Sagunto

Hoy retomo las opiniones de viajes, y lo hago para hablaros sobre la que fue la primera parada de nuestra ruta semanasantera de este año, y que no fue otra que la localidad valenciana de Sagunto. Y es que en nuestro camino a tierras castellonenses y tarraconenses desde Alicante, decidimos que había que hacer una parada, y Sagunto suponía la mejor opción para ello.

Así, tras salir de Alicante sobre las 10:30, llegamos a Sagunto a eso de las 12 de la mañana y estuvimos en la misma hasta casi las 4. En total unas 4 horas (suficientes), en las que nos empapamos de lo mejor de este pueblo valenciano, que tanta y tanta historia tiene a sus espaldas. Y desde luego que mereció la pena la parada… Pero mejor os cuento poco a poco…

Datos de interés de Sagunto

En la actualidad, Sagunto es uno de los municipios más conocidos e importantes de la provincia de Valencia. Y es que la antigua Arse, enclave en el que se fueron desarrollando diversas guerras y ocupaciones, es hoy uno de los conjuntos monumentales más reconocidos y famosos de toda Valencia (y no tanto por el núcleo poblacional, sino por los restos que en ella se asentan). Así, éste pueblo que no llega a los 70.000 habitantes y a orillas del Palancia, tiene el orgullo de ser uno de los más relevantes en lo que a historia e importancia se refiere.

Centrándome en los habitantes, conviene destacar que Sagunto está «dividido» en dos. Por un lado la parte histórica, el casco antigüo, a los pies del castillo, y por otro, más importante en lo que a población se refiere, la zona del puerto y de la playa, que es la que más se está desarrollando en los últimos años. Ambas zonas, a unos 5 km. de distancia, están bien comunicadas por carretera (por la C-237), y bien merecen una visita por separado. La primera por el interés monumental e histórico, y la segunda por lo turístico y veraniego de su puerto y de su playa.

En cuanto a cómo llegar a Sagunto, ningún problema, pues está situado a no más de 25 km. de Valencia ciudad, y se comunica con ella ya sea por carretera, tren o autobús. El ir desde la ciudad del Turia, nos supondrá alrededor de media hora, y bien merece hacer una escapada a Sagunto si estamos por Valencia, y si disponemos de tiempo (en medio día, os habréis visto este pueblo histórico). Además, debéis saber que tiene su propia estación de tren y autobús, a la entrada del pueblo, que se comunica con la red de todo el mediterráneo y así como con el norte y centro de España.

Por tanto, si llegar no supone ningún problema y encima merece la pena la visita, y ya estamos en Sagunto, lo siguiente que debéis saber es dónde queda la Oficina de Turismo. Ésta está ubicada en la Plaza Cronista Chabret (en el parque, en uno de los laterales), a escasos metros de la plaza principal. Así, llega la hora de mezclarse con los saguntinos y/o murviedreses, y dsifrutar de la visita…

Hoteles baratos cerca de Sagunto
Booking.com

Qué ver en Sagunto

Como ya hice con la opinión de Segorbe, voy a separar por un lado los lugares de visita imprescindible, y los que ver en el caso de tener más tiempo, ya que en Sagunto pasa lo mismo que en el resto de pueblos o ciudades (siempre nos recomiendan mucho para ver, y luego son contados los rincones que bien merecen ser reconocidos como de visita obligada). Así podríamos decir:

Puntos de visita obligada

Castillo de Sagunto

Castillo de Sagunto

Que es sin lugar a dudas, la gran atracción del pueblo, e incluso más que el propio teatro (e incluso diría que injustamente desconocido, ya que en guías, folletos y demás, uno de los rincones que más destacan es el teatro y no tanto el castillo, cuando en realidad, tanto por interés, como por dimensiones u otros aspectos que más tarde nombraré, vale mucho más la pena el castillo).

Éste, ubicado en un cerro en lo alto del pueblo, domina sin competencia en la zona, y desde el mismo, podemos divisar todo Sagunto, los alrededores y hasta la zona del puerto de Sagunto (dejándose entrever, incluso, la playa). Pero incluso mejor que las vistas (que eso ya es casi insuperable), son las dimensiones y la longitud del castillo. Estamos hablando de restos (de la fortificación, de las murallas y de otros edificios anexos), que ocupan cerca de 1 km. de largo.

Además, tan destacable es por dimensiones o por las vistas que desde él se tienen, como por la cantidad de restos de diferentes poblaciones que se fueron asentando en la zona (romanas, íberos, islámicos, etc).

