En el centro del casco histórico de Cádiz, entre edificios de apenas cuatro plantas con balcones y cierros, se yergue desafiante la torre que constituye el punto más alto de la ciudad. Os hablo de la Torre Tavira, emblemática torre vigía que alcanza los 45 metros sobre el nivel del mar, hecho que hizo que en 1778, se la designase como la torre vigía oficial del puerto de Cádiz y cuyo interior alberga actualmente la que fue la primera cámara oscura instalada en España que permite, a través de un sistema de espejos, hacer un recorrido por la ciudad de 360º en tiempo real, con imágenes «vivas».

Dónde está

La torre Tavira se encuentra en el centro del casco antiguo, ademas se encuentra en el «lugar más alto de la ciudad», al encontrarse en una zona mas elevada.

Para llegar es muy fácil. Conforme entras por las puertas de tierra, tienes que rodearlo por completo hasta llegar a la altura del Hotel Parador Atlántico(ahora hay un solar vació porque lo van a construir de nuevo) La avenida es cuestión es Doctor Gomez de Ulloa. Si vienes en coche gira hacia la izquierda conforme te encuentres el Hotel Atlántico( en la esquina opuesta hay unas pistas de tenis y una cafetería). Veras una calle larguísima cuyo nombre en su primer tramo es Benito Perez Galdós y su calle siguiente y principal, se llama Calle Sacramento.

Casi al final de la calle Sacramento se encuentra la torre vigía-mirador Tavira. Concretamente es la esquina de Sacramento con la calle Marqués del Real Tesoro. De hecho cuando cojas por esta calle, si miras al fondo se ve claramente la torre, ya que es lo mas alto que hay en el casco antiguo, a excepción de las torres campanario de la Catedral de Cádiz.

Os recomiendo ir a pie por el camino hasta llegar a la torre Tavira, apenas se tarda cinco minutos, y ademas no hay aparcamiento al final de la calle sino al principio donde se encuentra el club de tenis.

Origen Histórico de la torre Vigía

Esta torre vigía fue construida en el siglo XVIII, concretamente en el año 1778 y fue utilizado, al ser la mas alta de Cádiz, como torre oficial de vigía del puerto de la ciudad. El puesto de vigía fue de «Antonio Tavira», de ahí su nombre.

Torre Tavira, ¿dónde está?
Booking.com

La torre es de estilo Barroco y forma parte de la casa palacio de los Marqueses de Recaño. En la actualidad esta la escuela oficial de Música Manuel De Falla. Tiene una altura de 34 metros hasta el nivel de la calle y 41 metros hasta el nivel del mar.

Era habitual en el siglo XVIII que cada casa palacio tuviera su torre mirador y así poder ver salir los barcos de sus moradores. De hecho en Cádiz se conservan, en su mayoría en buen estado y en otros casos ruinosos, un total de 115 torres miradores. Estas torres son testigo del esplendor y prosperidad que tuvo Cádiz en el siglo XVIII gracias al comercio con las Indias de América.

Cuál es su estado de conservación

Su estado de conservación es bastante «bueno» ya que se restauro hace relativamente poco tiempo al ser adquirido por una empresa que explota la torre. No obstante, se puede observar ciertos desconchones en un lateral producto de las humedades, y esperemos que tomen carta en el asunto antes que sea demasiado tarde.

¿Qué podemos encontrar en la Torre Tavira?

Nada más entrar os toparéis con las escaleras: hacia el sótano, los servicios, y, comenzando a ascender, la recepción. En ella podéis no sólo comprar las entradas, sino también recuerdos de vuestra visita a tan singular torre a precio razonable (DVD explicativo a 5€, libro a 3€, bandoleras, gorras…) o bien tomar folletos informativos sobre otros lugares de interés o eventos que visitar en nuestra ciudad y su provincia. Una vez tenemos la entrada en mano ya podemos comenzar la subida. Ciertamente son unos pocos de escalones, pero no se hace muy pesado, la escalera es bastante cómoda, con escalones anchos y de poca altura y numerosos descansillos en los que tomar aire mientras contemplamos los cuadros y poemas alegóricos que cuelgan de sus paredes.

Tras varios tramos llegaremos a la primera de las salas de exposiciones, una pequeña salita con bancos para sentarse frente a un televisor donde se puede visionar el DVD y en cuyas paredes también hay pinturas y dibujos acerca de los distintos tipos de torres vigías que existen en Cádiz. Por una estrecha, y afortunadamente corta, escalera de caracol, accedemos a la segunda de las salas, de nuevo con diversos objetos expuestos, como el catalejo original de su primer vigía, y con grandes ventanales que nos dan una idea de lo que contemplaremos desde la zona más alta. Otro tramo de escaleras pasa por delante de la entrada a la cámara oscura y tendremos que volver a tomar otra escalera de caracol para alcanzar el mirador de la torre.

La vista desde el mirador es ciertamente espectacular, no en vano es el punto más alto de la ciudad, así que desde ella podréis verla entera: los campanarios de las muchas iglesias, la dorada cúpula de la Catedral, el tejado rojo del Gran Teatro Falla, las azoteas tan típicas de la ciudad y, como no, las demás torres mirador, entre ellas la que se conoce como «La Bella Escondida», la única de planta octogonal que posee Cádiz y que, por hallarse en una calle estrecha no puede verse desde abajo, para contemplarla hay que acceder a las terrazas que se hallan cerca.

También hay unos bancos donde puedes descansar y coger impulso para llegar a donde esta la cámara oscura.

¿Qué es la cámara oscura?

