Parque Natural del Garraf

Por fin de vacaciones y esperando que llegué el momento de hacer la maleta y subir a un avión que me lleve a Lanzarote, hoy estaba pensando en hacer alguna excursión cerca de Barcelona y me he acordado del día que fui con mi chico al parque del Garraf.

Este parque natural es un macizo de roca a media hora de la capital catalana, después de pasar unas cuantas curvas por la carretera del Garraf. No es un parque muy popular y por ello no suele haber mucha gente, y tanto su entrada como el parking donde dejar el coche es gratis.

señal parc del garraf

En el parque se pueden observar tres zonas que se dividen en tres colores. La del este tiene un intenso color rojo en sus rocas y se pueden encontrar plantas como el brezo y alguna aromática como el romero, es el Garraf rojo. Al sur el terreno es más árido y sólo está salpicado de vez en cuando por arbustos y una palmera típica de la región y protegida llamado Margalló, es el Garraf blanco. La zona más próxima a Sitges la adornan sin embargo los pinos y la vegetación mediterránea, con zonas de pizarra y con algunos campos de viñedos, es el Garraf negro.

Para información sobre actividades, flora y fauna del lugar se puede ir al centro de información la Pleta. Allí se proyecta un audiovisual para sacarle más provecho a la visita y entender mejor el entorno y se muestran exposiciones sobre el parque y sus grutas, ya que por allí hay cientos de cavidades subterráneas y los amantes de la espeleología pueden disfrutar de su deporte de aventura.

También es interesante parar un momento en la Pleta porque el edificio fue construido en el año 1894 por el arquitecto modernista Francesc Berenguer i Mestres que fue alumno y la mano derecha de Gaudi. No os esperéis las formas redondeadas y naturalistas del genio, la Pleta es una construcción mucho más recta ya que fue una masía destinada a la ganadería y supongo que el sr. Berenguer creía que las vacas preferirían lo funcional al arte.

Hoteles baratos cerca de Parque Natural del Garraf
Booking.com

Como llegar al parque Natural del Garraf

Autopista AP 7 desde Barcelona dirección Tarragona. En Castelldefels coger la C-31 que lleva al Garraf y seguir los letreros que indican la entrada del parque.

Con una carretera de dos carriles, uno de ida y otro de vuelta. Donde por desgracia hay bastantes accidentes, ya que son curvas sin visibilidad para adelantar, y ya os podéis imaginar, si hay unos 20 minutos de curvas…

Hay una cala casi en el medio de las curvas, donde para acceder debes bajar por un barranco, es una calita rocosa, donde muchas veces he estado completamente sola… imaginaos la tranquilidad, la grandeza de esa cala tan pequeña y tan cercana a Barcelona… es casi mejor que un balneario ;P

Rutas por el parque del Garraf

masia parque del garraf

Desde allí se pueden hacer varias rutas a pie o en coche de variada dificultad y duración.

Una ruta fácil que hicimos en unas dos horas es el camino a la cima de la Morella. Nos conducirá un sendero amplio y bastante plano. Pasaremos por corrales y masías en ruinas y por otros puntos de interés, como la sima de Emili Sabaté que es una cavidad subterránea cubierta de estalactitas que pueden verse en parte desde el exterior. Después nos encontraremos con el Pla Querol que es una colina llena de rocas con agujeros perfectamente redondeados por el efecto del agua. Y finalmente coronaremos la cima con un pequeño tramo de camino más abrupto. Desde arriba tendremos una extensa vista de Barcelona si el día está claro, pero lo estropea todo el vertedero de la ciudad que está a pocos metros de allí. Tuvimos suerte que hacía viento y bufaba en contra porque así al menos no tuvimos que soportar los olores que debe desprender el lugar. Para volver se ha de volver por el mismo sitio por el que se vino.

Otra ruta muy interesante y alejada del vertedero es el camino medieval y la sierra de can Perers. El itinerario tiene forma circular, pero es de dificultad media y de largo recorrido, ya que se necesitan algo más de 6 horas para terminarlo, así que nosotros no lo hicimos. Para los que se animen les recompensará con la ermita de Bruguers, el castillo de Eramprunyà vendido en 1323 por el rey Jaume II, varias masía como la de de can Bassoles o la de can Tardà, aunque casi todo ello se encuentra en ruinas.

vistas parque del garraf

Es una lástima que no se haya conservado mejor, pero es fácil imaginar la importancia que tuvo la zona en otras épocas. Ahora su importancia es básicamente de conservación de la fauna y la flora, y aunque no impresiona, es un buen lugar para desconectar del ruido y del estrés de la urbe. En algunos puntos el paisaje con el mar de fondo es realmente bonito y si tenéis mucha suerte igual podréis ver a alguna tortuga mediterránea o al águila “cuabarrada” (lo que se podría traducir como “cola con barras”).

Yo os recomiendo una ruta fácil, con calma. Y si aún queréis relajaros un poco más, puede que os apetezca hacer una visita al monasterio budista tibetano de Palau Novella que está a unos 15 minutos en coche desde allí. Se trata de un gran edificio de color rosado dedicado a la meditación y al budismo que realiza visitas guiadas los fines de semana y los festivos por unos 5 o 6 euros. Yo sólo lo he visto por fuera, pero si entro algún día ya os contaré.

También puede ser una buena idea para acabar el día ir hasta Sitges. Es un bonito pueblo por donde pasear y sentarse tranquilamente a tomar algo y reponer fuerzas mientras se mira al mar y al castillo que vigila la playa.

De camino a Sitges o de vuelta a Barcelona no os perdáis el Celler Güell junto al acantilado en la carretera. Un edificio modernista que algunos creen obra de Gaudó, y otros a su discípulo Francesc Berenguer. Sea como sea, vale la pena detenerse a contemplar la curiosa arquitectura de esa bodega que no deja a nadie indiferente y que hoy en día se ha convertido en un restaurante.

Algunos consejos para la visita al parque

parque natural del garraf

  • Ponerse calzado cómodo para caminar y gorra para protegerse del sol, incluso protector solar si es verano y no se quiere acabar quemado
  • Llevar agua suficiente por si entra la sed ya que hay pocas sombras
  • No entrar el las cuevas si no se está bien preparado
  • Cuidar la zona y no tirar basura ni colillas por el parque

Curiosidades

Se dice que en estas costas se ocultaban los piratas, para refugiarse de los árabes, por eso si vamos nadando, bueno los que puedan en barca, vemos que por debajo de la montaña hay cuevas, por debajo del agua también hay entradas a cuevas, pero sólo sé que son, muy, muy, oscuras… Hay un montón de leyendas sobre esta montaña, leyendas o historia, ya que han encontrado restos arqueológicos, a parte de los castillos y ermitas del año 990…

Bueno no se que más contaros, es una zona con poco turismo y espero que se conserve así o perdería esa magia, para eso está Sitges aquí cerquita.

Hasta la próxima y feliz verano a todos!!

Imágenes: Ncambara (2)| Josep Melero | Dragoncillo

Otros lugares que no te puedes perder

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Ignacio Cuesta
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: contacto@calculadoraconversor.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.