En mi provincia una de las playas que más me gustan es la de Playamar en el mismísimo Torremolinos, y de ella os pienso hablar en estas líneas.

Cómo llegar

Está en el mismo Torremolinos, así que no tiene pérdida ninguna, pudiendo acceder a ella a través de coche, moto, autobús, tren , …. lo que tú quieras.

En tren tendrás que andar un ratito pero llegas de igual modo, nada más salir de la estación coges dirección sur hasta que te encuentras con el paseo marítimo y la playa.

Si vas en coche es mejor salirse de la carretera por la rotonda de La Colina (dirección para el Hospital Marítimo) y tras bajar una cuesta empinada llegas a la calle donde están las famosos Torres de Playamar y ahí al fondo tienes ya el paseo marítimo.

Aparcas y ya puedes ir tranquilamente a la playa a disfrutar de un buen día soleado.

Cómo es Playamar

Es un gustazo de playa, a mí me encanta, como veréis en la playa, es la típica playa anchita sin caletas ni nada, pero es fantástica.

Playamar, ¿dónde está?
Booking.com

Está muy cerca de la zona llamada El Bajondillo, donde destaca uno de los restaurantes donde mejor se come Casa Juan (ufffffff, tremendo!!)

La arena es fina y apenas está sucia. Tiene la ventaja de que no es de esas arenas «pegajosas» que no te la quitas ni a la de tres, es muy fácil de quitar. Además no mancha la toalla, así que no suele requerir el uso de la esterilla debajo de esta.

También es muy aceptable para hacer muñequitos y construcciones de arena, que nunca deben faltar en un día de playa ,jejejeje

En la zona de la arena de la orilla vemos algunas conchas (aunque muchas, lo que se dice muchas no hay) y hay una fila de piedrecitas en su entrada–> cuidado con los pies descalzos, aunque hay zonas libres de ella.

La verdad es que no está sucia, y entre otras cosas porque la gente hace uso de las papeleras, cosa que no pasa con las playas de la capital.

Esta playa la utilizo tanto para pasear cuando hay un día soleado pero no como para tumbarse en bañador a tomar el sol, o para en verano ir a tomar el sol, jugar a paletas, correr, nadar y hacer todo lo que se hace en una playa.

Aunque en verano suele llenarse de gente una de las cosas que me gusta es que te puedes ir y dejar las cosas, que siempre estarán seguras ya que no hay por la zona «cacos», como por ejemplo si lo hay en La Malagueta.

Eso sí, allí encontrar a alguien que hable español es un mundo, estas allí tumbado con los ojos cerrados y escuchas a franceses, ingleses, suecos,…. y rara vez un español, ejjeejj, lo cual te da un poco más de intimidad.

Por tanto la calidad de su arena y la gente que va son dos puntos a su favor muy destacables.

En cuanto a la mar, suele estar tranquila, aunque a veces hay un oleaje moderado que permite que se llenen de surfistas como locos a coger olas. Y además las olas se convierten en un disfrute para los niños y los no tan niños.

Eso sí, este oleaje suele traer mucha resaca y te aleja mucho de tu lugar de asentación de las toallas, así que cuando sales del agua tienes que acordarte de donde dejaste tus cosas, jeejjeej.

Tiene una zona muy amplia para hacer pie, y muy al fondo hay un banco de arena donde puedes estar muy lejos de la orilla haciendo pie.

Paseo marítimo de Playamar

La verdad es que está muy bien y muy tranquilo, teniendo una longitud muy importante a la hora de dar paseos en él. No es demasiado ancho pero es más que suficiente.

En algunas zonas has puesto muchas palmeras y césped, pudiendo usarse para tumbarse a la sombrita para leer libros y otras cosas. Junto a las palmeras hay zonas recreativas de columpios para los críos.

Hacia el oeste el paseo marítimo se continua pero ya sin playa, por un tiempo bordeando a una zona de hoteles y casas, hasta que llegas al otro lado de Torremolinos donde sigues disfrutando de la playa.

Hay un sitio muy característico, cercano a la calle Peligro, hay una zona de mini-golf y videojuegos, donde todos los extranjeros suelen acabar y la panorámica es muy bonita porque hay detrás de él y en alto, un palacio al estilo árabe y con jardines muy bonito (aunque abandonado, estaría muy bien que lo restauraran y le encontrasen una utilidad).

Durante cada 50metros por ahí hay un chiringuito así que si quieres comer pescadito en plena línea de playa tienes muchos sitios donde elegir, y además, estar en una terraza o en el interior, según tus gustos. En ellos también puedes hablar para alquilar tumbonas, pero la verdad es que yo de siempre he preferido tumbarme en la arena buena.

Conclusión

playamar

Desde luego aconsejo Playamar a todo el mundo, la sensación de llegar allí, oler a mar, disfrutar de la libertad, y más aún si son los días de descanso y vacaciones de uno.

Lugar para todas las épocas del año, salvo que llueva y tal, ejejjej.

Desde luego cuando voy de playeo es uno de mis sitios preferidos, y suelo ir con mis amigos y compañeros de la facultad, y la diversión está siempre asegurada.

A ver si algún día os veo por allí!!!!!!!!