Imagina un lugar, una localidad pequeña, con calles antiguas y peatonales…Imagina una playa ancha con duchas y un rio, además dos calitas pequeñas con aguas calientes…Imagina un castillo restaurado con restaurantes dentro y con rincones románticos…Imagina un lugar tranquilo con lugares donde descansar…Imagina Tossa de Mar.

Tossa de Mar esta en la comarca de la Selva en Cataluña. Pueblo costero y tradicionalmente pesquero. La Costa Brava marca sus cuatro playas, dos grandes y dos calas pequeñas. La combinación de rocas, mar y arena…es la fórmula de sus playas. La gastronomía es un punto fuerte para el turista, debido a que hay muchos restaurantes y marisquerías de muy buena calidad. Si vas en verano….heladerías hay muy buenas…

Con una población estable de 5.000 habitantes (que suele multiplicarse por tres o cuatro en época estival), Tossa ha conservado unas proporciones razonables que la convierten en un destino turístico apetecible, especialmente fuera de temporada, cuando resulta muy agradable pasear por su playa y callejear por la ciudad amurallada.

Geográficamente, Tossa se encuentra enclavada en el macizo de Cadiretes, una formación geológica granítica que se extiende más allás de los límites de Tossa hasta varias poblaciones contiguas y que se caracteriza por un relieve abrupto, con pequeñas hondonadas surcadas por torrentes, que hace que junto a la vegetación típicamente mediterránea convivan especies botánicas de carácter atlántico. Tossa está justamente situada en una de estas hondonadas y el núcleo original de población se encontraba situado en un promontorio granítico que domina la bahía (el mont Guardí). El macizo es un área protegida por su gran valor ecológico y puede recorrerse por multitud de senderos, muchos de los cuales parten de la misma Tossa.

Un poco de historia

Los orígenes de la población arrancan en el período neolítico y se conservan todavía algunos restos de escasa importancia (básicamente dólmenes y menhires, muy abundantes en toda la zona), al igual que de la época íbera. La presencia romana empieza en el siglo I de nuestra era y testimonio de ella son varias villas romanas, una de las cuales (villa romana ‘dels ametllers’) se encuentra dentro del casco urbano y cuyos restos pueden visitarse. Una fecha clave en la historia de la población es el año 966, en el cual el Conde de Barcelona Miró I donó sus dominios en la zona a la abadía de Ripio. Fueron distintos abades quienes levantaron las murallas que hoy todavía rodean el casco antiguo, con varias torres imponentes de las cuales se conservan tres.

En los siglos venideros la población siguió expandiéndose extramuros, por el llano contiguo a la playa. Testimonios de ellos son edificaciones como la torre de los moros y la capilla del Socors, ambas del siglo XVI, época en que toda la costa catalana sufrió las embestidas de los piratas berberiscos. Fundado en 1773 como hospital de pobres, el Hospital de Sant Miquel, reconvertido más tarde en convento y utilizado en la actualidad como centro de actividades culturales, es el edificio barroco más importante que ha quedado en Tossa como legado histórico.

¿Quieres reservar una guía?

Con todo, y a pesar de este importante bagaje cultural e histórico, el esplendor de la población no llegaría hasta bien entrado el siglo XX. En las décadas de 1920 y 1930, Tossa se convirtió en un lugar de peregrinación para artistas e intelectuales como Marc Chagall.

Fue el momento en el que la bohemia descubrió los encantos agrestes de la Costa Brava y buscó refugio en sus pequeños pueblos de pescadores. En los años 50, el rodaje de ‘Pandora y el Holandés errante’, con James Mason y Ava Gardner en los papeles estelares, elevaría a la población al mismo nivel que Capri, Sorrento o cualquier otro puerto de la Costa Azul. Sin embargo, en el decenio siguiente, con la llegada del turismo masificado, Tossa conocería un destino similar al de las poblaciones aledañas, aunque su situación algo menos accesible por carretera le ha permitido preservar parte de su atractivo original.

¿Es Tossa de Mar turístico?

Os puedo decir que des de hace cinco años he podido comprobar como el turismo ha crecido de forma abismal. Hay muchos hoteles por toda la zona cercana al paseo del mar, y apartamentos en lugares más alejados (nunca dejan de estar a 10 minutos de la playa a pie). Pero aún así es un sitio tranquilo donde gozar de tus vacaciones muy pausadamente.

