Parque de Atracciones Tibidabo

Actividades que te recomendamos

La Opinión de hoy va sobre parques de atracciones. Mi vicio son los parques de atracciones así que si me lo permitís, empezaré por mi ciudad.

Tibidabo es un parque que está situado en el punto mas alto de la ciudad, es un parque centenario. Y es el parque de atracciones de toda la vida, lo que lo hace un parque entrañable y del que todos los barcelonenses guardamos un grato recuerdo. Obviamente no es ni mucho menos comparable con los nuevos parques temáticos, ni por espacio ni por modernidad, es eso, un parque de atracciones, con alguna atracción actualizada pero con las atracciones de siempre y con lo que han dado en llamar las atracciones emblemáticas, que están ahí desde que abrieron el parque.

Cómo llegar

Se puede llegar hasta él con transporte público, mediante los ferrocarriles de la Generalitat, el funicular o el autobús que cubre la línea Vallvidriera – Tibidabo, o el autobús que cubre la línea Plaza Catalunya – Tibidabo.

En coche se puede acceder desde la A-2, C-32, C-31, E-9 (Sant Cugat), C-33, C-58, C-17 y la carretera de l’Arrabassada.

El acceso hasta el parque es una carretera con numerosas curvas, ya que hay que subir la montaña.

Una vez allí, si vais en coche, aparcar a menos que vayáis prontito, es complicado, hay un parking pero no es público, no es excesivamente caro, pero es de pagando.

Hoteles baratos cerca de Parque de Atracciones Tibidabo
Booking.com

Para mí la ruta bonita, aunque también la mas cara, es cogiendo el tranvía azul en la plaza de JFK y disfrutar del viaje hasta la plaza del funicular. Y una vez allí, coger el funicular que nos dejara en la Plaza del Tibidabo.

La entrada al parque de atracciones de Tibidabo

noria tibidabo

En cuánto a las tarifas, os diré que existen diferentes precios, según la entrada:

  • Entrada completa: 35 €
  • Entrada emblemática: 19 €
  • Entrada con Carnet Jove: 17,50 €
  • Entrada para grupos (mínimo 15 personas) : 17 € por persona
  • Entrada para mayores de 60 años : 10,50 €
  • Entrada para niños (90 – 120 cm) : 14 €
  • Entrada para personas con discapacidad : 7 €
  • Parking día completo : 4,20 €

Personalmente, os recomiendo la entrada completa porque permite el libre acceso a todas las atracciones, de manera ilimitada.

Atracciones de Tibidabo

Es un parque principalmente familiar, en el que desde su inauguración, suelen ir los padres con sus hijos a pasar el día en familia; es una esencia de las que ya parecían olvidadas, especialmente en la gran ciudad que tiene a sus pies, Barcelona.

El parqué está organizado en 6 niveles. El parque dispone de servicios repartidos por todos los niveles, servicio de consigna, servicio de fotografías en las atracciones, así cómo diferentes espectáculos teatrales que se desarrollan a lo largo y ancho del parque, en diferentes horarios.

A continuación os comentaré algunas de las atracciones que encontraréis en en ellos:

Talaia

Ésta atracción es otra de las emblemáticas del parque, está situada en el Barrio del mismo nombre y fue construida en 1921.

Consta de una cesta, con capacidad para unas 10 personas, que se eleva 50 m por encima del suelo y un total de 550 m por encima del nivel del mar, gracias a su estructura en forma de grúa.

También desde aquí, podemos apreciar las maravillosas vistas ya que es el punto más alto del parque, por lo que si tenéis vértigo, no os subáis, porque os puede dar una sensación de mareo.

A mí personalmente me gustó mucho, porque mientras estás arriba, se puede contemplar toda Barcelona en su máximo esplendor.

El Carrusel

Es un de los primeros elementos visibles nada más entrar en el parque y fue construido en 1989, aunque su predecesor existió por primera vez en el año 1910.

Es cómo los típicos carruseles de las películas, ambientados en la época de los años 30 o 40, aptos para toda la familia y, del que no podemos dejar de visitar, ya que aunque tengamos una edad, todos hemos sido niños y lo seguimos siendo en nuestro interior.

