Valencia en 4 días

Actividades que te recomendamos

Leyendo las opiniones respecto a la ciudad en la que vivo, me he dado cuenta de lo poco conocida que está Valencia hacia el viajero medio, así que me he decidido a redactar lo que conozco de mi ciudad y plantearte una posible ruta por si la visitas y tienes 3 días (o 4 si dispones de medio de transporte).

NOTA: (<Pongo Estación de metro si hay y número de línea>)

Día 1: el casco antiguo (el Barrio del Carmen)

Valencia barrio del Carmen street facades Spain

El casco antiguo de la ciudad, llamado «El Barrio del Carmen», es uno de los cascos históricos más importantes de Europa en cuanto a tamaño y conservación. Actualmente, este barrio cosmopolita, se puede considerar una mezcla del Barrio de Chueca de Madrid y Notting Hill (por lo de moda que se ha puesto vivir allí). Posee los locales más interesantes de la ciudad, con una ruta de sitios que son desde café-teatro a discotecas y salas de exposiciones según la hora del día. En ellos destacan «Radio City» (www.radiocityvalencia.com), cerca de la plaza del Tossal, plaza invadida por terrazas y que suele utilizarse como punto de encuentro para quedar en el Carmen.

Como partida de nuestra ruta, comenzaremos en la Plaza de la Virgen, donde está el Palau de la Generalitat, del siglo XV y la Catedral de Valencia, donde se encuentra el Santo Cáliz.

En la Catedral se reúnen en una de sus puertas, (la de los Apóstoles), el Tribunal de las Aguas cada jueves a mediodía desde el siglo XI para discutir acerca del riego de la huerta. La Catedral posee el monumento más famoso de la ciudad: el Miguelete (campanario de estilo gótico al que se puede subir para obtener una vista panorámica del caso antiguo).

Hoteles baratos cerca de Valencia en 4 días
Booking.com

Colindante al Miguelete queda la Plaza de la Reina, en ella está la Torre de Santa Catalina (dicen que es la novia del Miguelete), y en esta plaza confluyen dos calles de las mas importantes: la más larga de Valencia, la Calle de San Vicente (patrono de la ciudad), y la calle de la Paz, calle muy conservada donde a principios del siglo XIX se asentó la burguesía valenciana, es interesante ver las fachadas de sus bonitos palacetes y edificios. Un hotel de esta calle, ahora abandonado, fue la sede del Gobierno de la República (sí… Valencia llegó a ser la Capital de la República Española en la Guerra Civil). A mitad de la calle de la Paz, hacia el centro, nace la calle Poeta Querol. En este breve tramo de calle se localizan tiendas tan exclusivas, como Lladró, Loewe o Louis Vuitton, y aparte de este detalle, cabe destacar un palacete rococó muy bonito, llamado el Palacio del Marques de Dos Aguas. Este edificio es además un Museo de Cerámica.

Enfrente del Palacio (en una bocacalle) se entrevé la Universidad Literaria, edificio del siglo XV de tipo neoclásico, al que si podemos acceder, nos impresionará su patio interior.

Retornando a la Plaza de la Reina (plaza interesante para tomar un aperitivo y reponer fuerzas), si es domingo por la mañana, resulta curioso ir a la Plaza Redonda, situada entre la Plaza de la Reina y la Plaza del Ayuntamiento, donde se vende de todo.

Tras la visita, uno se puede desplazar hasta la calle Maria Cristina, donde está La Lonja de Valencia, edificio del siglo XV en el que se realizaba el comercio de la seda (También se conoce por la «Lonja de la Seda»). Este edificio destaca por sus columnas de 16 metros que hacen un curioso entramado en el techo. Su original arquitectura y belleza lo han hecho ser declarado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Justo enfrente de la Lonja, está el Mercado Central de Valencia, colosal edificio de estilo Modernista, que es interesante de visitar por las mañanas, aunque actualmente se encuentra en restauración.

Retrocediendo un poco, podemos ir a la Plaza del Ayuntamiento (<Játiva-3>), donde destaca el Ayuntamiento Antiguo de Valencia, edificio de 6000 metros cuadrados de planta construida en una manzana. Enfrente de él, está el Edificio de Correos, que posee una de las cúpulas acristaladas más grandes de España.

