Lonja de la Seda

Actividades que te recomendamos

La ciudad de Valencia es una de las que mayor atractivo presenta para los turistas. Y lo es desde muchísimos puntos de vista, ya sea tanto desde el punto de vista histórico, como también desde el punto de vista de ocio y servicios.

Y es que, la ciudad nos ofrece una amplia variedad de lugares pintorescos y bellos, gran parte de ellos con un gran significado histórico para la misma, y un gran simbolismo con respecto a otros edifcios o lugares. Y entre ellos, sin lugar a dudas, se encuentra el edificio que antaño fue el centro comercial y económico más importante de la ciudad del Turia. Y es por ello que representa mucho para la ciudad y sus habitantes.

Pero además de haber sido el «centro» económico de la ciudad en otros tiempos, la Lonja de la Seda no sólo se basaba en el comercio, sino que en su conjunto, era (y aún lo sigue siendo) uno de los edificios más imponentes y bellos de la ciudad. Y es que, tanto su interior, sobretodo, como su exterior está cuidado hasta el último detalle. Detalles que no escapan a simple vista y que hacen que centremos toda nuestra atención hacia ellos.

Antes de seguir hablando de la Lonja de Seda, sí me gustaría comentarte que si eres de los que no quiere perderse detalle y te gustan las visitas guiadas, existe un tour por el centro histórico de Valencia y la Lonja de Seda que además también incluye la entrada para visitarla. Podéis contratarlo desde este enlace.

Lonja de la Seda

Detalles, también, que nos conducen a otros tiempos, a otra época, en la que los antiguos comerciantes de la ciudad, pasaban gran parte de su tiempo, intentando ganarse el pan de cada día. Hoy día, de hecho, es considerado uno de los grandes símbolos de poder y economía que en otros años ayudó a que Valencia creciera como ciudad y se convirtiera en un gran centro neurálgico, el cual sigue vigente hasta la fecha.

Hoteles baratos cerca de Lonja de la Seda
Booking.com

Pero simbología a parte, quiero centrarme en el aspecto físico y comentaros la gran belleza de este edificio. Éste está dividido en varias estancias, pero es una de ellas la que más lo representa y la que más le otorga dicho título. Se trata de la sala principal, llamada «Sala del Columnario». Pronto lo entenderéis, y es que recibe este nombre por su espléndida arquitectura interior, en la que se alzan un sinfín de columnas que «estallan al llegar al techo…..allí, cual palmeras imperiales, dan lugar a pequeñas ramificaciones imitando las hojas de las palmeras (y, lógicamente, las columnas representan los troncos de estas plantas, que no árboles, símbolos de la cultura mediterránea). Las diversas columnas le dan un toque majestuoso a la sala, y la cruzan de lado a lado y desde el fondo hasta el umbral de la puerta.

También, del techo, construido a modo de pequeñas bóvedas, descienden grandes lámparas, como en el más grande de los palacios o castillos. Ésta es, sin duda, la sala que mejor representa la grandeza del edifcio y su significado histórico. Pero no sólo las columnas o las lámparas le dan ese toque majestuoso, además del techo abovedado, sino que también encontramos otros muchos elementos que la vigorizan……los grandes ventanales (que dejan pasar sólo la luz necesaria, iluminando esta gran sala), el suelo (todo un bello «mosaico») y los diversos complementos decorativos (en las columnas, en el techo, en las paredes……pequeños detalles e inscripciones que iremos descubriendo durante nuestra visita).

Al final, el interior de La Lonja de Seda se puede dividir en tres espacios diferentes, además de un jardín llamado El Patio de los naranjos:

  1. La Sala de las Columnas, que era la Sala de Contratación es un espacio cuadrangular cuya bóveda (según diferentes hipótesis representa al paraíso terrenal y según otros a la vida eterna) es sostenida por columnas helicoidales de una altura de dieciséis metros que imitan a las que había en el Templo del rey Salomón. En las cuatro paredes de esta sala hay escrita una leyenda en letras doradas que recuerda a los comerciantes como ha de ser sus comportamiento en sus transacciones. El suelo es de mármol en colores canela, blanco y negro.
  2. La Torre, que es donde encarcelaban a los mercaderes morosos, por lo que había una capilla en la parte de abajo y luego subían a estos a los pisos de arriba por una escalera de caracol.
  3. El Consulado del Mar era donde se resolvían por el tribunal aquellos problemas que ocurrían en las transacciones comerciales. Esta sala es de estilo renacentista y tiene un bonito artesonado en el techo. En esta Sala se encuentran los escudos de la ciudad y una colección de medallones.
  4. El Patio de los Naranjos, como su nombre indica es un bonito jardin que se asemeja a cualquier claustro gótico y es muy bonito de visitar pues cuenta con una fuente en el centro y mucha vegetación, lo que da al lugar una sensación de paz interior.

