Casa Batlló

Actividades que te recomendamos

El año pasado, cuando viajamos por primera vez a Barcelona, los cuatro días que estuvimos no pudieron dar más de sí, así que nos quedamos sin ver algunas cosillas. Entre ellas estaba la espectacular Casa Batlló, la cual tuvimos la ocasión de visitar en este segundo viaje. De ésta no pasaba…

La Casa Batlló se encuentra en el Pg. de Gràcia, número 43; no muy lejos de la Pedrera. La verdad es que un punto más a favor de la visita es su situación, ya que el Pg. de Gràcia es una zona imprescindible por la que pasear si se va a Barcelona.

Lo mismo podemos ver la Casa Batlló, que la Pedrera, o darnos una vueltecilla por las tiendas, o si aprieta el calor, tomarnos un buen helado en alguna de las cafeterías que podemos encontrar.

Peculiaridades de la Casa Batlló

balcones casa batlló

Situada en el Paseo de Gracia, el industrial Josep Batlló i Casanovas, le encargó la reforma de un edificio previamente construido por Emili Sala Cortés, aprovechando Gaudí la oportunidad para regalarnos una de sus obras más poéticas.

Las ondulaciones y el color de su fachada, le dan una apariencia de estar sumergida en las aguas; sus balcones parecen grutas submarinas; los hierros de las ventanas superiores parecen algas, diseñando un tejado muy inclinado que parece un gigantesco pez. La torre del tejado la remató con una especie de espada simbólica y legendaria con formas vegetales.

Hoteles baratos cerca de Casa Batlló
Booking.com

En la parte posterior de la fachada, puso ocho sorprendentes chimeneas, de formas helicoidales demostrando así que nos encontramos ante un genial arquitecto, un exquisito decorador y un perfecto escultor.

tejado casa batllo

Él mismo se encargaba de dar instrucciones a los operarios para que fuesen colocando en la fachada los trocitos de vidrio y cerámica que le dan un aire irisado: su famoso «trecandís», obtenido en los deshechos de la vidriería Pelegrí.

Su tejado, como ya hemos dicho, se ha comparado con el dorso de un pez (o un reptil, según algunos ) con escamas de colores y un espinazo articulado.

A lo largo de la barandilla de la escalera principal, podemos observar una especie de vértebras de madera, como si estuviéramos recorriendo el interior de un organismo vivo. Otras veces, nos regala incluso formas celulares, como en una ventana ovalada que hay junto a la escalera principal de la casa.

claraboya casa batllo

El patio interno, lo cubrió con una original claraboya de cristal que se apoya en una estructura de hierro en forma de doble T y hace un alarde con su magistral forma de combinar la tonalidad de los azulejos que van de un color azul en la parte superior, hasta el blanco de los pisos inferiores.

Para la carpintería, utilizó formas redondeadas y las ventanas tienen vidrios de colores también circulares.

Los muebles que diseñó originariamente para la casa, se pueden ver hoy en día en la Casa-Museo Gaudí del Parque Güell

Esta casa ha sido reformada en los años 1970 y 1999. En las fiestas de La Mercè de 1984, se inauguró la iluminación eléctrica de su fachada.

Forma parte del Patrimonio de la Humanidad desde el año 2005.

Mi visita a la Casa Batlló

ventana casa batllo

Según el folleto que cogimos en la casa, una vez sacamos los tickets (podéis comprar vuestra entrada sin colas aquí), la Casa Batlló viene a ser la joya arquitectónica de Antonio Gaudí. No sé si así lo considera todo aquél que la haya visitado, pero la casa no es menos que una verdadera maravilla.

Fue declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO en Julio de 2005, y la verdad es que no sé cómo han tardado tanto en darle tal reconomiento. Parece mentira que alguien pueda idear una casa tan original y llamativa, llena de detalles que podrían incluso calificarse de mágicos. El año anterior estuvimos en la Pedrera, otra joya de Gaudí, pero si os digo la verdad, a mí personalmente me ha gustado más la Casa Batlló por el colorido y por presentar un toque más modernista.

