatro con aspecto espectral para ser el Museo de Dalí.

El Museo Dalí desde fuera

Si te sitúas en la calle, uno de los elementos más visibles del museo es la estructura transparente en forma de cúpula que corona l’edifici, una idea de Salvador Dalí. La cúpula se ha convertido en el emblema del Museo y de la ciudad.

Son también muy particulares, unos huevos que Dalí utiliza en varios de sus museos, tanto en el de Figueres, como en el de Portlligat, donde unos inmensos huevos coronan el techo. Aquí en Figueres, están como enganchados por toda la fachada, que es roja, y recuerdo la cara de mi hermana pequeña preguntándole a mi madre si eran de verdad.

Y quién es ella

Dalí tenía 25 años cuando conoció Gala, una mujer rusa, esposa del poeta Paul Éluard, 10 años mayor. Junto a ella el pintor se convirtió en un hito del arte.

El centenario del pintor Salvador Dalí, el gran acontecimiento cultural del año, se convierte en el momento propicio para indagar en los misterios de quien fuera su musa, su alter ego, su compañera por más de 50 años. Elena Diakonova, Gala Dalí, Galatea, Galuchka… la rusa que borró su pasado y se reinventó a sí misma, para reinar en el universo del artista de Cadaqués.

Gala su única musa, aparece en múltiples obras del artista y es su fuente de inspiración.

Algunas obras destacadas de Dalí

Particularmente, me gusta mucho, “Gala en el balcón”, donde aparece ella de espaldas ante un ventanal abierto. Pero no sólo en esta aparece ella, sino también en la conocida Galatea, donde Gala es pintada con un pecho al descubierto.

Curiosos tambien los montajes de Dalí, en el mismo Museo, donde puedes ver una panera y al mirar por un agujero verla llena de pan.

No se pueden olvidar los relojes que aparecen como icono de Dalí, o sus elefantes alargados…

Pero todo esto lo conocemos por su difusión en medios. Lo interesante es pasear entre las paredes del Museo, con tantas obras tan diferentes de estilos (desde pintura a escultura pasando por montajes de objetos que forman un todo). Me sorprendió mucho (y eso pretendía Dalí), el “montaje” en el salón de un sofá rojo, unas cortinas, dos cuadros…que si te sitúas a lo lejos y lo mirar dentro de una lupa muy grande, ves la composición de la cara de un mujer rubia (véase la foto de ciao), entonces puedes ver como jugaba Dalí con cada cosa por separado para que junta sea un todo.

El triángulo Daliniano

Figueres, Portlligat y Púbol, a l’Alt Empordà, constituyen el conocido Triángulo Daliniano.

Y es que en cada un o de estos sitios Dalí pasó una época de su vida. La ruta daliniana nos lleva a conocer lugares donde el artista se inspiraba.

Figueres

El Museo de Figueres, del que os he estado hablando hasta ahora, está abierto todo el año y la entrada cuesta 9 euros. Los menores de 9 años no pagan.

Portlligat

El 1997 se abrió al público la Casa-Museu Salvador Dalí de Port Lligat, en el Alt Empordà, en Girona, un lugar de visita indispensable para conocer el universo del pintor.

A la Casa-Museo, se puede acceder desde el mismo Cadaqués. Los que conozcáis este pueblo, sabréis que es de una belleza impresionante y un lugar muy especial. Si recorremos la carretera que sube dirección a Portlligat, entre unos matorrales, ya podremos ver la casa de Dalí.

Es aquí donde os comentaba que se pueden ver esos huevos tan grandes, y unas cabezas blancas tambien muy grandes en el techo de la casa.

Aquí Dalí, había pasado largas temporadas de niño y de joven. Esta casa tiene una situación privilegiada, ya que queda delante de la pequeña playa de Portlligat un poco de lado, y cuando yo fui el Diciembre pasado, llovía y hacía un frío….

La casa está formada por un conjunto de barracas de pescadores, compradas en diferentes etapas, que Gala y Dalí fueron estructurando y dándole forma laberíntica, y que decoraron a lo largo de más de cuarenta años. En la casa, se puede visitar el taller del pintor, la biblioteca, las habitaciones donde pasaba su vida privada, jardín y piscina.

Para visitar la casa es necesario reservar. Si a alguien le interesa, aquí os dejo en numero de teléfono, pero no os puedo decir mucha cosa porque la visité por fuera, pero no entré.
Teléfono de información y reservas: (34) 972 251 015. La entrada cuesta 9 euros.

