Tras estar todo un final de ańo y gran parte del siguiente visitando semanalmente el pueblo de Benalmádena y sus proximidades (Arroyo de la Miel), ya voy conociendo cada vez mejor sus calles y sus gentes, tanto como para aventurarme en hacer de vez en cuando alguna opinión de sus lugares. La anterior opinión trataba de su Estupa Budista, en esta ocasión le toca a su singular iglesia, la de Santo Domingo de Guzmán.

El recinto dónde se localiza la iglesia me encanta ya que sentado en un mismo banco tienes acceso a ver al mismo tiempo la sierra y el mar de la Costa del Sol.

La iglesia corona un peńasco bien visible desde la parte oeste del pueblo. En lo alto de esta colina hay varias partes importantes, tales como la iglesia en sí, los Jardines de El Muro, la plaza de Santo Domingo de Guzmán y las vistas «aéreas» de la costa del Sol y del Castillo del Águila o de Colomares.

En la puerta de entrada a la iglesia se sitúa la plaza de Santo Domingo de Guzmán, dónde en su cara norte se sitúa una estatua del mismo, viéndose de fondo los repetidores en lo alto de la Sierra de Benalmádena. Justo a la derecha de esta estatua se encuentra el acceso al ascensor, tanto en subida como en bajada si vienes y aparcas el coche en la parte norte del peńasco.

En esta plaza hay múltiples bancos orientados a modo de mirador dónde puedes disfrutar de grandes vistas hacia la costa, hacia la sierra o hacia el Castillo del Águila.

Además, puedes pasear alrededor de la iglesia en 360ş, con una arboleda que te da sombra, cobijo y un aire natural bien placentero.

Hoteles cerca de Iglesia de Santo Domingo de Guzmán
Booking.com

Encuentra actividades, visitas guiadas, excursiones, tours gratuitos y más en Málaga
Buscar

En la parte sur de la iglesia y de la plaza están los accesos a los Jardines de El Muro, y es que sobre los restos de antiguas civilizaciones derruidas se construyó un bonito jardín o parque para el disfrute de nińos y adultos, con zonas de agua, luces, paseos, cúpulas para música,…. quizás podría ser bastante más extenso pero yo lo veo perfecto para pasear relajadamente.

En estos jardines, ves como conforme vas bajando por las escaleras laterales al peńasco, se te va abriendo un mundo distinto, con sus plantas, flores, árboles, ….

La iglesia de Santo Domingo de Guzmán, de un color blanco inmaculado, construida en el siglo XVII, consta de una torre con campanario, que además adjunta un hermoso reloj de agujas en su portada principal. En su cara norte cuenta con el pórtico de entrada para los tronos de semana santa.

El acceso al interior de la iglesia todavía no lo he podido tener debido al horario bastante limitado de las ceremonias o misas, las cuales nunca han coincidido con mis estancias o visitas a ella, con lo cual me conformo con sus alrededores que merecen bastante la pena.

Desde los bancos que hay en frente de su portada principal, se puede observar a modo de mirador el pueblo de Arroyo de la Miel y la subida en teleférico al monte del Calamorro, dónde en su cima hay águilas y todo tipo de aves rapaces.

Iglesia de Santo Domingo de Guzman benalmadena

En los bancos de la parte posterior de la iglesia, tienes acceso a las vistas del Castillo del Águila o de Colomares (a cinco minutos andando, a cuyo interior se entra previo pago) , a los pies del mirador, y al fondo, confundido entre edificios se ve la cúpula de la Estupa Budista de Benalmádena con su característico color dorado.

El acceso a la iglesia se puede hacer a través de tres modos, el primero a través del ascensor con paredes de cristal, segundo por las escaleras de la cara norte, y por último atravesando todo el pueblo de Benalmádena.

En conclusión, un lugar perfecto para pasear, relajarse, tener buenas vistas y en definitiva disfrutar de un buen rato.