Habíamos ido algunas veces por la provincia de Cádiz. Aquella semana de principios de primavera, emprendimos un viaje de unos diítas de nuevo por esa provincia. Una vez que cruzo Despeñaperros y leo «COMUNIDAD DE ANDALUCIA» algo se me remueve por dentro y es que las raíces deben ser las raíces… pero a pesar de haber nacido tierra adentro, siento, una especial debilidad por el mar, como muchas personas, claro.

Dicen que todos tenemos un rincón especial que te hace sentir bien y olvidarte de todos los contratiempos de la vida, desconectar de todo y de todos, es decir, conseguir la ignorancia completa del exterior, con lo cual consigues un bienestar y una paz que solo cuando se siente, se comprende.

En aquél viaje, yo, encontré ese lugar. Íbamos circulando por la costa gaditana, en dirección a Tarifa un sitio al que me gusta ir algún que otro día cuando estoy por la zona y mirar el estrecho y si el día está claro, ver desde España el inicio del continente africano, algo que me impresiona siempre. Como decía, íbamos recorriendo la costa y entrando en los pueblos vecinos. Pueblos que en verano se llenan de gente, turistas o familias que vuelven a la tierra a visitar a la familia…. Y en invierno se quedan vacíos. Sin embargo al entrar en Conil vi algo diferente a otros pueblos. Fue como una sensación especial, de pronto sentí que quería vivir allí. Al principio, pues claro, de vacaciones en todos los sitios estas de maravilla, pero como fue solo una visita, pues decidimos que en el verano, iríamos allí a pasar mas días y conocerlo mejor.

Así lo hicimos, alquilamos una casita a una familia estupenda, con la que hemos creado una bonita amistad.

Mi impresión de la primavera se fue consolidando. Es decir, cada vez que voy, me vuelvo con más pena, pues siento que mi sitio está allí. Allí me siento bien, me despierto por la mañana contenta, cualquier problema sientes que puedes con ello. Como le digo a mis amigos cuando hablo de allí, según sales a la calle, automáticamente se te coloca la sonrisa, no te la tienes que «pintar» cada mañana. Su gente, te mira con una sonrisa, te acoge con cariño… Allí me siento en casa y esta Semana Santa he vuelto para «cargar pilas».

Dónde está Conil de la Frontera

Conil de la Frontera está a unos 40 ó 45 km. De Cádiz, entre Chiclana de la Frontera y Vejer de la Frontera (todos son de la frontera, pero no tienen fronteras, jejeje). Tiene aproximadamente unos 20.000 habitantes censados, aunque en verano como es de suponer se cuadruplica por lo menos.

Conil de la Frontera, ¿dónde está?
Booking.com

Qué hacer en Conil

Como atracción turística tiene como no, sus inmensas playas, como toda la provincia gaditana, que sin menospreciar ningún lugar de España, pues todos tienen su encanto, para mí son las mejores playas. No tienes que hacer guardia para colocar la sombrilla al amanecer. Tendrás sitio para colocarte por mucha gente que haya. Puedes elegir entre la Playa de los Bateles que está justo en el centro, con su paseo marítimo, sus puestos de cositas «hippie», el castillo hinchable que ponen para los críos en verano…. Allí está también la zona en donde los fines de semana los jóvenes se van a hacer botellón y hay un cine de verano y la discoteca… marcha «por un tubo» a la que acuden muchos jóvenes de Chiclana y Vejer e incluso de pueblos más alejados. Muy cerca, multitud de restaurantes, pizzerías heladerías y freidurías donde degustar buen pescado.

Después, está la playa de la Fontanilla, también inmensa con diferentes chiringuitos, bien preparados para dar multitud de comidas, con buena cocina y limpieza, esto último muy importante cuando hablamos de chiringuitos, al menos para mí. Además hay restaurantes también, una coctelería con una gran terraza en la que puedes tomar el sol mientras te tomas algo. A destacar el restaurante de Francisco Fontanilla, en el que he tenido el placer de comer varias veces, con una cocina exquisita y unos precios no demasiado elevados y del que quizás haga una opinión aparte.

