Plaza de la Virgen

Actividades que te recomendamos

La Plaza de la Virgen es uno de los lugares más conocidos, visitados, populares y de paso obligatorio para cualquier turista de Valencia. No solo por su estética sino por los edificios que la arropan.

También se le llama «Plaça de la Mare de Deu», está muy bien situada ya que se encuentra en el centro de la ciudad y al mismo tiempo pegada al barrio del Carmen, muy conocido por su antigüedad y porqué no decirlo aquí, es uno de los barrios de mayor salida nocturna.

Plaza de la Virgen en valencia

Se caracteriza por su gran explanada, donde algunos bares ponen sus terracitas, para poder tomarnos un helado, una horchata típica o un Agua de Valencia de la forma más agradable posible, sobre todo en verano, con la brisa que corre por ahí, se está verdaderamente bien. Todas las terracitas incluyen parasoles de colores, que le dan un toque alegre a la plaza, y al mismo tiempo nos resguardan del sol.

En la explanada son ya más que características las palomas, símbolo de paz, hay muchísimas, e incluso algunos dias venden comida para palomas para los padres o abuelos que van con los niños, y la verdad es que se lo pasan pipa no solo dándoles de comer, sino queriéndolas coger o simplemente espantándolas.

En esta misma plaza encontramos una gran fuente, la Fuente de Tritón. Es una fuente que trata de ser un homenaje al rio Túria, y que representa según la mitología griega, un hombre-pez, rodeado de 8 adolescentes con cántaros que simbolizan las 8 acequias que riegan las huertas valencianas. Esta fuente es un punto de encuentro, mucha gente queda allí, me atrevería a decir que es una de las fuentes más fotografiadas de Valencia, pues siempre hay alguien haciéndese fotos, y es objeto de cualquier celebración o manifestación; he visto gente dentro de la fuente manifestándose, arriba del hombre-pez, o gente dentro celebrando los títulos del Valencia completamente mojada.

Hoteles baratos cerca de Plaza de la Virgen
Booking.com

Uno de los edificios más importantes de Valencia se encuentra justamente en esta plaza: La basílica de Nuestra Señora de los Desamparados, nuestra Virgen y patrona de la ciudad. Esta basílica se construyó en el siglo XVII, de construcción totalmente barroca, y aún hoy en día es el edificio más importante construido en dicho siglo. Su arquitecto fue Diego Martínez Ponce, arquitecto que empezó a «plantarla» en 1652 y terminó en 1667. Dentro destaca, después de subir a él por una escalera lateral, el camarín, encargado de alojar a la Virgen. En la fachada hay cinco lápidas romanas, halladas durante la construcción de la iglesia, y donde hay, también, unas palabras grabadas del Papa Pio XII, donde se puede leer:

Nuestro saludo y bienvenida a la numerosa peregrinación de Valencia, que con su insigne prelado a la cabeza, con su bulliciosa y entusiástica presencia, nos ha reflejado la alegría sana y la luz transparente de la encantadora tierra valenciana, y cuyo fervor y sincera piedad nos manifiesta la fe intachable de aquella región privilegiada, que sabe dedicar sus flores más preciadas y sus mejores sonrisas a su Madre amadísima, a su Virgen de los Desamparados. A ella, valencianos queridísimos, os encomendamos y pedimos nos encomendéis, agradeciendo vuestra generosidad con nuestros pobres, de todo corazón os bendecimos (Palabras del Papa Pio XII, 14-I-1830)

basilica de los desamparados en valencia

En la misma Basílica destaca su gran cimborrio, con tejas vidriadas y un gran tambor, que ha estado en periodo de restauración hace poco y poco también re-inaugurado. (Tengo que decir que yo he estado en el interior del tambor viendo cómo restauraban las pinturas interiores, algo privilegiado pues no todo el mundo puede subir, por esto me siento muy orgullosa y afortunada de haber estado allí).

La cúpula está decorada con frescos de Antonio Palomino, quien la decoró en 1701. Tiene también cuadros de Josep Vergara y en el altar mayor podemos encontrar esculturas de Josep Esteve Benet. Pero posiblemente, uno de los lugares más destacables y dignos de ver es el oratorio, con un fuerte barroco robusto, que dibuja la imagen de la Virgen iluminada por los cirios.

Cuenta la tradición, que la Virgen de los Desamparados fue tallada por los ángeles y entregada al fraile que fundó el hospital de Santa María de los Desamparados, se dice que el primer manicomio de la historia. Para todos los enfermos mentales era muy importante la invocación de la Virgen porque representaba un gran consuelo para sus enfermedades mentales.

