Este fin de semana decidimos realizar una escapada turística en la que recorrimos diversas poblaciones de tres provincias andaluzas, y esta fue una de las que nos obligó a desviarnos de nuestro camino, de forma planeada, y la verdad que el desvío a nuestro regreso, os puedo asegurar que mereció la pena.

Cómo llegar a Setenil de la Bodega

Si bien existen combinaciones de autobuses de línea que nos pueden llevar hasta Setenil, no existe ninguna directa desde las capitales de provincia como Sevilla, Cádiz o Málaga, así que las combinaciones más precisas pasan obligatoriamente por Olvera (Cádiz) y Ronda (Málaga), hasta donde podemos llegar desde cualquiera de las tres capitales antes citadas.

Por tanto, lo más cómodo es el empleo de nuestro vehículo particular, pese a que se encontrará con el inconveniente de su aparcamiento, puesto que la estrechez de sus calles, no colaboran precisamente para ello.

Qué ver en Setenil de la Bodega

Se trata de un pequeño y apacible pueblo de la Ruta de los Pueblos Blancos, en el que a buen seguro, sus calles os van a hechizar, tanto si lo visitáis a plena luz del día como al anochecer con luz artificial. En el paseo por sus calles podréis observar la maravilla de su arquitectura, donde la casa se convierte en parte de la montaña o ésta se transforma en parte de la casa, como gustéis, pero lo que no podréis pasar por alto sin ningún tipo de dudas es la monumental belleza y originalidad del «abrigo bajo rocas», que es como se conocen este tipo de construcciones, donde la casa no se construye horadando la montaña, sino que se construye a lo largo de la misma. Esta singularidad hace que las calles de su casco histórico, donde parece nacer de las ruinas de la fortaleza y adaptarse al curso del río Guadalporcún que la vertebra, configuren un marco arquitectónico único.

El paseo que os recomiendo realizar, lo iniciaría en la Plaza de Andalucía, descendiendo por la calle constitución, ronda y cuevas de la sombra, cruzar el río, retroceder por Cuevas del Sol, Ermita de Ntra. Sra. del Carmen (también digan de ver), Jabonería, cruce del río por Mina, y retornar a la plaza por la calle Herrería. Aunque poco importa, si el recorrido lo hacéis en sentido inverso. Tan sólo, déjate llevar.

Presidiendo el conjunto histórico de la ciudad, podemos encontrar la antigua casa consistorial, hoy oficina de turismo, que nos da acceso a los restos del recinto amurallado, el torreón del homenaje, un aljibe y la la Iglesia de la Encarnación, que unido al intrincado recorrido por sus calles, hace de gran interés cultural la visita a esta localidad gaditana.

Hoteles cerca de Setenil de la Bodega
Booking.com

Encuentra actividades, visitas guiadas, excursiones, tours gratuitos y más en Cádiz
Buscar

Tampoco debemos evitar la visita a la pequeña Ermita de San Benito, muy próxima a la Plaza Andalucía, ni la Ermita de San Sebastián, situada a las afueras y próxima al mirador, que nos ofrecerá unas espectaculares vistas del casco histórico.

Dónde y qué comer

Posee un total de seis restaurantes, 4 de ellos en el casco histórico, otro en la Barriada de Vizcaíno, a la salida dirección Alcalá del Valle, y otro a la salida en dirección al Puerto del Monte.

Pero además podemos encontrar varios bares por el recorrido turístico, donde podremos degustar las exquisiteces que la tierra pone a disposición de nuestro paladar, no en vano otro de los encantos de la visita a tierras andaluzas, es el dominio del arte del tapeo, algo que en este municipio magistralmente se practica.

Como platos típicos podemos degustar la sopa cortijera, el gazpachuelo, batatas con miel, chacinas, revueltos, etc., y regarlos con caldos de la zona como diversos y novedosos tintos andaluces que satisfarán vuestros paladares, finalizando con vinos de sacristía, como Pedro Ximenez o Moscatel.

El lugar elegido para comer fue el Restaurante El Mirador, en la Calle Callejón, junto a la Plaza Andalucía, pero esto, es otra opinión, aunque ya os avanzo que se trata de un sitio de lo más recomendable.

Como curiosidad, el pueblo no hace honor a su apelativo bodega, pues desde hace bastante tiempo no existe producción vinícola, aunque se está retomando el asunto, y se encuentra resurgiendo una pequeña producción vinícola en la localidad, que pronto esperemos haga honor a la población y su nombre.

Dónde dormir

Setenil de la Bodega

En la actualidad cuenta con un par de hoteles, uno en la calle Callejón, el Hotel Villa de Setenil, y otro a la salida por la carretera de Puerto El Monte, Hotel El Almendral.

Además de los establecimientos hoteleros citados, existen diversos alojamientos rurales, aunque parece inminente la entrada en funcionamiento de un nuevo hotel en la localidad, en la Calle Callejón.

Otras actividades

Setenil es un lugar de climatología agradable casi todo el año, por lo que es ideal para la práctica del deporte al aire libre, y por tanto, lugar apto para la practica del senderismo, donde la gran riqueza y variedad de su espacio natural, convierten a sus tierras en un lugar más que apropiado para esta práctica y otros deportes de aventura.

Recomendable

Pues la visita es recomendable tanto desde el punto de vista de interés cultural, como si lo que pretendemos es realizar turismo activo y/o de aventura, y por supuesto, desde el punto de vista gastronómico.

En definitiva, sea cual sea vuestro motivo, Setenil de la Bodega no os decepcionará, aunque su ubicación caiga un poco retirada del mundo. Mejor así.