Desde la Plaza del Ayuntamiento, podemos caminar por la calle Barcas (su nombre es ese debido a que la Albufera llagaba hasta allí hace siglos). Esta estrecha y serpenteante calle, es la «city» de negocios de Valencia. Allí destacan edificios como el del Banco de Valencia, un edificio estrecho y alto, que divide la calle Barcas en las calles Pintor Sorolla y Juan de Austria, (debemos continuar por Pintor Sorolla). Una vez llegamos al final, nos encontramos con una bonita plaza, llamada Plaza de Alfonso el Magnánimo, allí se encuentra el Palacio de Justicia, que antiguamente había sido Aduana Real y Fábrica de Tabacos.

Enfrente del Palacio de Justicia está la Plaza de Tetuán, cuyos magnolios centenarios fueron plantados durante la invasión francesa. A la derecha, un Arco de Triunfo (Plaza Porta de la Mar). Desde esta plaza, comienza la calle comercial por excelencia de la ciudad, la calle Colón.

A mitad camino de la Calle Colón, adentrándonos hacia la zona de ensanche, nos encontramos el Mercado de Colón, situado a mitad de la calle Jorge Juan, este mercado es otro mercado de estilo Modernista transformado actualmente en galería comercial. Destacan sus cerámicas y su iluminación nocturna, realizada por la misma empresa que se ha encargado de la iluminación de otros importantes monumentos como la Torre Eiffel de París.

Una vez visitado este mercado, podemos proseguir por la calle Colón (<Colón-3,5>) hasta llegar a la calle Játiva, a nivel de la Plaza de Toros, del siglo XIX e inspirada en el Coliseo de Roma. Esta Plaza tiene una capacidad de 17000 espectadores.

Al lado de la Plaza de Toros(<Játiva-3>), se puede divisar la Estación del Norte de Valencia (<Játiva-3, Bailén-5>), edificio también de estilo Modernista (principios del siglo XX) que merece ser visitado por las cerámicas que cubren los techos de el hall y la fachada exterior, completamente conservadas. Si accedemos a los andenes, nos sorprenderá ver la majestuosidad de su cúpula de acero, que contrasta con la modernidad de los trenes Euromed y Alaris que se encuentran en los andenes.

Si continuamos la calle Játiva, la calle se prolonga bajo el nombre de Guillem de Castro, donde veremos la Iglesia de San Agustín, si seguimos, veremos a la derecha el Antiguo Hospital de la Ciudad, y más adelante, también a la derecha, las Torres de Quart, del siglo XV, que fueron antiguo paso al interior de la ciudad cuando ésta estaba amurallada.

Mas adelante, llegamos al antiguo Cauce del Rio Túria, ahora convertido en un Parque Central, con carriles bici, campos de fútbol, estanques y zonas de descanso, de varios kilómetros de longitud que comienza en Mislata, donde está el Nuevo Zoo de Valencia (llamado Biopark) y termina en la Ciudad de las Artes y las Ciencias. En la zona del Paseo de la Alameda, se encuentra el Palau de la Música (actual edificio de conciertos de la ciudad).

El río, actualmente ha sido desviado por otro cauce construído en los años ’60, debido a la gran riada que asoló la ciudad den 1957 y que delató que el cauce Antíguo era insuficiente.

DÍA 2: IVAM y San Pío V

San Pio V

Haciendo chaflán al cauce y a la calle Guillén de Castro, a la derecha, está el IVAM (<Pont de Fusta-4>) (Instituto Valenciano de Arte Moderno), sitio de visita obligada para los amantes del Arte Contemporáneo, con 7 salas, tiene exposición permanente de Julio González e Ignacio Pinazo. Además expone fotografía y arte moderno que abarcan desde principios del siglo XX hasta la actualidad.

Tras la visita, podemos continuar por la calle Blanquerías (que discurre paralelo al cauce) y a mitad camino pasaremos por delante de las Torres de Serranos (del siglo XIV). Más adelante llegaremos al Puente del Real (siglo XVI). Cruzando este puente, llegamos hasta Los Jardínes del Real, llamados así porque antiguamente, eran los Jardínes del Palacio Real, ahora inexistente.