En realidad, y según investigué en mi guía de la ciudad, la Casa Batlló no se construyó desde el principio, sino que lo que se le encargó a Antonio Gaudí fue la reforma de la misma… ¡y vaya reforma!

Los salones de la casa que se pueden visitar son los siguientes:

  • Salón «Planta Noble»
  • Salón «Jujol»
  • Las cocheras y carboneras
  • Desván, azoteas y chimeneas
  • Servicios

El recorrido se hace bastante ameno, y más si vas alternando la escucha de la audioguía (que va incluida en el precio de la entrada) con alguna que otra foto. La verdad es que la audioguía está bastante bien, pues te explica cada detalle muy detenidamente. Vamos, que sales bien informada de los aspectos arquitectónicos de la casa, así como de todo lo que en sus salones acontecía.

casa batllo de noche

Como detalles a destacar, señalar que las ventanas son de un tamaño menor conforme vamos subiendo pisos, y también cambia el color de azul más claro a azul más oscuro. Los azulejos no están completamente enlosados en una superficie recta, dando una imagen de movimiento. Si visitáis la casa, fijáos en las lámparas, son preciosas; así como en las vidrieras, columnas, barandas de las escaleras, chimeneas… Otro de los muchos detalles originales a observar son las puertas, que aparecen ordenadas no por números, sino por letras. ¡La casa no tiene desperdicio! Cada rincón es para quedarse con la boca abierta… Yo a veces ni sabía a dónde mirar…

En algunos cuartos podemos encontrar un libro de visitas en el que firmar y dejar tus impresiones. Algo simpático y que siempre hace ilusión, es como dejar una huella tuya ahí dentro jejeje

La casa también cuenta con su propia tienda de recuerdos, que además de tener recuerdos específicos de la Casa Batlló, tiene también algunos de Barcelona y de Gaudí en general. Yo me traje un calendario para regalo con fotografías de la Casa Batlló por 5€, y la verdad es que aunque fue un poco caro, mereció la pena, pues le gustó un montón a la persona a quien iba dirigido…

Sant Jordi y el Dragón en el Paseo de Gracia

dragon casa batllo

En las fiestas mayores de algunos pueblos catalanes existe la tradición llamada del “correfoc”. En ella un dragón, rodeado de sus “diables”, recorre las calles entre el ruido y los fogonazos de los petardos y las bengalas. La casa Batlló es ese Dragón, recorriendo el Paseo de Gracia hacia arriba. Para ver de cuerpo entero a ese dragón, lo mejor será alejarnos un poco del edificio, cruzar el Paseo de Gracia, y, desde la distancia de la otra acera, apreciaremos mejor el tejado que hace de lomo multicolor y ese hueco, una especie de ventanuco, que hace de ojo. En esta interpretación, la Casa Batlló como un Dragón, sigo a grandes rasgos la opinión de un agudo cronista de rincones pequeños y grandes de Barcelona, Lluis Permanyer.

Gaudí, ferviente católico, quiso plasmar el simbolismo de esa tradición, el mal contra el bien. Otra tradición más se plasma en este edificio, el del mal finalmente derrotado, Sant Jordi clavando su lanza al Dragón. Veremos esa lanza en esa forma con aspecto de chimenea coronada por una cruz clavada en el lomo del Dragón. Así, la casa Batlló es un Dragón herido de muerte. Observemos que por doquier predomina la curva, tanto el lomo del Dragón, como en la lanza con forma de cruz.

Esta es una hermosa interpretación. Concuerda con las ideas y la pretensión de Gaudí de hacer de muchos de sus edificios una historia que reflejase su ideario. Puesto que éste sigue en discusión, el simbolismo de este edificio también lo puede estar, no así su originalidad y belleza.

