En sus aledaños el pino piñonero abunda, enorme pulmón protegido de la urbanización incontrolada pues sus habitantes se han asegurado de que ninguna construcción sea incompatible con el desarrollo sostenible.

Si hay un lugar en la provincia que haya experimentado cambios en los últimos 20 años, ha sido Chiclana, de Villa de viñedos y huertas donde las clases acomodadas de Cádiz pasaban sus periodos de descanso por su clima benigno, así como sus escasos 25 Km de distancia, a paraíso del turismo y el ocio para el resto de los mortales, por su especial belleza natural.

Dónde está Chiclana de la Frontera

Cuando llegamos a Chiclana lo primero que hay que hacer irremediablemente, es armarse de paciencia, pues las caravanas en esta población están aseguradas sobre todo Viernes, Sábados y Domingos.

Aunque las entradas «oficiales» son dos, para todo aquel que viste la zona sugiero que en la N-340 a la altura del Coloraó, justo enfrente de la Urbanización Roche, prestes especial atención, pues existe una indicación de entrada a la ciudad vía playa de la Barrosa, pero se encuentra bastante escondida. Es la mejor ruta para entrar en fines de semana y periodos estivales, pero si es la primera vez que se visita la zona es seguro que te pierdes por allí, entre rotondas y señalizaciones.

Como ya dije, las entradas «oficiales» son dos una vez abandonamos la N-340.

Virando a la derecha nos encontramos con la zona de ocio, compuesta por un sin fin de pubs, multicines y restaurantes… Aunque no es la mejor zona para salir a cenar o de marcha, si es la mas urbana.

Hoteles cerca de Chiclana de la Frontera
Booking.com

Encuentra actividades, visitas guiadas, excursiones, tours gratuitos y más en Cádiz
Buscar

Continuando en la misma vía, uno de sus polígonos industriales hace su aparición. Cada una de las naves cuenta con enormes escaparates donde cada cual expone sus productos y se publicitan. Recuerdo hace unos años cuando este polígono era un lugar gris, lleno de camiones y enormes puertas de garaje. Hoy en día esas enormes naves se han reconvertido en tiendas de dimensiones exageradas, fruto de la prosperidad de la ciudad.

A través del Puente Chico , similar al Puente de la Barqueta Sevillano, pero más pequeño y azul, no blanco, se accede a la parte baja.. Lo primero que nos encontramos es una Plaza de Toros portátil, de una fealdad inigualable, para mi gusto. Una de las reivindicaciones de Chiclana es tener una Plaza de Toros digna, pues en esta villa nacería Francisco Montes Reina «Paquiro» máxima figura del toreo.

Justo en frente hace su aparición unas casitas que actualmente son blancas, pero hace unos años, mirar sus fachadas hacia daño a la vista por encontrar en ella prácticamente todos los colores del arco iris… Afortunadamente para la integridad de los ojos, se tomaron medidas al respecto.

Otra opción para entrar es a través de otro puente, este mas céntrico que el anterior y mas recomendable si vas de visita a Chiclana. Atravesado este, lo mejor es buscar aparcamiento donde buenamente puedas.

En definitiva con tres puentes cuenta Chiclana, levantados sobre el Río Iro dando lugar a la separación urbana de todo un barrio en los de los «La banda» y «El lugar». Dos permiten el acceso en coche y uno peatonal. Llama la atención este último por su ascensor acristalado que permite el acceso de minusválidos a él.

Qué ver en Chiclana

Son muchos los lugares que se pueden visitar dando un paseo, aunque poca gente repara en ello, pues la playa suele ser lo mas atrayente.

Tomando la Calle Principal, la primera parada de rigor es la Iglesia de San Telmo donde se encuentra la imagen de la patrona, Nuestra Sra. de los Remedios. El 8 de Septiembre es su festividad, donde las gentes salen a las calles para participar en la «pisa de la uva» ofrecida como ofrenda a la patrona.