Avió

Ésta emblemática atracción fue inaugurada en el año 1928, siendo el primer gran simulador de la historia, creando además, un gran interés en la época, ya que permitía experimentar la sensación de un auténtico viaje aéreo.

Está sujeto a una grúa y tarda 15 – 20 segundos en completar una vuelta entera; está propulsado por su propia hélice y tiene un motor eléctrico que suministra 750 revoluciones por minuto.

El interior del avión, se ajusta a la realidad de la época, con asientos individuales, de color marrón, acolchados y de cuero, separados por un estrechísimo pasillo.

Actualmente, su principal interés reside en que desde él y durante los 3 minutos que dura el viaje, se puede contemplar la magnífica vista sobre toda la ciudad de Barcelona, por lo que realmente vale la pena probarlo.

Ésta atracción, da nombre al barrio dónde está situada y en el cuál podemos encontrar una pastelería llamada «El Cucurucho», dónde podremos degustar deliciosas pastas recién hechas, cafés, batidos, zumos y refrescantes y variados helados y granizados.

En el mismo barrio, podemos hallar el restaurante «El Aeropuerto», que ofrece diferentes menús, además de bocadillos, ensaladas, alas de pollo, patatas fritas o aros de cebolla, además de refrescos.

Ambos disponen de mesas exteriores para poder comer tranquilamente a la sombra y, junta a éstas se encuentras mesas de pícnic, dónde poder tomar la comida que llevemos de casa.

Montaña rusa

Fue construida en 1961 y posteriormente restaurada, en 1992, y es apta para toda la familia.

Tiene una magnífica ubicación desde la que podemos disfrutar de la vista abierta a toda la ciudad.

No es demasiado rápida, para que se pueden subir también los niños, pero está bien.

Museo de autómatas

El museo fue inaugurado en 1982 y actualmente, recoge una colección de unas 50 piezas.

Cuenta con piezas representativas de culturas de todo el mundo, la más antigua de ellas correspondiente a 1880.

Es uno de los más importantes del mundo en esta especialidad y es uno de los pocos en los que se puede ver funcionar a los autómatas de manera continuada; además está incluido en el catálogo de museos de la ciudad de Barcelona.

A mí personalmente, me dio algo de «miedo» entrar, ya que algunos autómatas son figuras un tanto antiguas y con rostros de película de terror.

Pony Rodeo

Es una de las numerosas atracciones infantiles que podemos encontrar en el parque.

Es un tren monorraíl que recorre el oeste americano.

Marionetarium

Es una exposición de marionetas que incluye una demostración del uso de éstas.

Es un lugar dónde los más pequeños disfrutarán contemplando antiguas y nuevas marionetas de todo el mundo.

Crash Cars

Es una de las clásicas atracciones que podemos encontrar en cualquier parque de atracciones; es una gran pista de autos de choque que dispone de 30 vehículos.

Me divertí mucho, lo malo es que dura relativamente poco tiempo y no puedes quedarte en la siguiente partida, sino que tienes que volver a hacer cola.

Zoochok

Una pista diseñada para los niños, situado a lado de los Crash Cars, con los pequeños coches decorados con figuras de animales y con choques suaves.

Hotel Krüeger

Una escalofriante aventura en un hotel abandonado…¿ Serás capaz de sobrevivir ?

A mí me dio bastante miedo entrar, y eso que tengo ya una edad, pero soy muy asustadiza, y todo el rato iba detrás de mi novio, agarrada e incluso tapándome de vez en cuando.

Dentro podemos encontrar las típicas escenas de película (El exorcista, Chucky, Freddy, etc.), todo ello por oscuros pasillos.

Muy recomendable, pero no apto para asustadizos.En este barrio, la oferta gastronómica que podemos encontrar se llama «Tibisnack», dónde podremos saborear un perrito caliente, un bocadillo, además de refrescos o zumos.

Además, dispone de una tienda que ofrece una gran variedad de golosinas.

Diavolo

Consta de un conjunto de unas 50 sillas voladoras que giran a una gran velocidad y se elevan del suelo, proporcionando una sensación de vértigo.

Me gustó mucho esta atracción y aunque al principio parecía que no iba a dar ninguna sensación, después empezó a elevarse y a coger mayor velocidad, proporcionando una gran sensación de libertad.