Pero sin duda, el edificio más emblemático que tiene entrada y salida a la plaza, y que se encuentra al lado de la basílica es la Catedral de Valencia. Ocupa el sitio que anteriormente fue ocupado por un templo romano y más tarde una mezquita. En el 1238 empezó a construirse la catedral, pero no se terminó hasta el siglo XVIII. Se caracteriza por no tener un estilo propio, sino que en ella puede verse mucho estilos, desde el románico (Puerta del Palau) y el gótico (Puerta de los Apóstoles, que da a la plaza de la Virgen) hasta el barroco (Puerta principal). Ante la puerta de los Apóstoles cada jueves se reúne el Tribunal de las Aguas, la única institución de las establecidas por Jaume I que aún perdura. El tribunal está formado por 8 labradores que cada dos años son elegidos por el resto de los regantes de la huerta valenciana de manera democrática.

El interior de la catedral tiene un gran valor; aquí fue enterrado Ausias March, tiene muchísimas capillas, de entre las que destaca la dedicada a San Vicente Martir, en alabastro rosado, con escenas de la Resurrección. También tiene un museo al que podemos asistir tras la capilla de San Sebastian. Este museo tiene un archivo documental importante y muchas pinturas, entre los que podemos ver lienzos de Goya. También podremos visitar la capilla del Santo Cáliz o del Santo Grial. Esta zona, cuando la catedral se construyó estaba separada de la catedral en si pero más tarde las juntaron. Es un recinto cuadrado que posee una bóveda estrellada, tallada en ágata y montada en oro, con la base adornada con una fila de perlas y esmeraldas. Fue donada a la ciudad por el rey Alfonso el Magnánimo.

Decir también que fue aquí donde ayer mismo se celebró el funeral por las 41 víctimas del accidente de metro ocurrido el pasado lunes, con los Reyes y gran parte de las figuras políticas, funeral por el que la catedral se llenó de gente, tanta que ocupó hasta la Plaza de la Reina, conjunta a la Plaza de la Virgen, donde habían puesto pantallas para poder seguir la misa.

El Miguelete en Plaza de la Virgen

Ya puestos, os recomendaré otro sitio muy cerca de la Plaza de la Virgen, el Miguelete, una gran torre y campanario de la catedral, donde se puede acceder a su pico (eso si, a base de subir muchas escaleras de caracol de 207 peldaños, y después bajarlos) y poder contemplar toda Valencia. Tiene una altura de 51 metros, es de planta octogonal, tiene los vértices rematados con molduras. En el mirador se puede ver toda Valencia y os aseguro que es impresionante y que todos los turistas (y los no turistas también) deberíamos subir de vez en cuando. Al ser el campanario de la catedral, tiene 12 campanas que emiten una escala completa, pero que suenan todas juntas solamente el día de la celebración de la Virgen de los Desamparados, el Corpus y la Asunción. La mayor de la campana, que pesa 11 toneladas, se llama Miguel; por esto mismo el campanario se llama Miguelete.

Personalmente, si hay alguien que lee esto porque está interesado en venir a Valencia y quiere hacerlo en el mejor momento posible, le recomendaría que viniera en Fallas, no solo por la fiesta y la tradición que esto supone, sino porque la Plaza de la Virgen tiene aquí un papel muy importante y se convierte quizás en el sitio más emotivo de Valencia, pues como bien es sabido ya, sacan una enorme Virgen a la plaza y la visten de flores que van llegando junto a las Falleras. El mejor día para verla es el 19, cuando ya por fin está terminada, y es muy bonito ver el manto todo lleno de flores. No solo ella, sino toda la plaza se llena de centros de flores ofrecidos por las Fallas como homenaje a la Virgen, una Virgen que hace emocionar a las falleras cada vez que le entregan su ramo.

Plaza de la Virgen en Valencia

La única pega que le encuentro yo a todo este complejo es la enorme cantidad de gente que hay en Fallas y en verano, pero aún así merece ir a visitar la Plaza, y cómo no, sus edificios emblemáticos.

En fin, que os voy a decir yo más, que como valenciana que soy me siento muy orgullosa de mi ciudad, y muy encantada de poder daros a conocer un poquito más de mi ciudad que sin duda tiene mucha historia y muchos secretos por descubrir.

¿Quieres reservar una guía?

Otros lugares que no te puedes perder

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Ignacio Cuesta
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: contacto@calculadoraconversor.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.