Anexo a estos Jardines, está el Museo San Pío V, que es la pinacoteca más importante de la ciudad, con exposiciones permanentes de Sorolla, Ribera, Juan de Juanes y otros no valencianos, pero también muy importantes como Goya, Velázquez, El Greco y Murillo entre otros. También alberga esculturas de Mariano Benlliure.

Día 3: Ciudad de las Artes y las Ciencias (CAC) y BioParc

Ciudad de las Artes y las Ciencias

Este emblemático lugar, situado en una de las zonas más modernas y caras de la ciudad (Avenida de Francia, donde destaca la moderna Torre Francia, como el edificio más alto de la capital con sus 35 plantas). La CAC es obra del prestigioso arquitecto valenciano Santiago Calatrava. Se compone de 4 edificios:

El Museo de las Ciencias Príncipe Felipe, en el que de manera curiosa se expone desde el ADN hasta cómo viven las hormigas en un hormiguero, L’Oceanogràfic, el segundo acuario más grande de Europa (que funciona única y exclusivamente con agua del Mar Mediterráneo) y que alberga fondos de mares que van desde los exóticos tropicales hasta los gélidos del ártico. L’Hemisfèric, es un llamativo edificio que reflejado en una lámina de agua parace un ojo (cuyos párpados se abren y cierran), es un cine IMAX y también un planetario.

Y por último, está el edificio de las Artes Escénicas y Palacio de la Ópera. Próximamente se ampliará con otro edificio llamado «Ágora», que pretende ser una enorme plaza cubierta, y 3 rascacielos de hasta 64 plantas diseñados también por Santiago Calatrava.

Si hay niños en el viaje y todavía no han quedado «saciados», o tenemos curiosidad por ver un Zoo en condiciones en el que aparte de ver animales, te instruyen y encima invierten en programas de reproducción de especies en extinción, puedes trasladarte al Bioparc (<Av. del Cid-3,5>), un Zoo de la cadena Rain Forrest, situado en la cabecera del Cauce (Av. Pío Baroja, 3). Este Zoo, inaugurado en febrero de 2008, acoge muchas especies diferentes de la Sabana Africana, Madagascar y África Ecuatorial.

El cuidado detalle en la ambientación y en la calidad de vida para los animales invita a visitarlo. Las entradas oscilan entre 20€ por adulto y 15,50€ por niño mayor de 3 años. Para consultar horarios y tarifas para grupos, mejor entrar en la página (www.bioparcvalencia.com) ya que el horario oscila a lo largo del año. El recinto consta de Párking y en un futuro, se ampliará con otras regiones del Mundo y un Parque de Atracciones.

Día 4: La Albufera y la Horchata en Alboraya

la albufera de Valencia

Si dispones de medio de transporte, te recomiendo pasar un día en la Albufera (Autopista del Saler). Situado al Sur, y a 11 Km de la ciudad, actualmente ocupa una tercera parte de la extensión inicial (la mitad de Valencia ciudad está construída encíma de lo que fue la Albufera). En la Albufera, que es de agua dulce, puedes dar un tranquilo paseo en barca y divisar bonitos paisajes de barracas valencianas y arrozales. Para comer, te recomiendo una paella en el pueblo del Palmar, al lado de la Albufera. Por la tarde, si puedes desplazarte hasta Alboraya (<Alboraya-3>) (al Norte de la ciudad, por Primado Reig), puedes disfrutar de un buen vaso de horchata con fartons. Recomiendo la Horchatería «Daniel».

Como curiosidad antes de despedirme, mi ciudad es la tercera ciudad de España, con más de 800.000 habitantes en el casco urbano, y más de 500.000 habitantes en pueblos (bueno, ciudades dormitorio) del área metropolitana, que están rodeando la periferia de Valencia y que en la mayoría de casos son ya continuación de la capital.

¿Quieres reservar una guía?

Otros lugares que no te puedes perder

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Ignacio Cuesta
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: contacto@calculadoraconversor.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.