Dentro del castillo, lo mejor es la Plaza de Armas (con un edificio, que en conjunto con todos los restos, nos hará recordar a tierras griegas…)

Está declarado Monumento Nacional, desde el 1931.

En cuanto a precios y horarios, os diré que la visita al castillo es GRATUITA, y que éste está abierto en verano de martes a sábado de 10 a 20 h. (y hasta las 18 h. en invierno), y domingos y festivos de 10 a 14 h (igual en invierno). Los lunes cierra.

Teatro Romano

Vamos con lo que durante mucho tiempo se ha considerado uno de los atractivos de Sagunto, y sino el que más. El teatro, datado en el siglo I, está ubicado en las faldas del castillo y ha sido prácticamente restaurado por completo, por lo que todo el encanto de ruina o resto arqueológico apenas se conserva o se vislumbra.

Está claro que el recinto necesitaba ser restaurado, rehabilitado y cuidado, pero no hasta el punto en que se hizo. Sí, por un lado muy bien, ya que nos da idea exacta de cómo era y de sus dimensiones. Pero por otro, como digo, resta mucho encanto tanta restauración (y no hablemos del muro o fachada que tiene en la parte de atrás del escenario…).

El horario de entrada es similar al castillo, y la entrada también es GRATUITA. La subida hasta el Teatro es bastante empinada: haces unas piernas espectaculares. Vas subiendo por callecitas estrechas, dejando a la derecha la judería y su entrada y, como llevábamos un nene de apenas tres añitos, no podíamos remontar las cuestas con demasiado ritmo. Menos mal que no es un trayecto excesivamente largo, en apenas 10 ó 15 minutos estás frente a él.

La conformación del Teatro de Sagunto es la clásica: se divide en tres partes SCAENAE (escenario), CAVEA (gradas de público) y ORCHESTRA (lugar frente al escenario). Al ser un teatro de importantes dimensiones, con más de 90 metros de diámetro, la Cavea se dividió también en tres partes (nota erudita: llamadas Ima, Media y Summa Cavea), cuya parte mayor (la Summa) se coronaba con un pórtico. Tenía capacidad para 10.000 espectadores y está apoyado en la ladera de una colina, aprovechándose el material calizo de ésta para esculpir en él las gradas. La parte superior de estas gradas estaba sustentada por pasillos radiales y escaleras abovedadas.

La Orchestra tiene 7 metros de diámetro y disponía de tres gradas diferenciadas destinadas a los personajes distinguidos de la ciudad. Respecto a la Scaenae original, se ha perdido casi en su totalidad. Lo que sí se sabe es que al estar en un pronunciado desnivel se necesitó una impresionante obra de sustentación compuesta de 17 grandes sillares cubiertos con bóvedas de hormigón. Esta estructura elevaba el escenario más de un metro y medio con respecto a la Orchestra. También se sabe que el frente escénico, de igual altura que la Cavea (gradas), estaba dispuesto en tres órdenes de columnas y coronado por una cubierta inclinada de madera.

En 1896, el Teatro Romano de Sagunto fue declarado Monumento Nacional

Actualmente sirve de escenario para obras, conciertos y demás (ya que la parte de las gradas está casi reconstruida al completo, al igual que el escenario).

Iglesia de Santa María

Iglesia de Santa María en sagunto

De estilos gótico valenciano (el interior) y barroco (la fachada más importante), y datada en el siglo XIV (y recibiendo modificaciones prácticamente hasta el s.XVIII), se trata de la iglesia más importante del pueblo. Y realmente se entiende porqué. Por fuera es bastante simple (destacando algunos detalles del campanario y la fachada, como las gárgolas), y por dentro se podría decir que también.

Aunque en esa simpleza y sobriedad hay bastante encanto, y por dentro no es tampoco «pequeña». La entrada a la misma es gratis, con lo que no dudéis en echar un vistazo a este rinconcito saguntino. Y, por cierto, la iglesia fue también declarada Monumento Nacional.

Judería

Se trata de uno de los barrios más típicos de Sagunto, y uno de los más visitados, al que se accede a través del Portalet de la Sang o Portal de la Judería, ubicado en la misma calle que el Museo Histórico, a muy pocos metros.

El barrio judío en sí tampoco es muy destacable, y se trata de calles pequeñitas, con sus cuestas, sus escaleritas, sus casas (ahí se concentran las más antiguas), que vienen desde las faldas del castillo. Destacable es la calle Segovia, Antigons o Sangre Vieja (en ésta se encontraba la sinagoga de la ciudad).

