Iglesia San Martin Obispo y San Antonio Abad

La Iglesia de San Martin Obispo y San Antonio Abad es una iglesia del siglo XIV, que se construyó sobre una mezquita que estaba dentro de la ciudad valenciana.

Contenido de la Guía

Un poco de historia

El culto que se profesaba en esta iglesia por San Antonio Abad, hizo surgir la falsa creencia de que la parroquia había sido consagrada primitivamente bajo la advocación de este Santo, adoptando posteriormente la de San Martín.

En la documentación existente sobre la parroquia es frecuente encontrar a la iglesia a partir de la segunda mitad del siglo XVII; ya que los archivos del tiempo que falta, se perdieron en ese incendio provocado por los republicanos en el año 1936.

En este incendio, se perdieron casi todos los frescos de las capillas, añadiendo miles de destrozos que acabaron con la mayoría de las piezas artísticas expuestas en la parroquia, así como todos los retablos, casi todas las pinturas de las capillas, algunas de las naves, el altar mayor, el órgano y muchos destrozos más; son innumerables.

Y se perdieron muchas valiosas obras de Ribalta, Esteve Bonet, Juan Muñoz, Tomás Sanchiz, un famoso cuadro de Goya («El arzobispo Company») y muchos más.

Aún con todos esos destrozos, los daños no afectaron a la estructura del edificio.

Hoteles baratos cerca de Iglesia San Martin Obispo y San Antonio Abad
Booking.com

Los mayores destrozos los sufrieron la sacristía y las dependencias parroquiales (archivos que perecieron totalmente para la historia y la cultura, como ya he dicho antes).

Aunque sus espléndidas y antiguas puertas también fueron absolutamente destruidas; y del retablo mayor original sólo lo podemos conocer por fotografías de Vidal Corella anteriores al asalto republicano

El cuerpo de la iglesia no pudo hacer otra cosa que cubrir con una simple capa de pintura la fachada de la iglesia con el objetivo de ocultar las huellas de aquel debastador incendio provocado por los republicanos.

Reformada, con ampliaciones y con reconstrucciones que corresponden a las obras que se realizaron para su mejoría de 1372 a 1401. Y se aprovechó un poco, y se amplió.

interior de la iglesia sant martin

Es un edificio gótico de una sola nave, que no tiene crucero, sus capillas laterales están entre contrafuertes y la bóveda de crucería tiene nervaduras.

Con la reconstrucción y restauración que ha hecho la Fundación La Luz de las Imágenes se pueden ver las dos partes del arte que conviven en la iglesia: el gótico y el barroco. Ademáss, han reconstruido los ventanales, basándose en lo que aún estaban bien.

En la portada de la iglesia, podemos ver las imágenes de «San Martin y el Pobre».

A mediados del siglo XI, se amplio la iglesia y a mediados del siglo XIII, cuando el barroco estaba ya en su ultima época, se hizo una reforma integral.

En el transcurso de los siglos XVI al XVIII, el templo sufrió importantes obras que cambiaron la estética de la construcción anterior; sobre todo en el interior, y también en parte del exterior.

El presbiterio se cubrió interiormente con una bóveda de horno; decorado con dibujos alternando con las cabezas de los Apóstoles y con casetones clásicos en los que se insertan relieves figurativos.

Durante los años de la renovación de la iglesia se pusieron a todas las capillas laterales una nueva cubrición totalmente falsa en forma de casquete.

Mi opinión

Iglesia San Martin Obispo y San Antonio Abad

Es la iglesia que menos me ha gustado de las tres que conforman el recorrido de La Gloria del Barroco.

Lo que más interesante me ha parecido ha sido el techo que tampoco era nada del otro mundo pero era lo más bonito de toda la iglesia. Me pareció muy blanco y muy dorado.

También había una escultura , de madera creo, que representaba a un Cristo, que a mí me dio verdadero miedo. Cuando lo vi es que ni siquiera me para para mirarlo mas detenidamente como lo hacia con el resto de las esculturas e imágenes que podíamos encontrar en la exposición.

Me dio bastante pena no poder ver los retablos, pero habiendo visto la iglesia de San Esteban Protomartir, que es la primera iglesia que vi de este recorrido barroco podía suponer que iba a ocurrir lo mismo en esta iglesia.

Lo que me sorprendió fue ver a un hombre de seguridad cuidando de las esculturas y de la iglesia (había un tipo de seguridad en cada una de las iglesias).

Al entrar en la iglesia había dos chicos que te marcaban la entrada para que no pasaras dos veces que te diera la gana y te comentaban que no se podían hacer fotos dentro de la iglesia. Esto también pasaba en el Almudín y en las otras dos iglesias del recorrido (San Esteban Protomartir y San Juan de la Cruz).

Aunque había esculturas muy bonitas no es que llamen demasiado la atención. Creo que en el barroco había esculturas mucho mas bonitas que las que se pueden ver en esta exposición.

Ademas, cuando yo las visité no había mucha gente, visitándolas y la verdad es que eso fue un punto a favor. La cosa es que las visité al mediodía y justo a las horas en las que todo el mundo estaba comiendo y fue un punto muy bueno para huir un poco de las aglomeraciones.

Yo os recomiendo acudir y verla ya que está dentro del recorrido.

Imágenes: Joanbanjo (2)

Otros lugares que no te puedes perder

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Ignacio Cuesta
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: contacto@calculadoraconversor.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.