Playa de Cullera

Acabo de venir de pasar un fin de semana en Cullera, lugar donde mis padres tienen fijada su segunda residencia (que en breve se convertirá en la primera, porque en cuanto mi progenitor se jubile estarán allí durante todo el invierno), y vengo con las pilas bien recargadas.

Cullera se encuentra a aproximadamente 40 km de Valencia, dirección sur. Se llega desde ahí utilizando la autopista A7, salida de Sueca (para el resto de las rutas, os recomiendo la Guía Campsa, je je je, es la única que yo conozco). Es necesario atravesar por completo esta localidad antes de llegar, y en verano eso se traduce en caravanas y atascos kilométricos provocados por los semáforos. De hecho entre la autopista y Sueca hay unos diez kilómetros, y entre Sueca y Cullera unos cinco, y no se suele bajar de los 40 minutos para recorrerlos. En cuanto sales de Sueca ves una montaña con unas letras enormes al más puro estilo hollywood en la que pone «Cullera», y es en sus faldas donde se encuentra el pueblo.

La población que tiene esta localidad es de unas 20000 personas en invierno, que se multiplica varias veces en verano por culpa de las estupendas playas que tiene. Son más de quince kilómetros en total de arena fina, divididas en varias calas como la de Mareny (nudista), el Dosel (playa de dunas), el Faro (adivinad qué hay allí), el Cap Blanc (aquí está la escuela de windsurf y vela), el Racó + San Antonio + Escollera (están seguidas, yo no distingo bien la diferencia entre ellas), Marenyet, L’Stany, el Brosquil… Entre la de Marenyet y Escollera encontraréis la desembocadura del río Júcar o Xúquer, donde están construyendo un puerto deportivo. De momento es simplemente un lugar donde va la gente a pescar. En el año 2002 cuatro de ellas tuvieron Bandera Azul de la Comunidad Europea (San Antonio, Racó, El Faro, Dosel).

La Playa de San Antonio

Palmeras en playa san antonio de Cullera

La playa que más conozco yo es la de San Antonio, porque es donde mis padres tienen el piso, aunque ya os digo que no hay separación física con la de la Escollera y el Racó. Así que si os ponéis a andar de un extremo a otro, tenéis un bonito paseo que ronda los 5 km aproximadamente. Rodeando algunas piedras, alcanzaréis también el Cap Blanc por uno de los lados (hacia el norte, concretamente), hacia el otro extremo está el Xúquer y no se puede pasar. Tiene puestos de socorristas a distancias razonables (no como en otros sitios, que hay uno enmedio y punto) (estos puestos están habitados sólo en época de baños -junio a septiembre- y en épocas significativas como puentes y Semana Santa, aunque de todos modos te dejan una lista de teléfonos de emergencias), muchas papeleras, palés de madera hasta la mitad de la anchura de la playa para que no te abrases demasiado los pies si se te han olvidado las chanclas, juegos para los críos (los típicos conjuntos de cuerdas, toboganes y artículos varios para que se entretengan), redes de voley-playa, y fuentes para limpiarte los pies de arena al salir. La de San Antonio incluye además una zona adaptada para minusválidos: los palés de madera llegan hasta la orilla, tienen monitores, y una caseta donde guardan una especie de sillas de ruedas adaptadas para que se puedan bañar en el agua sin dificultad y con poca ayuda. No he visto semejante cosa en ningún otro sitio, aunque supongo que tiene que haberlo.

Inconvenientes? Alguno que otro. El principal es que NO TIENE DUCHAS (aunque sí tiene lavapiés). Esto es imperdonable, desde mi punto de vista, y supongo que la Bandera Azul la tienen porque compensan con el resto de las instalaciones. Otro problema es que el aparcamiento es, cuanto menos, dificultoso durante los meses estivales. Cullera tiene mucha oferta de plazas en apartamentos y hoteles, por lo que se llena de gente especialmente cerca de la playa y, en consecuencia, de sus coches. El ayuntamiento implantó Zona Azul de aparcamiento de pago por algunas de estas zonas (medida bastante impopular, por otra parte), pero pese a todo puede costar mucho encontrar sitio. La playa es larga y, sobre todo, bastante ancha, por lo que tiene capacidad para albergar a todos los turistas. Pero sus transportes privados no tanto.

