Ahora que por fin ha llegado el buen tiempo y cada vez están más cercanas las vacaciones de verano, pues no viene mal promocionar las cosas que se pueden ver en tu ciudad. Y es que en la ciudad de Málaga hay muchas cosas que ver además de ir a la playa y salir de noche, actividades que por otra parte de vez en cuando no están nada mal.

En Málaga capital además de la Catedral, que la llaman «La Manquita» porque le falta una de las torres debido a que los constructores se quedaron sin dinero y ahí la dejaron, hay muchas iglesias que visitar. Y son bastante antiguas, con lo que unido a la arquitectura de las casas que las rodean pues dan una idea de cómo tuvo que ser Málaga en el siglo XVIII o XIX, y por qué razón la llamaban Málaga «La Bella». Qué lástima que las cosas ahora no sean como antes…ays.


Una de estas iglesias que visitar es la Iglesia de los Mártires, llamada así porque está dedicada a los mártires de Málaga  (Santa Paula y Ciriaco).

Está situada en la Plaza de los Mártires a la que se llega entrando por Calle Granada y tomando una bocacalle llamada Calle Santa Lucía. Según la historia fue fundada en 1487 y destaca de las otras iglesias del casco histórico por su fachada un poco especial, blanca y de ladrillo visto.

Sus paredes exteriores están decoradas con pequeñas capillitas siempre llenas de flores que recuerdan que aún queda bastante fe por aquí por Málaga.

Cuando entramos al interior pues nos encontramos una iglesia bastante grande, de tres naves y bastante sencilla en su decoración interior, blanqueda con múltiples detalles en pan de oro y un enorme retablo que preside el altar central de la iglesia.

Los laterales están llenos de capillas dedicadas a distintos santos y advocaciones de la Virgen María y Jesús. Además hay una pieza muy curiosa que es una pila bautismal realizada en una sola pieza de mármol rojo.

Iglesia de los Mártires, ¿dónde está?
Booking.com

Esta iglesia es sede de múltiples imágenes de la Semana Santa malagueña como el Santo Sepulcro, la Oración del Huerto o Jesús de la Pasión y que durante todo el año pueden ser admiradas en sus capillas.

Pero es en Semana Santa cuando esta iglesia se convierte en uno de los centros neurálgicos de la Semana Santa, puesto que como digo de allí salen procesiones y traslados a sus tronos de las imágenes que están en el interior de la Iglesia.

Parroquia de los Santos Mártires Ciriaco y Paula

Pero puede ser visitada durante todo el año en horario de cultos, y de hecho es bastante visitada. Así que supone un contraste bastante grande pasear por allí, ver la iglesia con ese aspecto tan antiguo y por otro lado ver entrar y salir a alemanes, ingleses, japoneses…llenos de el equipo fotográfico y de vídeo más moderno del mercado y con sus pantalocitos cortos aunque estemos en pleno invierno…es curioso la verdad.

En fin, que es una iglesia bastante bonita y digna de ser visitada, como casi todas las cosas que hay en Málaga. Saludos!