Interior de la lonja de la seda

El exterior del edificio, sin embargo, tampoco tiene nada que envidiar con respecto al interior del mismo…..y es que, cual estructura palaciega, el edificio dispone de varias divisiones y estancias, las dos más grandes «separadas» a través de la torre del edificio.

Una torre, que como gran parte de la misma fachada, termina en bellas almenas que miran y se baten en duelo contra un cielo raso y soleado…..el cielo del mediterráneo. Es esto ,junto al resto de detalles (los ventanales y las pequeñas ventanas…..unas de madera y otros forjadas en hierro….unas abiertas y otras cerradas……los minibalconcitos o los demás elementos decorativos….pequeñas «gárgolas» que parece, vayan a saltar del edificio…) lo que lo convierte en uno de los edificios más bellos y característicos de la ciudad de Valencia.

Y deciros, también, que además del aspecto simbólico e histórico, el edificio es, además, una de las mejores muestras del gótico civil de la época.

Pero por si esto fuera poco, deciros que su estado de conservación es magnífico. Las diversas salas, la fachada, la torre, el patio interior……todo está como al principio, invitándonos a viajar allá por el siglo XVI….época en la que la lonja quedó «terminada». Digo terminada, pero en realidad, con el paso de los años, se llevaron a cabo diversas modificaciones y restauraciones….que, al fin y al cabo, son las que han ayudado a convertirse en lo que es hoy…..un elemento más la lista del Patrimonio de la Humanidad. Sí, habéis oido bien, así fue, que en el año 1996, fue nombrada por la UNESCO e introducida en la lista del patrimonio de la humanidad.

puerta de la lonja de la seda en valencia

El edificio, por cierto, está situado en el mismo centro de la ciudad valenciana, con lo que los accesos al mismo son muy buenos, y no tendremos excusas para visitarlo (visita que merece muchísimo la pena). Y como buenos son los accesos, así lo es también el horario en que permanece abierto para ser visitado (y admirado). Y es que se trata de un horario bastante amplio y continuo…..excepto los lunes, eso sí, que permanece cerrado (gran paralelismo con el resto de museos de la ciudad, en lo referente al horario, y es que, a pesar de no ser un museo….sino todo un monumento, la Lonja es escenario, muchas veces, de exposiciones temporales……lo malo de este aspecto, es que no lo podremos gozar tanto y no podremos ver todos los detalles……por eso, desde aquí os recomiendo, que si podéis, ir a visitarlo cuando no haya exposiciones….para admirarlo completamente).

En cuanto a la precio, deciros que la entrada es bastante barata…..y más barata aún, los sábados, domingos y festivos, en los que se entra sin tener que pagar nada. Los días normales, los laborables, si que hay que pagar…..si no recuerdo mal, la entrada cuesta 2 euros (aunque hay descuentos, ofertas o bonos- el de los museos-). También existe la posibilidad de contratar una visita guiada por el centro histórico de Valencia y la Lonja de Seda (incluye ya la entrada) y que puedes ver en este enlace.

La Lonja, como he dicho por arriba, se encuentra en pleno casco histórico de Valencia. Es por ello, que en los alrededores encontramos una amplia colección de monumentos, edificios, museos y demás. De hecho, a pocos metros del edificio de la Lonja, se encuentra el conocidísimo Mercado Central, y la Iglesia de los Santos Juanes, entre otros. Y también, desde esta zona, dónde se encuentra el monumento, podemos contemplar la torre de la Iglesia de Santa Catalina, una vista preciosa que hará más mágica, si cabe, nuestra visita a la antigua Lonja de la Seda…..convertida hoy en Patrimonio de la Humanidad…

…..no dudéis en visitarla, ya que merece (y mucho) la pena…..

¿Quieres reservar una guía?

Otros lugares que no te puedes perder

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Ignacio Cuesta
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: contacto@calculadoraconversor.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.