Puntos en caso de disponer de más tiempo

Puerto de Sagunto y los más de 10 km. de playas que lo colindan

puerto de sagunto

Como ya he dicho por arriba, la población de Sagunto está dividida, siendo la zona del puerto una de las más importantes, en cuanto a desarrollo y turismo. Y el acercarse a esta parte, que dista a unos 5 km., bien merece la pena si tenemos tiempo, y si estamos en plena época estival, ya que sus playas no están nada mal y la zona del paso marítimo siempre suele tener bastante ambiente (restaurantes, terrazas, puestos, etc).

Museo Histórico (MVHSAG)

Es el museo más importante del pueblo (y el único, si no tenemos en cuenta el Antiquarium Epigráfico, ubicado en el recinto del castillo), y en él encontramos todos los restos arqueológicos que se han ido encontrando en la zona, pertenecientes a las diversas poblaciones que se fueron asentando en la zona. Se trata de un museo pequeñito, que se ve en «minutos» y cuya entrada es GRATUITA.

Está abierto en invierno (de martes a sábado de 11 a 18 h., y domingos y festivos de 11 a 15h.), y en verano (de martes a sábado de 11 a 20 h., y domingos y festivos de 11 a 15 h.). Los lunes cierra.

Tan interesante resulta lo que hay dentro (miniestatuas de bronce del siglo I a.C., bustos, ánforas, vasijas, monedas, mosaicos,vidrio, visutería, etc), como el recinto en sí (una antigua casa). Fíjaros en la fachada (típica de la zona, aunque está totalmente rehabilitada).

Iglesia del San Salvador

Declarada Monumento Histórico Artístico, y datada en el s. XIII. Poco os puedo contar de su interior, ya que entramos y salimos muy rápido (pues había misa en ese momento).

Ermita de la Sangre

Sobre todo la fachada y la zona en la que se encuentra, en pleno centro del pueblo. Está datada en el s. XVII.

Otros puntos de Sagunto que son interesantes

  • Plaza Mayor (con el ayuntamiento, aunque el edificio no destaca mucho)
  • Restos del muro del Templo de Diana (a muy pocos metros de la plaza anterior, se trata de unos restos datados en el siglo V-IV a.C., y también declarados Monumento Nacional)
  • y la zona del Calvario.

La playa de Sagunto

Playa de sagunto

No es que me tire la zona, que también, es que realmente playas como esta yo he visto pocas en mi vida.

Es kilometro y medio de playa, incluida entre dos espigones. El primero lo llamamos comúnmente el pantalán, donde termina el puerto pesquero, para poder separarlo de la playa. El otro espigón que le da fin es bastante nuevo, lo construyeron hace 4 o 5 años. Su finalidad es recoger la arena que viene en las corrientes marinas, y así recuperar la arena que se pierde en los temporales de invierno.

La arena es muy finita, suave, y bastante cómoda, te puedes tumbar tranquilamente a tomar el sol, sin necesidad de esterilla. Lo recomendable es una toalla, de esa forma no se pega al cuerpo.

El agua es cristalina, se ve perfectamente el fondo durante casi todo el verano, a no ser que haga una tormenta, pero claro, eso es en todas partes, si el temporal mueve la arena del fondo del mar no se ve nada.

Para meterse a bañarse, hay poco peligro, ya que puedes andar unos 50 metros antes de que te llegue el agua a la cabeza. Ademas puedes entrar con toda tranquilidad, porque va subiendo de nivel poco a poco, sin hoyos dónde meter el pie, como en otras playas. Y tiene una temperatura ideal, no esta demasiado fría al principio de verano, ni demasiado caliente en agosto, donde mas suele calentarse.

Antes de llegar a la playa, hay un precioso paseo marítimo, desde el cual se ve toda la zona, y que esta lleno de chiringuitos, donde puedes tomar algo, que muy barato no es, la verdad, pero que puedes comer tranquilamente, porque es todo de calidad, con unas normas de higiene muy miradas. Además a partir de las 6 de la tarde, en la fechas de temporada alta, como verano y pascuas, ponen un mercadito de muchas cosas que da gusto visitar.