El turismo de Tossa es familiar, los jovenes si quieren discotecas se van a LLoret que para eso esta tan cerca, ala. No obstante no quiere decir que no haya vida en Tossa por la noche, hay un par de discotecas y una bolera, bastante para ser un pueblo, repito que tranquilo. También hay un cine, pero el disfrute de esta localidad es la de ir a la playa y leer un libro tranquilamente, o en cualquier parque de los que hay, porque la brisa del mar se junta con el sonido de la playa y es fantástico.

Tossa de Mar, ¿dónde está?
Booking.com

Es una combinación muy difícil pero aquí se ha hecho posible, gracias al ambiente familiar que respira las playas. Además no deja de ser un pueblo que tiene una gran fuente de ingresos del turismo pero que la pesca sigue siendo importante. La costa brava es un camino hacia la pesca, las playas no están tan estropeadas como por el Maresme, y los pescadores viven de sus mercancías hacia la capital catalana y poblaciones del interior. Así que el ayuntamiento cuida todos los movimientos que se deben hacer para hacer de Tossa de Mar una villa tranquila.

Qué ver en Tossa de Mar

Se debe ver todo el pueblo, es precioso. Su bandera turística es El CASTILLO, sus murallas y vistas que tiene del mar y de toda la explanada del pueblo…además en este castillo hay casas, es decir que vive aún todo un vecindario.

De día puedes observar y deleitarte de su construcción y de todos sus rincones; y de noche el castillo se ilumina y en las murallas hay muchos restaurantes dónde poder ir a cenar (también al mediodía pero de noche es más bello). Pasando las murallas y adentrándote en el castillo existen varias pequeñas masías que son ideales para llevar a tu pareja y hacerle una declaración de amor puesto que el silencio y el romanticismo son dos factores presentes mientras cenas o comes.

Alejándonos de las murallas del castillo, nos topamos con CALLES PEATONALES (no circulan coches). Hay que resaltar que los edificios que hay son e dos plantas como mucho, todo casitas, pensiones, hostales, y algún que otro hotel. En las calles vemos como tiendas de todo tipo podemos encontrar, incluso una tienda oficial del Barça…pero yo destacaría una galería preciosa de cuadros sobre el ecosistema de Tossa y sus pastelerías que son realmente muy buenas, artesanales. Y por último tiendas de ropa que no son de marca, objetos artesanos, decoración, librería,…de todo.

El PASEO DE LA PLAYA está al lado de las calles peatonales y también llega hasta las murallas del castillo. No es muy largo, ya que Tossa no es muy ancha, pero sí para darse un gran paseo…30 minutos si vas tranquilamente de una punta hasta la otra. El paseo tiene dos fases:

  • la primera es la que está al lado del castillo, es una calle ancha donde hay restaurantes y heladerías.
  • La segunda fase empieza al pasar el rio que divide toda la población, entonces a partir de este punto el paseo es mas estrecho y tiene una subida porque dejamos la playa grande para ir a la otra, La Mar Menuda. Hasta llegar a la segunda playa hay una pequeña subida con muchos restaurantes y pizzerías a la izquierda y a la derecha…el mar, unas vistas preciosas, donde el choque del mar con las rocas hacen que sea una bella melodía que escuchar y guardar en el mp3. Prosiguiendo el camino llega la bajada, y el paseo se ensancha y existen dos o tres restaurantes más.

Las PLAYAS se deben visitar porque son muy anchas y con bandera azul. En principio hay dos grandes pero podemos localizar dos calitas chicas, muy tranquilas. Primero os hablaré sobre las calitas, una se encuentra atravesando el castillo, pero no tiene bandera azul, no está muy cuidada y no es nada recomendable. La otra cala está entre los dos paseos, donde el mar choca con las rocas, pues bien, en el precipicio hay unas escaleritas por donde bajar hasta la pequeña calita, un lugar en perfecto estado y bien situado.

