El Rincón de la Victoria es una población muy cercana a Málaga capital, actualmente, una de mis preferidas.

Pero bueno, a lo que voy, a contaros las maravillas de este pueblecito ^_^, que podemos considerarlo la «Puerta de la Axarquía», ya que digamos que está situado entre ésta y Málaga.

Localización

Ante todo deciros que cuando hablamos del término municipal del Rincón de la Victoria estamos haciendo referencia a tres lugares: la Cala del Moral, Rincón de la Victoria y la Torre de Benagalbón. Desde Málaga, el primero es la Cala, que está unida al Rincón por tres túneles (por los que se suele pasear y no pueden pasar coches) y luego Benagalbón, que está contiguo al Rincón.

El término municipal en cuestión se extiende a lo largo de la costa, pudiéndonos desplazar de uno a otro a través del paseo marítimo (eso sí, con ganas de andar jeje).

Tomando como referencia Málaga, lo encontramos en la zona de la costa del sol oriental, a tan solo 12 kilómetros (10 minutos en coche) de la capital y al suroeste de la comarca de la Axarquía (cuya cabecera es Vélez- Málaga).

Cómo llegar

Actualmente tenemos dos posibilidades para ir al Rincón (en el futuro se prevé que sean tres, ya que habrá una línea férrea que una la costa malagueña desde Estepona (creo) hasta Nerja)

Rincón de la Victoria, ¿dónde está?
Booking.com
  • En coche: Debemos tomar la Autovía del Mediterráneo (A-7, N-340), que al llegar al pueblo se bifurca en dos, pero por ambos se accede al municipio. Si venimos de la costa occidental debemos tomar la dirección Motril-Almería y si venimos de la oriental, el sentido Málaga-Cádiz.
  • En autobús: En el Muelle Heredia podemos coger los famosos autobuses Portillos, que tienen numerosas paradas en el Rincón de la Victoria, y salidas frecuentes (cada medía hora aproximadamente, las cuales se intensifican en verano). El billete cuesta poco menos que un euro.

También tenemos la posibilidad de coger en la estación de autobuses el Alsina Graells que va a Vélez Málaga, pero este sólo realiza una única parada en el Rincón, más o menos en el centro del pueblo. Desconozco su precio, ya que nunca lo he cogido.

Algo de historia

Es un pueblo que en los últimos veinte años ha sufrido una espectacular expansión, debido a lo cercano que está a la capital y a la mejora de las comunicaciones, así que ha pasado de ser la segunda residencia de muchos malagueños (mía mismamente ^_^) a convertirse en la primera vivienda de muchos, no siendo ajeno al boom urbanístico que vive la costa, en ocasiones llegando incluso a la irresponsabilidad (llámese construir en los cauces de los ríos).

Pero, sería erróneo pensar que este bonito municipio sea relativamente reciente. Este territorio fue uno de los primeros de la provincia de Málaga en que hubo asentamientos humanos y uno de los mejores documentados de toda la Axarquía debido a los restos y pinturas encontrados en la Cueva del Tesoro (ya os hablaré de ella después ^_^), que datan ni más ni menos que del Paleolítico.

Que hacer

Como todo pueblo costero, nos permite disfrutar de sus playas, pero bueno, sería bastante simplista ir al Rincón simplemente a tostarse como un lagarto. Así que si os animáis a venir aquí os hago una guía de posibles actividades ^_^:

La playa

¡Esto no puede faltar! Supongo que como en todos los sitios, las playas del municipio no son uniformes. Me explico, hay zonas donde están mucho mejor que en otras. Cuando yo llegué al Rincón hace ocho años mi zona era de las peores, pero por suerte, eso ha cambiado y yo creo que está bastante bien.

La arena es pedregosa en algunos lugares, e incluso molesta. Suele ser así en la Cala del Moral y en un tramo del Rincón, comprendido entre la zona que pega justo a la Cala (la mía ^_^) y el centro, donde ya la arena es más fina y agradable.

