Como la mayoría de los que me leéis ya sabréis que hace poco estuve en Nueva York. Nueva York es una ciudad de muchos contrastes, tan pronto estas en una de las calles más lujosas y das la vuelta a la esquina y te encuentras en medio de alguna calle marginal.

El edificio Dakota

El barrio donde esta situado el edificio Dakota también se puede decir que es un barrio de contrastes, esta situado exactamente en la calle 72 junto al Central Park.

Y digo que se puede considerar una zona de contrastes porque uno cuando ve el edificio advierte cierto lujo en él, esta muy bien cuidado y tiene a un conserje permanentemente en las puertas de acceso al edifico, pero si doblamos la calle y nos dirigimos hacia la séptima avenida, podremos observar que esa zona es de una índole más obrera.

En la entrada junto al converge observaréis que hay unas antorchas encendidas, estas antorchas están encendidas permanentemente para honrar y recordar la memoria de John Lennon.

Debéis tener en cuenta que el acceso al edificio no esta permitido a menos que uno tenga una cita con alguno de los inquilinos. No se puede entrar a visitar.

El edificio Dakota fue la residencia que compartieron John Lennon y Yoko Ono, poseían varios de los apartamentos del edificio.

Hoteles cerca de Edificio Dakota
Booking.com

Encuentra actividades, visitas guiadas, excursiones, tours gratuitos y más en Nueva York
Buscar

Y fue allí donde en un trágico 8 de diciembre de 1980 John Lennon fue asesinado a manos de un supuesto fan.

Strawberry Fields

Para los que queráis realizar toda la ruta de peregrinación y rendirle un homenaje a la memoria del ex Beatle John Lennon, deberéis empezar antes por visitar los Strawberry Fields.

Strawberry Fields fue una iniciativa de Yoko Ono y la ciudad de Nueva York, multitud de países enviaron flores para de esa manera contribuir en la formación del jardín en memoria de Lennon.

Está situado en Central Park a la misma altura que el edificio Dakota, en el lado oeste del parque.
Básicamente se trata de una pequeña plaza con un jardín en la que en el centro, en el suelo, hay una inscripción en la que pone Imagine.

La placa en sí es muy simple pero cuando yo la visité estaba llena de flores y recuerdos de Lennon, incluso había un grupo de fans, algo hippies, que habían colocado una guitarra y un cuadro de John y se dedicaban a pedir a la gente que formulase deseos.

El ambiente que se respira en este sitio es muy pacífico, quizás es uno de los lugares más silenciosos que vi en Nueva York.

La gente pasa por delante y se para un momento para mirar en silencio a la inscripción de Imagine.

Historias del Edificio Dakota

Una de las historias más sorprendentes que me contó un neoyorquino fue que en una ocasión Julian Lennon (el hijo que tuvo John con su esposa anterior a Yoco) quiso adquirir un apartamento en el edifico Dakota para sentirse más cerca de su padre. Pero Yoco no lo permitió y se hizo con la propiedad y el control del edificio para que Julian no pudiese acceder a ninguno de los apartamentos.

Otra de las historias para turistas del Dakota es que en este edificio fue donde Roman Polanski rodó la película «La semilla del diablo», película de terror de temática satánica en la que una joven Mia Farrow debía procrear al hijo del demonio.

Si quieres que te expliquen en directo estas historias y otros muchos detalles del Edificio Dakota, no dudes en contratar alguna visita guiada por Nueva York en la que también te llevarán a otros muchos sitios míticos.

Por qué ir a ver el Dakota en Nueva York

edificio dakota

Supongo que esta es una pregunta que se harán todos aquellos que no sean Beatlemaníacos y yo os diría que vale la pena acercarse un momento ya que esta justo al lado de Central Park y como esa si que es una visita obligada es aconsejable aprovechar el momento y vivir uno mismo esa sensación de paz que da todo el entorno del Dakota.

Yo creo que es una visita obligada si vas a Nueva York, más que por el edificio en sí, por toda la «historia» que hay detrás de él. El edificio es pintoresco, diferente a los que sueles ver en la gran ciudad de los rascacielos. Os aconsejo su visita el día que vayáis a ver Central Park. Aunque el parque es inmenso, bien merece la pena pasar un día entero en él y de paso ver por fuera el Dakota, que está justo en frente de una de las entradas de Central Park.

Así que os invito a todos aquellos que vayáis a Nueva York a que visitéis el que un día fue el lugar habitual de John Lennon.