Mercado de La Boquería

Actividades que te recomendamos

La Boquería es el mercado por excelencia de Barcelona y a la vez también uno de los más bonitos e interesantes. En él se puede encontrar tanto productos exóticos desconocidos por la gran mayoría, como productos típicos de primerísima calidad.

En este mercado podemos encontrar infinidad de pasillos con infinidad de paraditas en las que sus vendedores nos seducirán para que compremos sus mejores productos. En estas paradas podemos encontrar desde golosinas, frutos secos, jamones, embutidos, pescado, marisco, frutas…. y un sin fin de productos que hacen de este mercado el mejor de Barcelona, y posiblemente de Catalunya.

columnas mercado de la boqueria

Esta situado al lado mismo de las Ramblas, en el centro de la vida turística barcelonesa, y es de destacar su estructura de hierro, muy antiguo, y las vidrieras que marcan la entrada al recinto. Tanto por su historia como por lo que ofrece, una parada obligada en el centro de Barcelona.

Cómo llegar al Mercado de la Boquería

El Mercado de la Boquería está situado en plenas Ramblas de Barcelona, a la derecha si las bajamos de Pz. Catalunya al Monumento de Colon o si las subimos a la izquierda.

Se puede llegar con gran variedad de autobuses, metro (L1, L3 con parada Jaume I y L4 con parada Liceo) y con Bicing.

Hoteles baratos cerca de Mercado de La Boquería
Booking.com

Un poco de historia

cartel la boqueria

Desde 1217 se tiene constancia que en la puerta del Pla de la Boqueria de la muralla de Barcelona se formaba este mercado ambulante.

Pasado un tiempo se trasladaron justo en medio de la rambla, esto fue consentido hasta que Las Ramblas fueron consideradas un paseo, y vieron que no daba buena imagen que estuvieran allí.

Entre 1700 y 1900 el mercado no para de crecer y de moverse por toda la zona del centro, tanto por visitas reales a la ciudad, como por crecimiento del número de mercaderes….

En 1835 se destruyó el convento de Sant Josep, el cual en un primer momento se pensó en crear una plaza dedicada al trabajo con muchos porches, algunos jardines…pero al ver el alcance que tenían las paradas del mercado, se vieren obligados a buscarles una ubicación mas sólida, con menos movimiento posicional y fue así como se instaló el mercado en su ubicación actual.

El arquitecto del mercado fue Mas Vilà, y el inicio de los trabajos de construcción datan del día 19 de marzo de 1840, día del padre y de Santo José, pero en 1841 se consideró poco espacio y se añadió al solar primero otro solar anexo y se tuvieron que volver a empezar los planos y paralizar las obras. Es en este momento en el que se forma el diseño final del mercado que todos conocemos.

Mi experiencia en el Mercado de La Boquería

interior de la boqueria

En mi visita a Barcelona hace ya más de un año, uno de los lugares en los que estuve y me dejó impresionada fue el Mercado de San José, popularmente llamado la Boquería.

Nuestra visita a este mercado fue imprevista, ya que aunque yo había oído hablar de él, no pensaba dedicarle un tiempo de mis días en Barcelona, pero porque tenía una idea distinta a la que tuve después de visitarlo.

Yo pensaba que había oído hablar de él, por ser un mercado antiguo, con mucha solera y tradición, y por estar enclavado en una de las zonas más típicas de Barcelona. Y puede que esta sea una razón de ser tan famoso. Pero no es la impresión que yo me llevé.

Gracias a mi amigo, que nos hizo de guía en Barcelona y nos propuso un recorrido a pie (aquí puedes contratar uno gratuito parecido), que empezamos en el Barrio de Gracia y terminamos después en la Barceloneta, nos descubrió este mercado en nuestro paseo por Las Ramblas.

Justo estábamos en Las Ramblas, cuando mi amigo nos invitó a conocer el mercado y ya él, nos dibujó con sus palabras la verdadera esencia del mismo.

entrada la boqueria

Este mercado tiene su origen muchos siglos atrás, el cual empezó como un mercadillo al aire libre, y fue en el año 1914 cuando ya se le instaló la cubierta metálica y se convirtió en un mercado cerrado.

Los productos que allí se comercializan al igual que en cualquier otro mercado es fruta, verduras, carnes, huevos, embutidos, pescados, frutos secos, encurtidos, y todo tipo de productos frescos.

Para mí y supongo que para muchos turistas que lo han visitado lo que lo hace especial es la estética de los puestos que allí venden sus productos.

Todos los mercados son ricos en colores y olores, riqueza proporcionada por los productos frescos que en ellos se venden, pero la Boquería es diferente, además de tener colores, los tiene muy bien dispuestos. Los dueños de los puestos organizan sus mercancías de tal forma que es un regalo para los ojos. Juegan con las formas, los colores, la distribución, haciendo que cada puesto sea especial.

Supongo que todo lo que allí se vende es producto de calidad, pero no es por eso por lo que atrae, sino que es por la belleza de sus productos. Se puede decir que es una atracción superficial, y no sólo es la belleza de lo que se vende, porque estos mismos productos pueden estar en cualquier otro sitio y no llamar nuestra atención. Es la armonía de los puestos, todo colocado super bien, y con mucho gusto.

En un primer momento, los puestos de golosinas me parecieron una maravilla, ya que lo que allí se vende atrae por sí solo, pero no, es que pasaba lo mismo con las fruterías, la carnicería y charcutería,…todos en su medida cromática, eran una belleza y un espectáculo que nuestros ojos agradecieron.

frutos secos la boqueria

Cómo veis, mi visita y la de muchos que estábamos allí, era para curiosear y deleitarnos con su belleza, no para comprar, aunque ganas no faltaron, ya que te entraba gana de comprar de todo, por lo que no presté atención a los precios, ya que eso pasa a un segundo plano cuando entras allí.

Otra cosa curiosa que me llamó la atención fue la cantidad de bares que hay en el mercado, y en mi opinión creo que funcionan bastante bien, porque al estar allí te entra una gula inmensa y la gente se deja caer por ellos para satisfacer en parte los deseos provocados por los puestos y tomar y picar algo. De hecho, la mayoría de la gente, paseaba por los puestos, sin comprar, pero en los bares si que había bastante gente consumiendo.

En mi opinión, te recomiendo que lo visites como otro monumento en Barcelona, porque merece la pena conocer este mercado y dejarte llevar por todo un mundo de colores y manjares, dispuestos con una estética exquisita.

Anímate e incluye un ratito de tu visita a Barcelona a este mercado, simplemente por ver algo diferente.

Imágenes: Josep Renalias (2)| Chabe01 | Didier Descouens | Thingstodoinbarcelona

¿Quieres reservar una guía?

Otros lugares que no te puedes perder

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Ignacio Cuesta
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: contacto@calculadoraconversor.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.