En segundo lugar, las playas que existen son dos:

  • Una está cerca del castillo, en la cual muere el rio que divide a la localidad (prácticamente esta seco todo el año). Se caracteriza por ser muy ancha y la arena es gorda, si te metes en el agua te recomiendo unas chanclas y por cierto, cubre en seguida.
  • la otra playa se llama Mar Menuda, y esta en la segunda fase del paseo, la mas lejana del castillo, las características son similares, lo que les diferencia es que en esta hay una calita que parece una piscina con agua calentita, ideal para los pequeños y que es más turística porque hay actividades de ocio tipo buzo y más, en cambio en la otra a media tarde salen las embarcaciones que hay hacia el mar en busca de la pesca diaria y bueno…también están los barcos que van por las poblaciones cercanas a Tossa que llevan y traen a los turistas.

La ZONA MAR MENUDA es la parte nueva de Tossa, construida con la revolución hotelera, las calles se aprecian más típicas de ciudad que no de pueblo. Edificios altos, y en su mayoría hoteles o apartamentos, es una zona tranquilo no obstante. Destaco los restaurantes y la parte más cerca de la playa.

La OTRA TOSSA DE MAR es pasada la carretera general. Ya más alejados de la playa hay unas zonas urbanas nuevas que han creado la vida más diaria del pueblo con edificios con pisos para los ciudadanos de Tossa de Mar. Hay un colegio, servicios deportivos, grandes supermercados…es decir, la parte del pueblo donde los ciudadanos han emigrado por el fuerte aumento de los turistas por la zona de la playa. No es tan interesante para el turista pero sí para quien le gusta ver y ver más cosas.

Hay ruinas sobre una antigua civilización. El lugar es chico pero se pueden ver de bastante cerca.

Muchos lugares para un pueblo tan pequeño

No es solo Tossa de Mar, porque puedes aprovechar y marchar hacia el norte y llegar hasta Palamós y disfrutar un poco más de la costa brava y sus pueblos antiguos, pequeños y tranquilos. Si quieres fiesta tienes Lloret de Mar, cada vez con menos hooligan gracias a la nueva filosofía del ayuntamiento. Y qué decir de si quieres ir a Barcelona, la tienes a una hora, es una gozada.

Hablando del pueblo, hay que decir, que sus playas, sus monumentos, su fauna, sus calles empedradas, no te dejarán indiferente. A continuación os voy a nombrar algunos de los lugares a visitar (de algunos os he hablado ya), solo los que yo misma vi, porque me consta que hay más.

  • Playa “Es Raco”, a pie de muralla, aún la trabajan pescadores que podrás ver preparando sus redes y sus barcas que dejan amarradas en la arena.
  • Playa “Sa Playa”, es la más turística, es decir, llena de chiringuitos y venta ambulante de collarcitos y chorradas varias.
  • “Casa Sans”, estilo modernista, ahora un hotelito, fue mandada construir por un antiguo marinero que se hizo rico en las américas, es la típica casa “indiot”, nombre que se les dio a éstos afortunados marineros.
  • “Ermita de Sant Grau”, mandada construir por el abad Sant Grau que se apareció después de muerto y mandó su construcción a cambio de proteger a Tossa. Una vez al año se hace una peregrinación a la explanada organizando una fiesta en su honor, con barbacoas. (Bonita excusa para pegarse la gran comilona….)
  • “Hospital de Sant Miquel”, antiguo convento y hospital para pobres, destaca su capilla.
  • “Capilla de la Mare de Déu dels Socors”, construida en honor a ésta por salvar del infierno a Xinxanet, un niño habitante de Tossa.
  • “Torre de los Moros o Can Magí”, son dos de las torres que quedan que se construyeron para proteger la villa de los piratas.

Por los alrededores podemos observar la fauna espesa de pinos y encinas, así como su fauna con conejos, jabalís, lagartijas…. también podemos hincharnos a coger setas.

También veremos antiguas vilas romanas, encontradas al realizar unas excavaciones en la villa, destacan dos, la de Mas Carbí y la de Ses Alzines.

Es muy conocida también la serralada de “Cadiretes”, que abarca casi todo el municipio de Tossa, espacio natural precioso, que hace que exista agua durante todo el año, esto junto a la elevada humedad y los vientos de levante, favorecen una botánica y fauna de tipo atlántico.

