Aeropuerto de Barajas

He utilizado este aeropuerto en casi todos mis desplazamientos aéreos al extranjero. Lo primero que llama la atención son los continuos atascos que casi siempre te encuentras al llegar y los problemas que tienes para encontrar aparcamiento. Por lo que, o bien vas bastante tiempo antes, o bien utilizas el metro que te deja dentro mismo del aeropuerto.

Por lo demás, la información que encuentras en los paneles y las pantallas es bastante clara y suficiente como para saber localizarte y encontrar lo que estás buscado, y esto es bastante bueno pues encontrar a personal de tierra es bastante difícil en algunos casos y a veces son un poco desagradables. También uno de los inconvenientes que yo le encuentro es la gran escasez de asientos, en las zonas de terminales no hay ninguno y encuentras algunos en los pasillos, si tienes que pasar bastantes horas esperando tu vuelo puede ser desesperante el no poder sentarte cómodamente y a veces la lucha por un asiento libre es feroz.

¿Dónde está y cómo llegar a Barajas?

Bueno, decir antes de nada, que el aeropuerto está situado a unos trece kilómetros al nordeste de la capital madrileña en el termino municipal de Barajas. Fue el primer aeropuerto de pasajeros que hubo en España y sigue siendo uno de los más utilizados, aunque últimamente con la proliferación de las compañías de bajo precio que operan desde aeropuertos más pequeños, puede que descongestionen un poco el trafico aéreo de Barajas.

No obstante, con la ampliación de las nuevas pistas se dice que el aeropuerto tendrá capacidad para gestionar a más de 70 millones de pasajeros al año y realizar unas 120 operaciones a la hora. Actualmente cuenta con dos pistas completamente operativas y tres terminales que están divididas en función de los destinos.

Se puede llegar al aeropuerto por carretera a través de la N-II, o desde la M-40 en las salidas 3 y 9 que conectan directamente. En autobús podemos usar las líneas 89 y 101, y en metro la línea 8 desde Nuevos Ministerios, lugar desde donde también podemos facturar el equipaje antes de llegar al aeropuerto.

Las primeras veces decidimos coger el metro, porque era el sitio más evidente que iba a Barajas, creo que era, si mal no recuerdo la línea 8 es la que te lleva directamente al aeropuerto. No tiene más misterio esto que bajar al metro coger la número 8 y en media hora más o menos llegas a Barajas. Nosotros llegamos directamente a la T1 aunque también hay parada para llegar a la T4. Eso lo hicimos porque desconocíamos que había otro método mucho más sencillo que es el autobús.

Hoteles cerca de Aeropuerto de Barajas
Booking.com

Encuentra actividades, visitas guiadas, excursiones, tours gratuitos y más en Madrid
Buscar

Desde la Avenida de América hay un autobús, el número 115 que te lleva directamente a la T4. Nosotros cogimos este autobús para dirigirnos a la T4 cuando teníamos que ir a Punta Cana y la verdad que mucho mejor que anteriores veces en el metro, menos agobio menos gente y todo. El precio es de 1 Euro, te montas y te lleva por el exterior a la T4, por lo menos ves un poco de cielo y no tanto túnel y oscuridad como en el metro. En pocos minutos estás en plena puerta de la T4 y ahora ya es solo ir buscando tu ventanilla para facturar.

Si llegas en coche ten cuidado donde aparcas. Hay un aparcamiento de larga estancia para cuando quieres dejar tu coche cuando te vas de viaje -imaginate una semana en el caribe-. El precio de una semana por ejemplo te costaría unos 47 euros aproximadamente. Luego está el aparcamiento digamos normal, desde el que hay que andar un poquito -no mucho- hasta la terminal. Este cuesta 1’35 la hora, y la primera hora es gratuita. Son los P1 y P2. Luego está el aparcamiento express. Es para estancias cortísimas porque si vas a estar más de media hora, no te interesa. Las tarifas son: media hora 1’20, 1 hora 3 euros, hora y media 5’40, dos horas 8’40, y cada media hora más 3 euros. Un pastón… cuidado! Lo bueno es la cercanía de la terminal. También hay un parking vip cuyo precio es de 45 euros por día.

Las Instalaciones de Barajas

La verdad es que en general todas las terminales de Barajas están bastante bien diseñadas y preparadas. Yo siempre que he ido no he tenido ningún problema absolutamente con nada, ni con la facturación, ni con la maleta, ni con el billete… nada de nada. Además la T4 que es la más nueva que existe actualmente está bastante bien en cuanto a sus instalaciones y además tiene un diseño bastante moderno, a mi me gusta. Existen varias plantas, con ascensores transparentes por todos los lados.