El agua no suele estar fría como regla general, aunque evidentemente los días de terrar os los parecerá dada la sensación térmica que produce la excesiva temperatura.

Limpieza… lo que es la arena no suele estar muy sucia (aunque siempre están los típicos guarros de turno), y con respecto al agua… pues va por años. Este en concreto la he visto mucho más limpia que otras veces. También en esto se ha influido que un barquito pase tres-cuatro veces al día por la costa retirando las basuritas (tanto humanas como marítimas)

Con respecto al oleaje, también va por años. Este en concreto ha habido bastantes días «movidos», así que los niños y los no tan niños disfrutaban a menudo con las tablas. Sin embargo, el año pasado el mar se caracterizó por su tranquilidad.

Un aspecto negativo de este año ha sido que hemos sufrido la misma plaga de medusas que toda la cosa levantina (llamaron a los japoneses para que vinieran a cazarlas, por lo visto se las comen O_O).

Y ya para terminar, el equipamiento. La playa dispone de numerosas duchas (gratuitas) por toda ella, unas normales y otra con una decoración muy curiosa, adornadas con piedritas (a mí me recuerdan a los picapiedras), papeleras distribuidas por todo el paseo marítimo y un puesto de vigilancia y atención al bañista, situado más o menos en el centro del pueblo. Además, periódicamente los vigilantes pasean por la playa (aquí los llamamos «los glóbulos blancos» por su uniforme jeje).

Paseos

La verdad es que una de las mejores cosas del Rincón son los paseítos por la tarde noche, cuando el calor ha caído, para tomar el fresquito y contemplar el paisaje, a lo largo de su amplio paseo marítimo. Además, en verano suelen poner puestos de artesanía por todo el paseo. Bueno, y los que tengáis peques… preparad el bolsillo, porque también ponen «cacharritos» y es una auténtica ruina :S.

Yo os recomiendo especialmente el atardecer, en los miradores que hay en la zona de los túneles que unen la Cala con el Rincón, o bueno, si sois muy madrugadores también el amanecer ^_^. Es precioso, hacedme caso y no os arrepentiréis :).

Mercadillo

Es los miércoles en el Rincón y los viernes en la Cala. El de la Cala es pequeñito, tiene lo típico: ropa, fruta y alguna cosilla más. Pero el del Rincón es bastante grande, tiene lo típico de todo mercadillo, pero también algo que lo hace diferente: cerámica, que suele ser muy apreciada entre los visitantes.

Golf

A mí el golf no me gusta demasiado, pero sí los campos, esa hermosa alfombra verde. El Rincón dispone de Añoreta Golf, un campo diseñado por José Mª Cañizares, que cuenta con 18 hoyos y abierto durante todo el año, con una longitud de 5.976 metros para profesionales y 5.673 metros para amateurs.

Centro Comercial

De esto no me voy a extender mucho (preparo próxima opinión sobre el tema ^_^), pero en febrero de 2002 abrió el centro comercial Rincón de la Victoria, a medio camino entre el Rincón y la Cala, y que se caracteriza por ser muy espacioso, facilidad de aparcamiento y gran variedad de tiendas (las típicas de todo centro comercial).

Con respecto al ocio, encontramos muchos lugares donde comer (recomiendo Gambrinus), una pequeña bolera, unos recreativos y un Yelmo Cineplex, de 16 salas creo recordar. Para pasar una tardecita de lo más entretenida :).

Qué visitar

rincon de la victoria

Lo más destacado del Rincón es la Cueva del Tesoro, en la cual se han encontrado restos del Paleolítico y de la primera edad del bronce, con importante valor arqueológico. Tiene unos 500 metros de galerías y una zona de lagos.

El mar es el gran artífice de esta cueva, fruto del cual podemos observar las galerías típicas de cuevas submarinas, con columnas y gargantas que son su base. Más tarde, una vez emergida la zona sobre el nivel del mar, las filtraciones de agua dulce fueron constituyendo formaciones de estalactitas y estalagmitas, propias de cuevas de origen terrestre y de la erosión por agua dulce. De ahí la especialidad de esta Cueva, mezcla entre terrestre y marina.