A unos 800m del centro podemos visitar el parque urbano, donde encontramos diferentes zonas, el bosque mediterráneo, con muchas encinas y árboles maduros, el bosque de ribera, lleno de árboles caducifolios, de zona húmeda, con riachuelos de agua, y por último, el estanque de agua regenerada, la que procura unos niveles mínimos de agua subterráneas en épocas de sequía, evitando el riesgo de filtración de agua salina.

El Museo Municipal, también es bastante interesante, tiene obras contemporáneas de artistas nacionales y extranjeros, además de restos arqueológicos de la prehistoria encontrados en la villa.

La gastronomía en Tossa de Mar

Volvamos al pueblo porqué has hablado por encima de su gastronomía. ¿Qué puedes resaltar?

  • Sus restaurantes del castillo todos ellos especializados en marisquería y paellas, en concreto Mas Pi. Son un poco “caros” pero son fabulosos y esta todo muy bueno.
  • Los restaurantes del paseo están bien, pero quizás demasiado de cara al turista y no saboreas lo mejor de su gastronomía. Aunque la zona de Mar Menuda es espléndida en cuanto a sus pizzerías y restaurantes son de mejor calidad esta zona del paseo a la otra.
  • Entre las calles peatonales resalto una marisquería que no tiene un gran cartel y que hasta que no entras dentro y te sientas en su patio no hueles lo mejor de la cocina de Tossa. Su propietaria se llama Rosa y es una mujer mayor, lleva muchísimos años allí, hace tiempo que no la veo porque este verano no me acerqué a cenar en esta gran marisquería. Me trae muchos recuerdos porque de chico con mis padres siempre cenábamos aquí…son especialistas en marisco, de lo mejorcito.
  • Este verano fui con mi novia y descubrí una pizzería que esta en la carretera general, cerca del Caprabo y haciendo esquina cara al rio. Es fabulosa, ves cómo hacen la masa y el horno de piedra….increíbles.

¿Cómo llegar a Tossa de Mar?

Pues es muy sencillo, hay muchos carteles y es muy facil localizarla.

Tiene una estación de buses que si no encuentras tu bus con destino a Tossa de Mar cógelo con destino a Lloret de Mar y des de allí hay buses diarios que van y vienen.

Si lo tuyo es el coche, eres de los mios. Es sencillo tambien. Tienes dos autopistas por las cuales llegar: AP-7 y C-32.

  • La AP-7 va por el interior catalán y llega hasta Francia. Pero la salida que debes coger es Tossa, Lloret y Blanes.
  • La C-32 va por la costa catalana llega hasta Lloret de mar, debes salir en la salida de Lloret, Tossa y Blanes.

He de decir que es mejor la de la costa porque es más directa, no obstante en ninguna de las dos evitas tener que hacer un caminito hasta llegar a Tossa de Mar. Por la AP-7 tienes que pasar por LLoret de Mar y hasta llegar al destino hay una carretera con muchas curvas y acantilados al mar, pero es la más directa.

Más información útil

tossa de mar

Ya tenéis los conocimientos básicos sobre Tossa de Mar pero ahora os haré un popurrí de información adicional sobre Tossa.

Ademas de las playas antes dichas. Tiene otras calas y playas que no están donde el pueblo pero sí alrededores. En el pueblo tenemos La playa Gran (la del lado del castillo) y la Mar Menuda. Y en los alrededores: Cala Morisca; Cala de Porto Pi; Platja de Llorell i Cala Llevadó (Son dos playas que pertenecen a un gran complejo de apartamentos, bungalows y camping; Cala des Colodar (la del castillo); Cala Bonal; Cala Pola; Cala Giverola; Cala Futadera; Cala Salions; y Vallpresona.

Tossa de Mar tiene una comisaría de la policía local, es un pueblo tranquilo por lo que la policía trabaja más poniendo multas a los coches y transportando con la grúa los que están mal estacionados.

Tienen varios parkings, ninguno gratuito, aunque contra mas te alejes de la zona marítima más fácil será aparcar. En fin, ya tienes toda la información que podrías tener

En fin, ya sabes lo que tienes que saber. Ahora tú tienes que ir y contarme a mí algo nuevo que haya y que no haya explicado.

Muchas gracias por vuestras lectura. Mi mayor satisfacción será que hayáis descubierto un nuevo paraíso qué visitar. Yo siempre que puedo me escapo de la rutina y me acerco a sus paseos y disfrutar de la brisa del mar…