Hay puntos de información que vienen muy bien cuando no sabes hacia donde ir, hay miles de sitios para facturar tu maleta, y eso viene genial porque en viajes a Punta Cana y esos destinos la afluencia de gente es excesiva y abren varias ventanillas para facturar lo antes posible, aunque si es cierto que hay que esperar lo suyo. Existen numerosos paneles informativos por todo el recinto de las llegadas y salidas de los aviones, así nunca vas a tener ninguna excusas para no perder el avión. Además existe la posibilidad de cambiar euros por otra moneda de otro país si hace falta, aconsejan siempre cambiar la moneda en los aeropuertos o en los bancos ya que al llegar al país siempre van a cambiarte la moneda en el beneficio suyo.

Lo ideal es facturar la maleta, recoger tu billete y mientras esperas a la hora de tu avión tomarte un aperitivo o mirar cosas que te puedas comprar por muchos de los numerosos restaurantes que hay dentro del aeropuerto y tiendas de revistas, colonias y demás.

Además existen baños públicos que están bastante limpios, aunque parece mentira con la gran afluencia que tiene este aeropuerto con tanta gente por todos los lados. Continuamente y cada poco tiempo sale un avión de Barajas y hay muchísima gente distinta en este aeropuerto. Tenemos la posibilidad de envolver nuestra maleta con plásticos para que esté protegida antes de meterla al avión.

La superficie ocupada por todas las terminales es de 300.000 metros cuadrados y dispone de un total de 276 mostradores de facturación (170 en el T1, 94 en el T2, 12 en el T3). Además existen seis en los recintos feriales de Ifema-Feria de Madrid y 34 en la estación de metro de Nuevos Ministerios.

Tanto espacio genera que muchas veces debas de recorrer grandes distancias desde los mostradores hasta las puertas de embarque, y desde las tiendas hasta los mostradores, etc. Esto es a veces bastante engorroso sobre todo cuando no viajas directamente con una compañía, si no que lo haces a través de un teleoperador. Los mostradores de éstos, muchas veces se encuentran distribuidos pos los recovecos de los pasillos y resulta una odisea encontrarlos y otra volver a situarte en el mapa.

Las compañías que operan en este aeropuerto son muchas y puedes viajar a casi todos los lugares del mundo. En concreto, en la actualidad operan 73 compañías y 20 touroperadores.

  • En el T1 operan los vuelos internacionales
  • En el T2 operan los vuelos nacionales
  • En el T3 operan los vuelos del puente aéreo de Iberia y los vuelos regionales de Air Nostrum (Iberia regional).
  • En la T4 la zona de facturación y embarque es un edificio en dos plantas con balcones de la primera a la segunda, con rampas y ascensores acristalados, y ambas plantas diáfanas. Aunque al primer vistazo es un poco sobrecogedor por las dimensiones, después lo agradeces porque es muy fácil orientarse ya que ves a distribución a golpe de vista, ahorrándote pasillos y vericuetos.

Una vez que has encontrado tu letra y la puerta de embarque, esperando al avión existen también baños, locales y sitios de comida que vienen muy bien cuando el hambre aprieta. Eso si, los precios a mi me parecen un poco excesivos, pero bueno. Además hay bancos por todos los lados para sentarte para que no se haga tan pesada la espera. Encima de cada puerta de embarque hay una televisión donde nos indica el sitio a donde va el avión y la hora de salida.

También disponemos de tiendas y lugares de ocio, así como servicio de alquiler de vehículos y reserva de hoteles, lo cual nos hará un poco más amena la espera, podremos comprar los regalos de última hora (aunque hay que tener cuidado pues algunos de los productos tienen sus precios inflados), tomar un aperitivo o hacer algunas gestiones si nos vamos a quedar en Madrid alguna temporadita o queremos viajar desde el aeropuerto por España.

En fin, no es la perfección de los aeropuertos, pero hoy por hoy es uno de los que más destinos ofrece desde España.

Seguridad

Cuando nos dirigimos a embarcar en el avión hay bastante seguridad y creo que eso está bastante bien en los tiempos que corren. Te hacen pasar por una puerta para ver si pita mientras los bultos pasan por otra máquina donde miran si hay algún elemento punzante o algún arma. Eso sí, todos los frascos con líquido os aconsejo que los metáis en vuestras maletas antes de facturar, porque en esta área todo lo que tengáis de líquido os lo van a mandar tirar, es el caso de una de las botellas de agua que llevaba yo para el viaje de Vitoria-Madrid que la tuve que tirar, no me di cuenta que la llevaba en la mochila.

