El parque de atracciones Tivoli se encuentra en Arroyo de la Miel (Benalmádena) en lo alto de una montañita lo que hace que el lugar esté lleno de subidas y bajadas.

Es un sitio muy encantador porque está lleno de jardines y fuentes muy bonitas con chorros con música y luces que bailan.

Cómo llegar

La mejor opción para llegar a él si te encuentras en alguno de los lugares por los que pasa el Cercanías (Fuengirola, Los Boliches, Torreblanca, Carvajal, Torremuelle, Torremolinos, Montemar, Málaga capital, etc,etc) es ésta, ya que la estación queda muy cerquita del parque.

Si vas en coche tienes amplios aparcamientos. Para llegar, hay dos entradas principales, por la autovía, la salida 222, esta bien señalizado, dirección Arroyo de la Miel, y desde la circunvalación de Torremolinos, pues también dirección Arroyo de la Miel, es una de las últimas rotondas, tiene un gran aparcamiento, aunque siempre ha sido gratuito creo que ahora los gorrillas campan a sus anchas y hay que soltar el Eurico de rigor.

También hay autobuses que salen de algunos pueblos cercanos, por ejemplo sé aunque nunca lo he cogido que de Fuengirola sale uno hasta el parque.

Os dejo con la dirección completa de sus instalaciones:

Tivoli World, ¿dónde está?
Booking.com

Avda de Tivoli s/n – Arroyo de la Miel – Benalmádena
Málaga 29631

Qué vamos a encontrar allí

En él podrás disfrutar de las atracciones tanto para mayores y pequeños, de los diferentes restaurantes que hay para comer, de diferentes exposiciones, juegos y también de sus galas y espectáculos.

Vamos a empezar con las atracciones que antiguamente eran mayormente infantiles pero cada vez va habiendo más para los mayores, aunque siguen siendo pocas.

Para subir a una atracción tienes varios quioscos por todo el parque para comprar los tivolinos que son los billetes para pagar. En unas te pedirán dos tivolinos, en otras tres, según la atracción.

Aunque la mejor opción es el supertivolino, te ponen un sello en la mano y te ahorras de esperar colas para sacar tivolinos, y te puedes montar en casi todo y todas las veces que quieras.

¿Dónde me subo?

Tras subir la escalera de la entrada, te encuentras con las taquillas. Una vez las pasas están dos mascotas del parque para que los niños se hagan fotos con ellos (un dinosaurio y una rana).

En la zona de la entrada al parque se sitúa una plaza donde está la tienda del parque y a la derecha está información y la consulta médica. Es muy importante saber de su conocimiento por si se te pierde algún niño, pierdes alguna cosa o tienes alguna incidencia en cuanto a reclamaciones o salud.
En el mismo lugar está el teléfono público, aunque hoy día con los móviles no hacen mucha falta.

Entre pasajes de asfalto rodeados de césped y jardines, podemos encontrar las distintas atracciones del parque.

Están la plaza de Andalucía y la del Oeste, donde se realizan eventos de flamenco y oeste respectivamente. Y además cuenta con el teatro, donde está el escenario para los conciertos.

Hay taquillas dispersas por todo el parque para comprar los billetes tivolinos para subirte en las atracciones que lo requieran.

Hay atracciones para grandes y pequeños y otras exclusivas sólo de mayores o sólo de pequeños.

Entre las más significativas encontramos las siguientes:

  • Tiovivos antiguos, para dar paseitos en caballito
  • Castillo pirata para dar saltitos
  • Tren de la jungla
  • Pinocho, una atracción dedicada a este personaje.
  • Coches Ford, un circuito en el que pasear en unos coches antiguos.
  • Tren Tokaido, viajes a gran velocidad.
  • Twister, especie de voladora de dos personas que pueden subir también mayores.
  • Noria para mayores y otra para pequeños.
  • Baby barcas, para pasear en barquita.
  • Montaña rusa infantil y otra para mayores.
  • Dragón, es de las más arriesgadas.
  • Caida libre de 60 metros.
  • Dinolandia, para entrar en el mundo de los dinosaurios a través de un viaje en cochecito.
  • Pasaje del terror, vas andando por tu propio pie o corriendo jeje.
  • Coches de choque.
  • Circuito de karts.
  • Castillo del terror
  • Tren del amor, un viaje romántico en cochecitos y túneles.
  • Mini motos para los peques.
  • Catanga, un pasaje de trampas en el que entras a pie.
  • Barcas de choque infantiles y otras para mayores.
  • Montaña rusa de agua.
  • Barco misterioso

Hay muchas más, sobretodo para los pequeños, pero aquí he puesto las más típicas.

Otras atracciones

En el parque no sólo tenemos atracciones a las que subir, sino también algunas exposiciones, actividades o espectáculos de los que disfrutar.

  • Ratolandia: Toda una ciudad en miniatura donde pasean, montan en noria cientos de ratoncitos.
  • La aventura jurásica, toda una exposición de dinosaurios.
  • La maqueta de trenes en miniatura.
  • Actividades artesanales, pintar de una forma divertida y original camisetas.

Tenemos también la plaza del oeste ambientada al más puro estilo western, un poblado en el que hay varias atracciones, cómo el toro salvaje, de tirar con escopetas, de buscar pepitas de oro en el agua con los instrumentos propios de la época, una diligencia. En esta plaza se celebran varios espectáculos infantiles y también algunos típicos del oeste como Can can y Country Western.

Otra plaza es la de Andalucía, que asemeja la arquitectura de los pueblos blancos y andaluces, con sus rejas, y flores, aquí se dan espectáculos de ballet clásico español y flamenco.