Alaska

Ésta atracción infantil es una montaña rusa de agua, rodeada de pingüinos, osos polares e iglúes.

Piratta

Es un gran barco pirata que realiza oscilaciones hasta llegar a 180º; es muy divertido y produce un gran cosquilleo en el estómago, sobretodo al bajar.

Ahora que, no es recomendable subirse después de comer, ya que produce algo de mareo y el estómago puede sufrir las consecuencias.

Tchu Tchu Tren

Un pequeño recorrido en tren, entre árboles y elementos infantiles.

Vikingo

Unos barcos vikingos giran y se elevan dentro de una piscina, a una velocidad considerable, pero sin ser excesiva, por lo que está recomendado para los niños.

En éste barrio, podemos encontrar un puesto de helados llamado «Tibifresh», otro dónde comprar palomitas, algodón de azúcar o refrescos «Tibiñam» o, por último el «Tibibocata», dónde saborear un hot dog o un bocadillo con un zumo.

La Mina de Oro

Es una atracción de agua, en la que nos introduciremos en unas embarcaciones en forma de troncos con capacidad para hasta 3 personas, y pasearemos por un recorrido de unos 300 m a gran velocidad y con diferentes bajadas, de la cuál saldremos mojados.

Está ambientada en el descubrimiento de una mina de oro en el Oeste americano y fue inaugurada en 1997.

Es una atracción muy divertida a la vez que refrescante, en la cuál repetí varias veces porque también me gustó mucho.

Río Grande

Es un tren en miniatura, ambientado en el Oeste americano.

Mi experiencia

vistas en el Parque de Atracciones Tibidabo

Cómo ya he comentado al principio de la opinión hacia mucho tiempo que no visitaba éste parque de atracciones, por lo que mi concepto sobre él era un tanto diferentes a la realidad, además de que ha sufrido remodelaciones desde entonces.

Han pasado ya 15 años, que se dice rápido pero es mucho tiempo, desde que fui por primera vez a este parque de atracciones llamado Tibidabo.

Entonces era una niñita de 9 años, al que todo le parecía muy grande y bonito, y aunque ya ha pasado bastante tiempo, recuerdo que el parque me encantó, me lo pasé en grande con todas las atracciones y los espectáculos.

Tiempo más tarde, volví a ir y sigo guardando bellos recuerdos de esos días en este magnífico parque.

Cuando volví a ir, hace escasamente unos 3 meses, todo era muy diferente a cómo lo recordaba, supongo que es normal, con el paso de los años nuestra visión de las cosas cambia.

Lo recordaba más grande, igual que muchas de las atracciones, pero la esencia era la misma, se respiraba el mismo aire, en parte, era cómo si no hubiera pasado el tiempo.

Nada más entrar, se puede apreciar la existencia de las nuevas atracciones, como son el Hurakán y la Caída Libre.

Fui un sábado del mes de julio y aunque no estaba del todo lleno, había bastante gente, sobretodo familias con los niños.

atracciones tibidabo

El parque es muy grande y cuenta con numerosas atracciones, entre las cuáles seguro que encontramos alguna adecuada a nuestros gustos.

Las vistas que tienen son magníficas e impresionantes, desde las cuáles poder apreciar toda la ciudad de Barcelona, desde el puerto, pasando por la Sagrada Familia y llegando a cualquier punto.

En mi opinión, es un parque muy grande, centenario y con una oferta muy buena, que al menos, recomendaría visitar una vez.

Es verdad que no es del estilo de otros parques como Port Aventura, en cuanto a atracciones se refiere, pero tiene un encanto que lo hace único.

Además, podemos llevar comida de casa y tomarla tranquilamente en cualquiera de las zonas destinadas al picnic.

Sin lugar a dudas, es un sitio para visitar si venimos de visita a Barcelona y os animo a que no dudéis en visitarlo.

Espero que os haya gustado la opinión y que os haya ayudado a conocer un poco más éste emblemático parque de atracciones de Barcelona.

¿Quieres reservar una guía?

Otros lugares que no te puedes perder

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Ignacio Cuesta
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: contacto@calculadoraconversor.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.