A continuación está la Playa del Roqueo. Esta está más alejada del casco urbano, pero también tiene sus chiringuitos con las mismas características, es decir, buena cocina y limpieza, cosa que me consta porque creo que los he visitado todos o casi todos…

Estas son las playas en las que yo he estado, pero hay más. Está la playa Fuente de el Gallo, El Puntalejo, Castilnovo, además de diferentes calas como la del Aceite, Cala Encendida, Cala Medina Cala Frailecillo Cala Áspero, Cala Pato… En algunas de estas calas, se puede practicar nudismo aunque yo he visitado Cala Encendida y no he visto nudistas, la verdad. Eso sí, me encantó porque en los días en que hay Levante, esta resguardadita del viento.

Las playas que son el verdadero motor de la villa son variadas y a gusto de todos.. aunque como hemos mencionado anteriormente: un verdadero agobio en verano. A continuación os dejo un listado de las más importante para que os sirva a modo de resumen:

  • El Puerco :Longitud: 2500 metros, Roche .
  • Cala La Encendía, Urbanización de Roche.
  • Cala El Aspero, Urbanización de Roche.
  • Cala El Frailecillo, Cabo de Roche.
  • Cala del Pato, Cabo de Roche.
  • Cala del Tío Juan de Medina, Cabo de Roche.
  • Cala del Aceite, Camping del Aceite.
  • Cala del Melchor.
  • Cala Sudario – Pitones. Longitud: 300 m., anchura: 15 m.
  • Cala Camacho. Longitud: 400 m., anchura Media: 25 m.
  • Fuente del Gallo, longitud: 800 metros, Fuente del Gallo.
  • Roqueo/Fontanilla. longitud: 1550 metros. Nucleo: Conil .
  • Bateles/Chorrillo. longitud: 1100 metros. Nucleo: Conil.
  • Castilnovo. longitud: 1750 metros.

Si te gusta visitar monumentos, justo en el centro puedes visitar «la Torre de Guzmán» que se construyó a principios del siglo XIV por orden del «Guzmán el Bueno» y durante un tiempo le dio nombre al pueblo.

También diferentes iglesias edificadas entre los siglos XVII y XVIII, si mal no recuerdo, como la de Santa Catalina, la de la Misericordia, Nuestro Padre Jesús Nazareno….

Te puedes hacer también una excursión y visitar Vejer, un pueblo blanco precioso, digno de ver todo él y con unas vistas increíbles ya que está situado en un alto. O continuar mas adelante y visitar las «RUINAS ROMANAS DE BAELO CLAUDIO» en la playa de Bolonia, cerca de Tarifa. Aparte de ser una playa preciosa, merece la pena ver las ruinas. Yo no soy mucho de visitar «piedras» pero me encantó verlas. Cada sitio tiene su cartel explicativo y es curioso ver lo que en su día fue una ciudad.

¿Dónde comer, tomar un café o una copa, ir de marcha?

Ya he mencionado antes el restaurante «La Fontanilla» pero hay multitud de sitios donde comer, por todo el pueblo y alrededores. En los alrededores, en las afueras, recomiendo visitar las Ventas, con una excelente cocina y buen servicio. En concreto he ido un par de veces esta última vez a la «Venta La Higuera» y me ha encantado.

Hay establecimientos para todos los gustos. Os recomiendo una visita al menos a la marisquería «La Mar Salada». Tiene un marisco fresquísimo y buenísimo, pero lo que siempre pido son mejillones al vapor. Tienen un sabor excelente, además que no sé por qué, sus conchas, tienden a un color verde nacarado…. Dan ganas de traérselas como elemento decorativo.

