He estado varias veces en Times Square que, para mí, es un lugar donde se puede sentir el latido de una ciudad como Nueva York. El cruce entre Broadway Street, la calle 42 y la séptima Avenida se convierte durante la noche en un marco especial donde se concentra un montón de gente, iluminado todo por los grandes anuncios de neon y enormes pantallas.

Creo que es una visita imprescindible, sobre todo de noche, ya que durante el día pierde parte de su encanto. No es cuestión de ir a tal o cual sitio, sino de llegar allí y patear la calle, ver la gente, pararse delante de algún espectáculo callejero, mirar los escaparates de las tiendas, intentar , si se puede, coincidir con algún concierto.

Estar en Times Square es vivir Nueva York. No es, para nada, una zona peligrosa, hay una discreta presencia policial que impide cualquier tipo de incidente. Es un poco triste el contraste del poderío de las grandes marcas con sus enormes anuncios que valen un dineral con algunos homeless que te encuentras agitando sus vasos de plástico para mendigar alguna moneda. Es un sitio muy turístico, donde el 90 % de la gente es de fuera y anda con sus cámaras intentándolo fotografiar todo.

Un poco de historia

La plaza del Times, comenzó a llamarse este lugar a partir de 1.904, cuando las máquinas del periódico New York times se instalaron en el edificio central de la plaza entre la séptima Avenida y Broadway.

En 1.929 se colocó el primer anuncio, ¿adivináis de quién? «Coca Cola». Hoy en día cuando llegas a Time Square y ves todos los neones, pantallas gigantes y anuncios luminosos, alucinas y no sólo la primera vez que te asomas a este centro neurálgico.

El mítico cruce entre la calle 42, Broadway y la Séptima Avenida se convierte al llegar la noche en un auténtico espectáculo dedicado a la publicidad visual.

Hoteles cerca de Times Square
Booking.com

Encuentra actividades, visitas guiadas, excursiones, tours gratuitos y más en Nueva York
Buscar

Times Square de día y de noche

Hay que visitarla tanto de día como de noche, puesto que allí el reloj no tiene fin y por la noche sigue habiendo la misma movida de gente que por el día, mucha más si cabe.

De día

La última vez que estuve en Nueva York vivíamos a pocas manzanas de Times Square, por lo que podíamos llegar allí caminando, con el abrigo bien cerrado y un gorro tapándonos las orejas te sumergías entre la gente y el ajetreo de este punto de Nueva York.

Curioseando por el montón de tiendas de electrónica donde éramos atendidos rápidamente por dependientes hispanos (atención, precios muy interesantes) y sobre todo pateando la calle, viendo los músicos ambulantes, los percusionistas, los bailarines de breakdance, es como uno siente el latido de la ciudad.

Sé que para algunos pude ser agobiante, pero yo siempre distingo entre el agobio de algo en movimiento, como es esta gran ciudad, y el agobio de esperar en una cola, de las compras de navidad o de algún atasco

De noche

Por la noche es cuando Times Square alcanza su punto álgido: la explosión de luz y color que nace de los carteles publicitarios es impresionante y el ambiente no decae para nada. Nosotros aprovechábamos para ir al megastore de Virgin a escuchar música y comprar algún cd y luego comernos una hamburguesa en el Mcdonalds que hay allí, deciros que probé la hamburguesa vegetariana y que es igual de asquerosa que la otra, pero cuando se va justo de presupuesto hay que llenar el estómago con lo que sea..

Por la seguridad no tenéis que preocuparos, aparte del típico homeless que os pedirá alguna monedilla con su vaso de papel, y ya os digo que son totalmente inofensivos, no tenéis nada que temer. Por lo visto Times Square era un lugar realmente chungo hace unos años, lleno de prostitución, cines X, camellos vendiendo crack, y chorizos en cada esquina. Pero desde que el anterior alcalde Giuliani impuso la política de tolerancia cero sumado a la extrema vigilancia que hay en NY desde el atentado de las torres gemelas, aquello es una balsa de aceite. Nosotros volvíamos a casa a las 2 o las 3 de la mañana sin ningún problema ni contratiempo.