Los distintos elementos que contengan agua como por ejemplo un lentillero, no os lo van a mandar tirar, si no superan los 100 centilitros creo que son.

Una vez dentro, tenemos que esperar a una especie de tren y siguiendo las indicaciones de tu billete y la letra tienes que ir siguiendo los paneles indicativos siguiendo la letra que tienes y tu puerta de embarque. Os espera un largo recorrido de escaleras mecánicas, pisos y demás, se hace un poco pesado pero con paciencia se llega a todos los sitios.

Minutos previos a la salida del avión abren las puertas y las azafatas te van mirando el billete junto con el DNI y en algunas ocasiones accedes mediante una pasarela al avión, pero en otros casos como fue el mío bajas unas escaleras a pie de la pista de aterrizaje donde te cogen con un autobús urbano pero acondicionado para un aeropuerto, y te llevan mediante un circuito bastante grande a las mismas puertas de tu propio avión, la seguridad está asegurada, porque aunque vas por medio de la pista, el autobús sigue una especie de carretera indicándole el camino, y no anda por en medio de la pista sin ningún control.

Mi experiencia en la T4

Llegar no ha sido fácil. He salido de mi casa, con mi medio pomelo rosa al volante, hemos cogido la M30 y nos hemos encaminado al aeropuerto. Tras seguir todas las indicaciones, cuando casi me lo estaba pasando de largo, veo «T4», nos metemos en el último momento (no hay nada como conducir en Madrid) ya que por suerte ibamos por el carril de la derecha. Y de pronto… seguimos las indicaciones.. seguimos las indicaciones… y llegamos… AL PEAJE. Sí, al peaje. El que no viene indicado, ese. Sigues las indicaciones… te metes… y te soplan 1,55 € por usar un ínfimo trozo de carretera, cuando podías haber entrado gratis. Se trata de la M-113.

Si en lugar de seguir las indicaciones por M-30 Ciudad Pegaso a la T4 (indicación expresa), vas a la T1, T2 o T3, puedes coger desde allí la M-112 que te lleva al mismo sitio y es gratis. Divinamente gratis, de nuestros sacrosantos impuestos, como la Terminal y las obras de la M-30, un derecho de los ciudadanos.

Parking de la T4

¿Que os parece mal haber pagado 1,55 € del sudor de nuestra frente por llegar a la Terminal? Pues ahora vamos al Parking. Eso, sí lo encontramos. Si el acceso a la T4 ya es una maraña de carreteras que se entrelazan, el acceso al Parking ya es de locos.

Las indicaciones están en los mismos desvíos, es mejor ir despacio y meternos en la primera indicación, porque de lo contrario te hacen dar una vuelta al ruedo entera. Si te gusta conducir, éste es el lugar. Y cuando llegas, ya te cortan las dos orejas y el rabo:

Si bien para carga y descarga hay un trocito gratuito donde poner tu coche, para acompañar a un viajero es obligatorio pasar al Parking. Y, jejejeje, tenemos que amortizar la obra… cuesta 0,60 € la primera media hora. Sí, las otras T son gratis (la primera media hora) excepto para el Parking Exprés, pero esta es más moderna y esto se paga.

Una vez pasas por la barrera y recoges tu ticket (salvo que esté roto como nos pasó a nosotros), te encuentras los módulos de Parking. Hay 6 (A, B, C, D, E, F) y están uno detrás de otro, son grandes cubos cada uno de un color distinto.

Al entrar, hay una pantalla con los niveles de ocupación de cada Parking, que viene muy bien porque te orienta para aparcar, es algo así como:

A LIBRE 229
B LIBRE 345
C LIBRE 28…

Está francamente bien. Nos dirigimos al D, porque como no teníamos claro si el número era lo ocupado o lo libre, y estaba fifty fifty, pues no nos arriesgamos. Tomamos una decisión acertada porque el C, el D y el E están más cerca, en concreto el D te deja enfrente de la zona de embarque y además hay máquinas atracadoras de cobro de parking justo en la entrada de este módulo.

Supuestamente, debía haber al menos la mitad de las plazas libres pero no fuimos capaces de encontrar ninguna. De hecho, no logramos acceder a la primera planta. Sabemos que existe, porque hemos oído rumores… pero el acceso, o somos muy torpes, o realmente está mal indicado porque no lo encontramos, y mira que sumamos 6 ojos entre los dos!

Zona exterior

Son las 8.20, hemos salido de casa a las 7.30 y vamos a la zona exterior de la T4.