Sigamos pues. Tenemos un Dragón herido de muerte por una lanza, la de Sant Jordi. Bajo este Dragón verdeazulado, que corona el edificio, restan las calaveras, seguramente de aquellos que han sido devorados por él. Fijémonos en las barandillas de los diversos balcones y veremos sus formas de calaveras blanqueadas por el tiempo.

mosaicos casa batllo

En la fachada, a medida que bajamos la vista, existe otro detalle digno de atención. Dicha fachada está revestida por multitud de tejas o piedrecitas multicolores que, si están iluminadas, brillan con mil y un reflejos. El padre de esta idea aparentemente fue un colaborador de Gaudí, Jujol, que fue también arquitecto y, sobre todo, brillante restaurador. El talento de Jujol se pone de relieve también en otro edificio cercano a la casa Batlló, la Pedrera, puesto que las barandilla retorcidas son su creación. El talento de Gaudí se mostró también en la de elegir y alentar a sus colaboradores, de los que muchos opinan que Jujol fue el más brillante. Recomiendo prestar atención a las obras de este otro talento multifacético, de quien quedan pruebas en otros edificios de Barcelona y de sus alrededores.

¿Qué pueden ser estos reflejos, estos colores?. Es mi opinión que en Gaudí todo tenía su propósito estético y práctico al mismo tiempo que su intención simbólica. Si empleamos la imaginación, esos colores podrían ser la de la sangre de los condenados, que resbala por el edificio, o las llamas del infierno, o la sangre del propio Dragón que su escurre por su herido mortal.

Los condenados se ven tanto en las barandillas con forma de calavera como, si bajamos algo más la mirada, en esas columnas con forma de hueso que se encuentran a ambos lados del gran ventanal de la primera planta. Podemos ver la articulación, tal vez de la rodilla, engalanada paradójicamente con las hojas de lo que parece ser una parra. Estas formas óseas motivaron que a la Casa Batlló se la conociera popularmente con el nombre de “la casa de los huesos”.

ventanas casa batlló

Miremos ese gran ventanal de la primera planta. Es una boca abierta que da al infierno. Sigue esa tradición medieval de una gran boca que traga a los condenados. Veremos con mayor claridad esa boca devoradora, dirigida a los transeúntes, si observamos es gran ventanal desde alguno de los lados del edificio. Percibiremos mejor esa gran boca lanzada hacia adelante que parece querer comerse a aquel que se camina por la acera.

En todo el edificio predomina la curva y los colores. Con las curvas se lograba un propósito estético y práctico: la cola del Dragón queda más baja que la del lomo del edificio, con lo cual consigue que la Casa Ballón siga naturalmente al edificio contiguo, otra joya de aquella época llamada Casa Ametller (Casa Almendro, en recuerdo de la familia que lo mandó construir; buscar en ella la letra A y la representación de las hojas del almendro; también encontraremos un Sant Jordi luchando con un Dragón). Y desde el punto de vista estético, esa aspecto orgánico, como de ser vivo, de la curva, cuadra con la intención gaudiniana de reproducir la naturaleza, su complejidad y armonía.

Otras obras de Gaudí en Barcelona

fachada casa batllo

  • La Sagrada Famlia, donde nos resalta que El Salvador nació en el interior de una gruta natural de forma triangular y no en una cabaña. Su simbolismo nos remite al pensamiento de Gaudí. La fachada del Nacimiento con sus puertas ojivales cubiertas por una compleja masa de elementos orgánicos y geologicos, nos remiten a la Naturaleza, más que a una construcción hecha por la mano del hombre.
  • El Parque Güell: Un territorio en pendiente, árido y pedregoso de 15 hectáreas que convirtió en todo un paseo iniciático trazando los caminos interiores evitando erosionar la pendiente con desmontes. Construyó para ello encantadores viaductos con piedra sin trabajar que armonizan con la montaña y rompió la norma arquitectónica de hacer columnas, pilares y soportes verticales, inclinando su perfil siguiendo la línea de la pendiente, junto a los muros de contención de tierras.
  • La Pedrera: O casa Milà, que parece ser una evocación de Montserrat por su piedra granulada, erosionada y de formas sinuosas en su fachada. Cuando la terminó, invitó a todos los obreros a celebrarlo en Montserrat, como si hubiese querido de alguna forma insertar en el corazón de la capital, el santuario nacional de Catalunya, con sus oquedades, grutas y misterios.
  • Casa Vicens. De su etapa orientalista, con sus muros de mampostería alternados con filas de azulejos y en cuyo fumadero colocó mocárabes que recuerdan a los jardines del Generalife.
  • El Capricho: De planta alargada, en tres niveles y en el que colocó un curioso alminar.
  • El Palacio Güell: Con una entrada espectacular, con puertas de arcos parabólicos y rejas caladas de hierro forjado ornamentadas con el escudo de Catalunya. Aquí destacan un termitero y un panal de abejas, insectos que para él representan la solidaridad y la laboriosidad

. . . Y así podríamos seguir todo el día, pero mis obligaciones me requieren en wonderland y por hoy lo vamos a ir dejando.