Desde el paseo hasta el mar, hay un buen trozo, depende de la zona más o menos grande. En la zona del pantalán, antes de llegar a la zona de arena donde se ponen los veraneantes hay unas dunas protegidas. Están cerradas con cañas, para que la gente, que por lo general es bastante poco respetuosa, no se las estropee. En la zona mas cerca del otro espigón la arena es donde menos ocupa, que tampoco se queda corta, al menos 50 metros, pero como no hay chiringuitos en este lado desde la avenida se ve perfectamente el mar. Tenemos accesos de madera, desde el paseo hasta unos 10 metros antes del mar, para que no te quemes los pies antes del situarte. Eso sí, este último año quitaron las duchas, ya que estamos en sequía, y han puesto unos pequeños lavapiés. Se echan mucho de menos las duchas, ya que después del baño en el mar, si te dejas secar al sol, la sal pica un poco, y se te queda el cuerpo muy reseco. Además para el pelo es malísimo. Pero bueno, ya se sabe que hay que ahorrar agua.

De limpieza esta muy bien, ya que en temporada de verano hay empleados exclusivos que se encargan de limpiar la arena. Hay una buena cantidad de papeleras, pero aun así la gente es bastante sucia, y deja la playa hecha un asco. Todas las mañanas la dejan en muy buen estado. Ademas hay un camión que pasa por las noches que ablanda la arena y la deja limpia de piedras y de basura.

El ambiente, muy bueno, que voy a decir yo que formo parte de él. Se llena bastante, pero hay sitio para todos, aunque hay gente que tiene tantas ganas de ponerse a un paso de la orilla que de vez en cuando viene una ola y les refresca. Ademas se ponen unos junto a otros de tal manera que parece que vayan todos en familia. Pero con ponerse un poco mas atrás problema solucionado.

Momentos de ir a la playa:

  • Por la mañana, prontito, a las 9 o 10 es la mejor hora. No hay mucha gente, el sol no calienta demasiado, y el agua parece una balsa de aceite. Lo malo es que levantarse tan temprano en vacaciones no todo el mundo esta dispuesto. Un día al menos vale la pena hacerlo.
  • A mediodía. Es cuando mas calienta el sol. Debes ponerte crema, aunque creas que ya has tomado suficiente sol como para necesitarla. Cuando vas a comer a la playa al llegar a casa tienes unos coloretes que da gusto.
  • Por la tarde. Cuando mas gente hay. Se ve ambiente de todo tipo, jóvenes, viejos, niños, etc. Si tienes tiempo pasas una tarde muy amena.
  • Por la noche. Empieza la marcha. Hay una discoteca en pleno paseo, el Puerto Rico. La gente va a la playa para hacer ambiente. Ya sea para tomar algo, o simplemente para dar un paseo. Incluso hay gente que se anima y se baña. Hay que probarlo. La temperatura del agua es ideal, y se hace muy raro no ver el fondo.
  • De madrugada. Para ver salir el sol desde el mar. Hay gente que madruga y gente que se queda hasta que se hace de día bailando.

Todo esto es en verano, pero la gente de aquí no solo disfrutamos de la playa en verano. Yo me he acostumbrado a tenerla ahí, para dar un paseo, o simplemente para ir a verla. Es un desahogo estando metida en plena ciudad con sus coches sus calles y todo ver un paisaje asi. Cuando me voy de vacaciones o paso unos días fuera, lo primero que voy a visitar nada mas llegar es la playa

Mi experiencia en Sagunto

Calles de sagunto

Como dije al principio, Sagunto fue nuestra primera parada del viaje que hicimos en Semana Santa, y lo fue tanto por que nos pillaba de pasada, como por todo lo que habíamos oído de ella y al habernos recomendado la visita a la misma bastante gente (y gente que ya había estado en el pueblo). Así que el hecho de parar no fue casualidad, y no lo dudamos un momento a la hora de incluirla en nuestros planes viajeros. Pero más allá de esas recomendaciones, la queríamos ver por ser uno de los pueblos más importantes de Valencia (tanto en historia, como en población) y por sus más de 2000 años de historia (que ahí es nada). Y sinceramente, la visita, a priori, merecía la pena…

Llegamos a Sagunto sobre las 12 del mediodía, y aparcamos frente a la estación de tren y autobuses, ubicada a la entrada del pueblo. Estación pequeña y muy sencillita (no me preguntéis porqué, pero siempre que vamos a un sitio nos gusta entrar en las estaciones y aquí no era una excepción), y quizá demasiado. Pero bueno, seguimos y nos centramos en lo importante. De camino al centro del pueblo, y partiendo de dicha estación, nos encontramos (todo indicado) con uno de los sitios que recomiendan visitar, que es la Iglesia del San Salvador. Allí, tras ver su fachada de piedra bastante sencilla y sin más pretensiones que el ser una parroquia (porque al fin y al cabo lo parece más que una iglesia), decidimos entrar, pero enseguida salimos, pues había misa y no era cuestión de explayarse en la visita (de todos modos, poco tiene de interés para el turista de a pie).