Al salir del ascensor, nos encontramos con un amplio vestíbulo con un magnífico sistema de tabicación. La zona de facturación y embarque de la T4 es un edificio en dos plantas con balcones de la primera a la segunda, con rampas y ascensores acristalados, y ambas plantas diáfanas. Aunque al primer vistazo es un poco sobrecogedor por las dimensiones, después lo agradeces porque es muy fácil orientarse ya que ves a distribución a golpe de vista, ahorrándote pasillos y vericuetos.

Lo primero que vemos, es un mostrador de información del aeropuerto.Son unos bloques cuadrados a modo de mostrador con un paraguas verde inmenso encima (parecen champiñones) con dos personas vistiendo chaqueta verde y falda/pantalón oscuro. Para ganar tiempo, directamente pregunto y me dirigen a la zona de embarque de Iberia (vuelo con Iberia operado por Air Nostrum). Como no llevo equipaje para facturar, me encuentro en la entrada con una hilera de maravillosas y adorables máquinas de auto check-in y en menos de un minuto tengo mi tarjeta en la mano.

Embarque 8.50, salida 9.20, vale! Cojo a mi medio pomelo rosa y nos dirigimos a la zona de servicios, en busca de una cafetería.

Prestamos poca atención al pasillo de tiendas que queda a mano izquierda según sales del ascensor y te encaminas a la zona de embarque, y vamos a mano derecha, donde intuimos una cafetería.

Decidimos seguir a un hombre con aspecto de trabajar en el aeropuerto y que se encamina a la zona de servicios (por poca experiencia que tenga…), y acabamos junto con él y dos compañeros haciendo cola en la cafetería. Sí, sí, no volváis atrás. Pone cola. Realmente no vemos otra cafetería, así que suponemos que no nos queda otra que esperar, junto al hombre que trabaja allí y a sus dos compañeros que están poniéndose al día de no se qué cambios de algunos vuelos… y comentando que es una vergüenza que haya cola en la cafetería.

Seguimos esperando… el servicio es realmente lento… y la cola no avanza. La pimera, en la frente: son las 8.40 y embarco a las 8.50. Esto, que en laT2 es «desayuno rápido y muevo el culito hasta la puerta de embarque para después lanzarlo al avión» en la T4 se convierte en «mejor voy entrando no vaya a ser»

Con todo absolutamente todo el dolor de mi corazón (aún me remuerde la conciencia) dejo a mi medio kiwi -ajjjs hoy tengo un problema con la fruta, era medio pomelo rosa- fuera y me dirijo al control de seguridad. La primera cosa buena es que el laberinto de cintas que hay para la cola está abierto en varios puntos y pasamos bastante rápido, y tras los arcos me encuentro la T4 en todo su esplendor.

Primeras impresiones

Lo primero que veo de la T4 es un laaaargo, repito laaaaaaargo pasillo muy ancho y cuyo fin me cuesta ver. La terminal, igual que la parte exterior de la misma, es un edificio de grandes techos, con claraboyas que filtran una luz muy limpia, acabado en color amarillo no demasiado chillón, y totalmente rodeado de inmensos ventanales. Es diáfano, con módulos en el centro dedicados a servicios (aseos, cafeterías, tiendas) y filas de asientos en los lados y ves la terminal casi entera (hasta donde se pierde la vista) de un plumazo. Más o menos es:

VENTANA (Y FINGERS) – (pasillo) – ASIENTOS – (pasillo y cintas móviles) – MÓDULOS – (pasillo y cintas móviles) – ASIENTOS – (pasillo) – VENTANA (Y FINGERS)

El techo es curvo, va haciendo ondas, y resulta muy relajante mirarlo. Lo habrán hecho por eso?

La Terminal tiene puertas de embarque en todo su perímetro excepto en la parte que conecta los módulos entre sí, claro está.

De modo que tienes aviones a ambos lados, un total de 37 bloques de dos puertas (74 aviones del tirón) distribuidas a lo largo del edificio. Yo he contado estas en todos los planos que he encontrado, aunque en algún lugar he leído que eran 39 bloques y 78 puertas… Si alguien lo sabe a ciencia cierta lo puedo corregir.

Las puertas se distribuyen en zonas señalizadas con una letra, y cada letra identificada con un color, dentro de cada letra con una numeración correlativa. Tenemos las letras HJK (Schengen/Nacional), MRSU (resto de vuelos) y la conexión a la T4S. Como van en orden, si te sabes el alfabeto y puedes contar hasta 98 con soltura, pues no te pierdes.