Es un habitáculo que simula el interior de una cámara de foto. A través de un agujero en una artilugio en la parte superior de la sala, entra la luz y se proyecta en un superficie cóncava Horizontal. Al estar completamente a oscuras lo único que ves es una imagen reflejada del exterior.

Es un efecto muy curioso y que merece la pena ver. El único inconveniente es que no puedes hacer fotografías y menos aun con flash porque te deslumbraría los ojos.

La visita a la cámara oscura se realiza a unas horas determinadas que te indican al comprar la entrada, ya que a la sala sólo acceden grupos de 18 personas como máximo más el guía. Suelen realizar sesiones, de unos quince minutos de duración, cada media hora aproximadamente, hasta media hora antes del cierre (luego os comento los horarios de apertura).

Una vez situados todos alrededor de la pantalla, similar a una gran antena parabólica, que se sitúa en el centro de la sala, el guía cierra la puerta, apaga la luz y quedamos sumidos por unos minutos en una oscuridad prácticamente absoluta (tanto es así que mi pequeña ha tenido que salirse asustada, acompañada por su padre, claro).

Durante esos minutos el guía explica en qué consiste el mecanismo de funcionamiento, basada en un sencillo principio óptico y que a través de lentes y espejos situados en un tubo sobre la pantalla, nos darán la imagen de la ciudad en tiempo real. Tras las explicaciones el guía abre la cubierta del tubo y la ciudad queda reflejada a modo de película sobre la pantalla. Comienza entonces un singular recorrido en el que nos irá mostrando los monumentos más importantes, las torres mirador y sus distintos tipos y otros lugares emblemáticos.

En los días despejados, sobre todo cuando sopla el gélido viento del norte, podemos ver incluso poblaciones distantes de Cádiz, como Rota. Y todo esto mientras vemos los coches pasar, las gaviotas sobrevolando la playa o la gente tendiendo ropa en las azoteas…Lo cierto es que es una forma peculiar de hacer un simpático recorrido por Cádiz. Todas las explicaciones se hacen en español e inglés, y el guía responderá amablemente a cualquier duda.

¿Qué podemos ver a través de su mirador?

Sin duda los mas espectacular de la torre vigía son las vistas desde su mirador. Podemos ver a vista de pájaro todo el casco antiguo de Cádiz y más allá. Se ve prácticamente toda la bahía de Cádiz. Si ademas hay un día limpio y claro podemos ver hasta la sierra gaditana.

Aquí podemos estar todo el tiempo que queramos y poder hacer todas las fotos que queramos. Os recomiendo que os detengáis en ciertos lugares y prestáis atención a las numerosísimas torres vigías que podéis encontrar(mas de 100) También ver la famosa torre octogonal llamada la Bella Escondida. Llamada así porque solo se puede ver desde un lugar alto( alguna azotea) y no se puede ver desde la calle.

También tendréis una bella y espectacular vista de la Catedral de Cádiz. Se observa las verdaderas e imponentes dimensiones del templo de Cádiz.

También podréis ver los campanarios de todas sus iglesias, destacando La iglesia San Antonio, La Palma, o la iglesia de San Felipe Neri. Y como no, el castillo San Sebastian y su faro.

¿Cuesta dinero subir a la torre?

Al ser explotado por una empresa privada tenemos que pagar para subir. No obstante merece la pena pagar ya que lo que veremos es espectacular.

El precio único es de 4 euros por persona, aunque los mayores de 65 años, los estudiantes, los gaditanos y los grupos de mas de 10 personas pagan una tarifa reducida de 3,30 euros.

Horario

Su horario es de 10 de la mañana a seis de la tarde (entre octubre y Abril) y hasta las ocho de la tarde (entre mayo y septiembre)

No suele tener problemas de masificación, además, la proximidad entre los pases hace que puedas ir a cualquier hora y, si has de esperar al siguiente, pues te subes al mirador y te sientas allí tranquilamente.

O también y, dado que está en una zona tan céntrica, tomarte algo en cualquiera de los bares cercanos, que por aquí hay muchos, mientras esperas la hora. Abren por cierto todos los días del año excepto 25 de diciembre y 1 de enero.

Mi opinión personal

torre tavira

Aunque resulte increíble muchos gaditanos, entre ellos yo mismo, no conocían las estupendas vistas de esta torre mirador. Bueno, yo subí por primera vez hace un año y pico.

Es un lugar que todo turista, foráneo y gaditano debería subir al menos una vez en la vida. Las vistas que tenemos del casco antiguo de Cádiz son sencillamente espectaculares.

Podemos tener una visión de Cádiz única y que solo puede ser vista desde un lugar alto. Aunque en Cádiz hay otras torres miradores, esta es la única que podemos subir aunque tengamos que pagar un peaje.

Sus dos únicos inconvenientes, aparte de que hay que pagar (aunque la inversión merece la pena), otro pequeño fallo que encontré, es que si las vistas son espectaculares, mas aun serian si pudiéramos ver las famosísimas puestas de sol de Cádiz. «El horario se cortan dos horas antes de que se pongan el sol». Comprendo que la joya de la corona de la torre sea la cámara oscura y para ello se necesita que haya luz, pero a mi me parecieron mas interesantes las vista del mirador. No seria mala idea, que prolongaran sus horarios para poder «ver sus bellísimas puestas de sol».

Así que os recomiendo y invito encarecidamente la visita de esta torre mirador y así tengáis una visión más completa y reales de las verdaderas dimensiones del casco antiguo de Cádiz y poder tener unas vistas que nunca olvidareis.