Jardines de Monforte

Actividades que te recomendamos

Bien, para empezar este escrito, lo primero que me gustaría decir antes de explicaros las maravillas que hay en estos jardines de Monforte, es que no hay que confundirlos con los Jardines del Real, porque para los que no somos de Valencia como es mi caso, es un poco difícil acordarse de cual es cual.

Dicho esto, os comentare que los Jardines del Real que os he nombrado, son los que la gente de Valencia llama Los Viveros, un lugar enorme y precioso con diversas zonas y donde también se encuentra el zoológico, cerquita de la casa de mis amigas valencianas, pero de este en concreto, ya os hablaré en otra ocasión.

Y como de lo que os voy hablar es de Los jardines de Monforte, os diré que se encuentran en el lado norte del cauce del Turia, muy cerca de los del Real, tan cerca que solo tienes que cruzar una calle.

Por otro lado os diré, que a pesar de que se encuentran prácticamente en el centro de la ciudad es un jardín difícil de encontrar ya que su entrada principal es bastante pequeña y está situada en una calle por la cual no pasa mucha gente, no es lo que se podría decir una calle importante de paso.

Un poco de historia de los Jardines Monforte

Los Jardines de Monforte fueron construidos por Juan Bautista Romero en un antiguo huerto. Es un jardín de estilo neoclásico con un Palacete en su interior que perteneció a Juan Bautista Romero, el Palacete fue construido por el mismo arquitecto que hizo la Plaza de Toros de Valencia: Sebastián Monleón. Es un Palacete muy pequeño que sobresale en medio del Jardín. No es de una gran belleza arquitectónica pero tiene su encanto y le da ese aire francés a todo el Jardín.

Hoteles baratos cerca de Jardines de Monforte
Booking.com

La parte del Jardín, en sí, es lo más destacable. Las obras del mismo se iniciaron en 1859 y en 1941 recibió el calificativo de Jardín Artístico. En él destacan 2 zonas de vegetación:

  • Geométrica: Con setos recortados de estilo francés.
  • Romántica: Más italiana, con pasadizos cubiertos de flores.

A lo largo del Jardín hay numerosos grupos escultóricos que simulan viejas esculturas romanas y griegas. De entre todas ellas, destaca el grupo de Leones que esculpió José Bellver con piedra de Colmenar y que estaban destinados a decorar la entrada del Palacio de los Diputados pero se quedaron en Valencia.

Todo el Jardín tiene una extensión de 11 mil metros cuadrados y está rodeado por un muro. El Jardín está sometido a un horario que varía según sea Primavera o Invierno:

En Primavera-Verano está abierto desde las 10:30 a las 20 horas. En Otoño e Invierno su horario es de 10-30 hasta las 6 de la tarde. Los sábados, domingos y festivos está abierto por las mañanas de 10:30 hasta la 1 y de 5 a 8 de la tarde.

Cómo son los Jardines Monforte

jardin de monforte

Los jardines en si, están repletos de setos formando pasillos y plazas redondas en cuyo centro hay fuentecillas con esculturas preciosas, de peces, niños, cisnes, etc… En fin, una autentica preciosidad y es que en los pasillos que forman los setos también hay muchas esculturas de mármol blanco con formas romanas y griegas.

De entre todas estas esculturas que posee, tengo que destacaros unas que forman un grupo de leones con la boca abierta, con esta imagen podéis suponer que es lo primero que hice, no? Pues eso mismo, como todo el mundo curioso, metí la mano dentro de la boca del león y ante mi sorpresa, pues la verdad, esperaba tocar algo duro y frío y me encontré con la sorpresa de lo suave que estaba, no es como un león de verdad pero tampoco es el tacto del mármol.

Aparte de estos detalles, también hay que decir que estos jardines tienen una rosaleda increíble que le da un aspecto, para los más sensibles, muy romántico. A través de esta rosaleda iríamos en sentido diagonal al palacio encontraríamos la otra puerta que nos lleva al exterior y muy cerca de la Avenida Blasco Ibáñez.

El resto del jardín, esta lleno de setos altos o medio altos y más bajos haciendo pasillos y plazas redondas en el centro fuentecillas con esculturas preciosas, en los pasillos hay montones de esculturas, de mármol blanco y que según dicen el Conde ó Duque de Monforte importo de Italia.

Tiene también una gran fuente llena de peces en la que cae una pequeña cascada de una montaña que me imagino este hombre se hizo fabricar en su día, con barandillas de madera y unos paseos preciosos.

Hay árboles, y bancos tantos de piedra como de madera e inclusive es factible sentarse en la misma amplia fuente de la cascada, que no tienes el porque verte salpicado por el agua puesto que es amplísima, viendo sus nenúfares y sus peces, inclusive sentado aquí, puedes estar a la sombra, pues hay muchos árboles que la proporciona, lo mismo que en otros lugares te da el sol de pleno.

En fin son unos jardines dignos de visitar por su hermosura, en vegetación y en forma, aunque no son unos jardines en donde se pueda llevar a los niños a jugar ya que no dispone de ninguna zona habilitada para ello, aunque los niños siempre encuentran algún sitio y alguna cosilla con la que jugar.

Por último comentaros que en medio de toda esta vegetación hay un palacete donde suelen realizarse bodas civiles y me imagino que luego tendrán la posibilidad de hacerse unas fotos estupendas porque el sitio es ideal.

Conclusión, ¿merece la pena ver los Jardines Monforte?

jardines de monforte

Es un Jardín, como he dicho antes, para disfrutarlo. Hay una ambientación musical que invita a disfrutarlo más, música tanto clásica como la que surge de las gargantas de mil y un pajaritos. Hay que pasear despacio por sus arcadas e ir descubriendo sus rincones a cuál de todos más bello y seductor.

Un Jardín en el que el tiempo se detiene, no es Versalles pero puedes imaginarte perfectamente en él. Durante todo el año, su visita es mágica pero es más especial en primavera cuando las flores empiezan a despertar, su aroma lo impregna todo haciéndote sentir mil y una sensaciones.

Un Jardín, ideal también para jugar al escondite por sus rincones. Entrar en él, es adentrarte en otra época. Tiene algo en su atmósfera que es muy difícil de explicar con palabras, sobretodo si está tan unido a tus recuerdos. Para mí, es un lugar mágico y muy especial, al que me gusta ir cuando vuelvo a Valencia y voy con tiempo.

Si venís a Valencia no debéis dejar de visitarlo, es un buen lugar para descansar y reponer fuerzas tras una caminata o simplemente para meditar, leer o escribir una postal o un poema pues es de esos lugares que inspira y hace surgir el alma de cada poeta. Un Jardín que inspira, es Neoclásico pero transmite toda la esencia del Romanticismo más puro.

Aquí os dejo pues, con otro buen sitio para visitar de esta estupenda ciudad que es Valencia.

Imagen: Un valenciá

¿Quieres reservar una guía?

Otros lugares que no te puedes perder

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Ignacio Cuesta
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: contacto@calculadoraconversor.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.