Hay aseos cada 7 tramos de puertas, aproximadamente, y una cafetería al lado de cada módulo de aseos, al menos. Hay tiendas por todo el centro de la terminal (aunque la zona comercial más grande está fuera, creo, porque la de dentro no es pequeña). Hay bloques de asientos cada poco espacio, y resultan cómodos. Hay papeleras suficientes, y discretas, y una gran cantidad de cámaras de seguiridad en varios puntos.

Señalización y sistemas de información

Doy mucha importancia a la señalización en los aeropuertos. Entiendo que debe ser inteligible, intuitiva, clara y muy visual, porque pasan pasajeros de miles de países y lenguas diferentes.

La señalización es regular, tirando a tres estrellas. Hay suficientes carteles por todas partes, pero no están visibles desde todos los ángulos. Hay unos carteles grises pequeños que indican las zonas aseos y servicios del aeropuerto, y otros negros con colorines que indican las puertas. Con levantarte y dar un pequeño paseo puedes visualizar todos los que necesitas.

Hay una señalización muy curiosa: indica el tiempo estimado que tardarás en llegar a tu zona de embarque (una letra – una zona).

Las pantallas de información de vuelos están cada 5 bloques de embarque (2 puertas, una a cada lado) aproximadamente. No me ha gustado en absoluto que se encuentran muy bajas, visualmente no las abarcas desde lejos, y además son pequeñas. Esto hace que si hay una aglomeración de personas en torno a una zona de pantallas si estás un poco por detrás no ves los vuelos. Eso sí, son de plasma super modernas y nuevísimas, claro.

En todo caso, lo que sí hay en número suficiente (veremos si dura) son azafatas y azafatos de chaqueta verde que te informan de lo que necesites, o casi.

Las zonas de información de las compañías que operan en la terminal no están señalizadas en absoluto, o yo no he visto tal señalización.

Y no hay sistema de megafonía, igual que en las otras T.

Servicios de la T4

  • Aseos. Modernos y limpios, y hay papel (esto es tan raro de ver..). Todo es automático, la cadena del WC, el agua de los lavabos y el aire de los secadores de manos. Son un poco estrechos y las puertas son de cristal opaco, que se intuye si están ocupados o no pero no se ve nada de nada. No me ha parecido muy acertado (qué quisquillosa soy de verdad…) el lugar donde han colocado el colgador para equipajes y bolsos en el interior de cada aseo. Está en una esquina un poco incómoda, pero bueno.
  • Cafetería. He ido a por un café ya que mi avión se retrasa un poco. De hecho todavía no me lo he terminado… La cafetería es un self service con barra al final para los cafés y los zumos. Debido al poco tiempo de funcionamiento de la terminal, se han quedado sin azúcar y sin monedas para cambio (lo que retrasa mucho cada pago y tardan en atenderme). Además la máquina de zumo está rota. Bueno, supongo que es normal. Sobre el café solo que todavía no me he terminado, una sola cosa: si te gusta el café, mejor pide un Nestea cuando vengas aquí.
  • Tiendas. Son tiendas Aldeasa, como todas, las de las otras terminales son iguales, un poco menos nuevas pero básicamente…

Conclusión

aeropuerto de barajas t4

El aeropuerto tiene futuro, esta terminal va a funcionar, es grande, funcional a pesar de todo, y con una capacidad impresionante. Es diáfana, agradable y fácil de seguir. Como mayores inconvenientes, el tiempo que se tarda en trasladarse por ella, hasta 22 minutos a las últimas puertas de la T4S, toda una barbaridad.

Me ha preocupado ver tantos pilotos sentados en las zonas de espera para pasajeros (esto no me había pasado nunca en las otras terminales) y después, preguntando, me han aclarado que las zonas de descanso para tripulación son casetas prefabricadas asfixiantes y mínimas.

Había muchos pasajeros corriendo de un lado a otro buscando sus aviones, aunque no era la vorágine del primer día ni mucho menos.

Había suficientes personas de información del aeropuerto, pero no de los vuelos. Y ha habido bastantes personas que han tenido problemas al perder sus aviones, de hecho yo casi salgo corriendo detrás del mío!

El viaje ha sido agradable a pesar del ruido de las hélices, y nos han servido un zumo, café y un bollito, cosa que agradezco enormemente. Además nos han facilitado la prensa del día. Y he disfrutado de una vista absolutamente privilegiada sobre la cordillera cantábrica…

¿Quieres reservar una guía?

Otros lugares que no te puedes perder

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Ignacio Cuesta
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: contacto@calculadoraconversor.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.