Avanzando un poco mas, nos encontramos con el Mercado en donde el 1 de Noviembre se celebra inexcusablemente, la festividad de los «Tosantos». Ese día en concreto resulta curioso darse una vuelta por allí para ver pollos, lechugas, conejos, tomates que a modo de representación teatral toman vida representado típicas escenas de la vida social o política acaecidas a lo largo del año en curso (es algo así como cuadros en tres dimensiones usando los productos de consumo habitual… mas o menos como los Carnavales de Febrero pero en Noviembre).

Girando a la izquierda, a través de la Calle Constitución, accedemos al Ayuntamiento. Se trata del antiguo hospicio de San Alejandro, reformado en 1927 para constituir el actual consistorio. Es de los primeros edificios de hormigón armado construidos en España, aunque su apariencia no lo demuestre.

En la Alameda de Lora, lugar donde se encuentra la oficina de turismo, nos encontramos con la Iglesia Conventual de Jesús Nazareno. Obra más representativa del barroco en la ciudad. Es de indispensable parada pues a través de un pequeño torno las Madres Agustinas Recoletos te ofrecen las mejores tortas de almendras que he comido en mi vida.

A través de la cuesta de Santa Ana accedemos a la Ermita del mismo nombre, la edificación mas conocida. Es un pequeño octógono en cuyo interior se encuentra una imagen de la tan venerada en la zona, Santa Ana con el niño en sus brazos, tan solo visitable solo los martes. Merece la pena hacer la caminata pues al estar situada sobre una colina divisas la totalidad de la ciudad. El 26 de Julio, se organiza una romería bastante curiosa de ver y secundada por todos los lugareños pues es fiesta local.

Cuenta la leyenda que las mozas han de llevar Santa Ana en ofrenda, días antes de su boda, una docena de huevos para que la Santa «abra el cielo» y el día luzca. Seguramente parecerá una tontería o una superstición de viejas, pero hicimos la prueba en Abril, días antes que una amiga se casara, pues el tiempo auguraba lluvia y la profecía se cumplió…. Ni gota durante todo el día, y sol espléndido, por tanto, las supersticiones de vieja funcionan ¡!

Ya en el barrio del Retortillo existe una casa, de un gusto exquisito, representativa de la típica casa jardín chiclanera, construida por el Conde de las Torres, quién le dio nombre al barrio entero. Llegados a este punto conviene hacer una paradita en el Restaurante «El manguita» donde los ostiones, gambas, langostinos, berberechos, almejas, cazón, etc… esperan al hambriento visitante y a los que somos habituales del lugar.

Aunque las bodegas son mas típicas de Jerez, en Chiclana el asunto tampoco se queda corto. Bodegas Barberá en la Calle Ayala o Bodegas Vélez en la Calle San Antonio, esperan al visitante para dar a degustar sus afamados caldos dulces y secos. Bodegas El Sanatorio es mas típica, con su albero, espera en la Calle Olivo, donde lo mejor sin desmerecer sus vinos, es el tapeo.

Los típicos souvenir de la flamenca o el toro, exportados a todo el mundo por aquellos que han visitado España desde el boom de los 60, son y han sido fabricados en esta ciudad desde 1928, por un artesano llamado José Marín. Actualmente existe un museo con todas las piezas fabricadas desde entonces, en la Calle Arroyuelo. Su página web es http://www.marindolls.com/

El balneario de Fuente amarga, con sus aguas sulfurosas es ideal para el tratamiento de afecciones respiratorias y reumatismos, abierto durante todo el año excepto Enero, permite segur cualquiera de sus tratamientos por cuarenta euros sin necesidad de estar alojados en el hotel anexo que cuenta con 110 plazas.

Existen un sin fin de lugares visitables, como la Torre del Reloj o la Iglesia de San Juan Bautista, pero sin duda por su interés antropológico es el antiguo pueblo marinero de Sancti Petri, actualmente en ruinas… No obstante su puerto enamora a todo aquel que le gustan los deportes de agua y vela, pues ahí mismo existe una escuela de widsurf y vela.

La playa de la Barrosa

Con 8 km de largo, separada por 7 Km del casco urbano, arena fina dorada, agua cristalina y una gran anchura, espera en la playa de la Barrosa, dividida en tres pistas difíciles de localizar para los turistas por su inexistente señalización en cuanto a localización.