Hay también multitud de establecimientos de comida rápida en plan de flamenquines, san Jacobos, hamburguesas… todo totalmente casero, nada de congelado y bien acompañado, como por ejemplo en la heladería «el Castillo» en la plaza de Goya en la que además, por supuesto, podrás disfrutar de unos helados riquísimos, doy fe de ello.

Para tomar una copa en plan tranquilo, tenemos también en la plaza de Goya el café «Linoc» (Conil al revés), con una gran terraza en la citada plaza, totalmente peatonal, para quien veranea con niños, despreocuparse de ellos un ratito, pues pueden correr a sus anchas por allí. Podrás disfrutar de su especialidad, los cócteles. Con una presentación en copas de diferentes formas y diseños, así como de diferentes tipos de tés, chocolates y gran variedad de café.

Además hay locales con más marcha para gente más joven.

Desde la plaza de Santa Catalina, en donde está la Torre de Guzmán, bajando hacia la calle… Chanca creo recordar, hay diferentes lugares de copas y marcha en la que para los amantes del flamenco suelen tener actuaciones de flamencos de la zona, flamenquitos jóvenes para que sea ameno a todo el mundo.

Nosotros solemos frecuentar, además del Linoc, un bar de copas que se llama «el Castillo» (sí, igual que la heladería, pero es otro local), mi amigo conileño, llama a esa calle «La Cibeles», ¿por qué? No hay fuente ni hinchas del R. Madrid celebrando nada, lo que hay es una gran pasarela de chicas guapísimas para el recreo de la vista de ellos, y chicos guapísimos, para el recreo de la vista de ellas, jajajaja. La gracia gaditana…

Hay que destacar, las carpas de los Bateles en las que en verano hay música para todos los gustos y en donde son la mayoría de los conciertos.

De cualquier forma, en cualquier rincón podréis disfrutar de la comida, la bebida, la música, el ambiente….

¿Dónde Alojarse?

Conil de la Frontera

Como es de suponer, hay infinidad de Hoteles de todo tipo o mejor dicho de todas las categorías, así como hostales más inferiores, como también gran oferta de casas y apartamentos. Yo opto por esto último, pues me resulta no solo mas asequible, sino más cómodo al no estar sujeta a los horarios del hotel…

Si optáis por alquilar apartamento o casa, hay bastante oferta, precios asequibles que van subiendo según va llegando el verano. En mi caso, me alquila esta familia con la que os decía ya he entablado amistad. No es ya cuestión de precios, pues es su negocio y no me sale gratis, claro está, pero me inspiran confianza y sé que tanto si me alquilan uno de sus apartamentos, como si me buscan otro, porque a ellos ya nos les queden, están bien equipados y limpios como una patena. Todos están anunciados en diferentes páginas Web con fotografías en las que se puede apreciar el equipamiento que tienen.

Para mí los mejores son los que esté mas alejados de la playa, en la playa y sus cercanías es la zona de marcha, por lo que el ruido te molestará más a la hora de descansar.

Si vais por la zona y os gusta el flamenco o sois fans de Camarón de la Isla, os recomiendo una visita por San Fernando. Allí podréis disfrutar de la ruta del camarón, así como visitar «la Venta de Vargas» un restaurante en el que «Lolo» el dueño, tiene un museo personal del Artista fallecido, además de poder comer en él y probar su excelente cocina.

Conil de la Frontera es un lugar de descanso, muy socorrido en las vacaciones de semana santa y en verano. Cada año cuenta con más adeptos que disfrutan con sus playas y su zócalo (mercado artesanal ubicado en el centro). Y por supuesto las enormes carpas para los sábados por la noche y otros locales que reciben una gran afluencia.

No sé si olvido algo… si tenéis alguna pregunta y os la puedo contestar… mientras tanto os dejo mi opinión para que vayáis pensando en las vacaciones. Eso sí, no vayáis todos a la vez a ver si no va a quedar sitio para mi, jejejejeje.

A día de hoy, estoy de vuelta de mis vacaciones. Conil sigue siendo mi refugio y he de decir que las noches de botellón en los Bateles han terminado.