Desde que tenía unos 13 años he veraneado en la Costa del Sol, concretamente en la zona de la Carihuela, un área que pertenece a Torremolinos.

Para mí, Torremolinos es un lugar ideal donde pasar unos días de vacaciones porque puedes combinar perfectamente descanso con diversión.

La zona de la Carihuela está entre el centro de Torremolinos y Puerto Marina (Benalmádena) y todo su paseo marítimo está repleto de tiendas, chiringuitos o heladerías, por lo que un simple paseo por esta zona se hace muy agradable. El barrio de la Carihuela tiene muchos restaurantes, pubs, pescaderías con pescaíto y marisco fresco fresco, farmacias, supermercados y su Iglesia del Carmen.

El hecho de estar justo entre dos de las zonas de más diversión de la Costa del Sol te permite ir cada día a un sitio distinto sin necesidad de coger el coche. La Carihuela está a unos 15-20 minutos andando tanto de Benalmádena como de Torremolinos, aunque también tienes la opción de coger el autobús si no quieres coger tu coche (por si bebes alguna copita de más) o no quieres ir andando (sobre todo si llevas tacones jeje).

Las Playas

Las playas de Torremolinos están bastante limpias (a veces, claro). Se caracterizan por su agua muy fría y por su arena oscura, que aunque no sea tan bonita como la arena blanca de las playas de Cádiz o Huelva, se desprende de tu piel con mucha más facilidad que ésta última. No es muy normal que haya grandes olas, pero de vez en cuando (sobre todo a finales de agosto) suele haber un par de días donde la bandera roja ondea en la playa y la cual te recomienda no bañarte (digo que te recomiendan y no que no te dejen bañarte porque siempre hay más de uno que se mete en el mar cuando el oleaje es bastante peligroso, yo misma solía ser una de ellas hasta que un día me dí un buen susto y ya no lo he vuelto a hacer).

La playa se divide a su vez en «varias playitas» que tienen los nombres de las personas que alquilan las hamacas para pasar el día. Así, te encuentras la playa «María y Andrés» o la playa «Miguel», por ejemplo.

Torremolinos, ¿dónde está?
Booking.com

Las hamacas se alquilan por día. Aunque son algo caras (unos 4 euros por hamaca y día) es mucho más cómodo que estar todo el día tirado en una esterilla o en una toalla. Cada «playita» tiene además varias duchas para quitarte el resto de sal y de arena cuando te vas de playa.

Qué hacer en Torremolinos

El centro de Torremolinos es un lugar ideal para compras y para tomarse unas tapitas y unas copitas. En la plaza central (no recuerdo bien, pero creo que se llama plaza de Andalucía)encuentras la parada del tren de cercanías de Málaga, que sale desde Málaga capital y cuya última parada es Fuengirola. En la plaza también te encuentras muchas tiendas de moda (como Zara o Mango), de souvenirs, de joyas o de deportes, así como un Burger King o un McDonalds. Pero estando en la Costa del Sol, no pueden faltar los bares típicos donde sentarte y comer pescaíto frito bien frescos (por ejemplo la Bodega Quitapenas), así como heladerías y cafeterías donde tomarte una copa y pastelerías con unos pasteles que con sólo mirarlos se te hace la boca agua (sobre todo las tartaletas de frutas, mmm qué ricas!!!!!!!).

Para los más marchosos, en el centro de Torremolinos encuentras varios pubs y discotecas, y, para que las visites, siempre hay relaciones públicas por la zona repartiendo tickets e invitaciones para la primera copa si entras en su disco. La verdad es que suele ser un poco agobiante porque te los encuentras cada dos pasos, pero hay que entender que es su trabajo.

Torremolinos es también famoso por sus locales de ambiente y es que hay una calle donde los bares son visitados por homosexuales. Recuerdo la primera vez que mis amigos y yo paseando por Torremolinos entramos en esa calle y vimos que todo lo que había eran hombres. Después descubrimos que era la zona de ambiente jaja (chasco para nosotras jeje)

Desde el centro de Torremolinos puedes bajar hacia la playa del Bajondillo por la famosa Calle (o cuesta) San Miguel. Es una cuesta que por la noche es una pasada subir o bajar porque está llena de puestos donde comprar algún detallito. Puedes encontrar tiendas donde venden pulseras, collares, gafas de sol, relojes, etc. También ves a personas haciendo caricaturas, personas leyendo las cartas, etc. La verdad es que se hace muy ameno el paseo por la cuesta (eso sí, chicas, no llevéis tacones porque os podéis resbalar y caer jeje).

Una vez en la zona del Bajondillo, puedes pasear de nuevo hasta la Carihuela por el paseo marítimo y llegar al chiringuito de San Miguel y tomarte una copa o un cóctel. Este chiringuito es el más movido que hay por la zona y está abierto hasta altas horas y sus camareros son muy agradables. La música que suena es muy moderna pero también suenan algunos clásicos que nunca pasan de moda. De vez en cuando también ponen sevillanas, y claro, es ahí donde las españolas nos ponemos a bailar causando sensación entre los turistas jaja. Enfrente del chiringuito está la cafetería San Miguel, cuyo dueño es el mismo. En esta zona se suelen tomar unas copitas la gente de un poco de más edad. Sobre la cafetería hay unos apartamentos del tal Miguel que se alquilan durante todo el año para pasar unos días en la Carihuela, en primera línea de playa.

Recuerdo que cuando empezaba a veranear en Torremolinos había muchísimos turistas holandeses. Con el paso del tiempo, cada vez hay más españoles pero también mucho turismo inglés. Hay veces en las que parece que estás en un país extranjero ya que muchos bares son ingleses, holandeses o alemanes y los menús están escritos en esos idiomas y no en español.

Este año he veraneado en Mijas, lugar que pertenece también a la costa del Sol, pero no se puede comparar a Torremolinos. En la zona donde nos quedamos no había paseo marítimo ni sitio donde tomarte una copa cuando los espectáculos del hotel terminaba, por lo que eché muchísimo de menos la marcha que durante tantos años he encontrado en Torremolinos.

¿Cuándo ir a Torremolinos?

torremolinos

Está muy ambientado de Marzo – Abril a Octubre, en Agosto llega a estar algo agobiante, pero es en verano cuando más ambiente hay y la mayoría de los comercios abren hasta bien tarde.

Los malagueños son gente encantadora. Nunca he tenido problemas con ellos por el hecho de ser sevillana. Política aparte, Málaga es una zona que me encanta, así como el resto de mi Andalucía querida (el arte y la gracia gaditana, los pescaítos y las gambitas de Huelva, la belleza de Córdoba, el arte monumental de Granada, los olivos jienenses, las calitas de Almería…….. y por supuesto las playas y la diversión de Málaga y la luz y el color de mi Sevilla natal)