El Bioparc de Fuengirola está concebido más como un pequeño parque temático que como un zoo tradicional. Solo que en este parque las atracciones son los animales. La plantas que siembran el parque son especies tropicales, incluso hay un baobab artificial. La idea es recrear el hábitat natural de los animales que viven en el zoo y que provienen de África, Madagascar y el Sudeste asiático.

Puentes, cavernas, lagos y riachuelos, cascadas artificiales, pedruscos…todo muy bien diseñado para simular un paraje natural. También puntualizar que esta todo muy limpito.

Ubicación

Se encuentra situado en pleno casco urbano de Fuengirola, muy próximo a la Plaza de Toros, concretamente en la Av. Camilo José Cela.

Horarios

Cuando yo lo visité habría a las 10 de la mañana y cerraba a las 24 horas, pero va en función del mes, según pude observar, este era el horario de los meses de julio y agosto.

El resto del año el zoo continúa abriendo a las 10, pero su cierre se adelanta más conforme nos acercamos al invierno (enero, febrero y marzo) que lo hace a las 18 horas.

Precios de las entradas al Zoo de Fuengirola

El acceso a los adultos nos cuesta 14’90, los menores de 9 años y los pensionistas pagan 10,20, y los menores de 3 no pagan.

Hoteles cerca de Bioparc Fuengirola
Booking.com

Encuentra actividades, visitas guiadas, excursiones, tours gratuitos y más en Málaga
Buscar

Si la visita se realiza en grupo estos precios se ven reducidos, a 11,05 y 8,20 respectivamente.

A ello, opcionalmente se debe sumar el precio de la audioguía que es de 3 € (eso creo que pagó mi costilla).

No obstante se nos ofrece un paquete que consiste en Entrada y cena que nos costaría 33 euros a los adultos y 18’50 a los niños.

Los animales

Ningún animal esta enjaulado ni vallado. Todos tienen su parcelita de terreno. Esto no quiere decir que los animales estén al alcance de tus manos. Están sutilmente protegidos de cualquier contacto con los visitantes aprovechando los desniveles del parque. Algunos los observaras desde los puentes y los miradores y a otros, sobre todo a los peligrosos, podrás verlos a través de un panel transparente. Y como normalmente se acercan a este panel observaras todo lo hermosos que son.

Bueno, y con respecto a las especies, como he dicho antes se pretende recrear la fauna procedente del sudeste asiático, África o Madagascar así que nada de osos pardos, canguros o cualquier animal que resulte incongruente. Por supuesto están separados y organizados por su lugar de origen y cerca de ellos podremos leer las placas que nos cuentan todo sobre cada bichito.

El personal también es muy bueno. Muy bueno. Los cuidadores se nota que deben ser biólogos. Los animales están cuidados, limpios y bien alimentados. El parque (y esto si que es importante) cuenta con un programa de conservación y reproducción de especies. El cuidador de los lemures nos dijo que ya han nacido varias crías de estos monos en el zoo.

Si queréis saber más de las especies que conviven en el zoo en la página www.zoofuengirola.com podréis leer sobre ellas. Os dejo con algunas especies que veréis en la visita al Bioparc de Fuengirola:

Aves

Entre tanta ave zancuda (Cigüeñas, grullas, garzas, flamencos, etc.) y patos, me llamaron la atención los calaos de Java, los casuarios (una especie de pavo), las palomas coronadas por su vistosidad y rareza.

Mamíferos

A la entrada junto a un imponente Baobab encontraremos a los esquivos lemures.

Boatengs (que son unas especies de vacas asiáticas), varios cerdos de diversos orígenes, hipopótamos enanos, tapires, el bello puercoespín sudafricana, diversos antílopes y el ciervo ratón que si no estáis muy atentos no lo veréis pues se encuentra en el aviario de los murciélagos (Zorro volador de la India) y está bastante oscuro.

Consta de una gran variedad de primates, donde harán nuestras delicias los más pequeños y llamarán nuestra atención los Chimpancés con sus costumbres un tanto peculiares y sobre todo los imponentes Gorilas de costa y Orangután.

Los felinos que se nos muestran son el Serval, los Leopardos y tigres de Bengala. El tigre es la estrella del zoo de Fuengirola, hay dos y la verdad es que tiene una pradera grande y verlos se hace algo difícil, pues son animales que están casi siempre dormitando, también tienen leopardos, mandriles, orangutanes, cocodrilos, son impresionantes estos últimos, ademas bajas a verlos casi justo donde están ellos, esta chulísimo.

Además podremos observar nutrias y no podréis ver a los excesivamente tímidos suricatos, pero el personal del zoo jura que existen y están ahí.

Reptiles

Entre todos ellos destaca el cocodrilo del Nilo, pero también nos encontraremos varias pitones y tortugas. En la zona del aviario encontramos varios insectos palos y una tarántula, junto con las serpientes.

Espectáculos

El parque cuenta con un pequeño espectáculo de una media hora aproximadamente que se repite varias veces al día. Las rapaces volaran sobre tu cabeza. El tapir se paseara por encima de tu cabeza y veras a simpáticas especies y algunos cachorrillos muy tiernos.

También hay una pequeña visita a los lemures, unos monos con unos ojos muy grandes y que son muy bellos. El cuidador os hablara de estos animales mientras ellos se pasean tranquilamente entre vosotros. Podréis fotografiaros con ellos pero sin tocar.

Servicios

  • Audioguía: Al adquirir la entrada podemos hacerlo con una audioguía, que como es normal nos conducirá por el zoo, realizando una descripción sobre lo que estamos viendo, lo que nos ahorrará bastantes lecturas que pueden pasar en ocasiones desapercibidas.
  • Fotógrafo: En el acceso nos espera una fotógrafo que como es habitual nos realizará la típica foto de recuerdo de la visita que podemos adquirir a la salida por 3 ó 4 euros creo recordar.
  • Para comer: Cuenta con un restaurante con unos precios bastante asequibles, se puede comer por unos 15 € por persona aproximadamente, y el menú que degusté estaba compuesto por una Ensalada César y un entrecot de ternera con guarnición de patatas fritas, y de postre yogur con tocino de cielo, por cierto todo estaba delicioso.No obstante el restaurante cuenta con servicio de menús de buffet, hamburguesas, pizzas, etc.
  • Regalos: Dispone además de una tienda en la que podemos adquirir nuestros recuerdos de la visita al zoo, aunque esta me pareció algo cara, mi hija compró una de esas piedras que dice que si son para la felicidad, otras para el amor, etc., y le soplaron 3 € por cada una.
  • Zona de recreo: Tiene en la zona denominada «El claro de la Selva», un bar terraza desde donde se puede supervisar la actividad de los niños mientras juegan en una zona infantil dotada de laberinto, piscina de pelotas, columpios, cabañas arborícolas, etc, donde disfrutarán bastante vuestros peques.

Mi experiencia

bioparc fuengirola

El entorno se mostraba sumamente cuidado y limpio, dando la impresión que paseabas por un camino de una selva salvo por la delación de su empedrado, vidrieras y rejas.

Realmente pase un día bastante feliz en compañía de mi familia que también disfruto de lo lindo, para lo cual empleamos unas 4 horas en recorrer el parque, recreándonos para no perdernos un detalle, excepto los dichosos suricatos que no aparecieron, posiblemente alarmados por la presencia de mi suegra, jajajajaja.

Bueno, que si alguna vez venís a la Costa del Sol y os gustan los animales no dudéis pasaros por este zoo. Un lugar donde se respeta a los animales.