Hoteles baratos cerca de Playa de Cullera
Booking.com

Tampoco hay fuentes de agua potable en la arena, y esto es algo que suele haber en las playas del norte del país. De todos modos aquí no importa demasiado, porque el agua de grifo de esta zona no es demasiado buena y todo el mundo la toma embotellada.

Y otro problema es la temperatura del agua. Para mi gusto, acostumbrada al cantábrico, es demasiado elevada. Sé que es el Mediterráneo, pero es que en verano a veces parece hacer más calor dentro del mar que fuera, porque al menos en la superficie tienes la brisa. En ocasiones he tenido la sensación de estar sudando mientras me bañaba…. Además, qué pasa si el agua está tan caliente? Que nuestras amigas las medusas campan a sus anchas. Hay bastante cantidad de ellas, e incluso hay días que tienen que poner bandera amarilla para el baño porque hay demasiadas.

playa san antonio en cullera

Sobre las olas… bueno, ocurre algo curioso. Generalmente por las mañanas el agua está como un plato. Pero por la tarde se levanta el aire y curiosamente hay «olillas» por lo que puedes divertirte un poquito. La playa de Cullera es poco profunda, y tienes que caminar un buen trecho para que te cubra, así que se agradece el pequeño oleaje.

El tiempo que suele hacer es el habitual en la costa valenciana. Prácticamente garantizado el sol durante casi todo el año, pocas precipitaciones (aunque si llueve, lo hace con ganas!), temperaturas medias pero con elevada humedad (en verano es en ocasiones insoportable), etc.

Qué más os puedo contar? La playa de Cullera es estupenda para tomar el sol sin ahogarte en exceso, por la brisa y porque te puedes bañar con tranquilidad (cuidando las medusas, claro). En verano ponen chiringuitos cerca del paseo marítimo, caros pero cómodos, e incluso hay clases de gimnasia y aerobic aptos para todos los públicos. El pueblo está dotado con todas las infraestructuras (lo digo porque algunos sitios turísticos parece que sólo tienen playa y bares, y tampoco se trata de eso): muchos supermercados, restaurantes, bares, heladerías, tiendas de decoración y de ropa, kioskos… incluso un ambulatorio médico en pleno San Antonio especial para los veraneantes. Así que se trata de un sitio muy cómodo para llegar, estarte una semana o dos, y volver como nuevo para casa a sufrir.

El principal problema es que el tipo de turismo de aquí es el familiar. Padre, madre, niños… poca juventud, vaya. Siempre que he ido con mis amigos nos estamos unos pocos días descansando, y nos marchamos porque si no te aburres. Hay pocos sitios para salir, y son muy «bacaladeros» en general. Tienes cerca Gandía, que en ese sentido es mejor, pero hay que andar cogiendo el coche y es algo que no me gusta. Este último fin de semana que he estado, sólo había jubilados (normal, es mayo), así que ya veis qué animación!

Arena de la Playa San Antonio de Cullera

Por cierto, en Cullera hay más cosas además de la playa. Tiene en la montaña un castillo del siglo XIII (que lleva en obras más de dos años) al que se accede mediante un camino en zigzag de lo más vistoso por la noche, un Santuario, un museo del arroz… Al otro lado de la montaña, opuesto a la playa, encontraréis una laguna natural, y un parque acuático (aunque es un poco simple, pero haberlo hailo).

Resumiendo: si quieres pasar unos días de playa tranquilos, es muy recomendable. Pero no vengas buscando jolgorio, porque no lo tendrás. En verano los precios del alojamiento se ponen por las nubes, así que decidíd vosotros mismos si os merece la pena. Yo lo tengo gratis, así que siempre me dejo caer una semana o dos porque es como un balneario para mí el estar allí desenganchada del bullicio de Madrid (aunque la mayor parte de los veraneantes de allí son precisamente de la capital).

Otros lugares que no te puedes perder

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Ignacio Cuesta
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: contacto@calculadoraconversor.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.