Púbol

Este castillo fue un regalo de Dalí a Gala. El castillo medieval de Púbol fue la residencia de la esposa del pintor, Gala, durante los 70, y más tarde de Dalí también.
En su interior se pueden ver pinturas y dibujos que Dalí regaló a Gala para exponer en el castillo, además de las esculturas de los elefantes que decoran el jardín, una colección de vestidos de alta costura de Gala, y el mobiliario y numerosos objetos con los que decoraron el castillo.

En este sí que no he estado ni dentro, ni fuera. Mis padres estuvieron hace un tiempo y dijeron que no hay mucho por ver, pero que es curioso. Lo que sí que les gustó mucho, son las esculturas de los elefantes de patas larguísimas que están por el jardín, tan conocidos de Dalí.

El castillo sólo está abierto de 15 de marzo al 1 de noviembre, hasta las17:15 horas, y la entrada cuesta 5,5 euros.

¿Algo más?

Este año al haber sido el Año de Dalí, han habido múltiples exposiciones en diferentes lugares. Desde la Fundació La Caixa, hasta ampliaciones de las exposiciones habituales para acercar a Dalí al público.

Pero este verano he hecho un descubrimiento personal.

Paseando por el Camí de Ronda de la Platja Castell (colgué en su día una opi sobre la misma), hay un sendero que te dirije a la “Barraca de Dalí”, después de preguntar que era en el punto de información, nos comentaron que era una casa donde Dalí trabajaba.

Así que volviendo de la playa y siguiendo el plano que nos dieron, nos dirigimos hacia la Barraca. Está muy cerca de la misma Playa Castell. Desde el sendero vimos una pequeña casa que parece muy nueva, no vimos nada en especial. ¿Quien nos decía que era de Dalí y no de cualquier otra persona?

Nos acercamos un poco más y la rodeamos hasta que nos encontramos la puerta de entrada. Allí estaba lo insólito. La puerta de entrada no es vertical como todas las puertas “normales, está inclinada!! No había ninguna duda, sólo a alguien como Dal, se le podía haber ocurrido, hacer algo así con un elemento tan convencional.

Fue una sorpresa en el camino, algo que nos dejó bien sorprendidos y he querido hacerle un pequeño homenaje, hablando de ella, por lo diferente que es. (Si veis la foto, veréis que curioso es).

El final

Gala murió en Porlligat el 10 de junio de 1982, a los 88 años. Sus restos fueron trasladados en su viejo Cadillac camino de Púbol para ser enterrada allí. Dalí no la quiso dejar nunca sola en la cripta y se instaló en el castillo. Fue durante este período en Púbol cuando el pintor realizó sus últimas obras. Dalí vivió en el castillo entre junio de 1982 y agosto de 1984, cuando debió ser hospitalizado a causa de las quemaduras que le produjo el incendio que se declaró en su habitación.

Al salir del hospital se trasladó a vivir a Torre Galatea de Figueres, su residencia hasta que murió en 1989.

El padre de Dalí, cuando este todavía era joven, le mostró unas fotografías de hombres desnudos con sífilis y le dijo que si mantenía relaciones sexuales contraería la enfermedad, como esos hombres. Se comenta que Dalí, muy marcado por esta experiencia nunca quiso mantener relaciones con Gala, y que esta relación era totalmente “espiritual” entre ellos dos. Por este motivo, la pareja nunca tubo hijos.

Una vida llena de extravagancias, con unos protagonistas igualmente extravagantes, deformando las formas y haciéndolas a su manera.

Ya lo dicen, La distancia entre un genio y un loco, es el éxito.

Información útil

museo dali figueres

Horario:

  • De 10:30 a 18 horas (del 1 de octubre al 3o de junio), y de 9 a 20 horas (del 1 de julio al 30 de septiembre).
  • El museo solo cierra el 25 de diciembre y todos los lunes entre el 1 de octubre y el 30 de junio, así que ya sabeis.

Servicios:

  • Perchero y armarios, para dejar y recoger las cosas que no vayas a necesitar dentro (pagando, claro.)
  • Servicios públicos
  • Tienda de regalos
  • Sala de audio visuales

No se puede:

  • Entrar con mochilas o bolsas grandes.
  • Fumar en ninguna de las salas
  • Tocar ninguna obra
  • Hacer fotos con flash (y tomároslo en serio, porque yo misma pude ver como le quitaban la cámara una señor por pasar por al to esta norma…)