Tras ello, nos dirigimos hacia la Plaza Cronista Chabret, dónde había bastante gente y en la cual hay un parque, una zona de juegos y así como la oficina de turismo. Entramos. Nos dan un plano (muy bueno, dicho sea de paso), nos atienden muy bien y muy rápido, y nos recomiendan sobre todo la zona del castillo y el teatro, la Plaza Mayor y la Judería. Posteriormente, comprobamos que sólo lo primero de todo es lo que realmente merecía la pena, aunque lo otro también siempre que vayamos con tiempo. Todo ello se ve en apenas un par de horas, y quizá tanto, teniendo en cuenta que vamos a pasar bastante tiempo en la zona del castillo, que ya digo que ocupa casi 1 km. de longitud…

zona del castillo de sagunto

Así, hacemos caso y vemos todo…..lo mejor, sin duda, el castillo, y no me cansaré de repetirlo. Mira que habré visto castillos a lo largo de mi vida, y os diré que éste es uno de los que más me han gustado….sobre todo por dimensiones, más allá de la fantástica panorámica que desde él se tiene (o mejor dicho, que desde sus numeros rincones se tiene)….Ahora bien, ir con ropa cómoda y con botellita de agua, ya que el sol pega mucho y es casi como hacer senderismo (recomendable que os subáis por algunas de las murallas, que admiréis la zona del Foro con un edificio al más puro estilo griego a escasos metros o que paséeis por lo que antes eran sus calles, cuadras, casas y demás…). Vamos, que es un castillo (los restos) muy a la altura, y nunca mejor dicho. Eso sí, decir dos cosas. La primera completamente normal, que es que en el camino de subida al mismo podemos encontrarnos con filas de procesionarias (así que cuidadín que ya sabéis lo que dicen, y para muestra un botón, como os dejo en la última foto). Y la segunda, en lo referente al cuidado de todo el recinto, que no está muy allá (no hay más que fijarse en los carteles informativos, en algún foco roto o en restos «basureros» que hay por algunas zonas). Eso es lo único malo que se puede decir…

Eso en referencia al castillo, ya que del teatro en sí poco puedo decir. Me hubiera encantado verlo (quizá parezca loco o tonto) más «arruinado». Que queréis que os diga, está tan rehabilitado y reconstruido que, al menos para mí, ha perdido su encanto. Pero bueno, al menos la visita es gratis, se puede uno sentar en las gradas, ir por los pasillos, etc (ahh, pero nada de subir al escenario,jeje)…

Así, tras ver el castillo y el teatro, nos fuimos recorriendo el pueblo….la judería (tampoco muy allá), la iglesia principal (que no está nada mal), la plaza mayor (fijaros en las columnas de algunas de las casas), el Museo Histórico (que aunque no lo he puesto como imprescindible, al ser gratis, se podría decir que si es de visita obligada), la Ermita de la Sangre, etc…

Pero vamos, que el castillo es lo que nos conquistó….

Y tras ver el casco histórico, y al ir bien de tiempo, nos dirigimos en coche hacia la zona del puerto y de la playa, dónde comimos y dónde nos despedimos de Sagunto…

….la sensación con la que nos fuimos, dicho sea de paso, fue muy buena y pensando que habíamos acertado en la parada por Saguntum, antigua Arse, y asentamiento de culturas dónde los haya…

Resumiendo…

Está claro, tras todo lo que acabo de decir, que recomiendo la visita al pueblo de Sagunto sin duda alguna. Primero por su relevancia histórica y por los restos que de toda ella se conservan (sobre todo el castillo), segundo por la tranquilidad de la zona y por la cercanía de puerto y playas (de cara al buen tiempo) y tercero por que es un pueblo en el que las visitas turísticas no nos cuestan nada (todo lo importante es gratuito, y ello es muy de agradecer).

Por contra, sólo podría destacar algún detalle del pueblo en sí, como la organización de las calles, la limpieza y cuidado de la zona del castillo (hay carteles informativos que ya están oxidados o cambiados de sitio) o lo simple y pequeña que es su estación de tren y autobuses (cosa normal, por otro lado).

En Fin, que sólo por el castillo, ya merece la pena visitar Sagunto! Os dejo unas cuantas fotos de mi visita, para que os hagáis una idea…

Otros lugares que no te puedes perder

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Ignacio Cuesta
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: contacto@calculadoraconversor.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.