La mas recomendable es la tercera, por ser la menos atestada en los periodos estivales, lindando con la urbanización Novo Santi Petri (no confundir con el antiguo pueblo marinero de Santi Petri).

Cuenta con Bandera Azul, Cruz Roja, Protección Civil, duchas, servicios, chiringuitos, aparcamiento, y en general, todos los servicios necesarios para acoger a unos 50.000 turistas que invaden la zona durante Julio-Agosto… ¡Es horroroso ir en esa fecha!

El paseo marítimo se encuentra atestado de restaurantes, bares, pubs, cafeterías, pastelerías, siendo un lugar de encuentro bastante habitual para amigos durante todo el verano, especialmente aquellos que situados en la segunda pista.

Los días de levante, ese maravilloso viento sureño que hace que nuestros turistas desaparezcan de la playa, es tomada por los lugareños cual reconquista de Granada, desapareciendo del horizonte ese típico color «gamba requemá» de Ingleses y Alemanes tornándose a un color dorado mas sano de las gentes del lugar… No obstante, el turismo nacional también invade la zona. Fundamentalmente Sevillanos y Madrileños nos vistan con sus ganas de disfrutar.

Ocio y deporte

chiclana de la frontera

El Novo Sancti petri es un enorme campo de Golf de 36 hoyos, recientemente ampliado hasta 38, diseñado por Seve Ballesteros, donde encuentras todo tipo de servicios. Abarca desde el fin de la tercera pista de la playa de la Barrosa hasta la Loma del Puerco con su poderosa torre, donde existe un chiringuito que solo abre en las noches de verano, (muy recomendable sobre todo para practicar idiomas… pero ahí la marcha comienza a las 3 de la mañana), acabando en las Calitas de Roche, ya en el término municipal de Conil, rica en vegetación. Su diseño magnifico, además de hoteles de cuatro y cinco estrellas, centros comerciales, restaurantes, centro médico, etc, cuenta con dos zonas de chalets y apartamentos, situados dentro del mismo campo.

En primavera-verano, cuando el buen tiempo permite dejar las ventanas abiertas, es bastante típico que se cuele una pelota de golf en tu sopa, cual mosca, porque la señora de pantalones a cuadros y polito blanco, no tiene el swim muy a punto….

El campo se riega con el agua depurada de la propia urbanización para así no desperdiciar ni una sola gota y que el riego no suponga un problema para otras poblaciones próximas.

Aquí se puede practicar prácticamente cualquier deporte pues cuenta con instalaciones adecuadas: fútbol, tenis, equitación, etc y existen lugares para alquilar quads, kayaks, piraguas, material de submarinismo, vela, vela adaptada, kitesurfing, windsurfing, pues cuenta con otra playa esta vez mas pequeña, de unos 2 Km de longitud que une la playa de la Barrosa con Cabo Roche.

Desde allí mismo y tan solo en verano, durante marea baja, se puede coger una pequeña barca que te deja en el Herakleion mas conocido como Castillo de Santi Petri siempre asociado a Hércules, situado en la desembocadura del caño Sancti Petri. Este lugar resulta muy atractivo para el buceo pero ni se te ocurra hacerlo pues las morenas en ese punto alcanzan en metro de longitud y su boca da miedo verla (las he visto). Dicen que las morenas solo atacan cuando se ven amenazas…¡No es verdad!… Estas atacan en cuanto te ven, como si fueran auténticos tiburones.

Dicen que fueron los fenicios quienes construyeron este Castillo, y dice la leyenda que dos de los doce trabajos realizados por Hércules, se efectuaron precisamente en este.

Afortunadamente la zona a pesar de estar muy urbanizada en la actualidad, se ha respetado la normativa en cuanto a altitud de las edificaciones y zonas verdes, con lo cual en nada se parece a las costas de Málaga, donde la especulación urbanistica ha causado estragos…

Esperemos que tampoco se convierta en una copia de Sotogrande y Chiclana mantenga su alma, pues su espíritu marinero lo ha perdido por completo.