Sobre Gaudí

Para terminar, a continuación os dejo con un trocito de la vida de Gaudí para que le conozcáis un poquito mejor.

Antoni Gaudí i Cornet nació en Reus el 25 de Junio de 1852. Desde pequeño sufrió fiebres reumáticas que le condicionaron enormemente, pues tuvo que separarse de las correrías con los demás niños y vivir en su propio mundo dedicándose entonces a la observación de las pequeñas obras de la naturaleza: piedras, plantas, insectos y demás seres vivos.

Sus antepasados provenían de la Auvernia francesa, lo que explica su pelo rubio y sus ojos azul intenso que lo convertían en una rara avis para la tipología mediterránea. Dicen los que le conocieron que su expresión era una mezcla de calma, fuerza, pasión y vida. A los que le hacían notar esto, el replicaba que tampoco Palas Atenea tenía los ojos oscuros y sin embargo fue considerada la protectora de los atenienses.

La precariedad económica de sus padres le obligó a trabajar como delineante para poder pagarse sus estudios. Aprendió así diversos oficios relacionados con la construcción, como carpintería, forja de hierro, moldeado de yeso, vidriería y cerámica; más tarde destacaría como un genial artesano, no limitándose a diseñar edificios, sino también muebles, forjas de hierro y otros detalles ornamentales.

Su pasión por los temas que le interesaban, le convirtió en un estudiante muy poco académico; pasaba las horas de clase en la biblioteca, actitud que le acarrearía muchos suspensos. Pero a él, más que sacar buenas notas, lo que le motivaba era adquirir los conocimientos necesarios para poder materializar su inspiración artística y su mente creadora.

Dichos suspensos se convirtieron en notas excelentes cuando presentó sus proyectos de construcción. Su forma de trabajar era la de un escultor que hacía casas, pues ideaba sus edificios a partir de maquetas de arcilla o yeso y no a base de planos. Los escritos que nos ha legado, son pues, escasos.
Jamás se preocupó de divulgar sus trabajos ni de hacerse propaganda.

La solidez de sus convicciones morales y su conducta ascética, hacían que no malgastara su tiempo en cosas, a su entender, banales, como cuidar su imagen externa o las relaciones públicas. Decía, que eso era para quienes buscaban la admiración y reconocimiento del prójimo dando una imagen que no era verdadera.

Era muy reservado en cuanto a su vida sentimental, pero se sabe que un desengaño amoroso de juventud, lo convirtió en soltero de por vida. Convivió en Barcelona con su padre y su sobrina hasta que éstos fallecieron ( en 1906 y1912 ), lo cual le resultó muy doloroso, espiritualizando aún más su vida. Se convirtió entonces en un solitario y terminó dedicando toda su energía a su potencial creativo.Como todos los grandes místicos, realizaba ayunos prolongados. Durante la Cuaresma de 1894, se sometió a un ayuno riguroso, tras el cual hizo un esbozo del templo de la Sagrada Familia. Para sus coetáneos, era un ser extraño. A la vez que iban muriendo sus amigos y colaboradores, el se iba volviendo más y más introvertido. Cedió todos sus bienes a instituciones caritativas y se dedicó a vivir, por decisión propia, en la pobreza más absoluta.

Mucha gente ignora que nos encontramos ante un personaje de desbordante personalidad que fue marginado por sus coetáneos intelectuales ( en su mayoría de tendencia liberal y anticlerical )que le tildaban de beato, carca y visionario.

Realmente fue un católico practicante que vivió con AUTENTICO espíritu cristiano. Destaca la sencillez de su vida, la extrema pobreza voluntariamente escogida en sus últimos años, sus donativos y su dieta incruenta ( entre otras peculiaridades ).