Si aún así desconfías pero no te quieres perder Nueva York por la noche, puedes contratar una visita guiada en Español que te enseñará los puntos más importantes (incluido Times Square) y estaréis acompañados todo el tiempo mientras os explican lo más importante de cada lugar con todo lujo de detalles.

Otros puntos de interés en Times Square

No dejéis de visitar cuando estéis por allí Broadway, donde se representan los mejores musicales del momento, y si tenéis ocasión el museo de cera de Madame Tussaud donde os podréis hacer fotos con un montón de famosos (de los de verdad, no como los mamarrachos de aquí).

Times Square también es famosa por sus restaurantes, pero comer en NY de restaurante es bastante caro y hay miles de cosas mejores en las que gastarse el dinero, pero no preocuparse, hay miles de establecimientos más baratos y con una comida aceptable.

El hotel Marriot Marquis.

Dentro de él, en la última planta hay un RESTAURANTE GIRATORIO. Os lo recomiendo.
La cosa consiste en cenar mientras que esa planta del rascacielos va girando, por lo que puedes ver unas vistas de NYC alucinantes.

Pero no os asustéis, va muy lento, apenas lo notas, simplemente ves cómo el paisaje va variando.

En el centro de la planta están varias mesas con toda la comida (es un buffet) y esta es la parte no móvil del local por lo que cuando te sientan tienes q fijarte en la letra a la que corresponde la sección donde está tu mesa no vaya a ser que te levantes por comida y cuando te gires tu mesa esté en la otra punta y no la encuentres..! jeje.

Recomiendo ir a cenar, que mola más. Cuando yo fui (en el 2003, por cierto) no estaba demasiado lleno.
Además he de decir que cuesta 30 dólares así que merece la pena, es toda una experiencia!

Broadway

En el centro de la plaza hay unas taquillas donde se pueden sacar TICKETS A MITAD DE PRECIO para cualquiera de los musicales que se ofrecen esa misma noche. Todas las entradas que no han sido vendidas en días anteriores las ponen a la venta con un 50% de descuento el mismo día de la función.

Merece la pena ir a un musical; yo en concreto vi uno que se llamaba Aída cuya protagonista era Toni Braxton.

Las taquillas se ven enseguida, están indicadas bajo unos carteles grandes blancos donde en letras rojas pone «TKTS». Suele haber cola así que lo mejor es ir por la mañana prontito.

Mi experiencia

times square

Os voy a explicar lo que hice el mes pasado cuando estuve allí. El día había sido duro, andar de tiendas en la Gran Manzana, agota a cualquiera y decidimos ir a cenar a Times Square. Tras coger un taxi en Park Avenue, donde estábamos alojados, llegamos a este mítico lugar, en el que había mucha gente pero no tanta como en otras ocasiones que lo habíamos visitado en fechas navideñas.

Teníamos curiosidad por ver una nueva tienda llamada «m&m;´s world» , ya sabéis, los cacahuetes cubiertos por chocolate de colorines, un sitio muy curioso. A continuación nos pasamos por la tienda Virgin, que es impresionante y donde siempre compramos algún cd, aunque puedes encontrar todo tipo de merchandising sobre grupos musicales, películas y objetos sobre series de televisión. Allí pasamos un buen rato, escuchando cds y mirándolo todo.

Luego pasamos por delante de la cámara que transmite para internet, esperando que algún amigo o familiar nos viera desde España ya que habíamos quedado, mas o menos, en una hora. Al final, ya cansados, nos fuimos a cenar al Planet Hollywood, donde estuvimos un buen rato antes de sentarnos, contemplando los objetos que hay expuestos pertenecientes a diversas películas. La cena estuvo muy bien, por lo menos original, el escenario es muy chulo y la comida no estuvo nada mal. Volvimos a la calle y nos despedimos hasta la siguiente ocasión del mundo de luces que es Times Square.

En resumen, Times Square es un punto de visita obligado para cualquier turista en N.Y.