¿Por qué Cueva del Tesoro? Por los tesoros que encierra, unos descubiertos y otros sin descubrir… Entre los primeros, pinturas rupestres, cerámicas del Neolítico, una punta de flecha del Solutrense, puntas de silex, punzones y arpones óseos, restos fenicios y árabes…
Pero sin embargo, en lo que más se ha centrado la expectación es la leyenda del impresionante tesoro escondido en el siglo XII por árabes que llegaron huyendo de las de su tierra. Y la aparición en siglo XVI de granates en la cueva no hizo más que aumentar la leyenda…

En la actualidad, cuenta con las siguientes salas:

  1. La Sala de la Virgen, en la cual encontramos una exposición de restos arqueológicos del siglo XVIII y «las tres puertas» tras las cuales se han encontrado restos de cerámica vidriada árabe del siglo XII.
  2. Sala de Marco Craso.
  3. Zona de Pinturas Rupestres
  4. Sala del Águila, llamada así porque en ella observamos una roca con forma similar a la de este animal.
  5. Galerías laberínticas.
  6. Santuario de la Diosa Noctiluca. En ella sitúan el Santuario Prehistórico consagrado a esta diosa, que representa la vida, la muerte y la fecundidad.
  7. Sala del Volcán. Es la única parte visitable de la zona noroeste de la gruta, al final de la cual se encuentra una sima que se cree que comunica con el mar.
  8. Sala de los lagos. Está formada por bellos lagos naturales, con hermosa estalactitas recubriendo gran parte de las paredes.

Sin duda alguna toda la cueva merece muy mucho la pena (si venís y os marcháis sin verla… ¡imperdonable!), pero para mí esta última sala es especialmente hermosa y con diferencia.

La cueva puede ser visitada todos los días de la semana, siendo la última visita guiada a las 17:15 de la tarde (dura aproximadamente cada visita unos 45 minutos). Os pueden parecer cortas pero es que cuando estas allí es una sensación un poco agobiante y cuesta permanecer más. Los precios son bastante asequibles, 4 euros adultos y niños y mayores 2,40.

Una vez que ya hemos visitado la cueva, deberíamos pasar a ver la Casa Fuerte de Bezmiliana (para los lugareños es el castillo simplemente), perteneciente al siglo XVIII, de traza cuadrangular, muro exterior de mampostería, dos torreones diagonal para su defensa, dos plantas y foso. Su interior está acondicionado para el aposento de la oficialidad y la tropa, caballerizas, pozo, almacenaje… y uno de los mejores conservados de su tipo. En la actualidad, está rodeado de jardines y fuentes y alberga numerosas reuniones culturales, conciertos, exposiciones y conferencias.

También pueden resultar de interés, las torres almenaras que se encuentran en la costa, utilizadas antaño para vigilar la llegada de piratas, una en el Cantal (una zona del Rincón, concretamente donde yo vivo) y otra en la zona de Benagalbón (a la que debe su nombre).

Bueno, y ya poco más que contaros, porque a este paso no os da tiempo a ver todo ni aunque estéis un mes aquí ^_^, pero hay dos cositas que no quiero dejar en el olvido:

  1. El día del Carmen (16 de julio). Como todo buen pueblo marinero se viste de gala para sacar en procesión a su patrona, por las aguas del municipio. Es muy bonito, incluso suele venir gente de Málaga a verla (os hablo de la del Rincón, la Cala también tiene la suya propia).
  2. En la segunda-tercera semana de septiembre en Benagalbón hay un festival de verdiales, que es el típico baile malagueño

¿Necesitáis más razones para venir a visitarme? ^_^

Alojamiento

La mayor parte de las personas que visitan el Rincón suelen recurrir al alquiler de apartamentos y casas unifamiliares, para lo cual existe una amplia gama de inmobiliarias en la calle central del pueblo (que es la Avda. del Mediterráneo).