Sin embargo, jamás perdió su dignidad. Decía que no se debía confundir pobreza con miseria, pues la primera era hermana de la elegancia y la carencia de ambición; mientras que la segunda, era hija de la envidia y la soberbia, es decir, miseria de espíritu.

Gaudí era vegetariano, dormía con la ventana abierta, caminaba mucho y seguía las normas higiénico-dietéticas de Sebastian Kneipp, pionero de la hidroterapia. Para los desconocedores de las ventajas de una dieta vegetariana, su resistencia al frío era un enigma.

Fue un activo participante en la creación y desarrollo de las primeras asociaciones excursionistas de Catalunya, lo que le acercó más aún a la naturaleza y al conocimiento de su patria catalana.
En España, hay dos nacionalidades tradicionalmente micófilas: Catalunya y el País Vasco ( Euskalherría ).

En Catalunya, cuando alguien no está en sus cabales, se dice que está «tocat del bolet», o lo que es lo mismo, tocado por la seta, en clara referencia a las setas alucinógenas.

Él, como buen catalán, no las olvidó en su obra, colocando dos enormes ejemplares jóvenes de Amanita muscaria en los tejados de los pabellones de entrada del parque Güell. Muy comunes en los bosques europeos y altamente alucinógenas, su presencia allí, nos hace pensar que Gaudí las habría probado y que probablemente dicho parque fue diseñado bajo sus efectos en un total estado de «conciencia alterada».

Tampoco parecen ser fruto de la casualidad las grutas, el dragón coloreado, las columnas torcidas de la sala hipóstila, la explosión de colores y formas de los trozos de cerámica de los bancos y otros detalles oníricos. Pero a pesar de que muchos artistas e intelectuales de la época habían probado productos visionarios como el opio, los citados hongos, el estramonio, el hachís, la absenta o el cornezuelo del centeno, no existen datos fiables de que Gaudí se hubiese servido de ellos para diseñar su obra.

Lo que si se sabe, es que para crear hay que obsesionarse. Según Ernesto Milá, autor de «El Misterio Gaudí», la obsesión es la fijación en un solo punto ( algo equivalente al Shamadi yóguico ); la creación se inicia cuando esa obsesión empieza a provocar alucinaciones en estado de plena conciencia, cuya actividad crítica, seleccionará las más sugerentes.

Según él mismo decía, era un hombre de acción y no de palabra, mostrando un claro desinterés hacia las discusiones y elucubraciones abstractas o por las innovaciones de carácter tecnológico. Sintiéndose en cambio atraído por los estudios y demostraciones prácticos, basados en las leyes y formas de la naturaleza, así que aunque se le asocie al «modernismo», su obra, es inclasificable y totalmente original.

Se fundamenta para llevarla a cabo, en una ingenua y reflexiva a la vez, contemplación del entorno natural. Se da cuenta de que las criaturas de la naturaleza están «construídas» con una geometría que no es la que utilizaban los arquitectos en sus construcciones. En la Naturaleza, no existen líneas totalmente rectas, ni curvas perfectas, ni las superficies planas típicas de la geometría euclidiana academicista.

Como no podía ser de otro modo, no faltan referencias acuáticas, destacando así la llamada casa Batlló.

Gaudí pasó a mejor vida el 10 de Junio de 1926, a la edad de 74 años. Tres días antes, había sido atropellado por un tranvía. Recibió un fuerte golpe en la cabeza que lo dejó conmocionado, aunque no llegó a perder el conocimiento. A pesar de identificarse desde el primer momento, nadie le reconoció. Su aspecto de pordiosero, determinó que hasta cuatro taxistas se negaran a llevarle a la Casa de Socorro. Solo cuando al día siguiente no se presentó a trabajar en las obras de La Sagrada Familia, se le identificó correctamente. Muriendo poco después entre los pobres de solemnidad, como él siempre había deseado.

Su entierro fue multitudinario, casi como el de un héroe popular. Su cuerpo yace en la cripta de la Sagrada Familia.

Imagen: Bgag

¿Quieres reservar una guía?

Otros lugares que no te puedes perder

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Ignacio Cuesta
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: contacto@calculadoraconversor.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.