Hay un jardín botánico en el que encontrarás muchas plantas y especies animales, además de todos los jardines que hay por todo el parque.

Hay también un edificio de arquitectura oriental, que no recuerdo si albergaba un restaurante o alguna exposición, pero es muy bonito de noche iluminado.

Uno de los muchos atractivos de este parque, es la oferta variada de galas que ofrecen durante el verano principalmente.

Son muchos los artistas importantes que un día pasaron por este escenario, y en la actualidad podemos disfrutar de muy buenos artistas, tanto para el público infantil como adulto.

Dónde comer

La oferta es muy variada, tienes restaurantes de todo tipo, puedes optar también a comprar bocadillos en algunos chiringuitos, hamburguesas, pizzas, parrilladas, un sinfín de variedades gastronómicas; o puedes llevar tu propia comida y sentarte en alguna plaza o fuente a comer.

Hay puestos de todo tipo de golosinas, palomitas, algodón de azúcar, gofres, etc.

Datos prácticos

Pues la entrada al parque son 5 euros y si eliges la modalidad de supertivolino son 10 euros más.

El parque está abierto todos los días desde el 1 de mayo hasta el 17 de septiembre y el resto del año sólo los fines de semana o alguna que otra fecha señalada.

El horario de los meses de verano es de 18 a 2 de la madrugada.

Hay un trenecito que recorre el parque haciendo algunas paradas, es una buena opción para ver el parque relajadamente.

A la entrada puede que te sorprenda algún personaje Disney para hacerse una foto contigo que luego si quieres puedes comprar a la salida.

Puedes comprar la entrada al parque y la de la gala en diversos puestos que hay por la costa del sol, para no tener que esperar colas, en el paseo marítimo de Fuengirola, a la altura del puerto hay uno.

Hay algunos souvenirs donde adquirir algún recuerdo de tu visita, que lógicamente te clavarán.

Otros servicios

Reclamaciones y objetos perdidos

Se tramita en información, pides tu hoja de reclamaciones de la junta de Andalucía y sin problemas puedes rellenarla y quejarte de lo que veas oportuno.

En el mismo sitio está la zona de objetos perdidos, siempre que las personas que se encuentren el objeto tengan la buena voluntad de dejarlos allí.

Consulta Médica

Justo al lado de información, con su camilla, y todo tipo de material para solventar las incidencias del día a día. En caso de situaciones más graves hay un centro de salud a 5 minutos del parque.

El médico también tiene a su disposición un coche para subir a las distintas atracciones si se diera el caso en ellas.

Mi experiencia y opinión personal

tivoli world

No sé cuantas veces he ido a este parque, ya que veraneo casi siempre en la Costa del Sol, y era raro el verano que no íbamos al Tívoli.

De más pequeña eran los padres los que nos llevaban porque ellos querían ver alguna gala y de paso nos montaban en las atracciones y algo más mayor he ido porque me interesaba ver algún concierto y de paso también disfrutar de algunas atracciones.

Principalmente yo lo veo un parque para niños, son pocas atracciones las que hay para adultos, pero aún así puedes disfrutar del lugar y de otras actividades.

Si no eres de los que te gusta montar en atracciones, tan sólo por pasear por el parque y entrar en las exposiciones, merece la pena visitarlo al menos una vez, si te encuentras de vacaciones por la zona.

De noche es todo un espectáculo, todo el parque iluminado es precioso. También al estar un poco en alto, no hace excesivo calor y puedes pasear fresquito que en fechas veraniegas se agradece mucho.

La oferta de galas es muy variada, tienes desde Los Lunnis para los más pequeños, cómo otras muchos para los mayores de música o humor.

Los artistas de los que he podido disfrutar, unas veces por propia iniciativa, y otras porque me llevaban mis padres y no había más remedio que entrar con ellos, han sido muchos, entre ellos mi primer concierto de Alejandro Sanz en el año 92 y también Sergio Dalma unos años después.

Algunas veces por la mañana pasan avionetas por todas las playas de la costa anunciando las próximas galas en el parque. Así que cuando estés tomando el sol en la playita estáte al loro por si te interesa alguna.

Recuerdo de pequeña la atracción que más me gustaba era la de los coches Ford o antiguos como yo le llamo, era una de las más simples, pero me encantaba e incluso cuando he vuelto de más mayor me he montado jeje. También la del barco misterioso era una de las que no faltaba en mis visitas.

Yo no soy de montarme en estas que te ponen boca abajo, si alguna vez lo he hecho me arrepiento mucho y tardo mucho tiempo en volver a hacerlo. Yo soy más de las normalitas, algo que no sea muy arriesgado.

De todas formas, es una visita que recomiendo mucho para ir con niños, estos disfrutarán a lo grande de todo el parque.

Yo no creo que vuelva, ya que lo tengo muy visto, a no ser que vaya algún concierto que me interese o por acompañar a alguien.

No te esperes un parque inmenso porque es pequeñito (nada que ver con los parques de Isla Mágica, Port Aventura, etc) y lo ves en poco tiempo, por eso la mayor parte del tiempo abren sólo a partir de la tarde.

A veces hay que esperar algunas colas, depende de la atracción lo demandada que sea.

Lo que si te recomiendo si vas y te gusta montarte es ponerte el Supertivolino porque te ahorrarás tiempo y dinero. Para montarte en un par de cosas no merece la pena.

En conclusión, no es nada que no te puedas perder, porque no es muy grande, tampoco es un sitio para ir a cosa hecha, sólo si estás de vacaciones por la zona y de paso quieres ver alguna gala, es una buena opción para hacer algo diferente. De todas formas los niños si que disfrutarán, así que los que tengáis niños y veraneéis por esta zona llevarlos al menos una vez.