Campings no hay ninguno en el término municipal y creo recordar que el más cercano está en Torre del Mar ( 15-20 minutos en coche).

En cuanto a hoteles, en el pueblo existen unos cuantos como estos:

  • Rincomar ***
  • Rinconsol ***
  • Elimar
  • Nuestra Señora de la Victoria

Los tres primeros están situados en primera línea de playa y son de tamaño algo más reducido. El último está situado algo más retirado (unos 10 minutos andando de la playa), es más amplio, con piscina y lleva abierto unos 3 años.

Como dato curioso, en el hotel Rinconsol todas las noches en verano hay una persona (hombre y/o mujer) que versiona canciones, en la terracita del hotel, en el paseo marítimo, y la verdad es que, a tenor de la gente que se para a escucharle, tiene bastante éxito.

Dónde comer

En todo el pueblo hay una amplia gama de restaurantes, como pueden ser los típicos de comida rápida, pizzerías, italianos, chinos e incluso un griego. Pero bueno, si venís a Málaga ¡sería un pecado que no probarais el pescaíto frito!

El «Puente Romano» es el que está más próximo a Benagalbón, justo enfrente de donde instalan la feria. La verdad es que si veis el sitio os puede chocar, porque es un chiringuito de mala muerte, a pie de playa, pero dicen (mi suegra concretamente que es la que va siempre) que se come de vicio y muy barato. La prueba es que siempre tiene gente esperando para pillar mesa, ¡por algo será!

Pero si no queréis comer pescaíto, también tenéis otra opciones, ya que tirando hacia el interior hay otras especialidades típicas, como son: el chivo frito, las migas, la sopa de maimones (pan cateto, aceite, sal y taquitos de jamón) y el cordero a la brasa. Aunque estas comidas son más típicas de la Axarquía que ya del Rincón en sí. Un restaurante muy bueno de este tipo es «La Carreta», en Benagalbón.

Desde luego, lo suyo ya que estamos en una población marinera, son los sitios de productos locales, para lo cúal, tenemos una amplia oferta repartidos tanto en locales, como en chiringuitos a ras de la propia playa.

En verano el ambiente es buenísimo, y se asan los famosos espetos de sardinas al fuego, que perfuman el ambiente y abre el apetito.

Tengo que decir, por que frecuento bastante esta zona, que además se puede comer de lujo a precio muy muy económico, si bien es cierto que no hace mucho sí era más carete comer pescado y marisco, parece que con la crisis ha ajustado los precios, así que ahora se puede comer bien sin que nos duela el bolsillo. Teniendo en cuenta que es pescado fresco, además, el precio es hasta barato.

El Rincón de la Victoria es muy adecuado para…

Ante todo quitaros la idea de Torremolinos. Por decirlo de alguna manera es totalmente lo contrario. El turista es más bien nacional, vacaciones familiares, grupo de amigos…

Aquí todavía si hablas en castellano te defenderás jeje, aunque hay que reconocer que hay un porcentaje bastante significativo de daneses en la época estival.

Hay turistas en casi todas las épocas del año. En verano fundamentalmente es nacional, mientras que en invierno es de la tercera edad y de países como Francia y Alemania. Los ingleses aún no deben haber descubierto nuestros encantos ^_^.

Y para acabar…

En tres palabras: «Venid y no os arrepentiréis» (que coste que no llevo comisión :P, aunque estoy pensando pedirla :P). Es un pueblo tranquilo, bien comunicado, que ha crecido mucho en los últimos años y que, aunque parezca extraño, no tiene unos precios excesivos en verano (aunque sí lógicamente más que el resto del año). No sólo podéis visitarlo y pasear por él, sino usarlo como punto de partida, Málaga, Torre del Mar, Nerja…. Un montón de maravillas que sin duda no os podéis perder…